Saltar a: navegación, buscar

Ileana Ros-Lehtinen

Ileana Ros-Lehtinen
Información sobre la plantilla
Ileana Ros-Lehtinen1.jpg
Ileana Ros, conocida en Cuba como la Loba Feroz.
Nacimiento15 de julio de 1952
Habana, Bandera de Cuba Cuba
ResidenciaMiami, Florida, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Otros nombresIleana Ros y Adato
Alma materUniversidad de Miami
OcupaciónCongresista de los Estados Unidos
Conocido porLa loba feroz
Lily
Partido políticoRepublicano
PadresEnrique Emilio Ros Pérez
Amanda Adato

Ileana Ros-Lehtinen. Congresista republicana de origen cubano por el estado de La Florida. Preside el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara.

Fuerte impulsora de la política anticubana, logró ser electa para el Congreso federal con la asesoría de Otto Reich y Jeb Bush. Tuvo apoyo para ello en la Fundación Nacional Cubano Americana y su líder Jorge Mas Canosa. El favor de la fundación lo había ganado haciendo campaña a favor de la liberación de Orlando Bosch en 1989 y a favor de Luis Posada Carriles abiertamente o de manera oculta. Ha apoyado a diversas organizaciones terroristas.

Acérrima impulsora de una política contrarrevolucionaria de “línea dura”, fue apodada en Cuba como “loba feroz” por su entusiasta colaboración en el secuestro del niño Elián González.

En una entrevista para el documental 638 Ways to Kill Castro,[1] declaró que:

Apruebo la posibilidad de ver a alguien asesinar a Fidel Castro.

Síntesis biográfica

Ileana Ros nació el 15 de julio de 1952 en La Habana. Su padre, Enrique Emilio Ros Pérez, fue uno de los oficiales del régimen de Batista que luego del triunfo de la Revolución ofreció sus servicios a la CIA. Posteriormente Ros Pérez se vinculó con dos organizaciones anticubanas patrocinadas y apoyadas por esta organización.

Ileana se graduó como licenciada en idioma inglés en la Florida International University en 1975. Posteriormente hizo un Master en dirección de la educación, para luego dirigir su propia academia.

Carrera política

Decidió luego abandonar la educación para dedicarse a la política e inició su carrera como Representante por el estado de la Florida, puesto que ocupó entre 1982 y 1986. Mientras ocupaba este cargo, conoció a quien sería su futuro esposo, el también legislador Dexter Lehtinen. Un periodista de Miami la describió como "más preocupada por las necesidades de las personas y las empresas de su distrito que por la política pública. Posteriormente es electa Senadora estatal de 1989 a 1989.

En 1989, se postula como candidata al Congreso. En ese año encabezó junto a Connie Mack Sr. una campaña para la liberación en EE.UU. del terrorista de origen cubano Orlando Bosch, detenido por la Inmigración después de su regreso de Venezuela. Ileana Ross-Lehtinen negoció personalmente con el entonces presidente George Bush la liberación de Bosh. Jeb Bush organizó todo el encuentro para garantizar apoyo en un futuro de la mafia anticubana.[2]

Como pago, Ross-Lehtinen ganó un asiento en el Congreso, aunque las campañas, tanto de de Ileana como de su adversaria, la demócrata Rosario Kennedy, estuvieron marcadas por profundas tensiones culturales y raciales, llegando a ser una batalla étnica de las más divididas en la historia de este tipo de elecciones en la Florida. George Bush, presidente de los Estados Unidos, dio un discurso que marcó la diferencia a favor de Ileana.

En 1990 se opuso vehementemente a la visita que el líder sudafricano Nelson Mandela efectuaría por ocho estados norteamericanos, alegando que:

“los cubano-americanos que anhelaban un retorno a la democracia en Cuba, no podían olvidar que miembros del Congreso Nacional Africano de Mandela habían recibido entrenamiento militar en la Isla”.

Dentro del Congreso ha ocupado diversos cargos, siendo nombrada en enero de 2011 Presidenta del Comité de Asuntos Exteriores. Desde su cargo pretende buscar el endurecimiento de sanciones hacia Cuba, Irán y Corea del Norte. Ha llevado su fervor anticomunista al punto de llamar al presidente chino Hu Jintao “líder de un régimen represivo”, durante un almuerzo organizado en su honor en el Departamento de Estado.[3]

Anteriormente, en 2009, Ros-Lehtinen había apoyado fervorosamente el golpe de estado efectuado en Honduras.

