Actividades para leer, pensar y disfrutar

De EcuRed
Actividades para leer, pensar y disfrutar
Información sobre la plantilla

Consiste en una compilación de fábulas y variadas actividades lúdicas que invitan a profundizar en lo que se lee, aprender más y por lo tanto, ensanchar el nivel cultural, despejar incógnitas, encontrar nuevas preguntas.
Título originalActividades para leer, pensar y disfrutar
Autor(a)(es)(as)Leticia Rodríguez Pérez y Osvaldo Balmaseda Neyra
Editorial:Editorial Pueblo y Educación
GéneroFábulas
IlustracionesLuis Bestard Cruz
Primera edición2008
ISBN978-959-13-1891-6
PaísBandera de Cuba Cuba

Actividades para leer, pensar y disfrutar. Escrito por Leticia Rodríguez Pérez y Osvaldo Balmaseda Neyra. Consta de cuarenta y cinco fábulas que van llevando de la mano al lector desde la primera página hasta la última, para ir al encuentro de otros muy diversos textos.

Contenido

Sinopsis

El libro consiste en una compilación de fábulas y variadas actividades lúdicas que invitan a profundizar en lo que se lee, aprender más y por lo tanto, ensanchar el nivel cultural, despejar incógnitas, encontrar nuevas preguntas.

Porque leer para conocer, aprender, para abrir las puertas a lo diverso, leer en definitiva para crecer, es el objetivo de este libro. La extensión del texto de las fábulas es muy variada, ninguno abarca más de dos páginas, aunque hay algunas muy breves. Esta variedad facilita la lectura y evita la fatiga del lector.

Las fábulas que pueden calificarse de "clásicas" conforman el 28 por ciento del total, entre otras:

  • "El viejo y los niños".
  • "La zorra y las uvas".
  • "El pastor y el lobo".
  • "La lechera".
  • "El viejo, el niño y el asno".
  • "El consejo de los ratones".

Criterio de selección

Al compilar los textos del libro los autores seleccionaron fábulas teniendo en cuenta que los argumentos de las mismas no son muy complejos, por su brevedad característica, devienen textos excelentes para sondear, escrutar y bucear en los procesos de comprensión de las lecturas, y aun de la lectura del mundo. Siempre son muy bien recibidas por su finalidad moralizante.

La fábula, además de propiciar el análisis de la realidad que circunda al lector, si se hacen las adecuadas inferencias, también favorece el vuelo de la imaginación: ingenua, aguda y rica en la infancia, pero que suele revivir en la adultez. Las fábulas escogidas fueron extraídas de Fábulas de Esopo, selección realizada por el Premio Nacional de Edición de Cuba, Esteban Llorach, para la Editorial Gente Nueva (1995).

Estructura

El libro está dividido en dos partes:

Primera parte

En esta primera parte se van presentado las cuarenta y cinco fábulas y un sistema de actividades para cada una, las mismas están encaminadas a dirigir el proceso de comprensión del lector en sus diferentes niveles, fomentar el pensamiento creativo, enriquecer el léxico, llamar la atención acerca de la etimología de palabras y frases, explicar costumbres, fiestas, proverbios y refranes de la cultura hispanoamericana y su origen, además, introducir al lector en el conocimiento de diferentes mitologías (griega, romana, china, egipcia y precolombina) y sugerir anagramas y crucigramas afines al más amplio universo cultural, relacionados siempre con el tema de la fábula en cuestión.

También hay actividades para conocer sobre el mundo del arte, a través de la presentación de otros textos artísticos como la plástica, la música, el cine, el teatro y la danza. Tomando como referencia a los animales que participan en las fábulas, se incluyen actividades que propician el conocimiento de elementos curiosos relacionados con la vida de estos seres. El estudio del entorno geográfico, incluidos los topónimos, donde se desenvuelve la trama de la fábula, o el ecosistema habitual donde moran los protagonistas, no faltan en el entramado de Actividades para leer, pensar y disfrutar.

Muchas actividades de las fábulas aproximan al lector, de una forma u otra, a la vida y obra de célebres escritores de habla hispana: en el libro se ofrecen acercamientos a los españoles Arcipreste de Hita, Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Francisco de Quevedo, Rafael Alberti, Tomás de Iriarte, Félix María Samaniego, Antonio Machado, Federico García Lorca, Juan Ramón Jiménez y Jacinto Benavente y a los latinoamericanos Rubén Darío, César Vallejo, Gabriela Mistral, Juana de Ibarbourou, Pablo Neruda, Juan Rulfo, Mario Vargas Llosa, Ciro Alegría, Gabriel García Márquez, Eduardo Galeano, Francisco Luis Bernárdez, Abel Posse, José E. Machado, José Martí, Nicolás Guillén, Mirta Aguirre, Raúl Ferrer, Fina García Marruz, Dulce María Loynaz y Guillermo Rodríguez Rivera.

También se incluyen actividades que propician la aproximación a escritores de otras lenguas, como William Shakespeare, Ernest Hemingway, Antoine de Saint-Exupéry y León Tolstoi.

Segunda parte

En la segunda parte se ofrecen las respuestas, excepto aquellas que por su carácter supongan una elaboración personal en plena correspondencia con las peculiaridades como lector, también se incluyen numerosas informaciones acerca de personajes, costumbres, hechos y obras, que pueden resultarle al lector de valor y utilidad.

Destinatarios

Aunque el libro está básicamente dirigido a niños y jóvenes, el público lector puede ser muy diverso: desde un niño en los primeros años de su vida escolar, hasta un adulto cualquiera, independientemente de su edad, profesión o nivel escolar alcanzado.

Fuentes

  • Balmaseda Neyra, Osvaldo (2009). Actividades para leer, pensar y disfrutar: una posibilidad para disfrutar la lectura. En: CD-ROOM Memorias del Congreso Internacional Lectura 2009: Para leer el XXI. La Habana. Comité Cubano del IBBY.