Saltar a: navegación, buscar

Santa Águeda

Santa Águeda
Información sobre la plantilla
Santo
Error al crear miniatura: Falta archivo
Religión o MitologíaArchivo:Catolicismo
Día celebración5 de febrero
País o región de origenCatania, Sicilia, Bandera de Italia Italia
Venerado enEn el Occidente, España

Santa Águeda. Nació en el seno de una ilustre familia de Catania. Fue una mujer de gran belleza entregada a la devoción y a las prácticas de Dios. Quintiliano, cónsul de Sicilia, la pretendió. Murió martirizada, con los pechos amputados, en la persecución de Decio del año 251. Y nos cuenta la leyenda que Quintiliano quiso apoderarse de la herencia de Águeda, y viajando en una carroza hacia donde se encontraba el patrimonio de la santa, los caballos se desbocaron y él saltó desde el interior, yendo a caer a los pies de las pezuñas de los caballos. Uno le mordió y otro, dándole una coz, lo arrojó a un río que junto allí pasaba, desapareciendo ahogado entre las aguas. Su cadáver nunca pudo ser rescatado. En la región occidental de España, y más concretamente en la región de Catalana, Santa Águeda es considerada como patrona o abogada de las mujeres.

Historia

Santa Águeda poseía todo lo que una joven suele desear: Una familia distinguida y belleza extraordinaria. Pero atesoraba mucho más que todo, su fe en Jesucristo. Así lo demostró cuando el Senador Quintianus se aprovechó de la persecución del emperador Decio (250-253) contra los cristianos para intentar poseerla.

Las propuestas del senador fueron resueltamente rechazadas por la joven virgen, que ya se había comprometido con otro esposo: Jesucristo. Quintianus no se dio por vencido y la entregó en manos de Afrodisia, una mujer malvada, con la idea de que esta la sedujera con las tentaciones del mundo. Pero sus malas artes se vieron fustigadas por la virtud y la fidelidad a Cristo que demostró Santa Águeda.

Quintianus entonces, poseído por la ira, torturó a la joven virgen cruelmente, hasta llegar a ordenar que se le corten los senos. Es famosa respuesta de Santa Águeda: "Cruel tirano, ¿no te da vergüenza torturar en una mujer el mismo seno con el que de niño te alimentaste?". La santa fue consolada con una visión de San Pedro quién, milagrosamente, la sanó. Pero las torturas continuaron y al fin fue meritoria de la palma del martirio, siendo echada sobre carbones encendidos en Catania, Sicilia (Italia).
Error al crear miniatura: Falta archivo
Santa_Agueda2.jpg

Según la tradición, en una erupción del volcán Etna, ocurrida un año después del martirio de Santa Águeda (c.250), la lava se detuvo milagrosamente al pedir los pobladores del área la intercesión de la santa mártir.

Por eso la ciudad de Catania la tiene como patrona y las regiones aledañas al Etna la invocan como patrona y protectora contra fuego, rayos y volcanes. Además de estos elementos, la iconografía de Santa Águeda suele presentar la palma (victoria del martirio), y algún símbolo o gesto que recuerde las torturas que padeció.

Tanto Catania como Palermo reclaman el honor de ser la cuna de Santa Águeda. En algunos lugares, el "pan de Santa Águeda" y agua son bendecidos durante la misa de su fiesta.

La Iglesia de Santa Águeda en Roma tiene una impresionante pintura de su martirio sobre el altar mayor.

Fuentes antiguas

Su oficio en el Breviario Romano se toma, en parte de las Actas de latinas de su martirio. (Acta SS., I, Feb., 595 sqq.). De la carta del Papa Gelasius (492-496) a un tal Obispo Victor (Thiel. Epist. Roman. Pont., 495) conocemos de una Basílica de Santa Águeda. San Gregorio I (590-604) menciona que está en Roma (Epp., IV, 19; P.L., LXXVII, 688) y parece que fue este Papa quien incluyó su nombre en el Canon de la Misa.

Solo conocemos con certeza histórica el hecho y la fecha de su martirio y la veneración pública con que se le honraba in la Iglesia primitiva. Aparece en el Martyrologium Hieronymianum (ed. De Rossi y Duchesne, en el Acta SS., Nov. II, 17) y en el Martyrologium Carthaginiense que data del quinto o sexto siglo (Ruinart, Acta Sincera, Ratisbon, 1859, 634). En el siglo VI, Venantius Fortunatus la menciona en su poema sobre la virginidad como una de las celebradas vírgenes y mártires cristianas (Carm., VIII, 4, De Virginitate: Illic Euphemia pariter quoque plaudit Agathe Et Justina simul consociante Thecla. etc.).

Petición

La mujer enferma de los pechos que necesite hacer una súplica a la Santa para recuperar la salud de esta zona de su organismo o que haya de sufrir una operación deberá hacer novena a Santa Águeda, ofreciéndole cada día una vela blanca y tres flores de color rosa. Deberá evitar en esos nueve días enfrentamientos con mujeres de su familia. La oración deberá hacerla por la mañana

Oraciones

Santa Águeda, virgen y mártir, que por tu belleza supiste sufrir y mantenerte fiel a los mandamientos de Dios, intercede por esta humilde sierva aquejada del mal del pecho, que espera con tu ayuda poder conservar para alabanza de tu nombre y tu gloria. Aplaca mi pesar y trae la salud a mi cuerpo. Amén.

Oración1

Señor, Creador mío, desde la cuna me has protegido siempre, me has apartado del amor del mundo y me has dado paciencia para sufrir, recibe esta oración como prueba de resignación y a la vez esperanza. Asi sea...

Oración 2

Oh Dios, que entre otras maravillas de tu poder, supiste dar fuerzas aún al sexo más frágil para conseguir la victoria del martirio, concédenos la gracia de que celebrando la victoria de tu virgen y mártir santa Agueda, caminemos hacia ti, por la imitación de sus ejemplos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén

Ofrenda

Al recibir la sanación, o el buen resultado de las pruebas u operación, deberás ofrecerle a Santa Águeda durante treinta días el rezo de un rosario en agradecimiento a su intercesión. También deberás escribir en una cinta de color rosa tu nombre completo, y a continuación dibujar una cruz y poner el nombre de Santa Águeda, todo seguido, junto con la palabra “gracias” en letras mayúsculas. Esta cinta hay que enterrarla en un tiesto o jardín con pensamientos en flor. Si no es la época de la floración de esta planta, se prepara la cinta, se guarda y, en cuanto se abran las flores, se planta entre ellas. Es preferible que los pensamientos sean de color morado, como símbolo del sufrimiento y pesar que has padecido.

La fiesta de Santa Agueda

En muchas partes de España se celebra una fiesta curiosísima de mujeres, y de mujeres casadas en particular, adscrita a una fecha fija del calendario, el día de Santa Agueda, que es el 5 de Febrero, dos días después de la candelaria y uno después de San Blas[...]

Santa Agueda es una santa de gran importancia folklórica. Patrona del mal de los pechos y de las Enfermeras.

Fuentes