Saltar a: navegación, buscar

Gueorgui Zhúkov

(Redirigido desde «Georgi Zhúkov»)
Gueorgui Konstantinovich Zhukov
Información sobre la plantilla
260px
Mariscal de la Unión Soviética
NombreGueorgui Konstantinovich Zhukov
Nacimiento1 de diciembre de 1896
Strelkovka, Kaluga, Bandera de la Unión Soviética Unión Soviética
Fallecimiento18 de junio de 1974
Moscú, Bandera de la Unión Soviética Unión Soviética
NacionalidadSoviética
CiudadaníaSoviética
OcupaciónMilitar

Gueorgui Konstantinovich Zhúkov. Militar que llego a ascender hasta el grado de Mariscal en el Ejército soviético. Cuatro veces Héroe de la Unión Soviética. Fue el artífice de la derrota japonesa en la frontera de Manchuria en la Batalla de Khalkhin Gol. Durante la Segunda Guerra Mundial, conductor de las principales batallas contra la Alemania Nazi y Sustituto del Jefe Supremo del Gran Cuartel General del Ejército Rojo.

Las victorias de Zhukov supusieron un punto de inflexión en el desarrollo de la guerra, ya que infligieron una de las primeras derrotas a las fuerzas alemanas, cuyo avance hasta el momento había sido casi imparable. Bajo su mando, los soviéticos consiguieron detener el último gran asalto alemán en Kursk, momento a partir del cual la marcha del Ejército Rojo sobre Alemania adquirió un ímpetu irresistible.

Síntesis biográfica

Nació el 1 de diciembre de 1896 en la localidad de Strelkoiva, cerca del entonces poblado de Ugodski Zavod, al sur de Moscú, en la provincia de Kaluga, hijo de una familia de campesinos extremadamente pobres, como lo eran todos los campesinos de su época en las estepas rusas.

Consiguió acudir a la escuela local durante tres años, pero tuvo que conformarse sólo con la preparación básica. Al terminar la primera etapa de sus estudios, a los 10 años de edad, Zhukov se vio obligado a mudarse a Moscú. Sus padres tuvieron que enviarle a la capital para que iniciara su carrera laboral como aprendiz de su tío, un peletero, su niñez la pasó trabajando 12 horas diarias y durmiendo en el piso de la fábrica.

Consiguió continuar con los estudios: primero, con escritura, matemáticas y geografía al lado de su primo y luego, gracias a esto, logró superar los exámenes para entrar en el horario vespertino de una escuela municipal. Se graduó y en 1915 consiguió ingresar en la Academia de Oficiales de Caballería. Aquel mismo año, al cumplir los 19, fue llamado a las filas del Ejército.

Inicios de la vida militar

En el año 1915 inicia su carrera militar en el ejército zarista. Participo en la Primera Guerra Mundial en la que formó parte de un escuadrón de caballeria, fue condecorado dos veces con la Cruz de San Jorge y ascendido al rango de oficial. En octubre de 1916 recibió una herida que le provocó la pérdida parcial del oído. Fue relegado a un escuadrón de caballería de reserva, en la región de Járkov, Ucrania, donde permanecía cuando estalló la Revolución de Octubre.

Su escuadrón dio la bienvenida al golpe de Estado y rechazó someterse a las autoridades ucranianas, por lo cual fue despedido. Posteriormente se alistó al lado de los bolcheviques y finalmente con el Ejército Rojo.

En diciembre de 1917 regresó a Moscú y después a su aldea natal, donde contrajo el tifus y durante mucho tiempo permaneció en estado crítico.

En septiembre de 1918 fue llamado a las filas del Ejército Rojo y otra vez fue asignado a la caballería. En marzo de 1919 ingresó en el Partido Comunista. Luchó en la Guerra Civil Rusa de 1918 a 1920, recibiendo la primera condecoración soviética: la Orden de la Bandera Roja. En 1923 se convirtió en comandante de un regimiento de caballería en Bielorrusia. Se ganó buena reputación por ser cuidadoso con sus misiones con una disciplina de hierro y siendo muy estricto en sus actos. Su potencial fue obvio para sus jefes así como su capacidad de mando siendo constantemente enviado a cursos de entrenamiento.

Entre 1924 y 1929 recibió educación militar superior. En 1930 se convirtió en Comandante de la 2da Brigada de Caballería, participando constantemente en ejercicios con juegos de guerra y en maniobras a gran escala. Escribió manuales y libros de texto sobre diversos temas militares. En 1933 se convierte en Comandante de una división y de un cuerpo del Ejército en 1937.

