Saltar a: navegación, buscar

Manzano

Manzano
Información sobre la plantilla
Manzano.JPG
Reino:Plantae
Familia:Rosaceae

Manzano. Denominación común de un grupo de árboles de la familia de las Rosaceae apreciados por el fruto que producen, llamado manzana. Pertenece al género Malus.

Características

El manzano es un árbol caducifolio distribuido sobre todo por las regiones templadas. El fruto es una estructura firme, carnosa, derivada del receptáculo de la flor. Las hojas son anchas, ovales, aterciopeladas por el envés. La flor abierta es globosa, a veces blanca, pero casi siempre teñida o estriada de rosa; unas pocas especies presentan flores de color rojo vivo. La madera es resistente, duradera y de veta muy fina. Las características físicas del fruto son muy variables. El color de la piel va desde el verde hasta el rojo muy oscuro, casi negruzco. También la forma es variada y comprende frutos oblatos y oblongos. El tamaño oscila entre un poco mayor que el de una cereza y casi tan grande como el de una toronja o pomelo mediano.

Variedades

El manzano se cultiva por sus frutos desde hace muchos siglos. Los primeros cultivadores seleccionaron variedades mejores a partir de semillas de formas silvestres y las reprodujeron mediante injerto. Actualmente se obtienen muchas variedades por medio del cruce controlado de parentales escogidos. Las mutaciones beneficiosas de variedades comunes son también fuente de nuevas variedades. En general, se considera que las variedades modernas son resultado de la polinización cruzada entre varias especies, ya que son heterozigóticas, es decir, que no siempre reproducen el tipo original cuando se multiplican. Donde mejor crece el manzano es en zonas en las que la temperatura es igual o inferior a cero grados durante al menos dos meses.

Las necesidades de frío exactas dependen de la variedad. El árbol soporta hasta -40 °C de temperatura. La producción mundial de manzanas era de 41 millones de toneladas anuales a mediados de la década de 1980. El primer productor era entonces la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), seguida de China y Estados Unidos. En Europa encabezan la producción Francia, Alemania e Italia. La mayor parte de ésta se transforma en sidra y licor.

Cultivo

El cultivo de la manzana es una actividad muy especializada que tiende a hacerse en parcelas cada vez mayores para amortizar los costosos pulverizadores mecánicos utilizados para combatir enfermedades e insectos parásitos. Las principales enfermedades del manzano son el moteado, el mildiu y el fuego bacteriano. Entre los insectos parásitos destacan el gusano de la manzana, la polilla, las orugas minadoras del follaje y los troncos, los áfidos, los pulgones, la arañuela, los ácaros, el piojo de San José y la cochinilla ostriforme.

Los roedores, en particular los ratones de campo y los conejos, causan graves daños a los árboles si no se emplean medidas de control apropiadas, aunque ya es poco casual que ocurra puede ser dañado también por la bacteria rhisogenes.
Las técnicas de cultivo del manzano son variadas. Uno de los sistemas, llamado cultivo limpio, consiste en sembrar en invierno el huerto con algún producto que conserve la tierra cubierta; en otros casos se mantiene un césped permanente. En este segundo caso, es preciso aplicar más fertilizante para reponer los nutrientes orgánicos que consumen las gramíneas. Si se practica el cultivo limpio, no es aconsejable mantener nada plantado después de la primera semana de agosto (febrero en el hemisferio sur), para que los árboles se endurezcan (es decir, para que se adapten a las temperaturas más bajas del invierno).

El manzano se reproduce vegetativamente por injerto. La técnica consiste en insertar una púa (yema de la variedad deseada) en la base del tallo o el tronco de un árbol que se llama patrón o portainjertos; a veces, el patrón es a su vez un árbol obtenido por injerto, aunque normalmente es un patrón silvestre con raíz. Hay varios patrones de raíz que tienen la propiedad de determinar el tamaño; el interés de esto radica en que los árboles de altura uniforme facilitan las operaciones de pulverización y recolección. Hay variedades que producen árboles enanos, muy apreciados cuando el terreno disponible es escaso. Casi todas las variedades de manzano deben someterse a polinización cruzada para que fructifiquen bien. Las variedades llamadas triploides carecen de valor como polinizadoras, debido a su constitución genética; además de la variedad triploide, deben encontrarse en la misma zona dos variedades diploides, que se polinizan mutuamente.

Consumo

Las manzanas se consumen crudas, cocinadas en numerosos postres (manzana asada, pastel de manzana, strudel, etc.) y transformadas industrialmente: manzanas secas, enlatadas y cortadas en rodajas, zumo de manzana pasteurizado, sidra, vinagre. Francia es el primer productor mundial de un aguardiente de manzana llamado calvados. En otros países son más populares los licores de manzana, de menor graduación que los aguardientes.

Historia

No se conoce con seguridad el lugar de origen del manzano, pero es probable que el árbol proceda de la región comprendida entre los mares Negro y Caspio. En asentamientos prehistóricos descubiertos en los lagos suizos, se han hallado restos carbonizados de manzanas. También fueron muy apreciadas por griegos y romanos. La manzana llegó a América de la mano de los primeros colonos, que llevaron consigo semillas del árbol. Se conservan documentos de la Massachusetts Bay Company, de Estados Unidos, que demuestran que en Nueva Inglaterra ya se cultivaba el manzano en 1630. Indígenas, misioneros y comerciantes llevaron las semillas hacia el oeste de los nuevos territorios.

Fuente