Lázaro Cárdenas

De EcuRed
Lázaro Cárdenas
Información sobre la plantilla
Presidente de los Estados Unidos Mexicanos
Presidente de los Estados Unidos Mexicanos
1 de diciembre de 1934 - 30 de noviembre de 1940
PredecesorAbelardo Luján Rodríguez
SucesorManuel Ávila Camacho
Datos Personales
NombreLázaro Cárdenas del Río
Nacimiento21 de mayo de 1895
Jiquilpan , Michoacán, Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México
Fallecimiento19 de octubre de 1970
Ciudad de México, Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México
Causa de la muertecáncer
EducaciónMilitar
OcupaciónPolítico y Militar
Partido políticoPartido de la Revolución Mexicana (PRM)
CónyugeAmalia Solórzano
HijosAlicia Cárdenas
Palmira Cárdenas Solórzano (1933-1933)
Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano (1934)
PadreDámaso Cárdenas Pinedo
MadreFelícitas del Río Amezcua
Lázaro Cárdenas del Río. (21 de mayo de 1895 - 19 de octubre de 1970). Presidente de México entre 1934 y 1940. Hijo de Dámaso Cárdenas Pinedo y Felícitas del Río Amezcua. Fue el mayor de 8 hermanos, tres hermanas (Angelina, Josefina y Margarita); y cuatro hermanos (Dámaso, Alberto, Francisco y José Raymundo).

Considerado como uno de los políticos mexicanos más importantes del siglo XX. El general Cárdenas, como mandatario mexicano, defendió los intereses de México y puso bajo control del estado el petróleo al ser nacionalizadas las compañías petroleras norteamericanas que radicaban en el país y fundar la compañía PEMEX en marzo de 1938. Emprendió una ley de reforma agraria y otras medidas de beneficio popular durante sus seis años de gobierno.

Gran amigo de Cuba, Cárdenas fue garante en 1934 de la compra de dos barcos y armas[1] para poyar los planes de la organización Joven Cuba al mando de Antonio Guiteras. En la década de 1950 apoyó a los exiliados del Moncada, incluidos Fidel Castro, y en 1959 asistió al primer acto por el 26 de julio realizado tras el triunfo de la Revolución Cubana, el cual tuvo lugar en la entonces Plaza Cívica (hoy Plaza de la Revolución José Martí)[2].

Contenido

Síntesis biográfica

Nació en Jiquilpan, Michoacán, México, al occidente del país, siendo hijo de Dámaso Cárdenas Pinedo y Felícitas del Río Amezcua. Procedente de una familia indígena muy modesta, apenas recibió una educación elemental. Fue el mayor de 8 hermanos, tres hermanas (Angelina, Josefina y Margarita) y cuatro hermanos (Dámaso, Alberto, Francisco y José Raymundo).

Actividad política y militar

Tras ser asesinado en 1913 el presidente Francisco I. Madero, Lázaro Cárdenas se suma a la en la Revolución mexicana (que había estallado cuatro años antes). En 1914 se unió a las tropas de Pancho Villa dando comienzo a una carrera militar en la que ascendería con rapidez. En 1915, siendo teniente coronel, pasó a formar parte del Ejército Constitucionalista del presidente Venustiano Carranza. Cuando ya había finalizado la Revolución, en 1920, ascendió al grado de general.

Cárdenas saltó a la política bajo la protección de otro militar revolucionario, el presidente Plutarco Elías Calles: fue gobernador de Michoacán desde 1928 hasta 1932. En 1929, participó en la fundación del Partido Nacional Revolucionario (PNR), del que fue presidente en 1930.

Ministro del Interior (1930-32) con el presidente Pascual Ortiz Rubio y ministro de Guerra y Marina (1932-34) con Abelardo Rodríguez. En 1934 ganó las elecciones presidenciales, siempre bajo la protección de Calles, que seguía ejerciendo gran influencia en la vida política mexicana; pero, una vez en el poder, se emancipó de su tutela y adoptó una línea política propia, más inclinada hacia la izquierda. Incluso expulsó del país a su antiguo protector, que hubo de exiliarse en Estados Unidos (1936).

