Saltar a: navegación, buscar

Mato Grosso

Estado de Mato Grosso
Información sobre la plantilla
Estado de Brasil
<span/>
Bandera de Mato Grosso
Bandera

Escudo de Mato Grosso
Escudo

Estado de Mato Grosso
EntidadEstado
 • PaísBandera de Brasil Brasil
Superficie 
 • Total906 806,9 km²
Población 
 • Total3 000 000 hab.
 • Densidad3,31 hab/km²
Mato Grosso. Es el tercer estado más grande en el área de Brasil, con una superficie total de 906.807 km2.

Reseña histórica

De acuerdo con el Tratado de Tordesillas, el estado actual de Mato Grosso, como casi todo el Medio Oeste y del Norte, pertenecía a España.

Situado en el centro-oeste de Brasil, el estado de Mato Grosso fue el destino de algunas de las más importantes expediciones que partieron de São Paulo durante el siglo XVIII para poblar el interior del país, crear negocios y encontrar yacimientos de oro y piedras preciosas.

Cuiabá, la capital del estado de Mato Grosso, atravesada por el río Cuiabá, es una ciudad con abundantes zonas verdes donde se mezclan rasgos de un pasado colonial con huellas de un lugar que creció, se desarrolló mucho en las últimas décadas y que, con su universidad ha sufrido una importante transformación.

En 1977, el estado se dividió en dos, dando origen, en su porción sur, al estado de Mato Grosso do Sul.

Geografía

  • Superficie: 906.807 km2
  • Terreno: alta meseta en el centro, llanura de pantanos y depresiones hacia el oeste y mesetas al norte residual.
  • Punto más alto: Cristo vio Manto (1.118 m).
  • Ríos principales: Juruena, Teles Pires, Xingu, Araguaia, Paraguay, Piqueri, Cuiabá, Muerte de San Lorenzo.
  • Vegetación: sabana en el este, noroeste selva amazónica, los humedales al oeste.
  • Clima: tropical.
  • Condados más poblados: Cuiabá (542861), Gran llanura (254,736) Rondonopolis (169.814), Sinop (103.868), Cáceres (90,391), Tangara da Serra (72.311), garzas Bar (56.853), Smile (50613), Alta Bosque (47281)

Economía

Aunque ya no existan en Mato Grosso yacimientos minerales con el mismo potencial que los que atrajeron a los colonizadores que acudieron en el siglo XVIII, Mato Grosso cuenta con una producción de oro estimada en más 14.000 kgs. anuales, destacándose, con los estados de Pará y de Rondônia, en la explotación de este mineral.

Además de la actividad minera, basa su economía en la actividad forestal (madera y carbón vegetal), en la cría de ganado (ganado de engorde) y en la agricultura. La mayor parte de su territorio está formada por tierras planas y fértiles en las que se producen 30 millones de toneladas de granos por cosecha y pastan 28 millones de bovinos.

Al igual que otros estados brasileños, ha hecho de la soja su principal cultivo, seguido por el maíz, el algodón, el frijol y otros alimentos, en un área plantada que pasó de 1,9 millones de hectáreas en 1990 a 8,4 millones en 2010.

Según la Famato, Mato Grosso tiene 25 millones de hectáreas de pastos, de los cuales nueve millones podrían usarse en la agricultura, lo que permitiría ampliar la producción, y a las que se podrían incorporar áreas de vegetación nativa pertenecientes a haciendas que han preservado más del mínimo que ordena la ley.

Para aumentar la producción, los hacendados han puesto en práctica la integración agropecuaria, que consiste en sembrar en el mismo terreno y en un mismo periodo distintos granos o pastos para el ganado, de manera que cuando terminan las cosechas, las reses, que pasan parte del año confinadas, engorden en los campos que primero fueron dedicados a la soja o el maíz.

Población

La población de Mato Grosso se está acercando a los 3 millones de habitantes. La densidad de población de 3,15 habitantes por kilómetro cuadrado en 2006, es una de las más bajas del país. Mato Grosso, sin embargo, tiene una de las más altas tasas de crecimiento de población en Brasil debido a la migración.

Habitado por más de 15.000 indios es el estado con la quinta población nativa más importante de Brasil.

Zonas de interés

El estado está surcado por tres cuencas hidrográficas. Al norte, en la cuenca amazónica, se encuentran los ríos Xingu, Juruema, Teles Pires y Aripuanã; al sur, la Cuenca platina se extiende hasta el suroeste de Mato Grosso a través de la red del río Paraguai; por último, en el extremo sur, en la Cuenca del Tocantins nace el río Araguaia, donde las playas y la pesca son el gran atractivo.

En Mato Grosso se encuentran dos de las zonas de naturaleza más interesantes de Brasil: la Chapada dos Guimarães y el Pantanal, el primero es un escenario único formado por montañas de arenisca que parecen recortadas, recordando, en sus formas, una ciudad de piedras, con barrancos, cañones y cascadas fantásticas; el segundo, la mayor región inundable del mundo, donde la sucesión entre las épocas de crecidas y disminución de las aguas de los ríos da origen a una cadena alimentaria sin igual, poblando la región con una fauna especialmente rica y variada.

