Uña sintética

(Redirigido desde «Uñas sintéticas»)
Uñas sintéticas
Información sobre la plantilla
Uñas2.jpg
Uñas de material artificial que son colocadas sobre la uña natural con pegamentos especiales.


Uñas sintéticas. Muchas mujeres desean lucir unas uñas sexy y largas y ven en las uñas postizas una opción fácil y conveniente. Los nuevos materiales empleados en su fabricación (gel, porcelana, acrílicos, lino o seda) las hacen cómodas y seguras, permiten limarlas, cambiar su color a diario y repararlas con facilidad si se quiebran o se astillan. Sin embargo, es importante tomar en cuenta ciertos cuidados para que no afecte la salud de las uñas naturales.

Historia de la manicura

La decoración de uñas ha surgido desde hace mucho tiempo, debido a que desde siempre no todas las mujeres gozaban por naturaleza de unas uñas largas, fuertes y bonitas. En todo momento la parte femenina de la humanidad estuvo decorando sus uñas. En la Antigua China la gente sabia utilizó pinturas de distintos colores: de oro, de plata, más tarde el rojo y negro. Se sabe, que para coloración de uñas se utilizaban fórmulas muy extravagantes, que incluían en si materiales como cera, clara de huevo, gelatina y goma árabe. Precisamente en China, surgió la moda de llevar uñas largas. Sólo se lo podía permitir gente rica que llevaba un tipo de vida más bien ocioso. Para impedir su rotura, cuya longitud a veces llegaba a unos 10-13 cm, se utilizaban unos revestimientos especiales hechos de oro o bambú, decorados con piedras preciosas.

En Egipto, por el año 1964, fue encontrada la tumba de Nyankh Khnom y Khom que eran los peluqueros y encargados de la manicura del Faraón Nyuserra (2500-2350 a.c.) En Antiguo Egipto los distintos colores de pinturas sobre las uñas eran un código que significaba lo siguiente: Si sus uñas estaban decoradas con colores vivos, indicaba que usted pertenecía a la familia real ó desempeñaba altos cargos públicos. A su vez, los esclavos, sólo podían pintar sus uñas de un color apagado. Algunas uñas estaban compuestas de manicura de oro macizo, que se encontraron en algunas tumbas egipcias. Cleopatra pintaba sus uñas de color terracota utilizando la simple henna, ella prefirió utilizar la henna para pintar las uñas, yemas de los dedos y las palmas de las manos. Ésta fue la herramienta más popular para teñir las uñas a lo largo de la Edad Media.

Se cree que todo comenzó hace alrededor de 5000 ; en la India, la henna se utilizaba para la manicura. La historia del arte de las uñas no es tan fácil de investigar ya que hay contradicciones con las teorías sobre sus orígenes. Lo que sí parece bastante concluyente es que la historia de decorar las uñas ha sido un proceso de desarrollo progresivo, que es constantemente innovado por la imaginación de las profesionales de las uñas. En la historia, la decoración de las uñas ha sido símbolo de la situación y los elementos de la moda. Las preferencias de forma de las uñas, la longitud y color han evolucionado a lo largo de los siglos, en función de la cultura y las tradiciones que prevalecen en la zona.

Uñas sintéticas

Uñas sintéticas decoradas

La historia de las uñas maneja dos corrientes, por un lado en Egipto los hombres poderosos como los faraones usaban uñas de oro unidas a anillos. Posteriormente se las hacían con hojas de oro y se cuenta que había faraones que se obsesionaban tanto por las uñas que hasta se las incrustaban. Por otro lado en el medio oriente, China específicamente, los mandarines, señores poderosos de la época, al momento de ser nombrados se empezaban a dejar crecer las uñas, ya que mostraban desprecio al trabajo que era solamente asignado a los esclavos. Las uñas representaban para todos ellos poder, autoridad, un rango superior.

La historia moderna de las uñas se remonta 60 años atrás, su fundador era un dentista que descubrió las propiedades del `acrílico para las uñas. Las primeras uñas esculpidas fueron realizadas con polímero dental, es por eso de ahí el nombre de porcelana, se hicieron populares en los años 70 en Estados Unidos y desde allí, se expandieron por todo el mundo. Con la popularización llegaron nuevas tecnologías y los polímeros dentales, que perjudicaban a la uña natural, fueron sustituidas por resinas acrílicas y preparados de gel, los materiales que hoy en día se utilizan en todo el mundo.

