Saltar a: navegación, buscar

Tierras de Penumbra (película)

“Tierras de penumbra”
Información sobre la plantilla
Drama, Romance, Biográfico | Bandera del Reino Unido Reino Unido
Portada Tierras de penumbra.jpg
Es una apasionante historia de amor y fe, ante la tragedia de la enfermedad y la muerte.
Nombre“Shadowlands”
Estreno1993
GuiónWilliam Nicholson (Basado en una novela de C.S. Lewis)
DirectorRichard Attenborough
Producción GeneralBrian Eastman, Richard Attenborough
Dirección de FotografíaRoger Pratt
RepartoAnthony Hopkins, Debra Winger, Joseph Mazzello, Edward Hardwicke, John Wood, James Frain, Julian Fellowes, Peter Firth, Roger Ashton Griffiths
ProductoraPrice Entertainment, Spelling Films International, Shadowlands Productions
PaisBandera del Reino Unido Reino Unido
“Tierras de penumbra”; título original “Shadowlands”, es una película de 1993, dirigida por Richard Attenborough. Inspirada en personajes reales y basada en una obra teatral de William Nicholson. La cinta cuenta con el protagonismo de Anthony Hopkins (siempre recordado por su papel de Hanibal Lecter en "El silencio de los corderos"), aunque los laureles fueron a parar a Debra Winger que ya veía lejano uno de sus grandes éxitos: "Oficial y caballero". Y es que la actriz estadounidense optó al Oscar a mejor actriz principal por su trabajo en la que nos ocupa. Existe otra versión de la misma historia, rodada en 1985 para la televisión, con Joss Ackland y Claire Bloom en los papeles principales.

Sinopsis

Ambientada en la década de 1950, la película se centra en el profesor C. S. Lewis, un erudito reservado, soltero y de mediana edad, académico en la Universidad de Oxford y autor de Las crónicas de Narnia, serie de libros para niños, y su relación con la poetisa divorciada estadounidense Joy Gresham y su hijo Douglas.

Comentarios

Comentarios Tierras de penumbra 3.jpg
Comentarios Tierras de penumbra 2.jpg
Comentarios Tierras de penumbra 1.jpg
Madrid, 29 de agosto de 2014. El pasado 24 de agosto moría a los noventa años, el actor y director británico Richard Attenborough. Aunque algunos sólo le conocerán por su papel en películas como Parque Jurásico, es autor de superproducciones como Gandhi que recibió el Oscar a la mejor película y al mejor director en 1982, pero también de una obra maestra tan incontestable, como “Tierras de penumbra” (1993). En ella narra el matrimonio de C. S. Lewis (1898-1963), llevado al teatro por Bill Nicholson, que el director evangélico Norman Stone trasladó a la televisión en una producción de la BBC, que emitió TVE en 1987. Es una apasionante historia de amor y fe, ante la tragedia de la enfermedad y la muerte.

El romance tardío del escritor inglés C.S. Lewis con la poetisa norteamericana Joy Davidman, es narrado por Attenborough con auténtica pasión. El genial actor galés Anthony Hopkins recrea con vitalidad el papel de este profesor enamorado. Y la joven actriz norteamericana Debra Winger intenta parecer mayor, para representar a esta mujer judía, convertida al cristianismo, después de haber sido comunista y divorciarse de un alcoholizado guionista de Hollywood. Aunque el problema del dolor, es el que domina esta historia sobre el corto matrimonio del autor de Crónicas de Narnia, golpeado por la enfermedad y la muerte de su esposa, justo después de su boda. El escritor de Cristianismo básico o Cartas del diablo a su sobrino, sigue siendo considerado uno de los mayores apologistas de la fe cristiana. Aunque fue convertido del ateísmo por la influencia del católico J. R. R. Tolkien, autor de El Señor de los Anillos, Lewis siguió siendo anglicano, aunque sea cada vez más reivindicado por el catolicismo tradicional, que publica ahora sus libros en editoriales vinculadas a movimientos como el Opus Dei (Rialp) o Comunión y Liberación (Encuentro).

