Saltar a: navegación, buscar

Gerald Ford

Gerald Ford
Información sobre la plantilla
Gerald Ford.jpg
Presidente de los Estados Unidos de América
38.º Presidente de los Estados Unidos
VicepresidenteNelson Rockefeller(1974-1977)
PredecesorRichard Nixon
SucesorJimmy Carter
Vicepresidente de los Estados Unidos
6 de diciembre de 1973 - 9 de agosto de 1974
PresidenteRichard Nixon
PredecesorSpiro Agnew
SucesorNelson Rockefeller
Datos Personales
NombreGerald Rudolph Ford, Jr.
Nacimiento14 de julio de 1913
Nebraska, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Fallecimiento26 de diciembre de 2006
Bandera de los Estados Unidos de América California
Alma materUniversidad de Yale
Universidad de Michigan
Partido políticoRepublicano

Gerald Ford. Político norteamericano, presidente de los Estados Unidos entre 1974 y 1977. Accede al sillón presidencial luego de que el escándalo de Watergate sacara de la Casa Blanca al presidente Nixon y a su vicepresidente Spiro Agnew. Fue continuador en gran medida de la política de Nixon y apoyó las represiones de la Operación Cóndor. Durante su mandato ocurre la voladura en pleno vuelo de un avión de Cubana de Aviación frente a las costas de Barbados.

Síntesis biográfica

Primeros años

Ford nació el 14 de julio de 1913 en Omaha, Nebraska donde sus padres vivían con sus abuelos paternos. Al nacer fue llamado Leslie Lynch King, Jr. Solo 16 días después de su nacimiento su madre Dorothy, se separa de su padre, el banquero Leslie Lynch King. Dorothy se llevó al recién nacido hasta Illinois, donde vivía una hermana suya y luego hasta Michigan, donde obtuvo la custodia de su hijo.

En 1916 Dorothy se casó con Gerald Ford Rudolff, llamando luego a su hijo Gerald Ford Rudolff, Jr. Aunque este nunca fue adoptado legalmente, mantuvo su nombre hasta 1935, en el que lo cambia por Gerald Rudolff Ford.

Ford estuvo fuertemente involucrado en la organización de los Boy Scouts of America (Niños exploradores de los Estados Unidos) llegando a recibir destacados premios y reconocimientos. Tan importante fue para el esta etapa de su vida en la que tanto se destacó, que a su fallecimiento su familia pidió a la organización que participaran en sus funerales.

Durante sus estudios secundarios se destacó como un gran atleta y fue estrella de fútbol americano de su equipo, siendo posteriormente seleccionado dentro de los mejores jugadores de su liga.

Educación

Como jugador de fútbol fue muy seguido por los cazatalentos y posteriormente matricula en la Universidad de Michigan. En su etapa como universitario se siguió destacando como jugador y ayudó a su equipo a obtener los títulos nacionales en 1932 y 1933. Tanto se destacó en este deporte, que en 1994 la Universidad de Michigan retiró el número 48 que era el usado por el.

Por aquella época perteneció a la sociedad Delta Kappa Epsilon debiendo lavar los platos de la casa de la fraternidad para pagar sus estudios. Se gradúa en 1935 de una licenciatura en economía y rechazando otras propuestas acepta ser entrenador en la Universidad de Yale donde posteriormente se gradúa como abogado.

Ejerció brevemente como abogado junto a su amigo Philip Buchen, quien sería más tarde asesor de la Casa Blanca bajo su mandato.

Vida militar

El 13 de abril de 1942 Ford entró como reserva en la Marina de los Estados Unidos, con los grados de alférez. El día 20 pasó al servicio activo y después de un mes de entrenamiento sirvió como instructor de navegación, artillería, primeros auxilios y ejercicios militares. En marzo de 1943 fue ascendido a teniente.

En 1946 es liberado del servicio activo y el 28 de junio de ese año es aceptada su renuncia a la reserva de las Fuerzas Navales. A su retiro contaba con varias condecoraciones.

Familia

El 15 de octubre de 1948 Ford se casó con Elizabeth Bloomer Warren, una modelo y bailarina. En momentos en los que se organizaba la boda Ford estaba en campaña para la Cámara de Representantes y tuvo que retrasarse debido a que su futura esposa había estado casada y no estaba seguro de cómo los votantes asimilarían su matrimonio con una ex bailarina divorciada.

Finalmente la pareja contrajo matrimonio y tuvieron cuatro hijos.

