Saltar a: navegación, buscar

Osama bin Laden

(Redirigido desde «Osama Bin Ladem»)
Osama Bin Laden
Información sobre la plantilla
Osama bin laden1.jpg
Fundador de la red terrorista Al Qaeda
NombreOsama bin Mohammed bin Awad bin Laden
Nacimiento10 de marzo de 1957
Bandera de Arabia Saudita Arabia Saudita
Fallecimiento1 de mayo de 2011
Bandera de Pakistán Pakistán
EducaciónAdministración de Empresas.
Alma materUniversidad Rey Abdul Aziz

Osama Bin Laden. Terrorista de origen árabe fundador de la organización terrorista Al Qaeda. En 1979 se unió a una operación de la CIA contra de la ocupación de Afganistán por parte de la URSS. Bin Laden había sido reclutado, entrenado y apoyado por la CIA para esta operación.

En 1988 funda Al Qaeda (La Base) y rompe definitivamente con los Estados Unidos en 1990 por considerarlos ocupantes de tierras sagradas para la religión musulmana, lo que fue admitido más tarde por el Pentágono como razón para cambiar de sitio las bases estadounidenses de Arabia Saudita a Iraq.

En agosto de 1998 se le atribuyen los bombardeos de las embajadas estadounidenses en Nairobi y Tanzania. El 11 de septiembre de 2001 se le responsabiliza de los ataques al World Trade Center y al Pentágono en las proximidades de Washington, DC. Por esta causa el gobierno de George W. Bush desencadenó bombardeos e invadió Afganistán e Iraq para darle caza.

Rex Tomb, jefe de Publicidad Investigativa del FBI declaró en 2006 que Bin Laden nunca había sido acusado formalmente en conexión con el 11 de septiembre.[1]

El 1 de mayo de 2011, el presidente de Estados Unidos Barack Obama anunció de manera oficial la muerte de Bin Laden.[2] El gobierno norteamericano dice que tiene pruebas de ADN que confirman que el cadáver es de Bin Laden. El cuerpo fue presuntamente arrojado al mar.

Síntesis biográfica

Primeros años

Osama bin Laden nació en Arabia Saudita el 10 de marzo de 1957, siendo el decimoséptimo hijo (entre más de cincuenta) de Mohammad bin Laden, un rico empresario de la construcción yemení. Su madre Hamida al-Attas, era de origen sirio. Sus padres se divorciaron al poco tiempo de nacer Osama y su madre contrajo matrimonio nuevamente y tuvo cuatro hijos, que convivían con Osama.

Bin Laden fue criado como musulmán wahhabi y de 1968 a 1976 estudió en una escuela de élite llamada Al-Thager, además de tener preceptores privados. Desde muy pequeño se vio rodeado por los hijos de los príncipes saudíes, con quienes se relacionaba. En 1968 su padre muere en un accidente aereo, quedando toda su fortuna en manos de sus hijos. Bin Laden, con solo 13 años, heredó 80 millones de dólares.

El padre de Osama moría de manera extraña y según el piloto estadounidense del avión en que viajaba, el jeque Salem había participado en 1980 en una reunión secreta de la CIA para acordar la liberación de los rehenes de la embajada estadounidense en Teherán, aunque nada de esto pudo ser probado.[3] Salem regresaba en el momento del accidente de cerrar contratos petroleros con la familia Bush.

Posteriormente, Osama bin Laden matriculó en la Universidad Rey Abdul Aziz donde se graduó en Administración de Empresas.

Ocupación soviética de Afganistán

El 10 de diciembre de 1978 el príncipe Turki Al Faycal, director de los servicios secretos saudíes, reclutó a Bin Laden para gestionar financieramente las operaciones de la CIA estadounidense en Afganistán. La CIA invirtió 2.000 millones de dólares para lograr el fracaso de la Unión Soviética.

La jihad islámica fue apoyada por Estados Unidos y Arabia Saudita con un significativo donativo obtenido del comercio de la droga de la Media Luna Dorada, zona montañosa en Irán, Afganistán y Pakistán donde el opio se cultiva desde hace cientos de años.

Para que estas operaciones encubiertas tuvieran éxito, Washington tuvo cuidado de no revelar el objetivo principal de la jihad, el cual consistía en destruir a la Unión Soviética. Osama bin Laden fue reclutado, entrenado y apoyado durante la guerra afgano-soviética bajo el auspicio de la CIA para combatir a los invasores soviéticos..

Fundación de Al Qaeda

Entre 1988 y 1989 bin Laden creó una organización que pasó a llamarse Al Qaeda (traducido al español, La Base). La mayor parte de sus integrantes eran militantes musulmanes a quienes bin Laden había conocido en Afganistán.