Sus orígenes humildes y, según dice la leyenda, su experiencia como comandante de una división del Primer Ejército de Caballería, le permitieron salir con vida de la Gran Purga del Ejército Rojo y seguir con su carrera. Otros creen que lo salvo su misión en Mongolia, aunque al menos, una vez estuvo en peligro.

La Gran Purga diezmó el personal de mando del Ejército Rojo y causó una gran carencia de oficiales competentes en sus filas. En esas circunstancias, la carrera militar de Zhukov progresó rápidamente. En junio de 1938 fue nombrado vicecomandante de caballería del Distrito Militar Oeste. Se hizo inmediatamente conocido por su detallada planificación, su sobria disciplina y su rigor.

Avance de la carrera bélica

El 11 de junio de 1939, Zhukov asumió el mando del 57° Cuerpo del Ejército Soviético en la República Popular de Mongolia, donde combatió exitosamente contra el Ejército japonés de Guandong. En agosto del mismo año ganó la batalla decisiva de Batalla de Khalkhin Gol, al emplear por primera vez en la historia bélica las nuevas tácticas de la 'guerra blindada' —usando brigadas de tanques— haciéndolas avanzar alrededor de ambos flancos de la batalla apoyados por artillería motorizada e infantería, tambien los pilotos sovieticos mantuvieron a raya a la aviación japonesa. El Ejército alemán empezó a emplear las mismas prácticas un mes después, desde el 1 de septiembre de 1939.

En pocos días las tropas japonesas fueron derrotadas de tal forma que Japón, despues de rendirse ante la URSS, firmó un pacto de no agresión que a pesar de ser aliados del eje fascista nunca rompieron durante toda la Segunda Guerra Mundial.

Por esa operación, Zhukov fue condecorado con el título de Héroe de la Unión Soviética(por primera vez) y con la Orden de la Bandera Roja de la República Popular de Mongolia. En junio de 1940 fue designado comandante del Distrito Militar de Kiev y, según el nuevo sistema de títulos militares introducido por las autoridades soviéticas, ascendido a general.

Vísperas de la Gran Guerra Patria

En sus memorias, Zhukov posteriormente admitió que fue responsabilidad de los militares el no demandar con todas sus fuerzas que el Ejército Soviético estuviera alerta y preparado para una agresión exterior:
Resulta muy obvio que hubiéramos tenido que hacerlo de una manera mucho más decisiva. Sin embargo, hace falta saber qué significaba contradecir a Stalin en aquella época acerca de la situación política general. Todos tenían todavía recuerdos muy vivos de los años recientes y declarar en voz alta que Stalin no tenía razón, que se equivocaba, sencillamente te podía llevar a tomar un café con Beria, sin tan siquiera llegar a salir del edificio. Sin embargo, esto es sólo una parte de la verdad. Y yo tengo que decirla toda. Entonces, en vísperas de la guerra, no me sentí ni más inteligente ni más sagaz que Stalin, ni creí que podía valorar mejor la situación o que sabía más que él.

En mayo de 1941, solamente un mes antes de la agresión nazi contra la URSS, Zhúkov participó en el desarrollo de un plan de operaciones militares ofensivas en caso de guerra con Alemania.

No se sabe si el proyecto fue aprobado o no, pero queda claro que jamás se puso en práctica. Los primeros compases de la Gran Guerra Patria mostraron con toda claridad que el Gobierno no tenía ningún programa de defensa estratégica ni planes para el despliege de las tropas en caso de haber avanzado el enemigo hacia el interior del país.

Esto quizas se deva a que Stalin siempre fue temeroso de no importunar a Hitler y a su maquinaria bélica ya que siempre confió ciegamente en el Pacto Molotov–Ribbentrop(de no agresión entre Alemania y la URSS), incluso cuando ya las primeras bombas caian sobre las ciudades soviéticas. Stalin se negaba a actuar por no considerar que la guerra era ya una realidad. Otro factor clave de la catástrofe de los primeros meses de la agresión fascista.

Primeros momentos de la Gran Guerra Patria

Al final de la tercera semana de guerra, los nazis lograron avanzar unos 600 kilómetros hacia el interior del país. El Ejército Rojo sufrió continuas derrotas. En Julio de 1941, Zhúkov fue sustituido del puesto de Jefe del Estado Mayor del Ejército Rojo, que ocupaba desde enero de 1941, y asumió el mando del Frente de la Reserva.