Inicios en la política

Durante su campaña para la cámara en 1948 Ford visitó a los votantes de puerta en puerta e incluso a la salida de sus puestos de trabajo. Fue miembro de la Cámara durante 25 años (1949-1973), describiendo posteriormente su filosofía como “moderada en asuntos internos, preocupado por los asuntos internacionales y conservador en política fiscal”. En 1950 rechazó ofertas para ser senador y posteriormente gobernador de Michigan, pues su ambición era convertirse en presidente de la Cámara. .

Miembro de la Comisión Warren

Luego del asesinato de John F. Kennedy, el vicepresidente Lyndon B. Johnson asumió la presidencia y el 29 de noviembre de 1953 ordenó crear una comisión para investigar el asesinato. El grupo fue conocido como Comisión Warren, al tomar el nombre de su presidente, Earl Warren, magistrado y presidente de la Corte Suprema de los Estados Unidos. Ford fue comisionado para elaborar una biografía de Lee Harvey Oswal, el supuesto asesino. Además de Warren y Ford, otras cinco personas formaban parte de la comisión.

Posteriormente Ford, en el prefacio de su libro Un legado presidencial y de la Comisión Warren, dijo que la CIA destruyó o mantiene en secreto las investigaciones más importantes relacionadas con el asesinato.[1]

Según un reciente memorando del FBI publicado en 2008, Ford fue un claro defensor de la teoría de un único asesino, que era la apoyada por el FBI, con el que tenía fuertes lazos así como con John Edgar Hoover, su más alto jefe.

En 1992, en una carta dirigida al presidente de la Cámara de representantes, Thomas Foley, y al republicano Louis Stokes, que dirigió una investigación paralela del asesinato de Kennedy, Ford pidió a ambos parlamentarios que presionaran para que se publicaran todos los documentos secretos de la CIA, la Cámara de representantes y la comisión Warren.[2]

El informe de la Comisión Warren no convenció a nadie y muchas versiones que aportan evidencias de que se trató de una conspiración que compromete a elementos de la elite política norteamericana. Oliver Stone, en su película JFK, reseña la investigación del fiscal Jim Garrison del asesinato de Kennedy, vincula a la comunidad de inteligencia de Estados Unidos con la conspiración.[3]

Líder de la minoría en la Cámara

En 1964 Lyndon Johnson aseguró un nuevo mandato como presidente mientras su partido dominaba la Cámara de Representantes. Los miembros de la bancada republicana eligieron entonces a Ford como nuevo líder de la minoría, reemplazando a Charles Halleck de Indiana. Debido a la superioridad demócrata, el presidente propuso y aprobó una serie de medidas conocidas como la Gran Sociedad.

En 1966 comenzaron a llover críticas sobre Johnson y el manejo de su administración en la Guerra de Vietnam y Ford y los republicanos comenzaron a plantear su preocupación de que Estados Unidos no hacía suficiente para ganar la guerra. La opinión pública también se puso en contra de Jonson y en las legislativas de 1966 los republicanos obtuvieron varios escaños demócratas, aunque no los suficientes para ponerse en mayoría.

Ford entonces hizo una crítica privada a los acontecimientos de la guerra que pronto se hizo pública y que enfurecieron a Jonson, quien llegó a acusar a Ford de “jugar demasiado fútbol sin casco”.

Su papel de crítico de la administración cambió, cuando Richard Nixon llegó a la Casa Blanca. Ford se convirtió en un defensor de la administración y el Congreso llegó a aprobar varias de las propuestas de Nixon. Durante los ocho años (1965-1973) que se desempeñó como líder de la minoría, Ford ganó muchos amigos en la casa debido a su liderazgo justo y personalidad considerada inofensiva. Un edificio de oficinas del Capitolio de Estados Unidos pasó a llevar su nombre.

Vicepresidente de Estados Unidos

El 10 de octubre de 1973 Spiro Agnew dimitió de la vicepresidencia de los Estados Unidos tras ser condenado por evasión discal y blanqueo de dinero y condenado a pagar una multa de 10 mil dólares y a tres años de libertad condicional.[4]

Tras su renuncia se aplicó por primera vez la 25 enmienda de la Constitución de los Estados Unidos y Nixon, tras asesorarse con los principales líderes del Congreso escogió a Gerald Ford. Este fue nominado para sumir el cargo el 12 de octubre y ratificado por 62 votos contra tres por el Senado. El 6 de diciembre fue nuevamente confirmado, esta vez por la Cámara, 387 votos contra 35 y una hora después juramentaba para el cargo como vicepresidente de los Estados Unidos.

