Páginas dinámicas

Revisión del 18:24 6 jul 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Páginas dinámicas
Información sobre la plantilla
Paginasdinamicas.jpeg
Las Páginas dinámicas presentan algunos efectos especiales o implementan alguna funcionalidad o interactividad, y para su programación se necesitan otros lenguajes aparte del HTML.
GéneroInformática

Página Dinámica. No debe ser un espacio en internet para mostrar información estática. Las nuevas tecnologías brindan muchas posibilidades que se pueden aplicar para hacerlo más atractivo, rápido e interactivo. Alcanzan gran vistosidad, sus presentaciones son más entretenidas que las que se consiguen utilizando únicamente HTML y son interactivas. Casi siempre al escribir una página dinámica el código de los otros lenguajes de programación se incluye embebido dentro del mismo código HTML.

Características del Web dinámico

Son cada vez más los sitios Web de Internet que aplican nuevos y vistosos efectos para la presentación de la información, pero no es solo la aplicación de estos efectos lo que permite ofrecer los contenidos de una manera interesante, sino que también utilizan los recursos interactivos, que combinados correctamente, permiten una comunicación entre el navegante y el webmaster, por medio de la página Web.

Lo que en realidad justifica la selección de este medio informático y no la impresión del libro en papel, para proponer un tema, es el uso de estos efectos; ya sean visuales, auditivos o comunicativos y de interactividad. En este capítulo se proponen las características que deben tener los sitios Web para considerarse dinámicos, que es la cualidad que debe corresponder a estos lugares en la red de acuerdo con el desarrollo actual de las nuevas tecnologías; estos Web se denominan internacionalmente DHTML (Dynamic HTML), a diferencia de los HTML clásicos que ya se conocen.

Antes de continuar, es necesario insistir en que al decidir la creación de un Web dinámico se deben tener en cuenta los navegadores que están a disposición de los receptores y las versiones de ellos, de acuerdo con el desarrollo.

No debe olvidarse nunca que en Internet muchas cosas dependen de las condiciones tecnológicas reales que posean los receptores. Es preciso programar y preparar los formatos de presentación de la información, de forma tal que permita llegar a la mayor cantidad de personas posible, por lo que hay que tener en cuenta el desarrollo tecnológico de los medios que cada usuario posea. Entre los factores que deben considerarse para la creación de las páginas Web está, por ejemplo, el navegador que se utiliza.

Los navegadores más generalizados internacionalmente son el Internet Explorer y el Netscape, y cada uno poseen características diferentes, aunque hay que confiar en la sensatez de sus creadores para lograr, al final, una mayor estandarización y universalidad. Así mismo, se presentan algunos resultados y efectos que se ejecutan satisfactoriamente en un sistema y no en el otro.

Por tal razón, se sugiere que durante la puesta a punto de un sitio Web se utilicen las dos versiones para la prueba y validez de los resultados, y debe tenerse en cuenta, además, que un documento DHTML bien desarrollado debe poder verse con cualquiera de estos navegadores.

Un DHTML es una combinación de estilos u hojas de estilos (Cascading Style Sheet) y programación en un documento HTML preparados para lograr cambios en su aspecto y, al mismo tiempo, permitir al receptor interactuar con el documento.

Un documento se considera DHTML si cumple con las características siguientes:

  • Utiliza hojas de estilos y otros elementos dinámicos como plantillas, bibliotecas, capas, etc. para posicionar objetos y definir diseños en la pantalla.
  • Emplea programas para mover, mostrar, ocultar o cambiar de aspecto los objetos. Estos objetos se mueven, se ocultan, aparecen o cambian de aspecto al ser "tocados" con el ratón por el receptor, luego de haber sido cargado el documento.
  • Con la combinación de estos programas y técnicas se logra una intercomunicación con el receptor y, además, posibilita la actualización de las páginas por el webmaster, de una manera sencilla, rápida y eficaz.