Algunos prestigiosos periodistas argumentan que la organización realmente no existe y solo ha sido una cubierta para suplir diversas necesidades de la CIA y el gobierno de los Estados unidos.[4]

Ruptura con Estados Unidos

Bin Laden decide romper definitivamente con el gobierno de los Estados Unidos en 1990, cuando este gobierno decidió desplegar tropas en suelo saudí, considerado como sagrado por los musulmanes. En vista del apoyo que el gobierno brindaba a los ocupantes, Osama hizo múltiples llamamientos a derrocar la monarquía saudí. Debido a estas fue desterrado en 1991 y dos años después, le fue retirada la ciudadanía saudí.

Se trasladó posteriormente a Sudán, pero fue expulsado por el gobierno de ese país debido a presiones estadounidenses. En 1996 viaja con su familia a Afganistán, donde inicia sus primeros vínculos con el jefe de los talibanes, el "mulá" Muhammad Omar. Ese mismo año el presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, dio luz verde a la CIA para que elaborara un plan para asesinar a bin Laden.

Entre 1996 y 1998, bin Laden emitió una serie decretos religiosos declarando una guerra santa contra los Estados Unidos, al cual acusó, entre otras cosas, de saquear los recursos naturales del mundo musulmán y de ayudar e incitar a los enemigos del Islam.

En 1998 las embajadas estadounidenses en Nairobi y Tanzania fueron bombardeadas y el gobierno norteamericano atribuyó a bin Laden estas acciones, aunque según fuentes de Inteligencia francesas, el atentado ha sido trabajo del Mossad israelí.[5]

Atentados del 11 de septiembre

El 11 de septiembre de 2001, cuatro aviones comerciales fueron secuestrados para ser usados como armas estrellándose contra objetivos previamente definidos. Los Estados Unidos sufrirían el peor ataque en toda su historia de más de doscientos años cuando dos de los aviones se estrellaron en el World Trade Center (las Torres Gemelas), otro en el Pentágono y un último se estrelló en Pensilvania antes de llegar a su objetivo.

Diecinueve miembros de la red Al Qaeda según indican fuentes oficiales, fueron los responsables de los hechos. Osama bin Laden, líder de Al Qaeda, fue señalado por los Estados Unidos como el principal responsable de los atentados, aunque existan numerosas incongruencias como por ejemplo, que las defensas antiaéreas del Pentágono nunca entraron en acción y que el pasaporte de uno de los supuestos terroristas se encontrara intacto dentro de la edificación.

El cineasta Michael Moore presentó en 2004 el documental Fahrenheit 9/11 en el que se explica detalladamente las numerosas irregularidades que se presentaron en los ataques y en la respuesta dada por el gobierno. El documental y algunos analistas plantean que lo sucedido fue un autoataque por parte del gobierno del presidente estadounidense George W. Bush para sacar provecho posteriormente.

Ali Mohamed (conocido en los campos de Al Qaeda como Abu Mohamed al Amriki — "Padre Mohamed el USamericano"), quien trabajó para el FBI, la CIA, y las Fuerzas Especiales de USA, fue el hombre que entrenó a la mayor parte de la dirigencia de Al Qaeda – incluyendo a bin Laden y a Ayman al-Zawahiri – y a la mayoría de los principales instructores de Al Qaeda.[6] Mohamed apareció en fotos de vigilancia del FBI en 1989, entrenando a musulmanes radicales que asesinarían al militante judío Meir Kahane y detonarían un camión bomba en el World Trade Center. El FBI protegería a su informante en todo momento, aunque este posteriormente fue el que instruyó a los militantes de Al Qaeda en la manera de pilotear y estrellar aviones contra edificaciones.

Posterior a los acontecimientos, el Servicio de Inteligencia de Pakistán informó que que el día 10 de septiembre, Osama bin Laden fue sometido a diálisis del riñón en el hospital militar de Rawalpindi en Pakistán, bajo la jurisdicción de las Fuerzas Armadas de Pakistán, de estrechos vínculos con el gobierno y el ejercito norteamericano.[7]

La administración Bush declaró entonces a bin Laden "Enemigo Público Número Uno", responsable de la muerte de casi 3.000 personas el 11 de septiembre de 2001. Aunque su búsqueda y captura fue el pretexto empleado para invadir Afganistán y luchar contra el Talibán, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos no consideró que la evidencia existente fuera suficiente como para responsabilizarlo directamente.[1]

Búsqueda y supuesta muerte

Después de los atentados del 11 de septiembre Osama bin Laden se convirtió en uno de los hombres más buscados del mundo. Se llegó a ofrecer la suma de 50 millones de dólares por informaciones que pudieran llevar a su captura o muerte.

Según un análisis realizado por el Congreso de EE.UU. desde el pasado 11 de septiembre de 2001, el país gastó en total 1,3 billones de dólares, en búsquedas, guerras, medidas de seguridad y gastos sanitarios, tanto para víctimas como para veteranos de guerra, causas todas achacadas a bin Laden.[8]

La imagen de bin Laden fue usada en numerosas ocasiones por el gobierno de los Estados Unidos para declarar alertas que sirvieran para tomar nuevas medidas violatorias de derechos humanos y de los derechos ciudadanos. El ex presidente George W. Bush lo usaba como pretexto en momentos cruciales de su administración para intentar elevar su nivel de aceptación.

