Lucha insurrecional en Frank País

Lucha insurrecional en Frank País
Información sobre la plantilla
Fecha:1869
Lugar:Municipio Frank País
Descripción:
Conjuntos de hechos de lucha insurrecional en el municipio Frank País, que marcaron en nuestra historia.
País(es) involucrado(s)
Bandera de Cuba Cuba
Líderes:
León Sulé , Alberto del Villar, Julio Grave de Peralta, Luis Marcano
Lucha insurrecional en en el municipio Frank País. El 10 de Octubre de 1868 un grupo de patriotas dirigidos por Carlos Manuel de Céspedes dieron inicio a nuestras luchas por la independencia, suceso al que Cayo Mambí(hoy municipio Frank País) no estuvo ajeno, desde el mismo inicio de la contienda se convierte junto a Sagua de Tánamo en teatro de operaciones militares.

Para lograr una mejor organización y tener mayor control sobre las regiones en contienda, el Ejército Libertador fue dividido, de acuerdo a las características territoriales en diversas zonas militares, divisiones que fueron variando durante el transcurso de la guerra. La capitanía de Sagua de Tánamo al romperse las hostilidades quedó enmarcada dentro de la división de Holguín, que dirigía en los primeros momentos el General venezolano Amadeo Manuit. La responsabilidad de iniciar el levantamiento en el territorio recayó en Alberto del Villar, quien junto a varios campesinos se alzó en armas contra el dominio colonial español.

León Sulé, designado Comandante de Armas en Sagua de Tánamo por el destacado patriota Julio Grave de Peralta colaboró estrechamente con Alberto del Villar, y ambos se encargarían de llevar a cabo acciones combativas en la zona. La finalidad de los mismos era frenar el flujo migratorio, comenzado desde inicio de la guerra hacia la región de Baracoa, y exterminar los intentos contrarrevolucionarios que iban en detrimento del buen desenvolvimiento del conflicto bélico.

Presencia de Antonio Maceo

En 1871 se produce la invasión mambisa sobre el territorio guantanamero. A la zona de referencia irrumpen los días 13 y 18 de agosto, tras órdenes dadas por Máximo Gómez, el sexto y cuarto batallón que dirigían respectivamente el Coronel Silverio del Prado y Teniente Coronel Antonio Maceo.

El 27 de septiembre se ordena la salida de cien hombres del Sexto Batallón, que opera durante largo tiempo por las zonas de Sagua de Tánamo, quemando campos y destruyendo haciendas productivas en Río Grande, Río Frío, La Guira y Cabanonico, asentamientos circunscriptos a Cayo Mambí, se hicieron siete prisioneros y se proveyeron de alimentos los insurrectos, además de lograrse establecer fuerzas fijas en la región.

Estas pudieron mantenerse, apoyándose fundamentalmente en la “gran movilidad y el conocimiento del terreno.” Ante el avance de las tropas mambisas por la región, el General español Arsenio Martínez Campos, que se encontraba al frente de las operaciones en Guantánamo, solicitó refuerzos para poder llevar adelante su campaña. Por su parte, el Teniente Coronel del Ejército Español Enrique Bargés, Comandante Militar de la Jurisdicción guantanamera, avitualló 500 voluntarios que apoyarían las fuerzas colonialistas en Sagua.

La presencia de Antonio Maceo se hizo tangible en el territorio, el paso de sus hombres y las acciones combativas realizadas dejaron impresas en la mente de los pobladores del lugar la presencia del Titán de Bronce, se comienza a sentir por Maceo un singular cariño. Aún hoy se puede encontrar en Cayo Mambí personas que afirman que alguno de sus ascendientes combatieron al lado del héroe a su paso por el lugar. Lo que sí es conocido con certeza es el apoyo prestado en víveres a sus tropas.

Expedición del Buque Fanny

Uno de los sucesos más desastrosos para las tropas mambisas en el territorio, que conllevó a la pérdida no solo de cuantiosos medios materiales necesarios para el desarrollo de la guerra, sino también de valiosas vidas, como la del General holguinero Julio Grave de Peralta, fue el fracaso de la Expedición del Buque Fanny.

El Fanny, procedente de los Estados Unidos, traía a bordo 57 hombres que tenían como objetivo fundamental incorporarse al proceso redentor cubano. Su preciada carga, entre las que se encontraban 970 000 fulminantes de escopetas, 250 carabinas de variadas marcas, 2 fusiles, 27 revólveres, 309 machetes, 3 espadas e incluso 2 cañones, además de casquillos, cápsulas, cajas de ropas, pólvora y azufre, iba a representar un importante refuerzo para las fuerzas cubanas. El viaje, azaroso y lleno de tropiezos, comenzó el 6 de junio de 1872 en Baltimore.

Durante el trayecto sufren la rotura del tubo de extracción de la caldera y se demora la reparación, el arreglo se efectúa en las islas Crooked, del archipiélago de las Bahamas. El día 21 llegan a Playa Mejías, situada en el litoral cayomambisero, entre la Bahía de Cebollas y la desembocadura del río Sagua. Los expedicionarios sorprendidos por fuerzas españolas no pudieron resistir el ataque enemigo y más de la mitad mueren en combate o son fusilados posteriormente.

Otras acciones

  • 7 de agosto de 1872, fuerzas del Ejército bajo el mando del Coronel Antonio Maceo, atacan y se apoderan de la hacienda de Cananovas.
  • 8 de marzo de 1875, Antonio Maceo con los Primeros Batallones de la región de Cuba y Guantánamo y fuerzas de la Primera Brigada, al mando de los Tenientes Coroneles Pablo Amábile y José Maceo, respectivamente, atacó a la guarnición española que se encontraba en la zona de Juan Díaz; el Coronel Leonardo Mármol, con los Segundos Batallones de Cuba y Guantánamo, al frente de los cuales se encontraban los Tenientes Coroneles Emiliano Crombet y Pedro Martínez Freire atacan el poblado de Sagua de Tánamo causándoles innumerables pérdidas al enemigo.
  • 28 de noviembre de 1876, el brigadier Antonio Maceo con unos trescientos hombres, ataca Sagua de Tánamo y otras poblaciones cercanas.
  • 22 de mayo de 1877, fuerzas de exploración subordinadas a Antonio Maceo combatieron contra una emboscada española en los Indios.

La Guerra de los Diez Años fue para nuestro municipio un período activo, una etapa en que ¨ (…) se construyen fuertes, se aumentan las fuerzas armadas, se tienden líneas telegráficas con Guantánamo y Esterón (…) ¨, son realizadas incursiones mambisas y se atacan los enclaves españoles, ocasionándoles cuantiosas pérdidas, se sufren algunos reveses.

Sobre los años inmediatos que le siguieron a la Paz del Zanjón no se cuenta con mucha información. La guerra, al igual que en todos los lugares donde se sintió su presencia, dejó tras de sí una estela de destrucción. Fueron arrasados cafetales, vegas, haciendas de crianza, que constituían la base económica del gobierno español en el territorio.

Fuentes