Es posible incluir las hojas de estilos utilizando las propias etiquetas del lenguaje HTML, tanto para definir directamente en un documento los estilos, como para agregar las páginas de CSS (Cascading Style Sheet) a la página Web. Del mismo modo, dentro de estos documentos también se pueden incluir las definiciones e implementaciones de otras técnicas, como: plantillas, bibliotecas, capas, etc.

Para agregar rutinas programables a un documento html puede utilizarse el Java Script, que es un lenguaje creado para las páginas Web, combinando las instrucciones con las etiquetas del propio HTML. Así mismo, pueden incluirse programas que se ejecuten directamente desde el servidor y produzcan como resultado una nueva página Web.

Estos programas, en la mayoría de tos casos, trabajan con bases de datos creadas en función del sitio. Otra manera de incluir efectos interesantes y atractivos en las páginas Web consiste en crear animaciones interactivas con programas, como Flash u otros sistemas para la creación de multimedia, que pueden insertarse en los documentos para ofrecer otros resultados.

El Web dinámico también puede ofrecer a los receptores la posibilidad de descargar en su computadora otros documentos y servicios, que se establecen en coordinación estrecha con el servidor donde se encuen¬tra hospedado el sitio. Hasta aquí, pueden tener una idea bastante clara de lo que es el DHTML o Web dinámico; no obstante, se propone una definición con vistas a precisar el concepto:

Un DHTML está formado por páginas Web que presentan los textos y las imágenes con efectos visuales que pueden ser animados y proponen la información de una manera interactiva y dinámica. Para su diseño e implementación se utilizan las hojas de estilos y los recursos de programación, que permiten la obtención de estos efectos a la vez que se obtiene un producto de mayor flexibilidad.

Además de las ventajas que tienen los sitios dinámicos, las cuales se pueden inferir de sus propias características, poseen una importante cualidad y es que, en general, los DHTML aparecen en la pantalla del receptor a mayor velocidad que los HTML simples y el espacio de almacenamiento que ocupan las páginas concebidas de esta manera es mucho menor.

En síntesis, con la implementación de los Web dinámicos, al mismo tiempo que se ofrece al receptor una información más atractiva y se explotan en mayor medida los recursos tecnológicos que proporciona la informática, se obtiene un mayor rendimiento, pues se gana en tiempo y espacio; dos cosas tan importantes en la vida moderna.

De acuerdo con el lugar donde se lleva a cabo el procesamiento de la página, es decir, la computadora que cargará con el peso adicional que supone que la página realice efectos y funcionalidades, las páginas dinámicas se clasifican en:

  • Páginas dinámicas de cliente.
  • Páginas dinámicas de servidor.

Páginas dinámicas de cliente

Son las páginas dinámicas que se procesan en la computadora del cliente, cuya carga de procesamiento de los efectos y funcionalidades la soporta el navegador. Usos típicos de las páginas de cliente son efectos especiales para el Web como mlhvers o control de ventanas; presentaciones en las que se pueden mover objetos por la página; control de formularios; cálculos, etc. El código necesario para crear los efectos y funcionalidades se incluye dentro del mismo archivo HTML y se llama script.

Cuando una página HTML contiene scripts de cliente, el navegador se encarga de interpretarlos y ejecutarlos para realizar los efectos y funcionalida¬des. Las páginas dinámicas de cliente se pueden escribir en lenguajes de programación como, JavaScript y Visual Basic Script (VBScript), y fundamentalmente con ASP.NET que será nuestro objeto de estudio.

Las páginas de cliente son muy dependientes del sistema donde se ejecutan y esa es su principal desventaja, ya que cada navegador tiene sus propias características, incluso cada versión, y lo que puede funcionar en un navegador puede que no lo haga en otro.

Como ventaja se puede decir que estas páginas descargan al servidor algunos trabajos, ofrecen respuestas inmediatas a las acciones del usuario y permiten la utilización de algunos recursos de la máquina local.