Esta moda proviene precisamente de Norteamérica, aunque hasta hace algunos años, el mercado estuvo dominado por los asiáticos, ellos utilizaban materiales fabricados en países como China y Vietnam, pero la calidad era tan mala, que parecían de uso industrial y no para el ramo de la belleza. Esto provocó que Estados Unidos empezara a producir acrílico de mejor calidad que sirvió para cambiar y modernizar tanto el mercado como el concepto de las uñas postizas.

A Puerto Rico llegó la novedad hace 35 años con las uñas de pasta, sin embargo se estancó durante 20 años y es tiempo después que aparece el gel de lámpara o gel ultravioleta siendo la gran novedad. Creció en 6 meses pero cayó por completo al poco tiempo pues el producto tardaba en secar de 10 a 15 minutos, después se llegó a la conclusión de que el problema era la lámpara; cambiado ya el sistema hace 5 o 6 años el gel obtuvo un secado más rápido y su pegado más sencillo. Ya con el tiempo se modificaron las técnicas y se inició la decoración de uñas.

Para una mujer, el estado en el que se encuentran sus uñas son como un carta de presentación; basta con que los demás le den una mirada a sus manos, para que se den cuenta si es una persona pulcra, coqueta, sofisticada o muy sencilla; definitivamente no hay duda de que indican cómo se cuida y cuánto se quiere. Sin embargo muchas veces aunque se tenga el interés en tener unas uñas impecables, a veces no se tiene el tiempo necesario para cuidarlas; esta es la principal razón por la cual las uñas postizas se han convertido en un boom en todo el mundo, en especial en los Estados Unidos y Puerto Rico, donde las mujeres aman las uñas largas y sugestivas.

Tipos de uñas sintéticas

Uñas de lino o seda

Estas uñas postizas se forman a través de capas de tela superpuestas hasta dar la forma deseada. No siempre se adaptan a la mano, pues se utiliza una uña plástica como soporte.

Uñas de acrílico

Las uñas acrílicas, ó de porcelana ayudan a lucir manos pulcras y femeninas en todo momento, y se pueden aplicar en amplia variedad de sistemas y técnicas que dan aspecto bastante natural. Para que su uso no sea contraproducente, deben llevarse a cabo una serie de cuidados especiales que eviten problemas tanto estéticos como de higiene.

Muchas mujeres opinan que las uñas acrílicas tienen más beneficios que desventajas, y que los nuevos productos logran un aspecto tan natural que difícilmente renunciarían a su uso. En efecto, los nuevos materiales empleados en su fabricación las vuelven cómodas y seguras. Además de que se pueden limar, cambiar de color a diario, se mantienen en el tamaño que se quiere y no hay problema de que se astillen o quiebren, ya que se reparan con facilidad.

Sin embargo, cabe señalar que una mala aplicación puede tener consecuencias desastrosas que obligarían a esconder las manos en vez de presumirlas, de aquí la importancia de que sean aplicadas por técnicos especialistas en estas áreas. En efecto, la salud de las uñas naturales puede verse afectada debido a: el uso de los adhesivos empleados para fijar los tips, una incorrecta higienización de las manos tanto de la clienta como de la técnico de uñas, una indebida técnica utilizada en la aplicación de los polvos acrílicos que podría atrofiar el crecimiento de la uña natural.

Las uñas acrílicas ó de porcelana, se aplican con un molde especial que se adapta de manera perfecta a la uña natural, luego con la unión de los líquidos y polvos acrílicos se forma una pasta con la cual la técnico va esculpiendo la uña artificial encima de la uña natural. Después del trabajo de limado y pulido la uña queda con un aspecto similar a la natural. Además los polvos y líquidos acrílicos tambien dan muy buenos resultados usados sobre las uñas frágiles y quebradizas ya que le dan una fortaleza y resistencia instantaneas que sólo se lograría después de varias semanas de tratamientos con productos especiales.

Para retirar las uñas de acrílico, sólo es necesario utilizar un removedor especial sin el riesgo de dañar la uña natural. Otra ventaja es que con el acrílico si se te parte una uña, esta podrá ser reparada sin muchas complicaciones porque sólo con colocar la pasta donde haga falta, limar pulir y ya, sin necesidad de tener que retirar la uña en su totalidad.

