Saltar a: navegación, buscar

José Moreno Carbonero

José Moreno Carbonero
Información sobre la plantilla
JOSE MORENO CARBONERO -1903.jpg
NombreJosé Moreno Carbonero
Nacimiento1860
Málaga, Madrid, Bandera de España España
Fallecimiento1942
Madrid, Bandera de España España
NacionalidadEspañola
CiudadaníaEspañola
OcupaciónPintor
Obras destacadasRetrato de Pío Baroja, La condesa de Yebes, El príncipe Carlos de Viana, Retrato de su hijo Pepito, Francisco Borja ante el féretro de Isabel de Portugal, Marina de Venecia, etc.

José Moreno Carbonero. (Málaga, 1860-Madrid, 1942). Pintor y decorador español, considerado como uno de los últimos grandes pintores de historia del siglo XIX. También cultivó el retrato. Fue profesor, catedrático de dibujo del natural de la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid y académico correspondiente.


Síntesis biográfica

Fue un niño prodigio. Con diez años ingresó en la Escuela de Bellas Artes de Málaga, donde fue discípulo del pintor Bernardo Ferrándiz. En 1873 viajó a Marruecos, donde comenzó a realizar cuadros de temática africana a la manera de Mariano ­Fortuny. En 1875 viajó a París gracias a una beca que le fue concedida por la Diputación de Málaga, allí ingresó en el taller de Jean-Léon Gérôme y se relacionó con el célebre marchante de arte Adolphe Goupil. En 1881 se trasladó como pensionado a Roma.

Como decorador destaca su pintura El sermón de la montaña en la madrileña iglesia de San Francisco el Grande, en colaboración con Alejandro ­Ferrant y Antonio Muñoz Degraín, que se caracteriza por la utilización de un lenguaje modernista-simbolista. Recibió encargos de diversas instituciones oficiales. Así, el Senado español en 1888 le encargó el cuadro La entrada de Roger de Flor en Constantinopla y en 1910, el Gobierno argentino le pidió que ejecutara un lienzo con el tema de la fundación de Buenos Aires.

Su obra de brillante colorido y de cuidado dibujo, evidencia la influencia de Fortuny. Se centró, sobre todo, en la temática histórica, literaria (en especial escenas del Quijote) y en el retrato (Alfonso XIII).

Sus incursiones en la pintura de género le convierten en un solicitado retratista de la alta sociedad del momento.

El Museo de Málaga conserva más de treinta obras suyas. Entre sus discípulos se encontraban Salvador Dalí y Juan Gris.


Premios obtenidos

Fue premiado con las cruces de Alfonso XII, Carlos III e Isabel la Católica.

Remitió sus obras a numerosas muestras y certámenes, obteniendo medalla de oro en la Exposición del Liceo de Málaga de 1872, tercera medalla en la Nacional de Bellas Artes de 1876, segunda en la de 1878, sendas primeras medallas en 1881 y 1884, y condecoración en la edición de 1899. Además fue premiado en 1888 con el máximo galardón en la Exposición del Vaticano y participó en las Exposiciones Internacionales de Munich y Viena. Obtuvo segunda medalla en la Universal de París de 1889, gran medalla de oro en la Internacional de Budapest de 1890, diploma de honor en la Universal de Berlín de 1891 y dos años más tarde, medalla única en la Universal de Chicago. Por último, hay que destacar como muestras individuales las tres exposiciones homenaje que se celebraron en Madrid, en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, la Sociedad de Amigos del Arte y la Agrupación Artística de Castro Gil. Entre sus obras destaca La conversión del duque de Gandía, pintura realizada en Roma con la que obtuvo un gran éxito en la Exposición Nacional de 1884.

Descripción de una obra

Entrada de Roger de Flor en Constantinopla (Septiembre de 1303). 1988. Óleo sobre lienzo, 350 x 550 cm. Palacio del Senado. Madrid. Moreno Carbonero fue seleccionado para realizar uno de los lienzos que decorarían el salón de conferencias del Senado. El protagonista de la composición será Roger de Flor, aventurero natural de Nápoles que dirigió una expedición de tropas aragonesas y catalanas a Constantinopla para salvar al emperador del peligro turco, en el año 1303. Roger, vistiendo de azul con cadenas de oro, aparece en la izquierda de la escena, llevando los atributos de mega-duque -el alto gorro y un cetro de oro en forma de bastón- sobre un caballo decorado con arneses bizantinos. Al frente camina su paje portando el caso y a la izquierda se sitúa el oficial con un caballo blanco, tras él un caballero con la bandera de San Jorge y en primer término las tropas, los temibles almogávares, vistiendo uno de ellos la bandera catalana. A la derecha, sentado en un trono dorado aparece el viejo emperador Andrónico Paleólogo y su hijo Miguel, rodeados de su corte. Al fondo se ve la iglesia de Santa Sofía. Aunque la estructura compositiva del cuadro es algo repetitiva, Moreno consigue un impresionante efecto visual al colocar el plano de la calzada donde ocurre el desfile a la misma altura del espectador, debiéndose contemplar el cuadro desde un punto de vista muy bajo. El pintor hace gala de su firme dibujo, un sensacional trabajo de documentación arqueológica -se documentó en París sobre el arte y la orfebrería bizantina-, una extraordinaria precisión en los detalles y un excelente verismo para resolver los personajes, destacando sin duda la paleta clara y la sensación atmosférica creada al captar la escena al aire libre, para lo que no dudó en poner el lienzo en la plaza de toros de Málaga, donde desfilaron sus amigos como modelos. El Senado recompensó al pintor con 40.000 pesetas.

Entradaderogerdeflorenc.jpg

Algunas obras

Galería


Fuentes