Saltar a: navegación, buscar

Polinesia

Polinesia
Información sobre la plantilla
MapPolynesia.PNG
Concepto:Una de las grandes divisiones de Oceanía que comprende tierras dispersas en el Pacífico entre Australia y América

Polinesia. Una de las grandes divisiones de Oceanía que comprende tierras dispersas en el Pacífico entre Australia y América.

Geografía

Abarca un territorio en forma de triángulo de 30 millones de km2, con sus esquinas en Hawaii, Nueva Zelanda y la Isla de Pascua. Hay dos tipos principales de islas: los atolones de formación coralina, y las de formación volcánica. El aislamiento geográfico, como una gran ventaja, por su gran exotismo y el medio ambiente natural preservado de estas islas, hace de este lugar un destino turístico.

Principales archipiélagos

Historia

Polinesia

El poblamiento de Polinesia se inició hacia el año 1000 a.C., a partir de Samoa, verdadero centro de dispersión de la cultura polinesa. Desde allí ocuparon las islas Cook, Tahití y Tuamotu y arribaron a las Islas Marquesas en el siglo III; a Hawái y Pascua entre el siglo IV y el siglo VI. A partir de Tahití, llegaron a Nueva Zelanda desde el siglo VIII.

Las culturas y las civilizaciones de Polinesia y las islas del Pacífico fueron conocidas por Asia, África continental y Europa después de la colonización de América. La gran diversidad cultural, social y lingüística se vio arrasada, primero por la llegada de los europeos y después por el empuje de la globalización. Prácticamente no quedan lugares donde la cultura occidental –en forma de nuevos alimentos, vestimentas, músicas y danzas no haya llegado. Los jóvenes nativos se han adaptado rápidamente a estas nuevas formas, dejando de lado las costumbres ancestrales.

Población

Por sus características físicas, constituyen una población homogénea formado por una constitución física robusta, piel un poco más clara y pelo liso. Los diversos idiomas que hablan son una clara muestra de la excepcional diversidad lingüística que existió en Oceanía.

El cristianismo fue ganando espacio y reemplazando en forma progresiva las formas de religión tradicional, son muy pocas las localidades donde las creencias ancestrales han logrado sobrevivir al empuje del cristianismo.

Fuentes