Saltar a: navegación, buscar

José María Eça de Queiroz

(Redirigido desde «José Maria Eça de Queiroz»)
Eça de Queiróz
Información sobre la plantilla
Eca queiroz.jpg
NombreJosé Maria Eça de Queiroz
Nacimiento25 de noviembre de 1845
localidad de Póvoa de Varzim,
distrito de Oporto,
Portugal Bandera de la República Portuguesa
Fallecimiento16 de agosto de 1900 (54 años) 
ciudad de París,
Francia Bandera de Francia
OcupaciónNovelista, abogado y diplomático

José Maria Eça de Queiróz (Póvoa de Varzim, 25 de noviembre de 1845 - París, 16 de agosto de 1900) fue un escritor, abogado y diplomático portugués.

En Coimbra se vinculó al grupo universitario llamado Escola de Coimbra que, dirigido por Antero de Quental y Teófilo Braga, se alzó en 1865 contra los últimos restos del romanticismo conservador portugués.

Síntesis biográfica

El joven José Maria vivió hasta 1855 en casa de sus abuelos paternos, en Verdemilho. Dicho año se trasladó a Oporto, y cursó la enseñanza secundaria en el Colégio da Lapa de dicha localidad, que estaba dirigido por el padre de otro ilustre escritor portugués, Ramalho Ortigão.

Con dieciséis años, en 1861, inició sus estudios de derecho en la Universidad de Coímbra, donde trabó amistad con Antero de Quental y Teófilo Braga. Se licenció en 1866. Durante el último curso, se estrenó como escritor publicando una serie de diez artículos, con el título general de Notas marginales, en el diario Gazeta de Portugal. Dichos artículos, que serían más tarde recogidos en su libro Prosas bárbaras, chocaron al público portugués por la novedad de su estilo.

En 1866, concluidos sus estudios universitarios, se instaló en Lisboa, en casa de sus padres, y al año siguiente abrió despacho de abogado en la capital portuguesa. Continuó colaborando con el diario Gazeta de Portugal, aunque por un breve periodo entre finales de 1866 y julio de 1867 residió en Évora, donde se ocupó de la dirección del diario local, Distrito de Évora. A finales de 1867 fue uno de los socios fundadores del Cenáculo, junto con Salomão Saragga, Jaime Batalha Reis, Augusto Fuschini, Ramalho Ortigão, Oliveira Martins y José Fontana.

En 1872 su carrera diplomática lo llevó a La Habana. Desde entonces viviría alejado de su país natal, al que sólo regresaría durante periodos breves de tiempo. Residió en Cuba dos años, durante los cuales aprovechó también para viajar por Estados Unidos y América Central. No obstante, prosiguió sus colaboraciones con diarios portugueses, y en 1874 apareció en el Diário de Notícias su relato breve «Singularidades de uma rapariga loura» (‘Singularidades de una chica rubia’).

Fue destinado a Inglaterra, al consulado de Newcastle-upon-Tyne, en 1874. Allí redactó su tercera novela, El primo Basilio, que concluyó en 1875.[1] Durante su estancia en Newcastle, remitió regularmente al diario de Oporto A Actualidades los artículos que luego constituirían su libro Cartas de Inglaterra.

Por entonces concibió el ambicioso proyecto de escribir una serie de doce novelas sobre la vida portuguesa, con el título genérico de Escenas de la vida portuguesa. En 1878 fue transferido a Bristol (Inglaterra). Trabajaba por entonces en la novela La capital ―que no llegaría a publicar en vida sino que aparecería póstumamente, en 1925―, y en la que se considera su obra más destacada, la extensa Los Maia. Si las dos obras citadas son la quintaesencia del realismo, Eça de Queiróz frecuentó también relatos en los que lo fantástico tiene una gran importancia, como es el caso de El mandarín, aparecido en 1880 en el Diário de Portugal, y La reliquia (1887). Al mismo tiempo, siguió colaborando con varios diarios portugueses, y su firma apareció también en algunos periódicos brasileños, como la Gazeta de Notícias (de Río de Janeiro).

Ultimo trabajo

Su último libro fue La ilustre casa de Ramires, sobre un hidalgo del siglo XIX con problemas para reconciliarse con la grandeza de su linaje. Es una novela imaginativa, entremezclada con capítulos de una aventura de venganza bárbara ambientada en el siglo XII, escrita por Gonçalo Mendes Ramires, el protagonista. Se trata de una novela titulada La torre de Don Ramires, en la que antepasados de Gonçalo son retratados como torres de honra sanguínea, que contrastan con la laxitud moral del joven.

Sus trabajos se disponen hoy en más de veinte idiomas. En español, toda su obra literaria ha sido traducida ya, habiendo sido vertida entre otros, por Ramón del Valle-Inclán, Wenceslao Fernández Flórez, Julio Gómez de la Serna, Carmen Martín Gaite y Jorge Gimeno. No se dispone aún de algunas crónicas, valiosísimas, de sus ensayos y correspondencia. Pero ha sido publicada la correspondencia que mantuvo con Fradique Mendes: era un personaje inventado por el propio Eça de Queiróz, junto con otros intelectuales de la época Antero de Quental y Batalha Reis.

Su libro El crimen del padre Amaro

Fue base para una película mexicana del año 2002, El crimen del padre Amaro. Dirigida por Carlos Carrera y protagonizada por Gael García Bernal y Ana Claudia Talancón. La película traslada la historia de Eça de Queiróz al México actual. Fue nominada al Oscar como mejor película extranjera y al Globo de Oro en la misma categoría. En el Festival de Cine de La Habana obtuvo el premio de mejor guión Vicente Leñero. Recientemente, ha sido motivo de inspiración: el cineasta Manuel de Oliveira, con el apoyo de la Televisión de Catalunya, llevó a la pantalla grande el cuento de Eça de Queiróz Singularidades de una chica rubia (2009).

Existe un monumento a Eça de Queirós en su pueblo natal, Póvoa de Varzim.

Fuentes