Aparte de Crónicas de Narnia, que está siendo ahora editada por Destino que ha sacado también su alegoría espiritual El regreso del Peregrino, basada en la famosa obra puritana de Bunyan, Anagrama lleva ya tiempo dando a conocer a un público más amplío la traducción que hizo para Trieste de Una pena observada, la fallecida escritora salmantina Carmen Martín Gaite, mientras su propia hija estaba enferma de muerte. Este libro escrito bajo seudónimo, contiene las notas fragmentarias de Lewis del proceso de luto, en que se basa en parte “Tierras de penumbra”. (Escrito por José de Segovia. entrelineas.org)

Versión anterior

Cuando la televisión española era otra cosa, difundió el 19 de mayo de 1986 la primera versión que hizo la BBC de esta historia, dirigida por un evangélico llamado Norman Stone. “Tierras de penumbra” se llamaba entonces Valle de sombra de muerte, por las palabras del Salmo 23. Contaba con dos veteranos actores británicos, Joss Ackland y Claire Bloom. Ese mismo año el espacio El ojo de cristal de TVE había emitido ya el 24 de marzo otra película de Stone sobre Lutero. Las dos son dos obras magistrales de este hijo de un pastor bautista reformado como también lo era su abuelo y cuatro de sus tíos, que se crió sin televisión, y todavía se define como un evangélico calvinista. Stone está casado con una popular presentadora de televisión, que es también evangélica, Sally Magnusson, hija de un islandés afincado en Escocia, que llegó a ser famoso por inventar el juego del Mastermind.

El hecho de ser cristiano, Stone, no hace el final de su versión más esperanzador que la película de Attenborough. Todo lo contrario, su desoladora conclusión contrasta con el falso consuelo de las palabras repetidas por Hopkins en dos momentos claves de la película, cuando dice que el dolor de entonces es parte de la felicidad de ahora, para concluir que ¡ese es el trato!. Es lo único que no me gusta de esta historia, que da una perspectiva incluso más positiva de la fe, al incluir extractos del libro de El problema del dolor, por medio de una conferencia, que no aparece en la versión de Stone.

La contrapartida es que ésta es una versión algo más superficial, al reflejar el dilema que el sufrimiento supone para la fe. Cuando uno lee el libro de Lewis, Una pena observada, se da cuenta que la perspectiva de Stone es mucho más realista. Lo que si logra trasmitir mejor, Attenborough es el entusiasmo del enamoramiento, que literalmente te arrebata con el poder de unas imágenes, que te cautivan tanto como la seductoras conversaciones del encantador personaje que interpreta Debra Winger. Sus inteligentes diálogos van acompañados de una extraordinaria sensibilidad, que hace que uno realmente se conmueva con esta maravillosa historia de amor. (entrelineas.org)

Principales Intérpretes

Escenas de la película

Frases de la película

  • “Acláreme algo, ¿está intentando ofenderme o es sólo que es estúpido?”

Debra Winger - Joy Gresham

  • “El dolor es el megáfono que utiliza Dios para despertar a un mundo de sordos.”

Philip Anthony Hopkins - CS "Jack" Lewis

  • “Leemos para saber que no estamos solos.”

