Saltar a: navegación, buscar

Tanis

Tanis
Información sobre la plantilla
Ciudad Antigua de Egipto
EntidadCiudad Antigua
 • PaísBandera de Egipto Egipto
 • RegiónBajo Egipto
 • NomoTanis
 • CapitalDyebat Mehet (Tanis)
Tanis.jpg
Vista panorámica de algunas estructuras de la antigua ciudad de Tanis.

Tanis. Antigua ciudad capital del decimocuarto nomo del Bajo Egipto, cementerio real e importante puerto mediterráneo de Egipto (31º N 32º E) durante el Tercer Período Intermedio. Su rol como gran metrópolis fue breve, ya que antes de ese período tuvo muy corta historia y declinó poco después. Como sitio arqueológico, Tanis, en el delta nororiental del Nilo, se caracteriza por el reuso ecléctico de materiales usurpados de otras ciudades más antiguas.

Ubicación

La villa de San el-Hagar se construyó sobre el muelle oriental de Tanis, la que ocupaba la ribera este del surtidor nilótico, el canal Bahr, en la actualidad una pequeña corriente que se disipa hacia el lago Manzalla. El sitio de Tanis comprende dos geziras (colinas de arena sobre la llanura de la inundación); la colina sudeste se llama Tulul el-Bid, y el norteño Tell San el-Hagar. Esta villa norteña, la más grande de Egipto, comprende más de 177 hectáreas, y se eleva unos 32 metros. Sus una vez fértiles campos de cultivo se han convertido en una estepa salada, condición que ha limitado su posterior ocupación humana y preservado el sitio de la destrucción más recientemente.

Historia

Reinos antiguo, medio y nuevo

Durante los reinos antiguo y medio la región era conocida como los Campos de Dyau y considerada una reserva importante de peces y aves. Perteneció a varios nomos del Bajo Egipto; originalmente en el decimotercero, pasó al decimocuarto durante el Reino Medio y llegó a ser capital del decimonoveno en la época tolemaica.

La primera referencia al sitio procede de una construcción de bloques de Ramsés II, en la dinastía XIX usado originalemente en Menfis. En Tanis, los entierros procedentes de la dinastía XX yacen debajo de un muro que indica la presencia de un asentamiento; sin embargo, la metrópolis no se fundó hasta el decimonoveno año de reinado de Ramsés XI, último rey de la dinastía XX, cuando Egipto fue dividido en dos potentados: el Alto Egipto gobernado por el sumo sacerdote Herihor y el Bajo Egipto bajo el mando del generalísimo Smendes, quien abrió a Tanis como puerto después del abandono de Pi-Ramsés.

Tercer período intermedio

La Historia de Unamón, un cuento sobre comercio con Levante, muestra a Unamón embarcándose desde Tanis en una misión de Herihor, bajo el mando de Smendes y su esposa Tentamón, a finales de la dinastía XX. Smendes eventualmente fundó la dinastía XXI y enterrado probablemente en Tanis, ya que uno de sus vasos canopos fue encontrado en sus vecindades.

El sucesor de Smendes, Psusenes I fundó un templo de Amón hacia el norte de la ciudad, utilizando para el muro de ladrillos de la estructura, piedras trasladadas desde la antigua ciudad de Pi-Ramsés. Inscripciones conjuntas de Psusenes I y Pinedyem I en dicho templo indican una reconciliación entre los tronos de Tanis y Tebas. Psusenes I construyó una mastaba (tumba 3) en Tanis, en la esquina sureste del muro del templo, decorada con relieves suyos ofreciendo a divinidades de ultratumba. Fue enterrado allí con un ajuar funerario impresionante, incluyendo un sarcófago real usurpado a Merenptah (Imperio Nuevo) y un ataúd de plata, así como una mascarilla de oro.

Otro rey de la dinastía XXI, Amenemope, fue enterrado en una estructura adyacente (tumba 4) dentro de otro sarcófago usurpado, una mascarilla de oro y algunas joyas. Se encontraron allí algunos objetos de Siamón, sucesor de Osorkón I, quien construyó los templos de Mut y Jonsu en un recinto sudoeste, completando la estructura del templo al estilo del de Karnak, haciendo a Tanis una réplica de Tebas. Los reyes de esta dinastía cuyas tumbas están aun por localizar son Smendes, Osorkón, Siamón y Psusenes II.

Sesonquis II, rey de la dinastía XXII o dinastía libia, fue enterrado intrusivamente dentro de la antecámara de Psusenes I, con un ataúd de plata con cabeza de halcón, una mascarilla de oro, joyería y vasos canopos de plata. Osorkón I construyó un mausoleo de cuatro cámaras (tumba 1) adjunta al muro sur del de Psusenes I; con escenas funerarias clásicas, la tumba fue robada desde la antigüedad. Takelot I y Osorkón II fueron enterrados en el mausoleo de Osorkón I. Osorkón II usurpó muchos de los anteriores monumentos del templo de Amón y construyó el Templo Este, utilizando columnas de granito palmiformes del Reino Antiguo, las que fueron reinscritas por Ramsés II y él mismo.