Presidente de México

Militar,   político y estadista mexicano
Militar, político y estadista mexicano

En 1934 fue elegido Presidente de México. Sus primeros años en el gobierno quedaron marcados por el enfrentamiento con el General Plutarco Elías Calles, a quien finalmente obligó a abandonar el país en 1936 y quien se exilió en Estados Unidos. Para consolidar su poder, creó una serie de organismos sindicales de carácter oficioso como la Confederación Nacional Campesina CNC y la Confederación de Trabajadores de México CTM y procedió a reorganizar su partido, ahora bajo el nombre de Partido de la Revolución Mexicana, modificando su estructura, por lo que de ser una federación de partidos locales y regionales, se integró con cuatro grandes sectores (campesino, obrero, popular y militar).

En 1937, por intercesión de su esposa Amalia Solórzano, quien presidía el Comité de Ayuda a los Niños del Pueblo Español, asiló a 456 menores, huérfanos de guerra e hijos de combatientes republicanos que fueron llevados a México, a petición del Comité Iberoamericano de Ayuda al Pueblo Español, dándoles alojamiento, sustento y educación en la ciudad de Morelia. Con el pasar de los años el grupo fue conocido como los Niños de Morelia. Su apoyo a la República Española no se limitó a esto, la defendió en foros internacionales e intentó ayudarla económicamente, incluso con exportación de armas; el gobierno de Roosevelt se opuso a estos planes. Al finalizar la guerra con el triunfo del bando fascista, Cárdenas puso bajo su protección a los exiliados españoles en Francia, incluyendo al Presidente Manuel Azaña, quien murió bajo protección diplomática mexicana y fue enterrado envuelto en una bandera mexicana, porque las autoridades colaboracionistas francesas se negaron a que fuera enterrado con la bandera española. Cárdenas y sus diplomáticos lograron que decenas de miles de exiliados fueran acogidos en México, incluyendo numerosos intelectuales que enriquecieron sensiblemente la cultura mexicana.

Durante su mandato se transformó el Castillo de Chapultepec, antigua residencia de los gobernantes del país, dando lugar al Museo Nacional de Historia. De igual modo impulsó iniciativas para clausurar casas de juego y, rompiendo con la estrategia seguida por Calles, cesó la hostilidad hacia la iglesia católica. Asimismo, en el ámbito social y académico enfocado a la educación fundó el Instituto Politécnico Nacional (IPN), el Colegio de México (Colmex,) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), entre otros.

También reorganizó su partido el PNR que en 1938 pasó a llamarse Partido de la Revolución Mexicana (PRM). Seis años después, esta formación política tomó el nombre de Partido Revolucionario Institucional (PRI), por el que hoy se conoce.

Posteriormente, durante el gobierno del presidente Manuel Ávila Camacho, fue Secretario de Guerra y Marina. Dueño de un trato muy sencillo y cordial, Cárdenas cosechó en vida más amigos que enemigos. Recibía en su casa desde campesinos hasta altos funcionarios.

Reformas

Entre 1937 y 1938 completó la nacionalización de la red ferroviaria. Las luchas de los trabajadores petroleros en 1937 fue bien vista por el Presidente y la población, a pesar de los problemas causados por la escasez de petróleo. En el mes de julio, por indicaciones de la Junta General de Conciliación y Arbitraje, se integró una Comisión de expertos (Jesús Silva Herzog, Efraín Buenrostro y el Ing. Mariano Moctezuma) para que investigaran la situación financiera de las compañías petroleras, concluyendo que las ganancias obtenidas por éstas, permitían fácilmente cubrir las demandas de los trabajadores.

Pero para el 8 de diciembre se realizó otro paro de labores al no tener respuesta de la Junta de Conciliación. Para el 18 de diciembre de 1937, la junta dio el fallo en favor del sindicato mediante un laudo en el cual se pidió a las compañías el cumplimiento de las peticiones y el pago de 26 millones de pesos en salarios caídos. Las compañías petroleras interpusieron una demanda de amparo el 2 de enero de 1938 ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que les negó el amparo.

Como consecuencia, las compañías extranjeras se declararon en plena rebeldía y, en respuesta, la máxima Autoridad Judicial emitió su fallo el 1 de marzo, señalando que el tiempo límite para que las empresas pagaran los 26 millones de pesos el 7 de marzo, aunque se planeaba que fuera el 6 de marzo.