Uñas de acrílico o porcelana

A partir de un molde se elaboran uñas idénticas a las de la persona que las utilizará. Para ajustarlas se liman y se pulen; además es posible cambiarle el color del esmalte las veces que se necesario.

Uñas de acrílico de color

Son uñas postizas elaboradas de igual manera que las acrílicas, pero el material con que se fabrican es de color, por lo que no es posible cambiarles el esmalte.

Uñas de gel

Son uñas plásticas que lucen naturales, pese a que son prefabricadas y muchas veces no se ajustan completamente a la anatomía de la mano. Para fijarlas es necesario utilizar varias capas de gel y posteriormente secarlas bajo una luz negra. El último paso consiste en limarlas y pulirlas.

Este accesorio debe situarse sobre la uña original, este procedimiento se lleva a cabo de manera muy simple siguiendo una serie de pasos. Los materiales esenciales: pegamento para tips, tips (uñas de gel naturales, punta francesa o transparentes), esterilizador para uñas, acetona, polvo de porcelana, deshidratante para uñas, lima pulidora, gel frío, monómero molecular, corta tipo y aceite para cutícula. Se comienza limando la superficie de la uña natural hasta eliminar todo el brillo, luego a través de una gasa se pone desinfectante y luego se deshidrata la uña para que pueda adherirse la uña de gel sin ningún inconveniente. El tip debe ser medido de acuerdo al tamaño de cada una de las uñas, una vez que se tengan las medidas ya cortadas se aplica una gotita de pegamento y se pega sobre la uña natural.

Esculpido Sistema de Gel

Aplicación de uña sintética

Las uñas de gel cumple las mismas funciones del acrílico (porcelana): alargan las uñas cortas, fortalecen uñas débiles, mejoran notablemente la estética de cualquier mano; y en lo que respecta a los acabados cualquiera de los sistemas resisten cualquier esmaltado siempre que se utilice una capa base; ya que sólo basta utilizar quita esmalte sin acetona para retirarlo.

Los geles son olí gomeros que no son ni líquidos ni sólidos, tal como su nombre lo dice es una jalea y que sólo se endurecen bajo el efecto de los rayos ultravioletas de la lámpara. El gel son una tecnología más avanzada y moderna que el acrílico, pero que no lo reemplaza ni mucho menos lo sustituye; el gel es para ese grupo objetivo de clientas que jamás se haría un realce de acrílico, muchas veces por desconocimiento, por una mala experiencia, porque no soporte los olores de los líquidos acrílicos ó porque se encuentre en estado de embarazo y debe evitar el respirar los vapores que aunque no sean dañinos pueden serle molestos.

Las uñas de gel a menudo parecen más naturales y brillantes que las acrílicas. Las mezclas de gel son inodoras, para secarlas hay que introducir cada dedo en una cabina de rayos ultravioletas para secar cada una de las diferentes capas al aplicarlas, sin esto no secan ni endurecen, son más flexibles que el acrílico y además el costo de los productos de gel son más altos, por lo que el servicio se incrementa en relación al acrílico.

Para retirar las uñas de gel el proceso es delicado porque el gel no se disuelve y debe ser retirado solo limando, con lo que se puede correr el riesgo de dañar la lámina de la uña natural, en este caso se recomienda limar y dejar únicamente la capa de gel base, pulirla y a partír de allí dejar crecer la uña natural, si con el gel se ha roto una uña, esta deberá ser limada y vuelta a esculpir en su totalidad.

Precauciones

Las uñas de gel pueden traer inconvenientes si no se cuidan como corresponde, uno de los problemas más comunes es la aparición de hongos a causa de la humedad, se pueden reconocer fácilmente al principio, se hacen presente como un moho blanco y fino, luego va poniéndose verdoso haciéndose a la vez más profundo. Apenas se note que la uña de gel presenta el moho blanco se debe actuar inmediatamente, ya que en esta fase es mucho más fácil de remover. Si el mismo no se elimina surgen más hongos y el caso se torna mucho más serio, volviendo hueca a la uña la cual puede llegar eventualmente a desprenderse de la piel. La uñas de gel necesitan un cuidado regular, al menos deben ser tratadas 2 veces al mes. También puede ocurrir, en contadas situaciones, que la persona posea algún tipo de alergia a las uñas de gel, se nota cuando la cutículas se vuelvan rojas y se inflaman, en estos casos lo aconsejable es no utilizarlas.

