Saltar a: navegación, buscar

Guillermo García González

Guillermo García González
Información sobre la plantilla
Guillermito garcía.jpg
Ajesdrecista villaclareño
NombreGuillermo García González
Nacimiento9 de diciembre de 1953
Santa Clara, Villa Clara, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento26 de octubre de 1990
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muerteAccidente automovilístico
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
OcupaciónDeportista
Conocido porGuillermito
Resultados deportivos
Títulos obtenidosGran Maestro de Ajedrez

Guillermo García González. Ajedrecista cubano proclamado campeón en tres oportunidades, convirtiéndose así en uno de los jugadores más ganadores de torneos internacionales, tanto en suelo patrio como en el extranjero.

Síntesis biográfica

Nació en Santa Clara el 9 de diciembre de 1953 y aprendió el ajedrez a los seis años. Sus triunfos fueron predecidos cierto día, cuando una mujer desconocida, agobiada por el calor, pidió agua en la residencia de los García en Santa Clara y, agradecida, pronunció el vaticinio a la señora de la casa: “uno de sus cuatro hijos lleva la cruz blanca en el cielo de la boca, él hará grandes cosas”.

La madre, intrigada, comprobó más tarde que el menor de los tres varones portaba la citada marca y el devenir de los años daría la razón de la profecía de la desconocida.

Trayectoria deportiva

El primer triunfo de Guillermo García aconteció en 1971, cuando dominó el Torneo Nacional Juvenil con récord aún vigente de 11 victorias en igual número de partidas, aunque ese propio año vio tronchado su anhelo de asistir al campeonato mundial de la categoría. En el período 1973-1976 transitó de experto nacional a Gran Maestro, a los 22 años había logrado el mayor rango otorgado a un ajedrecista.

Fue fructífera su participación en Campeonatos de Cuba. En tres oportunidades se proclamo campeón (1975, 1976 y 1983) y en total intervino en 11 ocasiones, desde 1969 hasta 1990, con un balance de G-54 T-95 y P-24 (58.6% de efectividad).

Obtuvo el título de Maestro Nacional en el XI Campeonato de Cuba de 1973, catorce meses después de haber ganado el Campeonato Nacional Juvenil celebrado en su ciudad natal, con el inmejorable resultado de 11-0.

Su más alto valor ELO lo alcanza en 1978, cuando llegó hasta los 2535, para esa época una de las más altas de Latinoamérica.

Campeonatos internacionales

Su debut internacional se produce en el VII Capablanca/69, donde obtiene su primera victoria frente a un GM, al vencer a Oscar Panno (ARG). En 1973 ocupa el 8vo/9no lugar en el X Capablanca (Cat VII) y sobrepasa en medio punto la primera norma de MI (12.5/21), completando el título en Alicante, España.

En 1974, en el III Las Palmas de Gran Canaria (Cat XI), sobrepasa en medio punto la cuota exigida para su primera norma de GM. Y es también en tierras ibéricas donde completa el título mayor, en el V Orense/76 (Cat X), quedando entre el trío de ganadores de esta lid.

Fue Guillermito uno de los ganadores de torneos internacionales, tanto en suelo patrio como en el extranjero. Entre sus principales victorias se hallan: Zurich y Plovdiv, en 1975; México y el XIV Capablanca en 1977 (primer cubano en ganar un evento de esta naturaleza). En 1978 vence en el III Magistral J.Rebelde, celebrado en La Habana, y en el Zonal de Cuenca, Ecuador.

La lista se incrementa con: II Maspalomas, España 1979; III Radio Rebelde/80; I Céspedes/80, Bayamo; XVI Capablanca/80, Cienfuegos, todos en Cuba; y Pristina, Yugoslavia, en el mismo año. En 1981 gana el X Zonal, Bayamo; y en 1982 Caracas, Venezuela y el V R.Rebelde, en La Habana. Otros torneos que le cuentan como triunfador son: IV 9 de Abril, Villa Clara/84; VII R.Rebelde, Habana/85; V 9 de Abril, Villa Clara/85; VIII R.Rebelde, Habana/86; Villa Portugalete y IV Pontevedra, ambos en España, y el I Open Cadiz, España 1990.

Desde su debut olímpico en 1974 defendió el ler tablero cubano hasta 1982. Posteriormente se desempeño en el segundo (1984 y 1986) y en el tercero en 1988. En total intervino en 7 Olimpiadas, con una efectividad del 56.67% (+32 -20 =38).

Participó desde 1969 hasta 1978 en seis eventos estudiantiles y juveniles por equipos, resaltándose sus medallas de oro defendiendo el ler tablero en México 1977 y 1978.

