Saltar a: navegación, buscar

Yahwé

(Redirigido desde «Jehová»)
Yahvé
Información sobre la plantilla
Viajepart.jpg
Religión o MitologíaYahvé o Jehová, dios de los hebreos.

Jehová o Yahwé (en hebreo Yhwh, ‘yo soy el que soy’)[1] es el nombre del dios de los israelitas, que más tarde se convirtió en el dios de los cristianos.

En realidad no se conoce el nombre original. Solo se conoce la escritura de sus consonantes en idioma hebreo, Yhwh. El idioma hebreo no escribía las vocales, entonces cuando ―debido a un exceso de respeto― se perdió la pronunciación original del nombre del dios israelita, hubo que conjeturar el nombre.

De acuerdo con el Libro del éxodo (3:13-15) ―que forma parte de la Biblia―, el propio dios les dijo su nombre a los israelitas para que lo distinguieran de todos los demás dioses, que para él eran falsos.

En hebreo consonántico, el nombre se escribía Yhwh, que ―de acuerdo con LVTL―, aparece 6823 veces en el Antiguo testamento. En idioma griego, estas cuatro letras reciben el nombre de Tetragrámaton (‘cuatro letras’). No hay evidencias documentales contundentes para confirmar las pronunciaciones Yahweh [iájuéj], Yewé [ieué] o Jievoaah [yievoáaj] ―que generalmente se españolizan como Jehová [jeová] o Yavé [iavé]―.

Orígenes

Yahvé parece haber sido originalmente un dios del cielo, del trueno y el relámpago. Estaba asociado con las montañas y fue llamado por los enemigos de Israel un «dios de los collados».

Según la Biblia se manifestaba a menudo como un fuego (como en el monte Sinaí), como una columna de humo (como en el desierto del Sinaí) y como un arbusto ardiente.

Nombre abreviado

En el Libro del éxodo (15:2) aparece una forma abreviada, Yah. Algunos estudiosos creen que esta es la forma más antigua del nombre, que originaba una exclamación al dios: «¡Iaj!», lo cual vino a ser aceptado como el nombre divino. Otros afirman que proviene de la raíz hayah (‘ser’ o ‘llegar a ser’), y que de ahí proviene el significado que aparece en la Biblia: «Yo soy el que soy».

La familia del dios Yahvé

Originalmente, estas cuatro consonantes YHWH representaban los cuatros miembros de la familia celestial: Y representaba a dios El, el Padre; H era Asherah, la diosa madre; W correpondía a He, el hijo; y H era la hija, Anath. Según alguna tradición religiosa, la misteriosa esposa del dios, la Shekiná o Matronita, era también su hermana. En el culto judío de la Cábala se perpetuó la doble imagen varón-hembra de Yahvé. Mientras tanto otras sectas percibían a la Shekiná o Matronita no como una diosa sino como la presencia femenina del dios varón Yahvé. La cámara marital divina era el santuario del Templo de Jerusalén, pero desde el momento en que el templo fue destuido, la Matronita fue destinada a vagar por la Tierra mientras que el aspecto masculino (Yahvé) tuvo que gobernar los cielos solamente.
Laurence Gardner, Bloodline of the Holy Grail.

Idiomas y dialectos

Uno de los últimos ítems enfrentados concerniente a las Escrituras es de origen más reciente y puede dar cuenta de la vasta mayoría de los problemas linguísticos que ocurren. Me refiero al nuevo manejo del idioma hebreo por los masoretas y los tiberianos, entre el siglo VI y XII. Los masoretas fueron responsables por muchas de las alteraciones en las vocales y definiciones de palabras hebreas. En ese lenguaje no había sido hablada una vocal por al menos unos cien años antes de su esfuerzo, y no hasta 1948 que fue traída de vuelta a la vida nuevamente después de no ser hablada por casi 1600 años. Hay una razón por qué significados de un número de palabras son desconocidas, haciendo así díficil para el estudioso moderno confiar solamente en la versión hebrea como la última autoridad. Por eso las tabletas de Ebla son importantes, ya que el idioma es semajante al hebreo y puede dar un entendimiento más claro de algunas pronunciaciones inciertas.

Como el idioma hebreo no emplea vocales en su forma escrita, la correcta pronunciación del nombre del dios Yahvé se perdió, y fue reinventado hacia el 300 n. e. por los cabalistas que le dieron el título griego de Tetragrámaton (‘[palabra de] cuatro letras’).

Esta hipótesis no es intrínsecamente improbable, y en arameo, un idioma íntimamente relacionado al hebreo, el verbo «ser» se dice hawa. Pero si se adopta ese nombre implica que admitimos que Yahvé no sería un nombre hebreo.

