Saltar a: navegación, buscar

ALBA

Para otros usos de este término, véase Alba (desambiguación).
Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP)
Información sobre la plantilla
Bandera de Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP)
Bandera
Escudo de Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP)
Escudo
 
Situación de ALBA
 
Tipo Organismo internacional
Secretario ejecutivo
Rodolfo Sanz
Miembros Bandera de Antigua y Barbuda Antigua y Barbuda
Bandera de Bolivia Bolivia
Bandera de Cuba Cuba
Bandera de Dominica Dominica
Bandera de Ecuador Ecuador
Bandera de Nicaragua Nicaragua

Bandera de San Vicente y las Granadinas San Vicente y las Granadinas
Bandera de Santa Lucía Santa Lucía
Bandera de la República Bolivariana de Venezuela Venezuela

Sitio web Sitio Oficial del ALBA
Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos o ALBA-TCP. Es una plataforma de integración enfocada para los países de América Latina y el Caribe que pone énfasis en la lucha contra la pobreza y la exclusión social con base en doctrinas de izquierda. Se concreta en un proyecto de colaboración y complementación política, social y económica entre países de América Latina y el Caribe, promovida inicialmente por Cuba y Venezuela como contrapartida del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), impulsada por Estados Unidos.

El "ALBA" se fundamenta en la creación de mecanismos que aprovechen las ventajas cooperativas entre las diferentes naciones asociadas para compensar las asimetrías entre esos países. Esto se realiza mediante la cooperación de fondos compensatorios, destinados a la corrección de discapacidades intrínsecas de los países miembros, y la aplicación del Tratado de Comercio de los Pueblos o "TCP".

El ALBA-TCP otorga prioridad a la relación entre los propios países en pie de igualdad y en el bien común, basándose en el diálogo subregional y abriendo campos de alianzas estratégicas fomentando el consenso y el acuerdo entre las naciones latinoamericanas.

Historia

La propuesta del ALBA la formuló por primera vez el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, en el marco de la III Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Asociación de Estados del Caribe, celebrada en la Isla de Margarita, el 11 y 12 de diciembre de 2001.

En esa oportunidad, el presidente Chávez señaló:
«"Ese modelo neoliberal no puede ser la base ni el marco para nuestros modelos de integración. No puede ser, es imposible que nosotros pongamos por delante para integrarnos, a la economía. No es la economía la que nos va a integrar y menos nuestras economías llenas de debilidades, de vulnerabilidades. Creo que se impone de nuevo lo que pudiéramos llamar la revancha de la política, que la política vuelva a la carga y que tome la vanguardia de los procesos de integración. Y es la idea de Bolívar. Y es la idea original de muchos otros hombres y mujeres de nuestro Continente, de nuestro Caribe, pero tal cual lo planteaba Simón Bolívar en la Carta de Jamaica, 1815. (...) Bolívar dice allí:

"Sueño como ningún otro ver formado un solo cuerpo político en esta parte del mundo y esa fue consigna hasta el último día de su vida, porque ocho años más tarde, ya no desde el Caribe vibrante sino desde la Cordillera del Alto Perú, convocaba al Congreso Anfictiónico de Panamá, y decía: ‘Vamos a convocarnos a una Liga, a una unión de naciones’. Un pacto político es lo que se impone hoy como era lo que se imponía entonces, y una integración integral, a lo bolivariano. El ALCA, por ejemplo, ¿es ese el camino?

Queremos un modelo que nos integre de verdad. No un modelo que nos desintegre, que integre a unos a expensas de la desintegración de otros, ese no puede ser el camino, por tanto con mucha modestia y humildad proponemos desde Venezuela, a los caribeños y a los latinoamericanos que vayamos pensando de una buena vez en otra alternativa porque esa creemos que no es posible. Y es cuando se nos ha ocurrido lanzar una propuesta, que pudiera llamarse el ALBA, Alternativa Bolivariana para las Américas. Un nuevo concepto de integración que no es nada nuevo, se trata de retraer o de traer nuevamente un sueño que creemos posible, se trata de otro camino, se trata de una búsqueda, porque ciertamente la integración para nosotros es vital: O nos unimos o nos hundimos. Escojamos pues las alternativas".»[1]

El 14 de diciembre de 2004 se realiza en La Habana la I Cumbre del ALBA. El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, y el Presidente del Consejo de Estado de Cuba, Fidel Castro, firman la Declaración Conjunta para la creación del ALBA y el Acuerdo de Aplicación del ALBA.

Fidel y Chávez el 14 de diciembre de 2004 en La Habana firmando juntos el Acuerdo para la aplicación del ALBA

En el texto de la histórica Declaración Conjunta se señala:

Afirmamos que el principio cardinal que debe guiar el ALBA es la solidaridad más amplia entre los pueblos de América Latina y el Caribe, que se sustenta con el pensamiento de Bolívar, Martí, Sucre, O’Higgins, San Martín, Hidalgo, Petión, Morazán, Sandino, y tantos otros próceres, sin nacionalismos egoístas que nieguen el objetivo de construir una Patria Grande en la América Latina, según lo soñaron los héroes de nuestras luchas emancipadoras.[2]

Así fueron sucediéndose diferentes cumbres de Jefes de Estado: la segunda (28 de abril de 2005) y la tercera (29 de abril de 2006), también en Cuba. En esta última se incorpora la República de Bolivia con el presidente Evo Morales, quien suscribe su adhesión al ALBA y propone el Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP), que fue firmado en esa ocasión.