Sesonquis III construyó la puerta oeste del precinto del templo, usando obeliscos reusados y bloques del templo procedentes de los reinos antiguo y medio. Esta puerta tenía como fachada el coloso santuario usurpado por Ramsés II. Este rey fue sepultado al norte de la tumba de Amenemope en una estructura separada (tumba 5), inscrita con libros funerarios reales, esta fue saqueada también en época remota. Otras dos tumbas destruidas de ocupantes desconocidos se descubrieron al sur de esta estructura (tumba 2) y hacia el oeste (tumba 6).

Los reyes de la dinastía XXII cuyos enterramientos no han sido localizados son: Takelot I; Sesonquis IV y Sesonquis V, de los cuales los bloques de sus quioscos fueron reusados en una pared alrededor del lago sagrado.

Período tardío

Durante la dinastía XXV el rey nubio Piye conquistó Tanis y el rey Tarcos la hizo su residencia real durante un corto período. Algunos relieves arcaizantes realizados durante la época se han encontrado también reutilizados en las paredes del lago sagrado. Tanis pasó una y otra vez de manos nubias a asirias y saítas hasta la dinastía XXVI cuando Psamético I construyó un quiosco en la ciudad. El quiosco fue adornado con una procesión de dioses de los nomos, el que fue posteriormente desmantelado y reusado en otras estructuras.

Ninguna obra significativa se realizó en Tanis durante la primera ocupación persa. Probablemente Nectanebo I, durante la dinastía XXX, erigió la enorme muralla exterior de ladrillos, así como el templo de Jonsu anexado a la pared norte del templo de Amón, cercano a la puerta norte; este no fue concluido hasta el período tolemaico.

La construcción del templo de Horus, cercano a la puerta este, se inició también durante la dinastía XXX y completado bajo los tolomeos después de la segunda ocupación persa. Ptolomeo I construyó la puerta este del templo. Ptolomeo II y Arsinoe dedicaron una pequeña capilla de ladrillos; algunas finas estatuas tolemaicas fueron encontradas en la vecindad. Ptolomeo IV erigió un templo en el recinto suroeste de Mut. Algunas casas de época tolemaica se construyeron sobre el templo de Amón, indicando que este ya no estaba en uso durante ese período.

Período romano

Para la época romana Tanis estaba cubierta de limo, convirtiéndose en una villa menor. En ese momento, la mayoría de los bloques de caliza del templo fueron quemados para obtener cal. En época bizantina Tanis fue un pequeño obispado, pero abandonado eventualmente a la llegada del islam y no vuelto a abrir hasta el dominio otomano.

Descubrimientos arqueológicos

Napoleón Bonaparte mandó a recopilar información arqueológica de la ciudad durante su campaña egipcia a finales de los 1700s. En 1825 Jean-Jacques Rifaud envió dos de las esfinjes de granito rosado al Museo del Louvre, en París. Otras estatuas fueron enviadas a San Petersburgoy Berlín.

La primera excavación de gran escala realizada en la ciudad fue conducida por Auguste Mariette entre 1860 y 1864, quien identificó a Tanis como Avaris, la capital de los hicsos basado en sus inusuales descubrimientos; sin embargo, las obicuas inscripciones de Ramsés II que llamaban a la ciudad Pi-Ramsés lo llevó a suponer que además se trataba de una residencia real ramésida.

Flinders Petrie excavó en Tanis en 1884 haciendo un plano preciso del precinto del templo, copiando inscripciones y haciendo trincheras exploratorias. Pierre Montet inició sus trabajos en Tanis en 1929 y no hasta el inicio de la Segunda Guerra Mundial descubrió las tumbas reales, lo cual privó su hallazgo de la publicidad que generó el descubrimiento de la tumba de Tutankamón, aun cuando las riquezas encontradas rivalizaban con las del rey niño. El equipo de Montet concuyó finalmente que Tanis no era Avaris ni Pi-Ramsés, sino que el material inscrito de aquellas ciudades había sido trasladado hasta el sitio durante el tercer período intermedio.

Fuentes

  • Redford, Donald. [Ed.] The Oxford Encyclopedia of Ancient Egypt. Vol. I. Oxford: Oxford University Press, 2001.
  • Shaw, Ian; Nicholson, Paul [Ed.] The British Museum Dictionary of Ancient Egypt. El Cairo: The American University in Cairo Press, 2002.