Páginas dinámicas de servidor

Las páginas dinámicas del servidor son reconocidas, interpretadas y ejecutadas por el propio servidor. Con ellas se puede hacer todo tipo de aplicaciones Web, como agendas a foros, sistemas de documentación, estadísticas, juegos, chats, etc. Son muy útiles en trabajos donde se tiene que acceder a información centralizada, situada en una base de datos en el servidor, y cuando por razones de seguridad los cálculos no se pueden realizar en la computadora del usuario.

Es importante destacar que las páginas dinámicas de servidor son necesarias porque para crear la mayoría de las aplicaciones Web se debe tener acceso a muchos recursos externos a la computadora del cliente, principalmente bases de datos alojadas en servidores de Internet. Un ejemplo claro son los bancos: no tiene ningún sentido que el cliente tenga acceso a toda la base de datos, solo a la información que le concierne.

Las páginas dinámicas del servidor se suelen escribir en el mismo archivo HTML, mezclado con el código HTML, al igual que ocurría en las páginas del cliente. Cuando se solicita una página por un cliente, el servidor ejecuta los scripts y se genera una página resultado — que solamente contiene código HTML — la cual se le regresa nuevamente al cliente, o sea, el servidor es el que maneja toda la información de las bases de datos y cualquier otro recurso, como imágenes o servidores de correo y luego envía al cliente una página Web con los resultados de todas las operaciones.

Para escribir páginas dinámicas de servidor existen varios lenguajes, que se verán con detenimiento más adelante, como Common Gateway Interface (CGI) comúnmente escritos en Perl, Active Server Pages (ASP), Hipertext Preprocesor (PHP), Java Server Pages (JSP) y especialmente ASP.NET, que será nuestro objeto de estudio.

Las ventajas de este tipo de programación son que el cliente no puede ver los scripts, ya que se ejecutan y transforman en HTML antes de enviarlos. Además son independientes del navegador del usuario, ya que el código que reciben es HTML que se interpreta fácilmente.

Como desventaja, se requiere de un servidor más potente y con más capacidades que el que se necesita para las páginas de cliente. Además, estos servidores podrán soportar menos usuarios concurrentes, porque se demandará más tiempo de procesamiento para la atención de cada uno.

Programación del Web

En virtud del creciente acceso a Internet y a la posibilidad que esta nueva tecnología brinda a las personas, independientemente de su profesión u ocupación, son cada vez más los sitios Web que se encuentran en el ciberespacio, y son cada vez más las personas que, de navegantes, pasan a ser diseñadores de sus propios espacios.

La facilidad con que se manipulan los editores de páginas Web, es otra de las causas de esta realidad. Así, cuando se dan los primeros pasos en estas técnicas, se construyen páginas utilizando el código HTML solamente, pero al desarrollar habilidades y crecer el interés en ofrecer más recursos y ambientes más cómodos y agradables a los navegantes, ya el diseñador o la diseñadora de un sitio Web se propone nuevas metas y nuevas etapas en la concepción de sus páginas.

Entre las posibilidades que se pueden ofrecer en un sitio Web dinámico, se encuentran: implementación de buscadores para determinados temas, consultas y cuentas de correo electrónico on-line, tiendas virtuales, posibilidades de inscripciones a revistas, envío de tarjetas postales, acceso y consultas a bases de información, descarga de documentos, etc.

Como ya se ha referido en capítulos anteriores, la programación es otro recurso cuya implementación caracteriza al Web dinámico, y son las rutinas programadas las que permiten realizar en el Web gran parte de la interactividad y tareas como las citadas.

En principio, la manera de irnplementar un programa en el Web es hacer un llamado a su ejecución desde un documento html, pero hay dos formas de ejecutar las rutinas programadas, una en el servidor y la otra es con el mismo programa navegador, desde la propia computadora del receptor de las páginas.

Para ofrecer una idea más clara de cómo pueden implementarse los programas dentro de una página Web, a continuación se propone, a grandes rasgos, cómo es que funciona la comunicación entre el receptor y el servidor, y cuáles son las herramientas necesarias para esta interacción.

