Juan Antonio Pérez Bonalde

De EcuRed
Juan Antonio Pérez Bonalde
Información sobre la plantilla

Poeta venezolano, considerado por la crítica como el máximo exponente de la poesía lírica venezolana
NombreJuan Antonio Pérez Bonalde
Nacimiento30 de enero de 1846
Caracas, Bandera de la República Bolivariana de Venezuela Venezuela
Fallecimiento4 de octubre de 1892
La Guaira, Bandera de la República Bolivariana de Venezuela Venezuela
NacionalidadVenezolano
OcupaciónEscritor
PadresJuan Antonio Pérez
Gregoria Bonalde

Juan Antonio Pérez Bonalde. Poeta venezolano, considerado por la crítica como el máximo exponente de la poesía lírica venezolana, correspondiente al Romanticismo, y uno de los precursores del movimiento posterior, el Modernismo. En consecuencia, fue un poeta de transición entre los corrientes. Durante toda su vida labró con dedicación las letras y adquirió un profundo dominio de varios idiomas. Visitó Europa, Asia, el Medio Oriente y Latinoamérica. Pertenece a la llamada segunda generación del romanticismo en Venezuela y es considerado precursor del modernismo por haber traducido obras de Heinrich Heine y Edgar Allan Poe. Fue uno de los primeros escritores en incorporar manifestaciones parnasianas y naturalistas a la poesía latinoamericana.[1]

Contenido

Síntesis biográfica

Nace en Caracas el 30 de enero de 1846, hijo de Juan Antonio Pérez y Gregoria Bonalde. La violencia política de la época, obligó a la pequeña familia a buscar refugio en Puerto Rico. En esa Isla discurrió la infancia del vate. Tuvo buenos maestros, logrando gran cultura humanística y musical. Aprendió a tocar piano, interpretando a varios de los clásicos más conocidos. Junto con su familia regresó a Venezuela en plena juventud.

Fundó periódicos de oposición en compañía de Nicanor Bolet Peraza‎. Estaba entonces en el gobierno el General Antonio Guzmán Blanco, quien no obstante su formación masónica, se sintió fastidiado por las críticas de Pérez Bonalde, al cual para silenciarlo lo mandó al destierro. Pérez Bonalde estuvo exilado en Nueva York. Para ganarse la vida trabajó como agente vendedor de una firma comercial. El destierro enseñó al poeta la importancia de aprender idiomas. No sólo estudió inglés, alemán, francés, italiano y portugués, sino hasta sueco y holandés.

Fue un incansable viajero. Recorrió por casi toda Europa y estuvo inclusive en las selvas del África. Dicen que en una partida de casería en el continente negro, estuvo a punto de ser devorado por un león. En sus andanzas por los Estados Unidos y Europa, hizo amistad con grandes figuras intelectuales y con prestigiosos dirigentes de la masonería. Fue amigo de Santiago Pérez Triana, Roberto de Narváez y del héroe cubano José Martí.

Pérez Bonalde se casó en los Estados Unidos con una muchacha de singular belleza, en quien tuvo una hija, que fue bautizada con el nombre de Flor, cuya muerte prematura le produjo intenso dolor, escribiendo en su memoria un poema inolvidable. La nostalgia de Venezuela, le hizo emprender el regreso en 1890. Su vida estuvo llena de penalidades y desengaños.

Trayectoria literaria

Comenzó a revelar la agudeza de su pluma al escribir una sátira política contra Antonio Guzmán Blanco que lo condujo una vez más al exilio en 1870. Durante toda su vida labró con dedicación las letras y adquirió un profundo dominio de varios idiomas. Visitó Europa, Asia, el Medio Oriente y Latinoamérica. Sus gustos refinados y una inigualable formación favorecieron su búsqueda incesante de la belleza, la perfección en la forma y la elegancia en el estilo.

Pertenece a la llamada segunda generación del romanticismo en Venezuela y es considerado precursor del modernismo por haber traducido obras de Heinrich Heine y Edgar Allan Poe. Fue uno de los primeros escritores en incorporar manifestaciones parnasianas y naturalistas a la poesía latinoamericana. La combinación equilibrada de subjetividad, fantasía, moderación y reflexión que caracteriza su poesía da voz a la melancolía y el pesimismo engendrados por la lucha entre el hombre de fe y el intelectual. Expresó sus más profundos sentimientos y pensamientos en obras como “Semper”, “¡Bendita seas!” – que dedica a Puerto Rico – y el “Canto de Maitín”, un grito desesperado del más puro amor y el desconsuelo que vivió a raíz de la pérdida de su esposa, así como un poema posterior, “Flor”, en el que lamentaría la pérdida de su hija.