Tras el nombramiento de Ford la investigación del caso Watergate llegó hasta Alexander Haig, quien se puso en contacto con Ford comunicándole que nuevas evidencias habían sido encontradas. Las nuevas pruebas dejaban pocas dudas de que el presidente Nixon había intentado encubrir el escándalo de Watergate

Presidencia

Al dimitir Nixon el 9 de agosto de 1974 (un hecho sin precedentes en la historia de los Estados Unidos), Ford asumió la presidencia. Consciente de que llegó al cargo sin ningún tipo de votación dijo a la audiencia reunida en un discurso transmitido en vivo a la nación:

Soy muy consciente de que no me han elegido como presidente con sus votos, así que les pido que me confirmen como presidente con sus oraciones.

El 20 de agosto Ford nominó para el cargo de vicepresidente al ex gobernador de Nueva York Nelson Rockefeller. Aunque la mayor parte de los republicanos conservadores no estaban contentos con la nominación de Rockefeller, la mayoría votó a favor de su confirmación y fue aprobado finalmente por ambas cámaras del Congreso.

Rápidamente, el 8 de septiembre de 1974, Ford emitió la Proclamación 4311 en la que otorgaba total e incondicional perdón a Nixon por cualquier delito que hubiera cometido en contra de los Estados Unidos mientras ocupaba la presidencia. Al anunciar el perdón de Nixon también dio a conocer una amnistía con condiciones a los desertores de la Guerra de Vietnam.

El perdón otorgado a Nixon fue muy controversial y se cree que fue la causa de que Ford perdiera las elecciones en 1976, una opinión con la que el mismo estuvo de acuerdo.

Durante su período de mandato la economía fue la gran preocupación de su administración. Como crecía la inflación, que era la principal amenaza de la economía, se intentó controlar el gasto público.

El país alcanzó un nivel de desempleo de un 7.2% en diciembre de 1974, mientras se hundía en una leve recesión. A pesar de que anteriormente Ford defendía la idea de un aumento de los impuestos, propuso entonces una reducción de los mismos, razón por la cual fue duramente criticado. En marzo de 1975 el Congreso aprobó una ley que fue firmada por el sobre los descuentos en los impuestos sobre la renta, que llevó a un déficit federal de cerca de 53 mil millones de dólares en ese año y 73,7 mil millones para 1976.

Ford firmó la Ley de Educación para Todos los Niños con Discapacidades en 1975, que estableció la educación especial en los Estados Unidos. Siempre expresó su firme apoyo a plenas oportunidades educativas para los niños discapacitados.

Política exterior

Ford se reúne con el líder de la Unión Soviética, Leonid Brezhnev en Vladivostok, para firmar un comunicado conjunto en el tratado SALT.

En 1974 firma el tratado SALT con la URSS para limitar la cantidad de armas estratégicas.[5] En 1975 repite la visita de su antecesor Richard Nixon a China.[6] En ese mismo año Estados Unidos entra en los Acuerdos de Helsinki, creando junto a la antigua Unión Soviética una organización no gubernamental independiente para velar por el cumplimiento de los acuerdos.

Posteriormente asistió a la reunión inaugural del Grupo de los Siete (G7) apoyando la solución de problemas internacionales.

El 24 de marzo de 1975 Ford recibió a los líderes del Congreso por ambos partidos y les informó de la reevaluación de las políticas de su administración en el Medio Oriente. Anteriormente ya se había declarado en un cable al primer ministro israelí Isaac Rabin como profundamente decepcionado por la actitud de Israel en el conflicto árabe-israelí.

Durante seis meses los Estados Unidos se negaron a celebrar cualquier acuerdo acerca de armamento con Israel. Esta actitud provocó la inmediata respuesta del lobby pro-israelí en el Congreso y el 21 de mayo 76 senadores escribieron una carta al presidente para presionarlo a aceptar el otorgamiento de ayuda económica y militar a Israel. Aunque esta actitud lo molestó mucho y describió los meses de verano como una “guerra de nervios” entre los Estados Unidos e Israel, después de muchas negociaciones se firmó el 1 de septiembre un acuerdo para reanudar la ayuda.

Guerra de Vietnam

El 27 de enero de 1973 se firmaron los Acuerdos de Paz de París, para un alto al fuego en Vietnam. Él acuerdo debía garantizar la integridad territorial de Vietnam y estipulaban un plazo de 60 días para la retirada total de las tropas estadounidenses.