El tema del causativo de hayah no se encuentra en ningún idioma semita, excepto el sirio reciente, pero es reemplazado por el de alguna otra raíz. Aquellos, por consiguiente que todavía consideran como causativo referirse a hawah, encontrado una vez en el hebreo en la forma hawa (‘cayó’); se interpreta esto como ‘el que causa caer’.

Un poco de historia

Es quizá verdadero que el dios Yahvé fue conocido solamente por la palabra «Elohim» desde Adán hasta Abraham.

Según el Libro del génesis (18:3), Abraham llamó a ese dios «Señor» ―en hebreo Adonai―.

Sin embargo, en el Libro del éxodo (6:3), el dios Yahvé dijo que él se reveló a Abraham con el nombre de Elshaddai (‘todopoderoso’) y que recién le reveló a Moisés en el arbusto ardiente su nombre Ehyeh[2] (nombre que Abraham no conoció). Como Abraham llamaba al dios Adonai, los judíos insertaron ese título ―que quiere decir ‘señor’― en los pergaminos en toda instancia Ehyeh fue originalmente escrito después de la revelación de este como un arbusto ardiente. Allí, cuando Moisés le preguntó al arbusto por su nombre, este le respondió que era Ehyeh Asher Ehyeh[2] (traducido ‘yo soy el que soy’), agregó: «Díles que Ehyeh (‘yo soy’) te ha enviado». Ya que Moisés escribió Génesis después que él recibiera la revelación del nuevo nombre de Ehyeh podemos asumir que Moisés insertó al registro sagrado el título Adonai (o ‘señor’), en textos tales como Génesis 4:26. Pero se debe notar que en Génesis 4:26 la palabra "inició" es Strongs #2490 en el hebreo realmente significa profanar el nombre del dios invocándolo en blasfemia. Noé tuvo que soportar esto antes del diluvio. Lo que se está diciendo aquí es que los hombres desde ese tiempo, o el tiempo de Enós, comenzaron a profanar el nombre del dios Yahvé. Aquí Moisés lo llamó Señor (Adonai) y la palabra correctamente debería ser Señor, y no Yhvh (y luego Yahvé), como algunos interpolan tardíamente. No puede haber absolutamente nombre sagrado utilizado antes del Libro del éxodo (3:14-15) a otros que aquellos nombres revelados. Aquellos revelados antes de este tiempo eran los nombres Elohim (‘señores’, en plural) y Elshaddai (‘todopoderoso’).

Cada vez que el título Señor aparece antes del Libro del éxodo (3:14-15) se debe considerar una interpolación o este debe tener el significado de Adonai (según Strongs n.º 136, 113). En cada caso que Abraham usa el título Señor ―como en el Libro del Génesis (22:14)―, la palabra no era un sustituto del tetragrámaton que entonces es traducido Jehová o Yahvé. Abraham tuvo que decir «Adonai jireh» (que no no significa ‘Jehová proveerá’ sino ‘señor, yo veo’).

Esto está en armonía con el hecho que hasta que el arbusto ardiente le dijo a Moisés su nombre Ehyeh,[2] tanto Moisés como Isaac y Jacob conocían al dios solamente como Elshaddai (‘todopoderoso’) y como Adonai. Se debe tener presente que la palabra Adonai no era un nombre sino un título, por tanto el dios pudo decir a Moisés que él se dio a conocer a Abraham, a Isaac, y a Jacob por el nombre de Elshaddai, y por su nombre Ehyeh asher Ehyeh[2] él no se dio a conocer a ellos.

¿De dónde viene el nombre Yahvé?

El Antiguo testamento (la Biblia hebrea original, que se escribió antes del nacimiento de Jesucristo), se escribió en su mayor parte en el idioma hebreo. En el Libro del éxodo (3:9-15 y 6:2-3), aparece que cuando el dios revela su nombre, da el nombre de Yhwh (Yahvé o Ieué).

Desarrollo

Por causa de lo sagrado que consideraban el nombre Yahweh, y el temor de profanarlo y así transgredir el segundo mandamiento del Decálogo, los judíos poco a poco dejaron de pronunciar el nombre. Este proceso ocurrió durante el período posterior a la composición de la Biblia hebrea, aunque no se puede precisar la fecha exacta. Los autores de los libros bíblicos posexílicos (como los profetas Nehemías y Malaquías) no vacilaron en usar la palabra Yahweh en la misma manera en que lo hicieron los autores prexílicos. En el siglo III a. n. e., cuando los primeros libros de la Biblia fueron traducidos al griego, el nombre Yahweh se escribió en caracteres hebreos en los manuscritos griegos, como lo demuestran el papiro Fuad 266 de Dt (siglos I o II a. n. e.) y un fragmento de los Profetas Menores (comienzos del siglo I n. e.) encontrados en una cueva del Nahal Hever.