Diferencias entre Aclírico y Gel

En primer lugar, son dos tecnologías totalmente diferentes, para la profesional de las uñas lo más relevante es el proceso de esculpido de cada técnica, la resistencia, así como también el proceso de tener que retirarlos. Una profesional de las uñas debe manejar los dos sistemas. El acrílico genera un olor fuerte y poco agradable que no es grato para todos. El gel en cambio no tiene olor. Una ventaja del acrílico es su plasticidad, particularmente adaptada al trabajo de las uñas problemáticas, comidas o deformadas. Con acrílico se puede modelar la forma mucho más fácil y corregir los defectos mientras que con el gel es más difícil hacerlo. El acrílico aunque no lo parezca es más fuerte que el gel y mucho más resistente aunque el gel es más flexible.

Consejos útiles

La belleza del resultado final al esculpir las uñas artificiales, depende en gran parte de la calidad del trabajo de la profesional que realiza el esculpido, pero también depende de la forma y estado de las uñas naturales. También es recomendable de que antes de realizar el esculpido, se evite el contacto con el agua y con aceites, (parafina, tratamientos en aceite) ya que unas uñas recién hidratadas toman una forma diferente a cuando están secas y en este caso el esculpido podría "saltar”, así mismo las capas de aceites o grasas que puedan quedar en la uña natural no permitirían una buena adhesión de los productos del esculpido a la uña.

Es importante tomar en cuenta ciertos cuidados para que no afecte la salud de las uñas naturales. Por ejemplo, el uso de los adhesivos empleados para fijarlas a las uñas postizas pueden ocasionar irritación en la piel o reacciones alérgicas. En este caso, se deberá cubrir la piel que rodea a las uñas con jalea de petrolato. Igualmente pueden surgir problemas debido a una limpieza deficiente que favorezca el crecimiento de hongos. De allí que se pueden limpiar con un poquito de jugo de limón.

No resulta conveniente morder las uñas postizas ya que se pueden despegar fácilmente. En caso que ocurrir esta situación, se deben limpiar con alcohol antes de volver a pegarlas. Si se nota dolor, cambios en la coloración o lesiones en la uña natural, se deberá retirar la sintética y consultar a un médico. Si se quiere tener unas uñas naturales bonitas y sanas, se pueden fortalecerlas nutriéndolas por dentro, mediante el consumo de alimentos ricos en proteínas, sales minerales (calcio, yodo, cinc, y hierro) que se encuentran presentes en lácteos, hígado de ternera, espinacas o lentejas. Igualmente, es necesaria la vitamina A, abundante en el tomate, el pimiento rojo y la zanahoria); y vitamina B, en la levadura de cerveza.

Uñas mordidas

En los casos de uñas mordidas, también se debe realizar un tratamiento varios días antes de hacer el esculpido, este tendrá como finalidad desinflamar las cutículas que por lo general se encuentran muy maltratadas por el mordisqueo, luego hay que realizar una manicura para tratarlas y finalmente procurar no morderlas y en los casos extremos en los que las uñas se encuentran hundidas en su lecho o esta ha desaparecido casi en su totalidad se recomienda un tratamiento regenerador a base de calcio 8 días como mínimo (si pueden ser más días mucho mejor) antes del esculpido.

Tratamiento

Por lo general el lecho de la uña natural está destrozado por los mordisqueos, en este caso se puede realizar el esculpido con maquillaje para simular un lecho de la uña saludable, pero se debe eliminar el material a los 15 días ó 3 semanas para examinar la correcta regeneración del tejito ungueal, y se vuelve a esculpir como la primera vez. En el segundo relleno, se examina nuevamente la regeneración del tejito ungueal y si todo va bien, a partir de acá se puede esculpir el sistema definitivo que le venga mejor a la cliente de acuerdo con la forma de su uña natural y su nivel de actividades diarias, ya sea en acrílico (porcelana) o gel.

Véase también

Enlaces externos

Fuentes