Chapada do Guimarães

A 65 kms. de Cuiabá, se encuentra la Chapada do Guimarães, considerado centro geodésico de la América del Sur, allí nacen los ríos que van a formar dos de las mayores y más importantes cuencas fluviales del planeta: la Amazónica y la del Plata. Situada a 800 m. por encima del nivel del mar, la Chapada posee un clima suave, con bajas temperaturas en invierno, principalmente en los meses de julio y agosto. Posee cascadas de gran belleza y formaciones rocosas, cubiertas por pequeños bosques, campos limpios y cerrados. Lugar repleto de misterios, con despeñaderos y cañones de gran belleza con formas muy peculiares, existe incluso lo que se considera un "ovnipuerto" en el lugar más alto, el Morro de São Gerônimo.

El Pantanal

El Pantanal de Mato Grosso, con una extensión de 250.000 km2, es la mayor área inundable del mundo. El Pantanal es una inmensa cuenca intercontinental, delimitada por el Planalto Brasileiro, al este, por las Chapadas Matogrossenses, al norte, y también por una cadena de montañas y tierras altas de la falda andina, al oeste. En cierta forma es un gran delta interno, donde se acumulan las aguas del Alto Paraguay y las de un gran número de ríos que bajan del Planalto. A través del río Paraguay, el Pantanal está íntimamente ligado a la gran cuenca del río Paraná-río de la Plata. No obstante, existen al norte del Pantanal conexiones acuáticas difusas con afluentes amazónicos , en especial con el río Guaporé. El drenaje de este delta interno, por medio de la estrecha y lisa barra del Cierre de los Morros do Sul, se hace con mucha dificultad. Sin embargo, enormes cantidades de agua estancada detrás de esta presa hacen del Pantanal un laberinto imprevisible de aguas paradas y corrientes, temporales o permanentes.

El río Paraguay y los otros ríos del Pantanal presentan poco declive, del orden de 20-30 cm por km, lo que hace que las aguas que se acumulan en los períodos de lluvias intensas desagüen con mucha lentitud. En consecuencia, las inundaciones, que son máximas al norte en los meses de marzo y abril, llegan al sur del Pantanal sólo en julio y agosto. Mientras tanto, inmensas cantidades de agua, probablemente centenares de kms. cúbicos por año, se pierden por evaporación directa a la atmósfera. El Pantanal puede ser, con justicia, considerado la mayor "ventana" de evaporación de agua dulce del mundo.

La rica fauna de aves y mamíferos depende, en su gran mayoría, de la alimentación acuática. El Pantanal puede verse, entonces, como una gran y dinámica interfaz entre el mundo acuático y terrestre. La vegetación acuática es fundamental para la vida pantanera. Llevadas por los ríos, estas plantas constituyen verdaderas islas flotantes, los camalotes.

El pasado geológico ha permitido que el Pantanal constituya el mayor entronque de los intercambios de la flora y fauna acuáticas de América del Sur. El Pantanal ofrece al visitante una variedad de paisajes abiertos poblados por grandes poblaciones de animales, cuya alimentación depende de la fase acuática. Los yacarés tienen un importante papel en las aguas del Pantanal, donde funcionan como predadores "reguladores" de la fauna piscícola y, a veces, como agentes relevantes del reciclado de nutrientes. En los lugares donde hay muchos yacarés se encuentran pocas pirañas. Cuando los yacarés son diezmados por la caza indiscriminada de los vendedores de pieles, la población de pirañas agresivas aumenta en perjuicio de otras especies. Las serpientes son escasas en el Pantanal, principalmente en las áreas inundables, aunque hay serpientes de agua.

Las aves del Pantanal son una de las mayores atracciones del Pantanal, reunidas en enormes concentraciones, explotan los recursos alimenticios acuáticos. Además se pueden encontrarnos otras especies, entre las que destacan los ciervos del cerrado y otros mamíferos, como el cachorro-vinagre, la anta, la paca, el lobo-guará; entre los primates, se encuentra el macaco-prego, cerdos de monte, la pantera onza, y otros felinos que son atraídos por la abundancia de presas. Por toda esta variedad El Pantanal se ha convertido en uno de los lugares más interesantes y bellos del planeta para realizar extraordinarios “Safaris fotográficos”.

Cortando el Pantanal se encuentra la carretera de tierra llamada la Transpantaneira, en su recorrido se encuentran puentes de madera, y lo más importante, se ha convertido en un lugar turístico de privilegio, ya que su recorrido proporciona un desfile de aves y mamíferos de inigualable belleza. Construida en los años 70 para comunicar el Norte al Sur del país, la Transpantaneira no llegó a terminarse, son sólo 145 kms. los transitables, y actualmente se utiliza para recorridos turísticos. Durante este trayecto se observa con cierta frecuencia vuelos de bandadas de araras y desfiles de garzas, capivaras, yacarés, venados y muchos otros animales.

Enlaces externos

Fuentes