En diciembre de 1974, meses después de asumir Ford la presidencia, este pidió al Congreso fondos para continuar apoyando la guerra, pero fue rechazada su propuesta por amplio margen. El presidente títere de Vietnam del Sur Nguyen Van Thieu dimitió el 21 de abril de 1975 acusando públicamente a los Estados Unidos de no apoyarlos. Dos días después, el 23 de abril, Ford dio un discurso en la Universidad de Tulane donde anunció que la guerra de Vietnam había terminado.

Cuba

Durante la administración de Ford se destacaron la revisión de las Regulaciones de Control sobre Activos Cubanos para establecer la política de aprobación de licencias y la realización del primer viaje de hombres de negocios estadounidenses a Cuba.

En 1974 se enmendaron las Regulaciones para el Control de Activos Cubanos añadiéndose una interpretación a la disposición que prohibía a estadounidenses comerciar en el extranjero con mercancías de origen cubano a menos que estuvieran autorizados mediante la concesión de licencia; añadiéndose una interpretación que excluyó a herederos de la autorización de cargar a cuentas bloqueadas determinados gastos personales.

También se previó la expedición de licencias específicas para la importación de muestras de investigación; para realizar pagos a Cuba por sobrevolar su territorio y por aterrizajes de emergencia.

En documentos desclasificados en 2007 por el director de la CIA, Michael Hayden, se pudo conocer de una conversación que data de 1974, entre el entonces director de la CIA, William Colby y el presidente Gerald Ford. Los documentos, conocidos como Las Joyas de la Familia (The CIA's Family Jewels[7]), dan a conocer como Colby informa a Ford de que:

"tenemos una institución de 25 años de edad que ha hecho algunas cosas que no debería haber hecho".[8])

En otro documento, también de enero de 1975, el entonces secretario de Estado, Henry Kissinger, en una conversación en la Casa Blanca con Ford, le dijo que:

"Si todas las historias salen a la luz, correrá sangre".[9]

Posteriormente Kissinger agregó como Robert Kennedy, Secretario de Justicia en 1961, manejó personalmente una operación para asesinar al líder de la Revolución Cubana Fidel Castro.[9]

Cuando ya Nixon casi había perdido la presidencia por el escándalo de Watergate, y a espaldas de este, Ford autorizó a Kissinger a establecer contacto con las autoridades cubanas para flexibilizar las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Sobre el tema de las relaciones bilaterales el Secretario de estado había declarado:

"No vemos virtud en un perpetuo antagonismo entre Estados Unidos y Cuba (…) Hemos tomado algunos pasos simbólicos para demostrar que estamos preparados para movernos en una nueva dirección si Cuba lo desea." [10].

La toma de posesión de Ford hizo todo más fácil y a lo largo de 1974 se multiplicaron los intercambios entre ambos gobiernos que culminaron en una entrevista de los representantes de ambos en Nueva York el 11 de enero de 1975[10]. El 9 de julio se efectuó otra reunión secreta en el Hotel Pierre de Nueva York. En ella los norteamericanos sugirieron que los cubanos dejaran viajar semanalmente a unas cien personas para visitar a sus familiares en la Isla y a cambio el gobierno estadounidense eliminaría las prohibiciones del comercio a las subsidiarias norteamericanas en terceros países.

El 29 de julio de 1975 la OEA acordó en la reunión de Costa Rica permitir a los países miembros tener relaciones comerciales y diplomáticas con Cuba. Estados Unidos votó a favor del acuerdo[10]. Cuba tenía en esos momentos un potencial económico importante, no sólo por sus relaciones con la Unión Soviética, sino por el alto precio del azúcar en el mercado mundial que llegó a ser de 65 centavos la libra. Ese año se publicó en Estados Unidos el Informe Linowitz que dejaba claro lo contraproducente de la política de aislamiento con Cuba para los intereses económicos de Estados Unidos y pedía que se pusiera fin al embargo. La normalización de las relaciones era apoyada por poderosas empresas estadounidenses como General Motors, Pepsi Cola y Dow Chemical.

El 9 de agosto, como continuación de los intercambios de buena voluntad, el gobierno de Cuba devolvía a la Southern Airways, dos millones de dólares que habían sido ocupados al secuestrador de una de las naves de la empresa. El gesto cubano fue valorado como muy positivo por el presidente Ford y por el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos. En septiembre se efectuó en La Habana la Conferencia de Solidaridad con Puerto Rico. Este evento enfrió el proceso de normalización de las relaciones cubano – estadounidenses, pues el gobierno de Estados Unidos lo consideró como una interferencia en los asuntos internos de Estados Unidos. Cuba manifestó, entonces, su determinación de no variar su posición con respecto al tema puertorriqueño, aún a riesgo de que se interrumpiera el proceso de normalización[10].