El viernes 18 de marzo de 1938, las compañías extranjeras, advertidas por personas dentro del gobierno de que el Presidente planeaba algo "fuerte" en contra de ellas, declararon en el último momento estar dispuestas a hacer el pago, pero el Presidente Cárdenas ya había tomado una decisión: a las 10 de la noche declaró la expropiación mediante la cual la riqueza petrolera, que explotaban las compañías extranjeras, se volvió propiedad de la nación Mexicana.

El Reino Unido rompió relaciones diplomáticas con México, los Países Bajos y Estados Unidos decretaron un embargo comercial, y retiraron a todo su personal técnico. La Tesorería de Estados Unidos dejó de adquirir petróleo y plata mexicana y dio toda su preferencia al petróleo de Venezuela.

Lázaro Cárdenas enfrentó además una intentona golpista encabezada por el general Saturnino Cedillo, quien resultó muerto en combate.

Modificó la Ley Agraria, amplió también la red de carreteras y permitió la entrada a los refugiados políticos de muchos países, entre ellos 40 mil refugiados españoles de la guerra civil.

El sexenio de Cárdenas, en resumen, fue un periodo de estabilidad política que legó a la posteridad avances significativos en materia de educación y obras públicas. Cárdenas dejó la presidencia en 1940, pero no la vida política: promovió la candidatura de Manuel Ávila Camacho para sucederle, y él mismo aceptó ejercer como ministro de la Guerra en 1942-45 durante la intervención de México en la II Guerra Mundial contra Alemania, Italia y Japón. También colaboró con el presidente Adolfo López Mateos (1961).

Vida posterior y muerte

A menudo se dice que Lázaro Cárdenas fue el único presidente asociado al PRI que no se sirvió de su cargo para enriquecerse. Se retiró a una modesta vivienda cerca del Lago Pátzcuaro y trabajó el resto de su vida supervisando proyectos de riego y promoviendo clínicas gratuitas y educación para los más desposeídos. Siguió comentando asuntos de política internacional y abogando por los derechos humanos y el fortalecimiento de la democracia en Latinoamérica.

Murió víctima de cáncer en la Ciudad de México el 19 de octubre de 1970, en la ciudad de México. Aún es recordado como uno de los presidentes más populares en la historia de su país.

Lázaro Cárdenas y Cuba

El general Cárdenas junto a  Fidel Castro, el 26 de julio de 1959, durante  un acto en el Capitolio  Nacional.
El general Cárdenas junto a Fidel Castro, el 26 de julio de 1959, durante un acto en el Capitolio Nacional.

Un acontecimiento sin igual fue la presencia en Cuba, en el mes de julio de 1959, de Lázaro Cárdenas. De firme posición antiimperialista, formada en el proceso de enfrentamiento contra los mecanismos de dominación y subordinación impuestos a México y al resto de América Latina por el imperialismo, Cárdenas tuvo siempre una visión martiana sobre el fenómeno del imperialismo en el continente.

Anteriormente había brindado su irrestricto apoyo desde que el Movimiento 26 de Julio y su líder Fidel Castro organizaban en México la expedición del yate Granma. El 2 de agosto de 1956 Cárdenas y Fidel tuvieron su primer encuentro. Y el ex presidente mexicano comentó:
Fidel es un joven intelectual de temperamento vehemente, con sangre de luchador.

Cárdenas permaneció pocos días en La Habana. Asistió a dos de las actividades centrales por el aniversario del 26 de Julio: un desfile que hubo frente al Capitolio y la concentración efectuada en la entonces llamada Plaza Cívica[3].

Referencias

  1. Briones Montoto, Newton. Aquella decisión callada. Editorial Ciencias Sociales. La Habana. 2005 p.3. ISBN 959-06-0796-9
  2. Lázaro Cárdenas en Cuba
  3. Cantón Navarro, José y Duarte Hurtado, Martín. Cuba 42 años de Revolución. Cronología histórica 1959 - 1982 Tomo I. Editorial de Ciencias Sociales. La Habana. 2006. ISBN 959-06-0906-6

Fuentes