Digestión humana

De EcuRed
Digestión Humana
Información sobre la plantilla
Concepto:Acción o proceso de convertir los alimentos ingeridos en sustancia química que pueden ser absorbidas por la sangre y transportadas por esta a todos los tejidos corporales.

Digestión humana. Proceso mediante el cual los alimentos son convertidos en nutrientes esenciales, es decir: proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales los que a su vez son degradados a compuestos más simples: aminoácidos, monosacáridos, glicerol. Esto ocurre por la acción de fenómenos mecánicos y químicos en el tubo digestivo.

La digestión se inicia en la boca y culmina con la absorción de las sustancias resultantes a nivel de los intestinos. Constituye la base de todos los procesos fisiológicos. De ahí la gran importancia de una digestión sana junto a una dieta adecuada.

Contenido

Proceso anatómico

Esquema completo del sistema digestivo
Esquema completo del sistema digestivo

Los alimentos ingeridos son transformados en sustancia química que pueden ser absorbidas por la sangre y transportadas por esta a todos los tejidos corporales, entre ellos: el tejido muscular que hace uso del glucógeno de forma inmediata o lo almacena como reserva. Tejido adiposo, para depósito de grasa como reserva energética. Hígado, para su conversión en otros elementos más complejos.

La digestión es el acto de romper, agitar, diluir y disolver los alimentos hasta convertirlos en compuestos químicos simples. Los hidratos de carbono son degradados hasta monosacáridos (azúcares simples); las proteínas, en aminoácidos y las grasas se degradan hasta ácidos grasos y glicerol (glicerina).

Este proceso tiene lugar en el tracto digestivo también llamado canal alimentario o sistema digestivo. Las glándulas salivales, el hígado, la vesícula biliar y el páncreas están ubicados por fuera del canal alimentario pero son órganos accesorios de la digestión pues sus secreciones proporcionan las enzimas esenciales para la misma.

La digestión se puede clasificar de diferente forma:

Sistema Digestivo

Órganos involucrados en el proceso de la digestión.
Órganos involucrados en el proceso de la digestión.

Sistema o conjunto de órganos que tienen como función específica la ingestión, digestión y absorción de alimentos o elementos nutritivos. Estos órganos son: la boca donde encontramos la lengua y los dientes además de las glándulas salibares, la faringe, el esófago, el estómago y los intestinos.

Los órganos accesorios de la digestión, que contribuyen con secreciones importantes para esta, incluyen las glándulas salivares, el páncreas, el hígado y la vesícula biliar.

Existen además glándulas secretoras de moco a todo lo largo del tracto gastrointestinal, glándulas productoras de los componentes del jugo gástrico, localizadas en la mucosa gástrica y glándulas que secretan los componentes del jugo intestinal, ubicadas en la mucosa intestinal.

Boca

Cavidad bucal.
Cavidad bucal.

La entrada al canal alimentario es la boca donde los dientes, la lengua y los maxilares comienzan el proceso de digestión por la masticación. La saliva es secretada en la boca por tres pares separados de glándulas salivales situadas debajo de la lengua, por dentro de la mandíbula y en las mejillas.

La saliva ablanda y lubrica el alimento, disuelve parte de él y comienza la conversión de los almidones en azúcar por acción de la ptialina, enzima de la saliva, además humedece el interior de la boca, la lengua y los dientes, los que limpia después que el alimento ha partido hacia la siguiente etapa de su recorrido.

Detrás de las fauces se reúnen cuatro vías: oral, nasal, la laringe  y el esófago. Durante la deglución, las entradas de la vía nasal y la laringe son cerradas momentáneamente por el paladar blando y la epiglotis, de modo que el alimento puede pasar al esófago sin desviarse al tracto respiratorio.

Faringe y Esófago

Por ellas transita el bolo alimenticio hasta llegar al estómago, impulsado por el Peristaltismo.

Estómago

Impulsado por contracciones musculares rítmicas denominadas peristaltismo, el alimento se mueve rápidamente a través del esófago, pasa al cardias (orificio rodeado por músculo circular en la base del esófago) e ingresa en el estómago.

Aquí, los movimientos peristálticos son más fuertes y más frecuentes ,se producen a razón de 3 por minuto, batiendo, licuando y mezclando los alimentos con el jugo gástrico, donde se encuentran las enzimas pepsina y lipasa, en los lactantes, renina; una secreción denominada mucina, que cubre y protegen el revestimiento gástrico, del ácido clorhídrico.

La pepsina y el ácido clorhídrico juntos comienzan la degradación de las proteínas de los alimentos. La lipasa en el estómago es una encima degradadora algo débil, que actúa sobre las grasas que han sido emulsionadas como las de crema de leche y la yema de huevo. En el intestino, donde se digieren la mayor parte de las grasas, existe una lipasa más potente.

