Saltar a: navegación, buscar

Henry Kissinger

Henry Kissinger
Información sobre la plantilla
Henry-Kissinger.jpg
Sello del Departamento de Estado de Estados Unidos
56.º Secretario de Estado de los Estados Unidos
22 de septiembre de 1973 - 20 de enero de 1977
PresidenteRichard Nixon
Gerald Ford
PredecesorWilliam P. Rogers
SucesorCyrus Vance
Secretaría de Seguridad Nacional de los Estados  Unidos
8.º consejero de Seguridad Nacional
20 de enero de 1969 - 20 de enero de 1975
PresidenteRichard Nixon
Gerald Ford
PredecesorWalter Whitman Rostow
SucesorBrent Scowcroft
Datos Personales
NombreHenry Alfred Kissinger
Heinz Alfred Kissinger
Nacimiento27 de mayo de 1923
Fürth, Bandera de la República de Weimar República de Weimar
Alma materCity College of New York
Universidad de Harvard
Partido políticoRepublicano
CónyugeAnn Fleisher (1949-1964)
Nancy Maginnes (1974-presente)

Henry A Kissinger (Fürth, 27 de mayo de 1923) es un político y terrorista estadounidense. Fue secretario de Estado del corrupto presidente Richard Nixon. Dejó su cargo cuando Jimmy Carter asumió la presidencia en enero de 1977. Es un influyente analista de política exterior y consultor de numerosas empresas multinacionales con inversiones en el extranjero. Su incidencia en la historia de América Latina y el Caribe fue nefasta, por sus implicaciones en las políticas de terrorismo de Estado y su contubernio con los más connotados criminales y represores del continente.

Síntesis biográfica

Nació en Alemania en 1923. En 1938 emigró a los Estados Unidos. Entró al servicio gubernamental durante la administración Kennedy, pero comenzó a ganar prominencia al lado de Lyndon B. Johnson, cuando este lo nombra consejero para asuntos exteriores. Ocupó la Secretaría de Estado en 1973, formando con Richard Nixon un dúo siniestro.

Vida política

Un artículo de Jim Lobe (analista de IPS) publicado en el sitio web Rebelión el 28 de marzo de 2002, da cuenta de cómo Kissinger aprobó el asesinato y la desaparición de 30 000 opositores durante la dictadura cívico-militar argentina (1976-1983) cuando era secretario de Estado de los Estados Unidos, según documentos de inteligencia desclasificados.

En conversaciones con su par argentino, Kissinger dijo que Washington respaldaba los esfuerzos de la junta militar para solucionar «el problema terrorista», de acuerdo con los documentos que fueron estudiados por los periodistas Martin Edwin Andersen y John Dinges.

Asimismo, los esfuerzos del entonces embajador de los Estados Unidos en Buenos Aires por reducir la represión fueron frustrados por la renuencia de Kissinger a respaldarlo.

Los citados documentos fueron desclasificados en medio de una creciente controversia sobre la política exterior de Estados Unidos dirigida por Kissinger en los años setenta. Kissinger fue asesor de Seguridad Nacional del presidente Richard Nixon, luego su secretario de Estado y finalmente desempeñó ese mismo cargo en la administración de Gerald Ford, tras la renuncia de Nixon en agosto de 1974 debido al escándalo de corrupción de Watergate.

El ex secretario de Estado, quien dejó su cargo cuando Jimmy Carter asumió la presidencia en enero de 1977, es un influyente analista de política exterior y consultor de numerosas empresas multinacionales con inversiones en el extranjero.

Acciones terroristas

El periodista Christopher Hitchens afirmó en un libro publicado en el 2001 que Kissinger debería ser juzgado por crímenes de guerra y contra la humanidad por su papel en la formulación de las políticas de Washington hacia Vietnam, Chile, Argentina, Chipre e Indonesia entre 1969 y 1977.

Sobre la responsabilidad de Kissinger ante los horrores de las dictaduras del cono sur (el sur de Sudamérica), Patricia Derian, secretaria de Derechos Humanos de la administración Carter, dijo pocos meses después de que el secretario de Estado dejara su puesto:

Me enferma el hecho de que con un movimiento imperial de su mano, un norteamericano pueda sentenciar a muerte a la gente sobre la base de un capricho barato. [...] Conforme pasa el tiempo voy viendo las huellas de Kissinger en un montón de países. Es la represión del ideal democrático.

En 1998, el escritor estadounidense Gore Vidal respondió así a una pregunta sobre la detención del dictador y asesino chileno Augusto Pinochet:

Henry Kissinger.
Pinochet va a cantar si lo procesan. Y si lo hace, tengo la esperanza de que Henry Kissinger sea detenido y enjuiciado por lo que hizo con Chile y con Camboya. [...] Creo que Kissinger es el más grande criminal de guerra libre en el planeta. Si detienen a Kissinger, en Estados Unidos va a cundir el pánico, porque el país está muy comprometido. Hemos estado en eso continuamente desde 1953, volteando gobiernos y asesinando dirigentes.

Política exterior terrorista

Realmente atroz es lo que se ha descubierto sobre el encuentro sostenido por Kissinger y Pinochet el 8 de junio de 1976. Kissinger explica al dictador las presiones del Congreso, dominado por los demócratas, para que el Gobierno de Estados Unidos recortara su ayuda a Chile si Pinochet no frenaba la permanente violación a los derechos humanos. "Nosotros nos oponemos a las exigencias del Congreso", le aseguró Kissinger, aunque reconoció que el "problema" en torno a los derechos humanos y las protestas de los legisladores "dificulta nuestras relaciones".

Luego de justificarse ante el dictador por verse obligado a intervenir ante los miembros de la OEA para hablar sobre derechos humanos, el secretario de Estado "consoló" a Pinochet anticipándole que hablará de este asunto "en general y en un contexto mundial", y que se referirá a Chile en sólo "dos párrafos".

Mi discurso no va dirigido contra Chile. En Estados Unidos, como sabe, simpatizamos con lo que usted está intentando hacer aquí. Mi opinión es que usted es víctima de todos los grupos izquierdistas del mundo, y que su mayor pecado es haber derrocado a un Gobierno, el del socialista Salvador Allende, que se dirigía hacia el comunismo.
Henry Kissinger

Premio Nobel

En 1973 le fue concedido el Premio Nobel de la Paz. Desde su retiro se ha dedicado a sus negocios y a la redacción de sus memorias. Ha sido un consejero habitual de los posteriores presidentes estadouonidenses sobre temas del bullying estadounidense habitual en la política internacional.

Fuentes