Acusaciones por corrupción

En diciembre de 2009 fue publicado un artículo que daba a conocer como Ieana Ros-Lehtinen habría recibido hasta 18 500 dólares por cada una de las personas que la acompañaron a Israel, para beneficiarse así, de sus favores en el Congreso.[4] El artículo daba a conocer además de como se alojó gratis en el hotel King David, el más costoso de Jerusalén. Ros-Lehtinen ha calificado a Israel como el “mayor aliado de los Estados Unidos en contra de los extremistas violentos”.

Ya el 13 de marzo de 2006, la publicación especializada Roll Call había revelado como Ros-Lehtinen había sido investigada por el Departamento de Justicia en relación con el escándalo que desencadenó el cabildero americano-israelí Jack Abramoff.[5] En el caso Abramoff, en el cual la involucró al investigarla el Departamento de Justicia, Ros-Lehtienen, de manera evidente, fue favorecida por el Senador John McCain quién participó activamente en la investigación senatorial sobre este enorme escándalo. Ros-Lehtinen es señalada entre los congresistas que más consentían a pasear y recibir regalos a cambio de sus votos.

El 21 de abril de 2010 Ileana fue nuevamente señalada por la prensa, esta vez por pedir dinero a cambio de servir como un miembro de su grupo asesor.[6] Se aseguraba que Ros-Lehtinen violó las Reglas del Comité de Ética del Congreso, que dicen que un legislador no debe “patrocinar o participar en cualquier convocatoria que ofrezca a los donantes ningún acceso especial a los miembros. Se estimaba en 2.500 dólares el pago a la congresista para unirse a la Junta Consultiva de Relaciones Exteriores.

Política anticubana

Ileana Ros-Lehtinen siempre ha tenido un rol protagónico dentro del lobby mafioso cubano-americano. Siguiendo los pasos de su padre, ex oficial del régimen de Batista y agente CIA, apoya con fuerza a diversas organizaciones contrarrevolucionarias y apoya a reconocidos terroristas.

En 1991 se opuso con fuerza a la celebración de los Juegos Panamericanos en La Habana arguyendo que:

la “oferta de Castro para celebrar los juegos deportivos en la capital cubana no es más que una estratagema para fortalecer la debilitada economía cubana.

En el año 2004 apoyó leyes dirigidas a limitar las exportaciones agrícolas estadounidenses hacia Cuba y a presionar a los bancos norteamericanos para que no hicieran negocios con la isla.

Defendió a Valentín Hernández, condenado por el asesinato de Luciano Nieves, un exiliado cubano que apoyaba las negociaciones y el acercamiento con el gobierno cubano. Anteriormente había presionado para obtener la liberación del terrorista confeso Orlando Bosh, de quien lloró su muerte en 2011, a pesar de ser este responsable de la voladura en pleno vuelo de un avión con 73 personas a bordo.

En marzo del 2006, Ros-Lehtinen llamó a matar al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, en el curso de una entrevista para el documental británico 638 Ways to Kill Castro.

Al ser nombrada presidenta del poderoso Comité de Política Exterior de la Cámara de Representantes, criticó en duros términos la “débil” política de Obama hacia la Isla y prometió:

“prestar mucha atención a todo lo que está pasando en América Latina para que no ocurran más Venezuela en esa parte del mundo. Tenemos que darle ayuda a los países que quieren ser nuestros amigos”.

Igualmente amenazó con redoblar “sus esfuerzos” para que se asignen más fondos para la contrarrevolución interna.

La Loba Feroz

El 22 de noviembre de 1999 la madre del niño cubano Elián González salió ilegalmente de Cuba bajo el amparo de la Ley de Ajuste Cubano, y la embarcación en que viajaban naufragó, provocó la muerte de once de sus ocupantes excepto Elián y dos personas más. El niño fue rescatado por pescadores norteamericanos aferrado a un neumático y conducido a territorio norteamericano.

Las autoridades norteamericanas no devolvieron al menor a Cuba junto a su padre, sino que decidieron entregarlo a tío-abuelo paterno residente en Miami. Rápidamente Ileana Ros junto a otros cubanoamericanos montaron un show mediático con la intención de que el pequeño se mantuviera en suelo norteamericano. La Ros Lehtinen ganó el mote de “loba feroz” por su entusiasta colaboración en el secuestro. Posterior a la orden de devolución del menor a su padre, emitida por la Fiscal General de los Estados Unidos Janet Reno y el presidente William Clinton, Ros Lehtinen no dudó en criticar duramente la decisión.

Referencias

Fuentes