El estomago adulto tiene una capacidad de 1,25 L. Alcanza máximo de actividad digestiva casi 2 horas después de una comida y puede vaciarse en 3 a 4 horas y media. Una comida abundante puede tardar hasta 6 horas en pasar al intestino delgado.

Intestino delgado

Estructuras del intestino delgado.
Estructuras del intestino delgado.

Lugar donde se realiza la verdadera digestión. Dividido en tres segmentos, duodeno , yeyuno e íleon . El alimento abandona el estómago en forma de quimo, una mezcla espesa, atraviesa el píloro, un esfínter muscular que se abre desde la parte inferior del estómago al duodeno. Este esfínter está cerrado la mayor parte del tiempo y se abre cada vez que una honda peristáltica lo atraviesa. El estomago es mucho más ancho que el resto del canal y tiene una curva con forma de J en su parte inferior por lo que el paso del alimento a través del píloro se enlentece hasta que el alimento tiene la consistencia adecuada para atravesar el orificio estrecho hacia el intestino delgado.

El intestino delgado mide aproximadamente 6 m. Está recubierto por pliegues profundos y estructuras denominadas vellosidades intestinales que le brindan una superficie de aproximadamente 900 m cuadrados, a través de las cuales se produce la absorción. El duodeno es curvo en forma de C con una longitud de 25 cm aproximadamente, es la parte primera y más ancha del intestino delgado. En el se vierte el jugo pancreático, con enzimas que degradan el almidón, las proteínas y las grasas. El colédoco tan bien desemboca en el duodeno. La bilis emulsifica las grasas en pequeñas partículas, lo que facilita la acción de las enzimas que las degradan.

Por debajo del duodeno se encuentra el yeyuno, la porción más larga del intestino delgado y después el íleon, última porción del intestino delgado y la más estrecha. A lo largo de todo su recorrido, los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas se desdoblan en azúcares, aminoácidos, ácidos grasos y glicerina respectivamente. El revestimiento del intestino delgado absorbe estos compuestos nutrientes con la misma rapidez con que son producidos. Los compuestos inutilizables de la dieta pasan al intestino grueso.

Intestino grueso

En la unión del intestino delgado con el grueso se encuentra la válvula ileocecal así denominada porque está en el extremo del íleon y al comienzo del ciego. Un pequeño tubo ciego denominado apéndice vermiforme está fijado a esta estructura.

La porción más larga de intestino grueso se denomina colon y está dividida en colon ascendente, transverso, descendente, y en colon sigmoideo, curva con forma de S en su extremo distal. El colon sigmoideo se vacía en el recto y este termina en el esfínter anal.

El intestino grueso mide aproximadamente 1,65m. El líquido de los desechos es reabsorbido gradualmente a través de las paredes intestinales. Así, los desechos forman heces bastante sólidas que son llevadas hacia abajo al recto para su evacuación final. Esto tarda de diez a 20 horas. El contenido fecal consiste en bacterias, células desprendidas de los intestinos, moco y sustancias indigeribles como las celulosa. El color pardo oscuro normal de la materia fecal es producido por lo pigmentos biliares.

Glándulas anexas del sistema digestivo

Glándulas salivares

Sistema salivar
Sistema salivar

Las principales son tres pares de glándulas conocidas como, parótidas, submaxilares y sublinguales. Existen otras de menor tamaño dentro de las mejillas y en la lengua.
En las glándulas salivares se produce la saliva en cantidad diaria aproximada de entre 1 y 1,5 litros. La saliva puede ser de contenido seroso, mucoso o mixto. La secreción de las glándulas parótidas es serosa. La de las submaxilares es mixta y las sublinguales producen saliva de componente mucoso principalmente .

Hígado

Hígado - Almacén de energía corporal
Hígado - Almacén de energía corporal

Glándula de gran tamaño de color rojo oscuro que se localiza en la porción superior derecha del abdomen, por debajo del diafragma. Sus funciones son múltiples: almacenamiento y filtración de la sangre, conversión de azúcares en glucógeno, síntesis y degradación de las grasas, almacenamiento temporal de los ácidos grasos, síntesis de proteínas séricas, y de factores esenciales para la coagulación. Su función para que el aparato digestivo consiste en la secreción de bilis.

Vesícula biliar

Ubicación anatómica
Ubicación anatómica

Órgano en forma de pera o saco,situado debajo del hígado donde se almacena la bilis, que a su vez es producida por el hígado e interviene en la digestión de las grasas.

Páncreas

Glándula grande, alargada que se ubica transversalmente y por detrás del estómago, entre el vaso y el duodeno. Posee función mixta. La endocrina consiste en la elaboración de insulina y glucagón, hormonas que intervienen en la regulación metabólica de los glúcidos. La exocrina está dada por la elaboración del jugo pancreático, contenedor de enzimas que vertidas al duodeno actúan en la digestión química de proteínas, lípidos y glúcidos. Su función para el sistema digestivo consiste en la producción y secreción del jugo pancreático.