La Ofensiva de Yelnia es considerada la primera etapa importante de sus servicios en este puesto. Zhukov escribió en sus memorias:
La operación de Yelnia fue mi primera operación independiente, la primera prueba de aptitudes personales operativas y estratégicas en la gran guerra contra la Alemania hitleriana. Creo que cualquiera entenderá que empecé a organizarla y a ponerla en práctica con gran preocupación, cautela y atención.

El 19 de julio de 1941 las tropas nazis, tras haber tomado Smolensko (ciudad situada a 378 kilómetros al suroeste de Moscú), ocuparon la aldea de Yelnia, a 82 kilómetros al sudeste de Smolensko. Yelnia siempre se consideró un puesto muy importante estratégicamente, un punto que podría servir de base para lanzar un ataque contra Moscú; no fue casual que también fuera ocupada por los agresores durante la invasión al Imperio Ruso liderada por Napoleón en 1812.

La Ofensiva de Yelnia fue lanzada por el Ejército Rojo el 30 de agosto de 1941 y duró 10 días, hasta el 8 de septiembre. A inicios de la operación las tropas rusas contaban con unos 60 000 efectivos (cuyo número aumentó posteriormente hasta unos 103 000), alrededor de 800 unidades de artillería y 35 tanques. Las fuerzas alemanas al inicio de la operación contaban con 70 000 efectivos, unas 500 unidades de armas de artillería y unos 40 tanques.

Los soviéticos consiguieron recuperar Yelnia, aunque no se logró liberar Smolensko, ya que la ofensiva del Ejército Rojo que quiso seguir explotando su victoria, chocó con una línea defensiva que detuvo en seco su avance.

El territorio recuperado resultó ser finalmente de unos 200 kilómetros cuadrados, pero la operación de Yelnia fue la primera victoria rusa (muy a pesar de su inferioridad técnica al inicio de la guerra). Los nazis perdieron 45 000 hombres entre prisioneros de guerra, muertos, heridos y desaparecidos; las tropas rusas, por su parte, perdieron casi 32 000 hombres. Zhúkov lo resumió del siguiente modo:
Las batallas de Yelnia fueron de gran utilidad para nuestras tropas en el sentido de poder entender correctamente la táctica de defensa del enemigo. (en referencia al uso del sistema de puntos de apoyo).

Las autoridades soviéticas no tardaron en aprovechar el exito de Zhukov en la Ofensiva de Yelnia con fines propagandísticos, anunciándola como una gran victoria del Ejército Rojo y presentando a Zhukov como un héroe nacional.

La rendición final nazi

La denominada Operación Bagration, fue dirigida por el Mariscal Gueorgui
Los mariscales Gueorgui Zhukov y Konstantín Rokosovski desfilan por la Plaza Roja de Moscú, durante el Desfile de la Victoria sobre la Alemania Nazi el 24 de junio de 1945.
Zhúkov, en donde el Ejército Rojo realizó el asalto final sobre el ejército alemán en 1945, capturando finalmente Berlín en abril y con ello Zhúkov consiguió ser el primer comandante de la zona de ocupación soviética en Alemania. Es así que el día 9 de mayo de 1945, el mariscal alemán Wilhelm Keitel, firmó ante él, el acta de rendición oficial de la Alemania Nazi.

Como el comandante militar soviético más prominente de la Gran Guerra Patriótica, Zhukov comandó el Desfile de la Victoria en la Plaza Roja de Moscú en 1945, sobre un simbólico caballo blanco.

Nunca conoció la derrota

Fue Zhukov quizás uno de los poquísimos jefes de grandes concentraciones de tropas que durante todo el curso de la guerra no fue jamás derrotado. En 1939 comandó a las tropas soviéticas que en misión internacionalista vencieron a los nacionalistas japoneses que habían invadido el territorio de la República Popular de Mongolia.

Al comenzar la Gran Guerra Patria en 1941, Zhukov ocupaba la alta responsabilidad de Jefe del Estado Mayor General del Ejército Rojo. Quienes hayan podido leer la testimonial obra del Mariscal, Memorias y meditaciones, habrán podido conocer los angustiosos pormenores de aquella jornada de 1941.

Eran días difíciles para los soviéticos, con estupor conocían cómo las cuñas acorazadas alemanas avanzaban impetuosamente por todas partes, al parecer indetenibles.