Según Silva Gruesz, Pérez Bonalde poseía una profunda convicción del poder político de la palabra, al igual que sus contemporáneos José Martí y Carlos Morla Vicuña. “Cosmopolita literario”, participó, entre los años 1870 y 1880, en la comunidad de escritores y de expatriados hispanohablantes de Nueva York, donde vivió más de 20 años. Allí se refugió con amigos y frecuentó la Sociedad literaria hispanoamericana, que se reunía en la Librería Ponce de León; con la ayuda de Martí publicó su primer libro de poemas, Estrofas (1877), que incluye su versión en español del “Intermezzo lírico” de Heine[2] así como “Vuelta a la Patria” y otros poemas.

“Vuelta a la Patria” es un poema narrativo que reconoce la pérdida que sufrió el autor en el destierro y sublima la permanencia innegable de su patria. Es un himno que revela la poética de la identidad del Pérez Bonalde e invoca la esencia americana al cuestionar su “afiliación” nacional, distorsionada por el destierro y desbordada así más allá de los límites de su país natal. Su excelso “Poema al Niágara”, publicado en Ritmos (1880), fue según Martí fuente de inspiración para la poesía americanista de este último.[3]

Sus brillantes traducciones son celebradas como verdaderas obras maestras que preservan la complejidad y belleza del texto original. Escribió la versión castellana de Buch der Lieder de Heinrich Heine, que tituló “El Cancionero” en 1885 y del que, según Sanabria (1989) se ha dicho:

Tan exacta y ceñida al original es la versión que, sin ser paráfrasis ni prosaico y servil calco, alcanza, aún sacrificando en ciertos casos, como es lógico, la forma al fondo, la palabra a la idea, suma fidelidad, elegancia y corrección, a la vez que logra imitar el metro, la rima, el ritmo, la disposición de las estrofas y hasta la colocación de los acentos del texto alemán (VIII).

En 1887, publicó la versión española del poema “El cuervo” de Edgar Allan Poe, en la que vertió su melancolía y sensibilidad logrando preservar al mismo tiempo la armonía, cadencia y ritmo del estilo colorido del autor, si bien “diluyó” los seis versos originales de cada estrofa en ocho y eliminó la rima interna de algunos versos (Ibid: IX).

Muerte

Falleció en La Guaira el 4 de octubre de 1892.

Obra

Obra literaria

Su obra poemática es vasta y de extraordinaria calidad. "La Vuelta a la Patria", "Flor" y "El Poema del Niágara", son sin duda sus versos más conocidos. Rufino Blanco Fombona, ese excelso escritor masón, fue uno de los apologistas del bardo caraqueño, cuyos restos fueron trasladados al Panteón Nacional el 14 de febrero de 1946.

Obra traductológica

Su extensa obra traductológica incluye igualmente obras de autores varios:

  • Del filósofo alemán Johann Gottfried von Herder “El hijo de la pena”
  • “Insomnio” y “La romería a Keevlar” de Heinrich Heine
  • “Los tres amores”, “El caballero nocturno” y “La maldición del bardo” (1877) de Ludwig Uhland
  • Del alemán “Scheideblick” and “Bitte”, en español “Adiós” y “Súplica” del poeta austriaco Nikolas Lenau
  • “Tres sonetos” de Shakespeare
  • del portugués, “Su lecho”, de Ferreira (1876), “Mis ocho años” del poeta portugués D’Abreu y “Ruinas” fragmento de “A morte de D. Joao” del poeta portugués Abílio de Guerra Junqueiro
  • Del francés, “La Venus de Milo” de Paul de Saint-Victor (1890).

Referencias

  1. Sanabria, Edgar. “A manera de prólogo”. En Poesías y traducciones. J. A Pérez Bonalde. Caracas: Academia Nacional de la Historia. Ediciones del Ministerio de Educación, 1989. pp. I-XI.
  2. Medina Elorga, J. N. “Juan Antonio Pérez Bonalde”. Madrid: Ediciones Rialp, 1991. 26 Oct. 2007
  3. Silva Gruesz, Kirsten. “El Gran Poeta Longfellow and a Psalm of Exile”. American Literary History 10.3. (Autumn, 1998): 395-427. JSTOR. Concordia University Libraries. 27 Oct. 2007

Fuentes