El mes de octubre de 1975 fue definitorio para el incipiente proceso de normalización de las relaciones. Las posiciones de Estados Unidos y Cuba chocaron definitivamente en la cuestión angolana. Ford, desde el verano, había aprobado una significativa ayuda a la Unión Nacional para la Liberación Total de Angola (UNITA) y al Frente Nacional de Liberación de Angola (FNLA), mientras que Cuba había estado apoyando al Movimiento para la Liberación de Angola (MPLA) desde la década de 1960. El 10 de octubre la embajada estadounidense en Luanda cablegrafió a Washington que tropas cubanas habían desembarcado en Angola. El 25 de noviembre, Kissinger acusó a Cuba y a la Unión Soviética de ayudar al MPLA y planteó que Estados Unidos no podía permanecer indiferente ante este hecho. El 9 de diciembre repetía su acusación contra Cuba y el 11 la Cumbre de la OTAN condenaba la injerencia cubano – soviética. Ese mismo día Ford hacía declaraciones contra Cuba, y el 20 expresaba de forma lapidaria:

"La acción del gobierno cubano al enviar fuerzas de combate a Angola, destruye cualquier oportunidad de mejoramiento de relaciones con Estados Unidos "[10].

Kissinger por su parte también presionaba y abría una puerta a las negociaciones subordinándolas a la retirada cubana de Angola:

"Estábamos progresando a principios de año en el mejoramiento de las relaciones con Cuba. Pero en meses recientes, Cuba ha realizado algunas acciones, como su presión por la independencia de Puerto Rico y como su interferencia en conflictos de áreas que quedan a miles de millas de distancia. Como Angola, que nos han obligado a una pausa." [10]

A pesar de estas declaraciones el gobierno de Estados Unidos solicitó un nuevo contacto (el 12 de enero de 1976) en el cual conoció que la decisión cubana de brindar ayuda internacionalista a Angola era irrevocable. Después de este contacto se realizó un último encuentro el 7 de febrero que se limitó a tratar el tema de los viajes de los emigrados cubanos a visitar sus familiares en la Isla, que se fijó en unos 60 semanales, preferiblemente casos humanitarios. De esa forma concluyó el proceso de acercamiento entre ambos gobiernos y a partir de ese momento la administración Ford fue particularmente agresiva en su política exterior hacia Cuba. En los primeros días de marzo de 1976 el presidente de Estados Unidos declaró que Cuba estaba actuando como un bandido internacional. Tanto en la Cámara, como en el Senado se presentaron proyectos que condenaban a Cuba por su incursión en África, algunos pidiendo incluso una solución de carácter militar[10].

La CIA se encargó de materializar esta agresividad en el campo de los sabotajes y las actividades terroristas como la voladura en pleno vuelo, en octubre de 1976, de un avión de Cubana de Aviación con 73 personas a bordo frente a las costas de Barbados.

En 1975 se aprobó la Ley de Comercio de 1974, que en su Título IV reforzó las restricciones sobre el tratamiento arancelario a países comunistas y dispuso que para conceder el tratamiento de Nación más favorecida a dichos países el Presidente debía cerciorarse de que se permitía la libre emigración y de que se concedían algunas ventajas comerciales a Estados Unidos; asimismo, prohibió al Banco de Importación y Exportación conceder créditos a Cuba a menos que el Presidente determinara que Cuba concedía a sus ciudadanos el derecho a la libre emigración.

En 1976 tuvo lugar el primer vuelo chárter privado entre los Estados Unidos y Cuba llevando a cuatro hombres de negocios estadounidenses a Cuba. El avión fue detenido por dos funcionarios de la Aduana de Miami y confiscado bajo órdenes del Departamento de Comercio. A Kirby Jones, el consultor de negocios que organizó el viaje, se le ordenó dar información bajo juramento al Departamento del Tesoro, que lo acusó de violar la Ley de Comercio con el Enemigo.

En el año siguiente, 1977, bajo la administración Carter, Cuba y los Estados Unidos subscribieron un acuerdo relativo a la pesca y limites maritimos provisionales. Asimismo se acordo cancelar el acuerdo sobre pesca del camaron y trafico de licores. Estados Unidos abrió una Sección de Intereses en la embajada de Suiza en Cuba, permitiendo al gobierno cubano establecer una oficina similar en la embajada de Checoslovaquia en Washington.

