Saltar a: navegación, buscar

Cambio semántico

Cambio semántico
Información sobre la plantilla
Cambio semántico.jpg
Concepto:El cambio semántico es el que afecta el significado, ocurre cuando una palabra adquiere un nuevo significado o modifica el original.

Cambio semántico. La lengua no es algo fijo e inmutable, las palabras cambian con el paso del tiempo. La evolución del subsistema lexical-semántico, es tan brusca, los cambios ocurren con tanta velocidad, que a veces no puede encontrarse de forma inmediata la causa que la originó. Se ha dicho que de todos los elementos lingüísticos apresados en el flujo del lenguaje, el significado es probablemente el menos resistente al cambio. Son varios los factores y causas que inciden en ello.

Historia

Hasta la década del treinta en el siglo XX, el cambio de significado fue el centro de la atención de los primeros semánticos, como Bréal (fundador de la semántica moderna), y su precursor Reisig. Se trataba entonces de clasificar los cambios semánticos y descubrir las leyes semánticas. Ambos intentos fueron muy ambiciosos, pero no arribaron a resultados satisfactorios, aunque sirvieron de base a estudios posteriores sobre el tema. Durante treinta años más siguieron haciéndose investigaciones sobre el subsistema lexical-semántico, pero ya el interés de la mayoría de los lingüistas estuvo centrado en torno a problemas descriptivos y estructurales, mientras que el cambio de significado pasó a ocupar un segundo plano. A pesar de esto, han habido valiosos aportes en el campo de los cambios semánticos.

Tipos de cambio

  • Ampliación del significado.
  • Alteración del significado.

Factores

Entre los muchos factores que facilitan los cambios semánticos, son de importancia fundamental los siguientes:

  • La lengua se trasmite de una manera discontinua, de una generación a otra: frecuentemente los niños entienden mal el significado de las palabras y en la mayoría de los casos estos errores son corregidos a tiempo, pero, si por alguna razón esto no sucede, se producirá un cambio semántico en el uso de esa generación. Ejemplo: to count your beads, significaba en un principio “contar tus oraciones”, pero como la acción de rezar se hacía contando las cuentas de un rosario, la palabra beads fue tomada para referirse a las cuentas y perdió su significado inicial.
  • La vaguedad en el significado: esta fuente de cambios semánticos está dada por la naturaleza genérica de las palabras, la multiplicidad de sus aspectos, la falta de familiaridad y la ausencia de fronteras bien deslindadas.
  • La pérdida de la motivación: si una palabra no se desvincula de su raíz ni de otros miembros de la misma familia, mantendrá hasta cierto punto su significado, pero, si por alguna razón esto no ocurre, el significado puede cambiar libremente y apartarse, por tanto, de sus orígenes.
  • La existencia de la polisemia: una palabra puede tener uno o varios sentidos nuevos sin cambiar su significación inicial. Algunos de estos nuevos sentidos pueden tener corta vida al ser usados por un individuo en un solo contexto, pero otros pasarán a la lengua y serán perdurables, dando lugar a una de las formas de polisemia (especialización), expresiones figuradas.
  • Muchos cambios semánticos surgen en contextos ambiguos: una palabra aislada puede tomarse en dos sentidos distintos, mientras que la significación del contexto permanece inalterable.
  • La estructura del vocabulario: este es quizás el más importante de los factores que rigen el cambio semántico. El sistema fonológico y gramatical de una lengua está constituido por elementos limitados y estrechamente relacionados entre sí. En cambio, el vocabulario, al estar integrado por un número mayor de unidades, resulta mucho más fluido y móvil. El vocabulario de una lengua es una estructura inestable en la que las palabras individuales pueden adquirir y perder significados con la máxima facilidad.

Causas del cambio semántico

Lingüísticas

Algunos cambios semánticos son debidos a asociaciones que las palabras contraen en el habla. La colocación habitual puede afectar permanentemente el significado de los términos en cuestión; por “contagio”, el sentido de una palabra puede ser transferido a otra sencillamente porque aparecen juntas en muchos contextos. Por ejemplo, hay expresiones que adquieren sentido negativo por haber aparecido siempre con la negación, tales como:

  • En mi vida lo he visto.
  • Me importa un bledo.

Históricas

La lengua es más conservadora que la civilización, por eso con el paso del tiempo cambian los objetos, las instituciones, las ideas, las ciencias, las costumbres, y sin embargo, se conserva el nombre.