La cuarta Cumbre celebrada el 11 de enero de 2007 en la ciudad de Managua se incorpora la República de Nicaragua, con su presidente Daniel Ortega.

La sexta Cumbre, se realiza en Caracas celebrada del 24 al 26 de enero de 2008. La Mancomunidad de Dominica, con su Primer Ministro, Roosevelt Skerrit, se incorpora al ALBA. En esta misma cumbre, se instala el Consejo de Movimientos Sociales del ALBA y se pone en funcionamiento el Banco del Sur.

A partir de la Séptima Cumbre Extraordinaria del ALBA celebrada el 24 de junio de 2009, en Maracay, se comenzó a denominar Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América. En esta cumbre se incorporaron a la Alianza Ecuador, San Vicente y las Granadinas y Antigua y Barbuda.

El 4 de febrero de 2012 comenzó en Caracas, Venezuela, la XI Cumbre. En esta reunión se acepto la incorporación de Surinam y Santa Lucía, hasta ese entoces países invitados.

Objetivos

"El ALBA, en tanto que alianza política estratégica tiene el propósito histórico fundamental de unir las capacidades y fortalezas de los países que la integran, en la perspectiva de producir las transformaciones estructurales y el sistema de relaciones necesarias para alcanzar el desarrollo integral requerido para la continuidad de nuestra existencia como naciones soberanas y justas"[3]

El ALBA es el proyecto histórico de Simón Bolívar de unidad de la Patria Grande, para garantizar al pueblo:

"La mayor suma de felicidad posible, la mayor suma de seguridad social y la mayor suma de estabilidad política"[4]

Principios rectores

"El ALBA se sustenta en los principios de solidaridad, cooperación genuina y complementariedad entre nuestros países, en el aprovechamiento racional y en función del bienestar de nuestros pueblos, de sus recursos naturales -incluido su potencial energético-, en la formación integral e intensiva del capital humano que requiere nuestro desarrollo y en la atención a las necesidades y aspiraciones de nuestros hombres y mujeres"[5]
Declaración de la V Cumbre del ALBA.

Estructura

El ALBA cuenta con una estructura orgánica. La máxima autoridad es el Consejo de Presidentes del ALBA-TCP.

También existe un Consejo de Ministros que está constituido en las áreas política, social y económica:

  • Consejo Ministerial Político
  • Consejo Ministerial para los Programas Sociales
  • Consejo Ministerial de Complementación Económica.

Además se creó el Consejo Ministerial de Mujeres del ALBA-TCP, para asegurar la transversalidad de género en todos los instrumentos de integración.

En el mismo nivel jerárquico del Consejo de Ministros, se encuentra el Consejo de Movimientos Sociales, el espacio que permite la participación popular en la construcción del ALBA, concibiéndose a los pueblos como el principal motor de la unidad. El Consejo de Movimientos Sociales del ALBA, está en etapa de definición, siendo los movimientos sociales de los países del ALBA responsables de su organización, la cual deberá incorporar a los movimientos sociales de los demás países de América Latina.

Para articular estas instancias, se creó la Comisión Política y la Coordinación Permanente del ALBA. Además, existe un nivel técnico con grupos de trabajo permanentes (mesas técnicas del ALBA), que son los espacios para el diagnóstico, elaboración, ejecución, evaluación y seguimiento de proyectos por áreas.

Proyectos de integración

Económicos

TCP

Son tratados de intercambio de bienes y servicios para satisfacer las necesidades de los pueblos. Se sustentan en los principios de solidaridad, reciprocidad, transferencia tecnológica, aprovechamiento de las ventajas de cada país, ahorro de recursos e incluyen convenios crediticios para facilitar los pagos y cobros.

Los TCP nacen, para enfrentar a los TLC, Tratados de Libre Comercio, impuestos por Estados Unidos, que conducen al desempleo y la marginación de los pueblos latinoamericanos, por la destrucción de las economías nacionales, a favor de la penetración del gran capital imperialista.

El Sucre

El SUCRE es el primer paso hacia la moneda común de los países del ALBA, para liberarnos del yugo del dólar. Debido a la complejidad de la tarea, el ALBA ha comenzado a partir de la construcción de una Zona Monetaria que incluya inicialmente a los países miembros del ALBA (la Mancomunidad de Dominica participaría en calidad de observadora), mediante el establecimiento de la Unidad de Cuenta Común SUCRE (Sistema Unitario de Compensación Regional) y de una Cámara de Compensación de Pago.

Defensa

Escuela de Defensa y Soberanía del ALBA

El 31 de mayo de 2011, es inaugurada en Bolivia por el mandatario Evo Morales, la Escuela de Defensa y Soberanía del ALBA[6], siendo esta la base para la creación de una doctrina de defensa de los países del ALBA. La escuela acogerá a militares, indígenas, campesinos, empresarios y a todos lo que quieran construir la Patria Grande.

"la seguridad y la defensa de los pueblos se han convertido en algo de vida o muerte" ante los ataques constantes y reiterados del capitalismo imperial, que ataca con mayor intensidad a "los pueblos que estamos en las etapas de descolonización" y que buscan su "propia y verdadera independencia"[7]

En ese sentido, Morales propuso la creación de las escuelas de defensa y seguridad y de un Consejo de Defensa del ALBA.

Véase también

Referencias

Fuente