Luego de perder las elecciones como James Carter en noviembre de 1976 y en viraje inconsecuente con su política anticubana del último año, Ford aprobó que los aviones de Cubana de Aviación sobrevolaran territorio estadounidense en su ruta a Canadá y Europa. Además de esto propuso la suspensión de los vuelos espías sobre territorio cubano.

Intentos de asesinato

El 5 de septiembre de 1975, Lynette "Squeaky" Fromme seguidora del conocido criminal Charles Manson le apuntó con una pistola Colt calibre 45 al presidente, cuando este se encontraba en Sacramento, California. Un agente del Servicio Secreto consiguió impedir que la saltante apretara el gatillo, aunque luego se comprobó que aunque la pistola estaba cargada, no era posible que fuera disparada.

Luego de este intento de magnicidio el Servicio Secreto comenzó a apartar a Ford de las multitudes. Pero diecisiete días más tarde del primer intento de asesinato, mientras Ford salía de un hotel en San Francisco, Sara Jane Moore disparó contra el con un revolver calibre 38. Un ex infante de marina, Oliver Sipple, desvió el arma en el momento en que esta era disparada y la bala impactó a unas seis pulgadas por encima de la cabeza del presidente, rebotando luego e hiriendo levemente a un taxista.

Después de la presidencia

Ford accedió a regañadientes a postularse para las elecciones de 1976. Primeramente debía lograr ser el candidato por el Partido Republicano. El ex gobernador de California, Ronald Reagan, junto al ala más conservadora del partido, acusaban a Ford de no hacer más en Vietnam y firmar los Acuerdos de Heksinki. A pesar de todo, Ford logró ser nominado por su partido como candidato a la presidencia y se enfrentó en las elecciones con el candidato demócrata Jimmy Carter, con quien perdió.

Después de abandonar la Casa Blanca, Ford se mantuvo bastante activo y continuó haciendo apariciones en eventos públicos. En enero de 1977, se convirtió en el presidente de la Fundación Eisenhower en Filadelfia.

Durante la duración del mandato de su sucesor, Jimmy Carter, Ford recibió informes mensuales por parte de altos funcionarios del presidente Carter sobre asuntos internacionales y nacionales, y fue invitado siempre a almorzar en la Casa Blanca cuando estaba en Washington, DC. Su amistad con Carter continuó hasta la muerte de Ford.

Después de obtener la nominación republicana en 1980, Ronald Reagan consideró a su ex rival, como un posible compañero de fórmula para la vicepresidencia, pero las negociaciones entre ambos equipos en la Convención Nacional Republicana fueron infructuosos.

En octubre de 2001, Ford rompió con los miembros conservadores del Partido Republicano al afirmar que las parejas de gays y lesbianas "deben ser tratados por igual.

El 22 de noviembre de 2004, el gobernador republicano de Nueva York, George Pataki, llamado Ford y los presidentes vivos anteriores (Carter, George Bush y Bill Clinton) como miembros honorarios de la junta de reconstrucción del World Trade Center.

Muerte

Cerca de los 90 años, Ford comenzó a experimentar problemas de salud relacionados con su avanzada edad. En enero de 2006, pasó 11 días en el Centro Médico Eisenhower, cerca de su residencia en Rancho Mirage, California , para el tratamiento de una neumonía.

El 23 de abril, el presidente George W. Bush visitó a Ford en su casa de Rancho Mirage durante poco más de una hora. Esta fue la última aparición pública de Ford. Luego de varios ingresos hospitalarios Ford murió el 26 de diciembre de 2006, en su casa en Rancho Mirage, producto de una enfermedad cerebrovascular y avanzada arteriosclerosis. Fue el último sobreviviente de la Comisión Warren. Su esposa, Betty Ford, murió el 8 de julio de 2011.

Referencias

Fuentes

  • Ford, Gerald R. (1994). Presidential Perspectives from the National Archives. Washington, DC: National Archives and Records Administration. ISBN 1-880875-04-7.
  • Ford, Gerald R. (1979). A Time to Heal: The Autobiography of Gerald R. Ford. New York, NY: Harper & Row. ISBN 0-06-011297-2.
  • Ford, Gerald R. (1973). Selected Speeches. Arlington, Va.: R. W. Beatty. ISBN 0-87948-029-7.
  • Ford, Gerald R. (1965). Portrait of the assassin (Lee Harvey Oswald). ASIN B0006BMZM4.