Los medios de prensa anunciaron en varias ocasiones incluso, la muerte de bin Laden.[9]

Muerte

Foto aérea del complejo residencial donde fue ultimado Bin Laden

El 1 de mayo de 2011 un comando de élite navy seals compuesto por 24 efectivos atacó la residencia en la cual se ocultaba Bin Laden en las afueras de Islamabad, Paquistán. La pista que llevó a la inteligencia norteamericana a dar con el terrorista fue proporcionada bajo tortura según algunas fuentes por Khalid Shikh Mohamed uno de los ejecutores de los atentados del 11 de septiembre de 2001, encerrado en la base naval de Guantánamo en Cuba[10].

Según la hija de doce años de Bin Laden, éste fue capturado vivo y ejecutado por los soldados norteamericanos, esta información fue confirmada en un artículo publicado por la revista The New Yorker el 2 de agosto[11]. El cadáver del mismo fue retirado por los norteamericanos. El ejército paquistaní que accedió al recinto una hora después del ataque estadounidense, junto a cuatro cadáveres acribillados, encontró a 16 personas maniatadas con bridas de plástico. Tras la operación, los militares de Estados Unidos volaron hacia Afganistán. No pudieron llevarse a los familiares del líder terrorista porque no disponían de plazas suficientes en las aeronaves al perder uno de los helicópteros en el asalto.

Represalias por su muerte

El 13 de mayo de 2011 dos suicidas con bombas, miembros del llamado Talibán paquistaní, provocaron al menos 80 muertos y unos 120 heridos, muchos de ellos de gravedad, en un centro de entrenamiento paramilitar de Pakistán.[12]Hemos hecho esto para vengar el incidente en Abotabad”, dijo Ahsanulá Ahsan, vocero del Talibán paquistaní, a The Associated Press vía telefónica. Advirtió que la milicia planificaba ataques a estadounidenses residentes en Pakistán.

Fue el primer gran ataque de milicianos en Pakistán desde la muerte de bin Laden el 2 de mayo.

Dudas y contradicciones sobre su muerte

Aunque en un comunicado atribuido a la red Al Qaeda que fue divulgado en Internet, se confirma la muerte de Osama Bin Laden,[13] numerosos medios de prensa y personalidades a nivel mundial han expresado sus dudas sobre la muerte de Bin Laden.

La página Presstv publicó un video donde la premier afirmaba que Bin Laden fue liquidado por un agente secreto del Servicio de Inteligencia pakistaní (ISI), Omar Sheikh en 2007. En el video, la ex primera ministra de Paquistán, Benazir Bhutto, anunciaba que el líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, había sido asesinado por un agente secreto.[14] La ex primera ministra y una de las líderes de la oposición al presidente Pervez Musharraf en Pakistán, fue asesinada el 27 de diciembre de 2007 en un atentado con bomba.

Por otra parte, mientras el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reitera que no hay dudas de que el comando especial norteamericano mató a Bin Laden durante el operativo en Pakistán, los hijos del hombre más buscado por el gobierno estadounidense cuestionaron en un comunicado por qué su padre no fue detenido y enjuiciado.[15] Sobre su ejecución sin juicio opinó el fiscal del Proceso de Nuremberg, Benjamín Ferencz:

"No me gustó ver al presidente de Estados Unidos y Premio Nobel de la Paz anunciando en televisión la muerte de Bin Laden. No lamento su pérdida, pero como abogado, me parece que disparar en la cabeza de un hombre en pijama, hacer desaparecer su cuerpo y a los testigos, apesta. Me hubiera gustado ver a Bin Laden en un juicio. Si le matas, te creas más enemigos. No puedes matar una ideología con un arma, necesitas una ideología mejor ”

El ministro iraní de inteligencia, Heydar Moslehí, reveló una semana después del operativo anunciado por los Estados Unidos, que existen pruebas e informaciones fidedignas de que Osama Bin Laden murió mucho tiempo antes y por una enfermedad.[16] A esa versión se sumó el exagente de la CIA, Berkan Ashar, quien declaró a un canal de televisión ruso que Bin Laden murió en 2006 y fue enterrado por sus guardaespaldas chechenos. Los norteamericanos sólo habían encontrado su tumba presuntamente[17].

Ante la falta de imágenes oficiales que apoyen los planteamientos de la Casa Blanca sobre el asesinato de bin Laden, la televisión paquistaní Express TV ha difundido fotos que supuestamente muestran al líder de Al Qaeda, pero que según el criterio de expertos, son falsificaciones.

Referencias

Fuentes