Sin embargo, en manuscritos posteriores de la Septuaginta, el nombre del dios Dios aparece regularmente traducido como Kýrios (‘señor’). Esto indica que en los primeros siglos de la era cristiana se había establecido firmemente el siguiente hábito: leer Adonay, "Señor", cada vez que aparecía el término Yahweh en la lectura de un pasaje bíblico en hebreo, y Kýrios, "Señor", cuando el texto hebreo era traducido al griego. Que esta costumbre estaba bien establecida en la nación judia del siglo I n. e. lo demuestra el hecho de que Cristo y los apóstoles usaron la palabra Señor en forma regular cuando los escritores del Antiguo Testamento hubieran usado el nombre Yahweh. En realidad, el término Señor había reemplazado tan completamente al de Yahweh, que Yahweh o Jehová no aparece en ningún pasaje del Nuevo Testamento.

Pronunciación

Cuando los masoretas comenzaron a agregar las vocales a los manuscritos hebreos consonánticos (siglos VII u VIII n. e.), añadieron las vocales de la palabra Adonay a las consonantes YHWH: Yahoway, y finalmente Yahowá [iajouá]. Hasta hoy se ha seguido esta costumbre en todas las Biblias hebreas, aun las impresas por no judíos. Los judíos siempre sustituyen Adonay en lugar de Yahweh cada vez que lo encuentran en la Biblia.

A partir del siglo XII n. e., al no conocer esta costumbre judía, algunos traductores de la Biblia a los idiomas modernos tradujeron YHWH con las vocales que tenía Adonay (dando "Jehová", y lo pronunciaron de ese modo; Ex. 6:3; Sal. 83:18; Is. 12:2; etc.).

Generalmente se cree que YHWH es una forma del verbo hâyah (‘ser’), que podría significar ‘el que es’.

Combinaciones

Algunas combinaciones con el nombre YHWH (se dan en orden de aparición; salvo el 3, 5 y 10, la RVR tradujo todos los demás):

  • Yewé Jireh: De acuerdo con la RVR, nombre dado por Abraham al lugar donde Dios proveyó un cordero para ofrecerlo en lugar de Isaac (Gn. 22:14). Posteriormente, sobre este sitio se construyó el templo de Jerusalén. Véase Moriah.
  • Yewé Ropeka: Nombre que Dios se dio a sí mismo en ocasión de las aguas de Mara (Ex. 15:26).
  • Yewé Nisi: De acuerdo con la RVR, nombre que Moisés le dio al altar que erigió en Refidim como monumento a la victoria de Israel sobre los amalecitas (Ex. 17:15, 16).
  • Yewé Mekadiskem: Nombre dado a sí mismo por Dios en ocasión de la declaración de santidad del sábado (Ex. 31:13). 610
  • Yewé Salom: De acuerdo con la RVR, nombre que Gedeón dio al altar que construyó en Otra (Jue. 6:23, 24). Habiendo visto un ángel, y temiendo por su vida, Gedeón recibió la seguridad mediante las palabras: "Paz a ti". Esta bendición de paz llegó a ser el motivo expresado en el nombre que le dio al altar construido en honor a Dios y en memoria de los acontecimientos.
  • Yewé Tsebaoth: Expresión que aparece a menudo como uno de los títulos de Dios (1 S. 1:3, 11; 1 R. 18:15; etc.).
  • Yewé Elion: Nombre dado por David (Sal. 7:17).
  • Yewé Roi: "Yahweh [es] mi pastor" [Sal. 23:11).
  • Yewé Tsideqenu: "Yahweh justicia nuestra. Frase profética que aparece en Jer. 23:6.
  • Yewé Sama: De acuerdo con la RVR, nombre que se da a la prometida ciudad restaurada en la visión de Ezequiel (Ez. 48:35).

Fuentes

  • «Jehová», artículo en la enciclopedia Wikipedia en español. Consultado el 24 de febrero del 2012.
  • «Jehová», artículo en el Diccionario esotérico, en español. Disponible en el sitio web Tempsgranollers.com. Consultado el 24 de febrero del 2012.
  • «Jehová», artículo publicado en el sitio web Definición.org. Consultado el 24 de febrero del 2012.
  • «¿Quién es Jehová?», artículo en español en Watch Tower, de los Testigos de Jehová. Consultado el 24 de febrero del 2012.
  • «Oseas», artículo en el sitio web La Iglesia de Cristo.
  • «El dios Ieué», artículo en español en el sitio web Catholic.net.
  • «Yewé (dios)», artículo en español en el sitio web Catholic.net.
  • «Gomer», artículo en español en el sitio web Libros 1888.]
  • «Oseas», artículo en español en el sitio web Vicaría de Pastoral.
  • «Yahwé», artículo en español en el sitio web Hechos 238.
  • «El nombre del dios Yahwé o Jehová», artículo en español en el sitio web de la Diócesis de Canarias.

Referencias