Saltar a: navegación, buscar

Operación Peter Pan Artículos Destacados

Artículo destacado

Este artículo trata sobre Peter Pan. Para otros usos de este término, véase Peter Pan (desambiguación).
Operación Peter Pan
Información sobre la plantilla
Operacionpeterpan.jpg
Operación de subversión política ideológica desarrollada por la CIA contra Cuba.
Fecha:26 de diciembre de 1960-22 de octubre de 1962
Lugar:Bandera de Cuba Cuba
Resultado:
Más de 14 000 niños fueron llevados de Cuba a los Estados Unidos. Muchos de ellos quedaron separados de sus familiares.
País(es) involucrado(s)
Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos, Bandera de Cuba Cuba
Ejecutores o responsables del hecho:
Monseñor Bryan O. Walsh
Organizaciones involucradas:
Agencia Central de Inteligencia, Iglesia Católica en Cuba.

Operación Peter Pan. Una de las más secretas y siniestras operaciones de subversión política ideológica organizada por el Departamento de Estado de Estados Unidos[1], la jerarquía de la Iglesia Católica en Miami[1], la Agencia Central de Inteligencia[1] (CIA) y las organizaciones contrarrevolucionarias, en su lucha contra la Revolución cubana durante la Guerra Fría en los años 60, que promovió y amparó lo que pareció ser un espontáneo proceso migratorio al manipular por parte de Washington el tema de la Patria potestad de los padres cubanos sobre sus hijos. Su principal ejecutor en coordinación con el Gobierno de Estados Unidos fue el cura de origen irlandés Bryan O. Walsh[1].

Por esta vía salieron de Cuba un total de 14 048 niños[2], muchos de ellos nunca volvieron a encontrarse con su padres.

Historia

Contexto histórico

Después del Triunfo de la Revolución Cubana, el clima de confrontación política originado por la agresividad del gobierno norteamericano, las constantes agresiones y amenazas de guerra directa de consecuencias imprevisibles para la población civil, junto a las insidiosas campañas promovidas por la CIA y propaladas internamente por organizaciones contrarrevolucionarias que actuaban a su servicio, preocupó a muchos padres quienes vieron en una temporal salida de sus hijos una alternativa segura para preservar tanto su autoridad como la integridad física de los mismos.

El triunfo de la Revolución Cubana significo la perdida de los intereses yanquis en Cuba.

Dentro de estas acciones se distingue por su crueldad y falta de sentimiento humano, la llamada Operación Peter Pan, que fue llevada a cabo entre el 26 de diciembre de 1960 y el 23 de octubre de 1962. La operación fue desarrollada para propiciar que los niños cubanos pudieran emigrar a los Estados Unidos y evadir el supuesto adoctrinamiento comunista.

Esta situación sirvió de factor condicionante y facilitante para que el gobierno norteamericano, a través de la CIA, iniciara una de las acciones de subversión política ideológica más cruel y tenebrosa que, en el contexto de la Guerra Fría contra la Revolución, sembró el terror y el pánico en determinados sectores de la sociedad cubana mediante la campaña sobre la pérdida de la patria potestad. Esta campaña surgió en el otoño de 1960 en el contexto de la creación, en Miami, del Programa para Niños Refugiados Cubanos sin acompañantes (The Cuban Children´s Program[3]) como proyecto inicial, mientras que la Operación Mangosta surgiría poco después con un mayor nivel de especialización en las formas y métodos a desarrollar.

El medio empleado en esta operación desestabilizadora sería una campaña de propaganda a través de las ondas de la emisora Radio Cuba Libre (Radio Swan), que causaría alarma y desasosiego entre la población cubana. El 26 de octubre de 1960 en el horario de las 8:00 p.m. en el Programa Noticiero para el Caribe a cargo de Francisco Gutiérrez, esta emisora subversiva, abordó por primera vez este asunto y para ello radiaron el mensaje siguiente:
¡Madre cubana, escucha esto!, la próxima ley del gobierno será quitarte a tus hijos desde los cinco años hasta los 18 años, comentario que alternaría con el de ¡Madre cubana, no te dejes quitar a tu hijo! Es la nueva ley del gobierno (...), cuando esto ocurra serán unos monstruos del materialismo. Fidel se va a convertir en la madre suprema de Cuba.
Durante varios meses, de forma reiterada transmitieron este y otros mensajes similares. En uno de ellos se dieron las orientaciones precisas:
¡Atención cubano! Ve a la iglesia y sigue las orientaciones del Clero.

También redactaron una falsa Ley de la Patria Potestad, supuestamente emitida por el gobierno cubano, que sería distribuida clandestinamente entre la población. El texto de esta ley espuria fue redactada en Estados Unidos e introducida en la Isla por el agente principal de la CIA en Cuba, José Pujals Mederos. Según reconoció años después Ángel Fernández Varela, también agente de la CIA, él fue una de las personas responsables de la redacción de esta ley.

Durante varios días se mantuvo