El despojo

Guillermo obtuvo el segundo lugar en el Torneo Abierto de Nueva York, en 1988, pero por la arbitraria imposición del Departamento del Tesoro norteamericano, que impuso razones referentes al bloqueo contra Cuba, no pudo cobrar el premio que le correspondía ascendente a 10 mil dólares.

El despojo fue considerado como la más interesante novedad del certamen en uno de los números de la revista New in Chess, editada en Holanda, que consideró el hecho como «un nuevo caso y verdaderamente abominable, de la injerencia de la política en los asuntos del ajedrez».

El dinero de Guillermito fue hacia una cuenta bloqueada a su nombre, de la cual sólo podía ser rescatada si él se movía hacia otro país que no fuera objeto de la misma sanción que Cuba, en cuyo caso estaban Libia, Viet Nam, la República Popular Democrática de Corea y Kampuchea.

Actuaciones relevantes

Además de su exitoso desempeño en el Open de Nueva York, en el cual con 6,5 puntos secundó al astro Vasili Ivanchuk (7,5), Guillermito realizó una meritoria faena en Las Palmas de Gran Canaria, en 1974, ocasión en que logró su primera norma de Gran Maestro con 9,5 unidades, medio punto más que los exigidos.

Finalizó en la quinta posición y entre sus seis víctimas estuvo el reconocido jugador Bent Larsen (Dinamarca), quien elogió su desempeño al señalar que le había impresionado más su juego que el del entonces soviético Alexander Beliavsky.

En 1971 triunfó de forma categórica en el campeonato nacional juvenil, al vencer a los 11 rivales que tuvo tablero de por medio; entre ellos, los conocidos Amador Rodríguez Céspedes, José Luis Vilela, Nelson Pinal y Lázaro Bueno.

Nueve años más tarde escaló la cima del Premier I en el Capablanca in Memóriam, tras acumular 9,5 puntos de 13 posibles. Y en 1982 protagonizó uno de sus desempeños más descollantes, al ocupar el sexto puesto en el Torneo Interzonal de Moscú, después de encabezar la lujosa nómina durante las primeras seis rondas.

Allí hizo tablas frente al extraclase Garry Kasparov, por lo que dejó su score de por vida igualado con el genial jugador, pues anteriormente, en 1979, habían dividido el punto en el certamen de Banja Luka, de la entonces Yugoslavia.

Tres veces se tituló campeón nacional (1974, 1976 y 1983) y en otras tantas ocasiones dominó el certamen Radio Rebelde, del cual resultó su máximo ganador de lauros.

El Abre caminos

Guille fue para el ajedrez cubano una especie de abre caminos. Descontando los análisis que se han hecho sobre José Raúl Capablanca, en 1978 se convirtió en el primer criollo en rebasar los 2 mil 500 puntos de ELO, al acumular 2 mil 535 unidades, que le valieron para compartir ese año los puestos del 43 al 46 en el ranking del planeta.

También le tocó romper el hielo de los cubanos en los Capablanca, luego de erigirse en 1980 como el primer jugador del patio en imponerse de manera solitaria en un grupo Premier en la justa que rinde tributo al tercer monarca mundial de la historia.

En 1981 se convirtió en el primer representante en una de las lides ajedrecísticas más prestigiosas de cuantas se organizan en el mundo: el Torneo de Linares, España. Y entre los villaclareños resultó el primero en agenciarse el pergamino de Gran Maestro, luego de su brillante desempeño en la justa de Orense (España).

Entre los mejores del siglo XX

No por gusto hasta la llegada de Leinier Domínguez y Lázaro Bruzón, a Guillermito se le reconocía como el más talentoso de los jugadores cubanos después de Capablanca. Ambos, Guillermito y Capablanca, fueron los únicos trebejistas incluidos entre los 100 mejores deportistas del archipiélago en el Siglo XX, según la encuesta popular realizada en 2001.

Cuando en 1976 el territorio de Las Villas se multiplicó en tres provincias, Guillermito fue distinguido como el deportista villaclareño más destacado del año, condición que repitió en 1980 y 1982. Dos veces figuró en la relación de los más sobresalientes del país: 1973 y 1982. En este último año logró acceder también a la lista de los más destacados en Latinoamérica.

Muerte

Un fatal accidente automovilístico cercenó su vida el 26 de octubre de 1990, en La Habana, cuando se preparaba para intervenir en la Olimpiada de Novid Sad. Con ello Cuba perdió a una de sus principales figuras en los trebejos, y a un admirado y querido amigo, que siempre será recordado por su carácter afable y jovial, de un carisma ilimitado.

Fuentes