Saltar a: navegación, buscar

Río Jordán

Río Jordán
Información sobre la plantilla
Rio jordan.jpg
País(es) que atraviesaBandera del Estado de Israel IsraelBandera de Líbano LíbanoBandera de Siria SiriaBandera de Jordania JordaniaBandera de Palestina Palestina
Longitud360 km
Altitud de la fuenten/d msnm
Altitud de la desembocadura-416 msnm
Caudal medio16 m³/s
Superficie de la cuencan/d km²
Cuenca hidrográfican/d
NacimientoMonte Hermón
DesembocaduraMar Muerto
Ancho de la desembocaduran/d

El río Jordán. Es un río angosto de 320 km de largo. Es la frontera bíblica del lado este de Israel. Nace en el norte de Israel en las montañas del Antilíbano, en las estribaciones septentrionales del Monte Hermón, fluye hasta el Mar de Galilea, sale por el extremo sur y termina en el Mar Muerto. Constituye el límite fronterizo entre Jordania e Israel.

El río Jordán es el más grande de Tierra Santa, el más sagrado y el más importante; ha sido escena de muchos eventos bíblicos.

Características

El río Jordán fluye rápidamente al Mar Muerto en que no existe ningún ser viviente. La superficie del Mar Muerto es mucho más baja que el nivel del mar. Entonces el agua del Mar Muerto no puede fluir a ningún lugar quedándose sólo en el Mar Muerto.

La característica principal del Jordán, es su progresivo aumento de salinidad conforme avanza en su curso hacia el Mar Muerto. De hecho, penetra dulce en el Lago Kineret pero se saliniza a partir de allí hasta ingresar en el Mar Muerto que, con un 325 por mil de salinidad, es un 25 % más salino que los océanos.

Su curso

Nace en el norte de Israel en las montañas del Antilíbano, en las estribaciones septentrionales del Monte Hermón, discurre en dirección sur a través del lago Tiberíades, área lacustre de agua dulce también denominada Mar de Galilea, y constituye el límite fronterizo entre Jordania e Israel durante la mayor parte de su recorrido, hasta su desembocadura en el mar Muerto. Parte de su curso transcurre, asimismo, por tierras de Cisjordania.

Aunque es un río muy conocido por la Biblia, no es muy importante desde el punto de vista de su caudal. Tiene una longitud de unos 320 km y, excepto por la presencia de algunos rápidos o de las crecidas estacionales, es un río poco profundo, estrecho y lento en su discurrir. El valle del Jordán, en el tramo comprendido entre el lago Tiberíades y el mar Muerto, de unos 150 km de longitud, se denomina valle de Ghawr (Ghor). El río, el valle que lo circunda y los dos mares se encuentran en la depresión denominada Gran Rift Valley, que se extiende desde Siria hasta Mozambique, en el sureste de África. El cauce del río discurre en gran parte por debajo del nivel del mar, ya que el río desciende 395 m desde su nacimiento hasta su desembocadura en el mar Muerto.

Afluentes

Los afluentes del río Jordán son el Río Snir, Río Dan y Río Hermón. Todos ellos de fluir permanente y estable, con escaso estiaje. La alimentación del Jordán es triple: por un lado, proviene de las precipitaciones (fundamentalmente de invierno), por otro, de las surgencias kársticas de los Montes Antilíbano, y, por último, de la fusión de las nieves del Monte Hermón en primavera. El río ofrece así un máximo absoluto de esta última estación, y un máximo secundario invernal, mientras que padece un fuerte estiaje estival.

El río Jordán en que Jesús fue bautizado

Jesús fue bautizado por Juan el Bautista en el río de muerte (el río Jordán).

Esto representa que todas las personas excepto los que no tengan pecado en su corazón se enfrentan a la condenación eterna por sus pecados al final.

Entonces el río Jordán es el río para lavar los pecados, el río en que los pecadores mueren. Esto es el río de redención en que todos los pecados de las personas fueron lavados a través de Su bautismo, pasándoselos a Jesús.

El río jordán agoniza

El río Jordán, un flujo de agua dulce en medio de la aridez del terreno, típico en el Medio Oriente, se constituye en un recurso vital, único y valioso para millones de personas que habitan cerca de él.

Conocido como "nehar hayarden" en hebreo y‎ nahr al-urdun) en árabe, ha perdido casi el 98 % del caudal registrado históricamente, llegando a la posibilidad de secarse en los siguientes años si los países que usan sus aguas (Israel, Siria, Jordania y Palestina) no toman medidas concretas y efectivas

Israel, Siria y Jordania son responsables del colpaso del río Jordán, el río donde Jesús fue bautizado, es ahora una cloaca abierta al cielo por donde fluyen miles de metros cúbicos de aguas residuales, cuando el el flujo histórico del Jordán, que comienza en el Mar de Galilea y desemboca en las inhóspitas aguas del Mar Muerto, a 105 kilómetros más al sur, era de casi 1.300 millones de metros cúbicos por año.

El Estado de Israel ha desviado constantemente las aguas para destinarlas en el uso doméstico y la producción agrícola en cerca del 46,47% del flujo; Siria, a su vez, un 25,24%, Jordania un 23,24% y los palestinos un 5,05%. El Jordán ha dejado así de ser una fuente constante de agua dulce de calidad y su corriente apenas alcanza ahora entre 20 y 30 millones de metros cúbicos anuales.

El Jordán ha sufrido en cuanto su biodiversidad, la mitad de la fauna ya no existe, las nutrias o lechuzas, son cosas del pasado. La flora no es la excepción, importantes masas boscosas en la antiguedad, enaltecían el paisaje natural, brindaba cobijo a gran cantidad de animales y regulaba los caudales además de "producir" agua en ese territorio agobiado por la sequía. Los árboles han cedido el paso a los juncos, más resistentes al deterioro del ecosistema.

Según la ONG, la combinación de campañas sistemáticas de concientización, racionalidad en el uso, reutilización de agua, incremento de eficiencia en el uso del agua, control de fugas y otras medidas podrían permitir economizar hasta casi más de 900 millones de metros cúbicos anuales, es decir, lo que una vez tuvo el río Jordán en la historia.

Artículos relacionados

Enlaces externos

Fuentes