Otras glándulas

Glándulas gástricas

Las glándulas gástricas son de tipo tubular simples o compuestas y se nombran según su localización en el estomago. Así tenemos:

Glándulas propias, localizadas en cuerpo y fornix o cúpula gástrica. Son las más numerosas, aproximadamente 100 por cada mm cuadrado, formadas por varias células que segregan los elementos principales del jugo gástrico:

  • Células mucosas que segregan moco protector de la mucosa y pepsinógeno II
  • Células parietales, segregan acido clorhídrico y factor intrínseco.
  • Células principales o cimógenas productoras de enzimas, pepsinógeno I
  • Células endocrinas que producen sustancias hormonales: gastrina, glucagón gástrico, somatostatina, prostaglandinas.

El pepsinógeno es convertido en pepsina al ponerse en contacto con el acido clorhídrico.

El factor intrínseco de Castle interviene en la absorción de cobalamina también conocida como vitamina B12.

Glándulas cardiacas, localizadas en el cardias, secretoras de moco.

Glándulas pilóricas, se encuentran en el píloro o cercano a el, segregan moco y sustancias hormonales como la gastrina.

Las secreciones de las glándulas gástricas conforman el jugo gástrico del que depende la digestión química en el estómago.

Glándulas intestinales

Situadas a todo lo largo del intestino delgado (glándulas de Lieberkuhn), segregan el jugo intestinal que complementa la digestión facilitando la absorción. Son de tipo tubular simple y se les encuentra en la mucosa sin alcanzar la submucosa.

Existen además las glándulas duodenales ubicadas en la submucosa, semejantes por su estructura alas glándulas pilóricas. En el intestino grueso se pueden observar también gran cantidad de criptas de Lieberkuhn; pero casi no contienen enzimas.

Glándulas secretoras de moco

Se localizan a todo lo largo del tubo o tracto digestivo. Producen y secretan moco en consistencia algo diferente según el lugar pero con las mismas funciones: lubricante y protectora.

Cuidados para lograr una adecuada digestión

  • Sentarse correctamente a la mesa evitando torsión del tronco facilita el paso de los alimentos a través del esófago.
  • Mantener una dentadura sana garantiza que los alimentos sean correctamente triturados antes de pasar al estómago.
  • Liberarse de las preocupaciones antes de sentarse a la mesa. Las vísceras son muy sensibles a la acción vagal producida por la tensión nerviosa.
  • Masticar y ensalivar adecuadamente los alimentos. Determina que el resto del proceso digestivo sea óptimo.
  • Beber solo el agua necesaria evita desbalance del pH gástrico lo que favorece una asimilación más efectiva de los nutrientes.
  • Mantener libre de presión la región abdominal favorece el libre movimiento peristáltico.
  • Se debe evitar el esfuerzo físico o mental después de las comidas.
  • Las comidas muy abundantes sobrecargan el sistema digestivo y cardiovascular, hacen más lento el metabolismo y con ello, la digestión.
  • Comer en un ambiente agradable y armonioso predispone a una buena digestión.
  • Una adecuada higiene y manipulación de los alimentos son importantes para evitar trastornos digestivos.
  • Las comidas bien presentadas suelen ser mejor digeridas.
  • Evite tomar leche antes durante o después de las comedias. La leche basifica el pH gástrico, entorpeciendo la digestión.
  • Ingerir fibra dietética mejora considerablemente la función digestiva, debido a sus propiedades hace que aumente la salivación, retrasa el vaciado gástrico, mejora la función de las vellosidades intestinales, acelera el tránsito en el intestino grueso, entre otras.

Enlaces externos

Fuentes

  • Así Somos - Salud Vida [Internet]. [consultado 2010 Oct 31]. Disponible en: www.sld.cu
  •  Dovale Borjas C, Rosell Puig W, Díaz Rondón B. Elementos de morfofisiología para fundamentos de enfermería. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2006.
  • "Digestión." Microsoft® Encarta® 2007 [DVD]. Microsoft Corporación, 2006.
  •  Fentón Tait MC, León Román CA. Temas de enfermería médico quirúrgica. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2005.
  •  Guyton AC. Tratado de Fisiología Médica. 3ra ed.: Edición Revolucionaria. 1967.
  •  O'Toole Marie, directora. Diccionario enciclopédico de Enfermería, tomo III. 5ta ed. Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2006.
  •  Prives M, Lisenkov N, Bushkovich V. Anatomía Humana, tomo III. 5ta ed. Moscu: Editorial Mir; 1984.
  •  Rosell Puig W, Dovale Borjas C, Álvarez Torres I. Morfología humana, tomo II. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2001.