Arquitectura del Web

El servicio Web cuenta con una arquitectura cliente/servidor, donde se instala un programa principal que se ejecuta en una computadora remota o local (el propio servidor), y se conecta a la red por un puerto predefinido, denominado TCP/IP para abastecer los pedidos de un cliente Web (navegador). Entre los navegadores más difundidos en el mundo se encuentran el Netscape y el Internet Explorer, creado este último por la Microsoft.

Cada uno posee características propias y, de acuerdo con las versiones creadas, ofrecen cada vez nuevas posibilidades para interpretar los códigos escritos en las páginas Web, que es donde se crea el ambiento de comunicación entre el servidor y el navegante. Para establecer esta comunicación servidor/cliente se usa un protocolo denominado H ITP (Hyper Text Transfer Prolocol), de ahí que, por lo general, se ha establecido como referencia este prefijo para las direcciones de las páginas Web (URL).

Aunque los navegadores tienen condiciones para "comprender" los códigos del lenguaje HTML, del CSS —referido en capítulos anteriores— y otros lenguajes de programación, como JavaScript; es necesario que en el servidor se instalen también otros recursos y herramientas que faciliten tanto la comunicación entre la computadora receptora y el servidor remoto, como la velocidad y eficiencia en la respuesta durante la consulta y la navegación. Muchas de estas herramientas están relacionadas con la ejecución desde el servidor de programas y otras tareas o especificaciones que requiere el sistema de Internet.

El servidor se configura para controlar el acceso al equipo y dar derechos de consulta o no, cambio o introducción de información y otras operaciones, de acuerdo con las características de los clientes y los derechos que estos puedan tener. Por ejemplo, el administrador de la red tiene todos los derechos de acceso al servidor, tanto para consultar, corno para cambiar o adicionar cualquier información; así mismo, tiene derechos de instalación de programas y otras tareas inherentes a la responsabilidad de mantener con eficiencia y calidad todos los servicios que se brindan.

Los clientes que tienen sitios Web hospedados en el servidor, tendrán derechos de actualización (modificación o introducción de información), solamente en el espacio del disco que corresponde a sus páginas o servicios que brinda. Este cliente también tiene acceso a algunos de los recursos y herramientas; aquellos que garantizan el desenvolvimiento de su sitio Web.

Para el buen funcionamiento de todas las operaciones y consultas es preciso establecer acuerdos entre los intereses y metas de este cliente y e( administrador del servidor, pues este último tiene que garantizar, desde el punto de vista funcional, el éxito del trabajo.

Para colocar la información en el espacio destinado en el servidor para un sitio Web, el (la) webmaster debe utilizar un programa especializado en esta tarea. Los programas que realizan estas funciones se denominan FTP (File Transfer Protocol), que es un protocolo de transferencia de ficheros y su aplicación es la copia de archivos desde un servidero hacia él.

Por un lado, todo esto obliga a que cualquiera de estas personas entre al servidor con una clave de acceso, determinada por un nombre de cliente (loggin) y una contraseña (password). Para garantizar la seguridad, en el servidor existe un programa que confronta estos datos con la base que posee en la máquina, y le da los derechos correspondientes a partir de las condiciones que se han configurado.

Otra persona que entra al servidor es el (la) navegante, para el cual se crea un cliente universal, llamado anónimo, que no necesita clave de acceso y sus derechos solo están relacionados con la posibilidad de consultar, a modo de lectura, cualquier página que se ofrezca, también puede descargar informaciones que estén destinadas a estos fines.

En casos particulares y puntuales, como la compra de algún producto on-line en tiendas virtuales o la suscripción a alguna revista o evento que se realice mediante esta vía u otra forma previamente concebida, existen programas que se encargan de actualizar la información e incluyen o modifican convenientemente las bases de datos.

No obstante, en cualquiera de estos casos, quien "escribe" la información en la máquina no es el navegante, sino un software diseñado por el (la) webmaster del sitio. Por otro lado, entre los propios navegantes también se establecen diferenciaciones. Toda persona que haya navegado por Internet, alguna vez debe haber encontrado sitios que dan ciertos privilegios a los visitantes que se han registrado como clientes (pueden ser gratis o no estos accesos), pues por determinadas razones, la concepción general de entrada consiste en la creación de grupos de socios o clientes especiales, las cuales se les da el derecho de acceder a determinada información, no está disponible para el visitante no registrado.

