Saltar a: navegación, buscar

Templo Bautista Gerizim

Templo Bautista Gerizim
Información   sobre la plantilla
Entrada-templo-gerizim.jpg
UbicaciónConsejo PopularAlto Songo, Santiago de Cuba, Bandera de Cuba Cuba
Arquitectura
Construcción10 de junio de 1904

Templo Bautista Gerizim. Se encuentra ubicado en Alto Songo, Santiago de Cuba. Inicialmente su construcción era de madera, y con el pasar de los años, debido a los grandes deterioros adquiere la arquitectura actual.

Inicios de la obra bautista en Alto Songo

El 1 de mayo de 1903, se inicia la obra bautista en el poblado de Alto Songo. Para este propósito fue enviado José R. Escandell. La obra bautista alquiló una humilde casa de techo de guano, donde vivía el misionero y se tuvieron las primeras reuniones de los hermanos cristianos. Por haber crecido el número de creyentes, se hizo necesario adquirir una nueva casa para continuar la obra.

Primer Templo

Primer Templo

Entre el año 1903 y 1904, se compra el terreno donde está ubicado actualmente el templo (terreno que era mucho más grande) y se comenzó a construir la capilla (de madera), que fue inaugurada el 10 de junio de 1904. Así ya los pobladores podían decir que tenían un Templo Bautista.

Construcción inicial

El inmueble era de un solo piso. Con su salón para dar los cultos y dos cuartos, uno de ellos era para impartir las clases de la escuela dominical a los niños. Además contaban con un patio y un baño (de letrina).

Uno de los primeros pastores

Entre los años 1910 y 1912 estuvo pastoreando el Reverendo Francisco País Pesqueira (padre de Frank País García) que provenía de la Primera Iglesia de Santiago de Cuba, junto a su hija Sara País Rodríguez, quien fue nombrada Auxiliar Misionera y trabajaba de conjunto con su padre.

La familia País fundó el colegio “El Porvenir”, para enseñar a leer y escribir a los niños del poblado. La misma fue dirigida por el Rev. País y Esther González. Por esos años, Enrique Molina Cardero, esposo de Sara, organiza un Banco de Ahorro Infantil.

A qué debe su nombre

Templo Bautista Gerizim, se designa con este nombre basados en el texto de la Biblia que se encuentra en el libro Deuteronomio donde Dios proclamó bendiciones para el pueblo de Israel, pueblo escogido por Dios para llevar a cabo su plan de salvación de todo el mundo.

Templo actual

Pasados los años, en 1998, estando el seminarista Baldomero Domínguez González a cargo de la Iglesia, piden permiso al gobierno para demoler el templo que estaba en muy malas condiciones (casi al caerse), y comienza la demolición en mayo de ese mismo año. Dándose los cultos, durante todo el período de construcción en la casa pastoral, en la calle Coronel Mejías.

Arquitectura del Templo

El templo es de dos pisos y cuenta con una terraza.

En el primer piso está el salón de los cultos, con un baño, un cuarto para guardar objetos y diversidad de cosas, así como el bautisterio.

En el segundo piso está la sala de lecturas, las aulas para las clases de la escuela dominical, una sala de estar, un baño y un pantri.

La terraza sirve de espacio para disfrutar de la vista del poblado y celebrar diversas actividades que son programadas con tiempo.

Algunas actividades

Error al crear miniatura: Falta archivo

Diversas actividades se han realizado en el Templo después de su remodelación. Luego de la inauguración de la Sala de Lecturas, en septiembre del 2010, algunas de las actividades que se han realizado son las siguientes:

  • Impartir conferencias, entre ellas la martiana, basada en el libro del Pastor Rafael Cepeda, titulado “El pensamiento cristiano en la obra de José Martí”.
  • Actividades con los niños regularmente (juegos, teatro de títeres).
  • Actividades con las damas de la Iglesia, en las que se imparten cursos como por ejemplo de educación cristiana.
  • Confraternidades teológicas, en las que participan líderes y hermanos de otras Iglesias.

Fuentes

  • Templo Bautista Gerizim.
  • Dr. Roy Acosta García, Historia y Teología de la Convención Bautista de Cuba Oriental, Tomo I.
  • Juan Antonio Monroy, Frank País Un líder evangélico de la Revolución Cubana.
  • Testimonio del Reverendo Baldomero Domínguez González.
  • Testimonio de Reneé Bárbara Romero Alcolea, Activista de la Sala de Lecturas.