  • Objetos: la palabra inglesa car (coche) procede de la latina carrus (palabra de origen celta), que significaba “vehículo de cuatro ruedas”. Los coches modernos guardan escasa semejanza con los vehículos celtas del siglo I a.n.e., pero se mantiene el nombre.
  • Instituciones: la palabra parlamento (calcada del antiguo francés parlament) se ha mantenido a pesar de los graduales cambios constitucionales que han ocurrido.
  • Ideas: el término bumour (humor) se basa en concepciones fisiológicas anticuadas: la teoría de los cuatro fluidos o humores cardinales del cuerpo (sangre, flemas, cólera o bilis y melancolía o atrábilis), por cuyas proposiciones se consideraba que estaban determinadas las cualidades físicas y mentales y.la constitución de una persona. Después estas nociones se olvidaron, pero humor se convirtió gradualmente en uno de los términos claves del modo de vida británico; también del genio o índole del carácter de una persona.
  • Conceptos científicos: hay múltiples conceptos científicos que han retenido sus nombres tradicionales a pesar de los cambios que han experimentado. Por ejemplo: átomo se ha vuelto inapropiado, puesto que en griego significaba “indivisible”.

Sociales

Se producen cuando hay préstamos sociales y desplazamiento del área social de la palabra, especialización o generalización, que conducen a un desplazamiento de su área semántica (restricción o extensión). Un ejemplo de generalización lo constituye la palabra estrategia y de especialización, la palabra asimilación, referida a un fenómeno fonético.

Psicológicas

Los cambios de significado con frecuencia tienen sus raíces en el estado de ánimo del que habla o en algún rasgo más permanente de su índole mental. Estas causas provocan la búsqueda de expresividad, tabúes y eufemismos, la fuerza emotiva, etcétera.

  • Factores emotivos: si se está intensamente interesados en un tema, se tiende a hablar frecuentemente de él, lo cual sugerirá símiles y metáforas para la descripción de otras experiencias. Por ejemplo: durante la Primera Guerra Mundial por la impresión de ciertas armas pavorosas, se le aplicaban metáforas pintorescas y festivas para despojarlas de algo de su terror. Así, una ametralladora se convertía en un “molinillo de café”.
  • Tabú: cuando se cambia una palabra porque significa algo sagrado, peligroso, misterioso, por otra de significado inofensivo (eufemismo), se dice que la palabra ha sido sometida a tabú.
    • Tabú del miedo: el miedo a seres sobrenaturales ha impuesto frecuentemente interdicciones, tabúes sobre sus nombres. Por ejemplo, el nombre del diablo ha dado origen a incontables eufemismos.
    • Tabú de la delicadeza: es una tendencia humana el eludir la referencia directa a asuntos desagradables. Por ejemplo, los eufemismos enlazados con la enfermedad y la muerte, como el eufemismo malo, al referirse al cáncer: es malo lo que tiene.
    • Tabú de la decencia: las tres esferas más directamente afectadas por esta forma de tabú son el sexo, ciertas partes y funciones del cuerpo y los juramentos. En francés, el uso de la palabra filie (hija o muchacha) como eufemismo para referirse a la prostituta, ha devenido un tabú, y ya, para referirse a una muchacha es necesario decir jeune filie.

La influencia extranjera

Muchos cambios de significado son debidos a la influencia de algún modelo extranjero. Por ejemplo: bear, para denotar las constelaciones: la Great y la Lesser Bear (la Osa Mayor y la Osa Menor) tienen paralelo en muchas lenguas: en francés, Ourse; en italiano, Orsa, etcétera.

La exigencia de un nuevo nombre

Siempre que se requiera un nuevo nombre para denotar un objeto o idea nuevos, se puede formar una palabra nueva con elementos ya existentes; copiar un término de un idioma extranjero o alterar el significado de una palabra vieja. Por ejemplo, alunizar surgió al llegar los primeros cosmonautas a la Luna, para designar o denominar el acto de descender las naves en el satélite de la Tierra.

La tendencia a la economía

Se basa en el principio del mínimo esfuerzo, por lo que se suprime todo lo que no sea necesario en la comunicación.

Elipsis

  • La ciudad capital de Cuba……….La capital.
  • Una fría………….Una cerveza.
  • Un suave………..Un cigarro suave.

Truncamientos o cortes

  • Auto………Automóvil.
  • Cine………Cinematógrafo.
  • Taxi……….Taxímetro.

Bibliografía