Precisamente en medio de aquel dramatismo Zhukov había tenido un altercado con Stalin. Como Jefe del Estado Mayor General había propuesto retirar a todas las tropas soviéticas de la ciudad de Kiev, la capital de Ucrania, para que hicieran una activa defensa a la otra orilla del caudaloso río Dnieper y poder detener el avance alemán, así como preparar una contraofensiva en el saliente de Etnia para evitar la ofensiva directa sobre Moscú.

Cuando Zhúkov hizo aquella argumentada proposición que significaba entregar a Kiev a los alemanes, Stalin se puso furioso y lo recriminó usted está diciendo una sarta de disparates.

Aquello disgustó al entonces General Zhukov: Si usted considera que el Jefe de Estado Mayor General es únicamente capaz de elucubrar disparates, nada tengo que hacer aquí y pido marchar al frente, le respondió.

Stalin pensó que a aquel joven General se le habían subido los humos a la cabeza. No quiso razonar suficientemente sobre aquella propuesta y lo destituyó del alto cargo de Jefe del Estado Mayor, enviándolo al frente de las tropas en el saliente de Etnia.

El no tomar en consideración aquellas ideas del jefe militar significó una tremenda catástrofe para las tropas soviéticas cuando los alemanes embistieron, pues al atacar a Kiev obligaron a varios ejércitos soviéticos a retirarse desorganizadamente y al no tener el tiempo necesario para atravesar el río fueron totalmente diezmados.

Mientras tanto, comandando el Frente de Reserva, adonde lo había enviado Stalin, el general Zhukov preparó el contragolpe en el llamado saliente de Etnia y propinó a las tropas hitlerianas una de sus primeras grandes derrotas en el curso de la Segunda Guerra Mundial.

Culminación de la carrera militar y política

Un año después de la Batalla de Berlín, aproximadamente en junio de 1946, Stalin presentó cargos oficiales contra Zhukov por exagerar sus propios méritos y pretender haber diseñado operaciones militares de la Segunda Guerra Patria con las que no tenía ninguna relación. El mariscal no fue detenido: su gloria bélica le protegió. Sin embargo, le privaron del cargo del Comandante en Jefe y le asignaron un puesto insignificante.

Tras la muerte de Stalin en 1953, volvió a recuperar su carrera militar. Fue designado primer viceministro de Defensa. Tuvo un papel clave en el arresto de Lavrenti Beria, jefe del servicio secreto, llamado Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos (NKVD), famoso por sus sangrientas represalias masivas. La iniciativa del arresto pertenecía a Nikita Jrushchov y a sus partidarios.

En febrero de 1955 Zhukov asumió el cargo del ministro de Defensa. En Junio de 1957 de nuevo apoyó a Jrushchov en su ´lucha´ contra la oposición, contando con el apoyo del pueblo y del Ejército. Fue elegido miembro del Presídium del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de la URSS, el máximo órgano de gobierno soviético. Este momento resultó ser la culminación de su carrera política.

El 27 de octubre de 1957 fue destituido de todos sus cargos y puestos, ya que Jrushchov consideró a la organización de unidades de operaciones especiales de inteligencia y de distracción, acometida por Zhukov independientemente, sin consultar con el Presídium, como una tapadera para la preparación de un golpe de Estado.

Llegó un periodo de aislamiento que fue parcialmente suavizado unos ocho años después, en 1964, tras acceder al poder Leonid Illich Breznev.

Memorias

La tarea más importante después del fin de la guerra para Zhukov fue contar la verdad sobre lo sucedido en la etapa bélica. Empezó a escribir sus memorias en 1958. En el año 1965 entregó el manuscrito a la editorial. Pero el Poder Soviético no tenía interés en la verdadera historia de la guerra. Como resultado, el libro no fue publicado hasta 1969, después tres años de discusiones entre Zhukov y el ideólogo prinсipal del Partido Comunista, Súslov. Las memorias fueron considerablemente censuradas. Este libro fue traducido a 19 idiomas. Resultó ser la obra más popular en la Unión Soviética sobre la Gran Guerra Patria. La versión completa, sin censuras, del libro, vio la luz en 1990.

Muerte

Murió el 18 de junio de 1974, a la edad de 78 años.

Años de servicio y condecoraciones

Gueorgui Konstantínovich Zhukov presto servicios a los ejércitos ruso y soviético durante 42 años (19151957).

Condecoraciones

Desafíos bélicos más importantes

Otras acciones bélicas

Fuentes