Toa (mitología)

Toa
Información sobre la plantilla
RanaMates.png
Religión o MitologíaMitología aborigen antillana

Toa. También Tona. En la mitología antillana (aruaca) se asocia a la forma en que se transformaron los niños abandonados por sus madres. Probablemente un cemí relacionado con la humedad, la lluvia y las cosechas.

Iconografía

Las figuras de las ranas son comunes en la iconografía de los aruacos de Cuba, bien en el decorado de vasijas de cerámica o en otras piezas del mismo material, como el ídolo encontrado en la loma de Los Mates, Báguanos, Holguín. En otras oportunidades se les aprecia en majaderos de piedra o en colgantes de concha.

Mitología

Albeborael Guahayona, en uno de sus célebres ardides, instó a las mujeres a dejar a sus hijos con sus padres a orillas de un arroyo. Los pequeños pronto pidieron mamar de sus pechos, motivados por el hambre, y su llanto se mezclaba con gritos desgarradores de “toa”, “toa”. Nada pudieron hacer los padres para consolarlos, y aquellos desventurados tomaron la figura de ranas, desde entonces denominadas Toa o Tona.

Por la frecuencia de este motivo en las representaciones iconográficas aborígenes, no cabe dudas de que Toa debió tener un cierto peso en el universo mítico del pueblo aruaco, así como un irresistible atractivo, quizás de mayor alcance que su participación en la fábula del viaje mitológico de Albeborael por las Antillas. La cruel solución de abandonar a los niños junto al arroyo, se conjuga con el sacrificio impuesto a las madres y a los padres en aras de concluir con las relaciones incestuosas. Este problema agobiaba al pueblo aruaco desde que el primero de ellos fue concebido luego del apareamiento de Caguama con los Cuatro Gemelos.

Fuentes

  • Arrom, Juan J. Relación acerca de las antigüedades de los indios La Habana: Editorial Ciencias Sociales, 1990.
  • Guarch Delmonte, J. M. y Querejeta, Alejandro. Mitología aborigen de Cuba: deidades y personajes. La Habana: Publicigraf, 1992.