Philip Anthony Hopkins - CS "Jack" Lewis

Críticas

Critica Tierras de penumbra 1.jpg
Critica Tierras de penumbra 2.jpg
Critica Tierras de penumbra 3.jpg
  • Adaptación de una obra teatral de William Nicholson, que se inspiró en la figura del escritor y profesor C.S. Lewis. Plantea una historia de amor siempre en el borde de la desesperación, por cuanto sus protagonistas no saben hacer compatibles la razón y la pasión. El evidente interés de estas premisas no impide que su director se muestre tan apagado como de costumbre, pero las excelentes interpretaciones salvan la función. (Crítica de Fotogramas)
  • Sensible acercamiento a la figura del escritor británico C.S. Lewis, célebre por su obra apologética del cristianismo, y por su saga infantil “Las crónicas de Narnia". El film se basa en la pieza teatral de William Nicholson, inspirada a su vez por la obra de Lewis "Una pena en observación", transformada en guión cinematográfico por él mismo. En él se nos muestra a Lewis, o Jack, como le llaman sus amigos, como una figura pública bien asentada, prestigioso escritor y profesor universitario en Oxford, que vive una vida cómoda y ordenada con su hermano Warnie, según el "estuche" que él mismo se ha fabricado cuidadosamente. Un día recibe una carta de Joy Gresham, una escritora estadounidense admiradora de su obra que desea conocerle con su hijo. Creyendo que se tratará de un encuentro más, Lewis pronto queda fascinado por Joy, y nacerá algo llamado amor. Pero junto al amor llegará el dolor del que tanto ha hablado teóricamente en conferencias "El dolor es el cincel con el que Dios habla a un mundo de sordos", suele tronar con convicción, pues a Joy le diagnostican una enfermedad terminal. Aceptar trance tan doloroso es el desafío de Lewis, a quien como le recordará su amada, ha de tener en cuenta que "el dolor de hoy es parte de la felicidad de entonces". Richard Attenborough ha sido tachado, con cierta injusticia, de director academicista. Sea como fuere, en este su mejor film demuestra una exquisita sensibilidad al plasmar la historia en imágenes. Cuenta para ello con una trama rica en sugerencias el estudiante que se duerme en las clases de Lewis, rival de su ingenio, que le sugiere acudir a Aristóteles para explicar que "la acción es el personaje" en las obras de ficción; el niño que desea ver el armario que conduce a Narnia en el desván de la casa de Lewis, y que, cuando llega la muerte, descubre su fondo de sólida madera... y un espléndido reparto donde brillan, por supuesto, la pareja protagonista compuesta por Anthony Hopkins y Debra Winger. (Crítica decine21.com)
  • “Tierras de penumbra” cuenta una historia simple, pero repleta de mensajes tanto religiosos, como filosóficos, como espirituales. Es una película pseudo biográfica basada en el libro corto de C.S. Lewis, “La pena en observación”, aunque sin ser propiamente una adaptación del libro. El conocido académico de Oxford y escritor británico, C.S. Lewis (Anthony Hopkins), autor entre otras novela de “Las Crónicas de Narnia”, lleva una vida austera, rutinaria, erudita y ordenada, dando clases y conferencias e intercambiando saberes con otros eminentes académicos, hasta que su vida queda trastocada por completo con la llegada de Joy Gresham (Debra Winger), poetisa americana impulsiva, espontánea, judía y comunista, y su hijo Douglas (Joseph Mazzello). Lo que en un principio es mera amistad, surgida sobre todo por discusiones y argumentaciones literarias, se irá transformando en un sentimiento amoroso, que, sin embargo, pasa desapercibido para el rígido escritor. Hasta que la realidad le da un golpe tan duro que comprende perfectamente que tiene el amor de su vida delante de las narices y que no quiere perderlo por nada del mundo. En resumen, una película sensible (pero sabiamente contenida), que trata de forma inteligente temas como la vida, la muerte, las dudas (es tierra de penumbras), el amor, la infancia, el dolor, la felicidad, la religión. (elseptimoarte.net)
  • “Todos estamos en tierras de penumbra”, pero esa es buena señal. La sombra sólo existe cuando hay una luz detrás; el sufrimiento del que se entrega es signo de que tiene amor.

Premios

“Año 1994”

  • 2 nominaciones al Oscar: Mejor actriz (Debra Winger), Mejor guión adaptado
  • 2 Premios BAFTA: Mejor film británico y actor (Hopkins). 6 nominaciones
  • National Board of Review: Mejor actor (Anthony Hopkins)
  • Círculo de Críticos de Nueva York: Nominada a Mejor actor (Hopkins)

Referencias

Fuentes