Como puede inferirse, toda la red es un complicado tejido de programas, medios y recursos que tienen que estar muy bien estructurados y combinados para funcionar con una precisión absoluta, con vistas a garantizar el servicio en todo momento.

Tecnologías de la red

Para garantizar el DHTML es necesario que existan toda una serie de recursos y herramientas, tanto de hardware como de software, que posibiliten el correcto funcionamiento de cada tarea que se tiene concebida para establecer la comunicación e interacción entre el navegante y el servidor.

El HTML solo, como se ha explicado durante el desarrollo de este texto, hasta el momento, tal y como fue creado, es limitado; pues solo concibe la posibilidad de mostrar al visitante la información con ciertas características de formato de presentación, pero no da muchas más posibilidades que eso. Por esta razón, se han creado varias técnicas que permiten extender las características de las páginas y ampliar las posibilidades. Estas técnicas se clasifican en: las que se ejecutan en el servidor y las que se realizan en la computadora del receptor.

Las aplicaciones que se ejecutan en el servidor son independientes del navegador y pueden interactuar con otras tecnologías, como bases de datos y administraciones de seguridad. Es entonces en el servidor donde se encuentran sistemas operativos que permiten el trabajo con redes, programas ejecutables que generan páginas Web, como: resultados, informaciones para descargar, páginas Web, entre otros recursos.

Las aplicaciones que se ejecutan en la computadora del cliente dependen de las posibilidades con que cuenta cada máquina receptora de la información, pues aprovecha las capacidades particulares para minimizar la carga del servidor y, por tanto, son inherentes al navegador o a la versión que se tenga instalada. Así, en este caso, aunque todo esté aparentemente muy bien concebido durante el diseño de un sitio, siempre queda una parte del resultado final que depende de las condiciones que tenga instalada en su máquina el receptor final de la información.

Entre estas técnicas está la posibilidad del navegador de interpretar de forma correcta el código JavaScript o el código CSS, posibilidades del hardware o del software para procesar elementos de multimedia, u otros intérpretes que se necesiten para poder decodificar libre de errores o defectos toda la información que se obtenga del servidor.

Programación y ejecución de programas en sitios Web

Como se puede inferir del epígrafe anterior, hay técnicas y medios para materializar de manera virtual todo el acceso dinámico a la información, tanto en el servidor, como en el receptor; por lo tanto, desde el punto de vista de la programación se establece también una diferenciación de las modalidades de programación y ejecución de los programas en la página Web, a partir del lugar donde se ejecutan estos programas.

Así, existen programas que se ejecutan desde la propia máquina receptora (modo cliente) a partir de las condiciones del navegador que se dispone, pero existen otros que se ejecutan desde el servidor (modo servidor). Lo que recibe el receptor al final no es más que la respuesta, escrita en una página Web, como producto de la ejecución de las órdenes programadas.

Programas en el cliente

Los programas que se ejecutan en la máquina del receptor, o modo cliente, son ejecutados en virtud de la posibilidad de decodificación o interpretación de las instrucciones u órdenes del navegador instalado en la computadora. Por lo tanto, dependen precisamente de qué versión del navegador tenga el receptor, con (sin) las condiciones necesarias para poder interpretar las líneas del programa.

Los lenguajes que se utilizan para la programación de esta manera, se denominan scripts, que son también conocidos como lenguajes de macro y, entre ellos, se encuentran el VBScript (Visual Basic Scripting Edition) y el JavaScript.

El VBScript es un lenguaje creado a partir del Visual Basic y utilizado por Microsoft para todos sus productos y, por tanto, codificable por el Internet Explorer. Por ser tan específico, no es recomendable su uso para la programación de una página Web que se vaya a colocar en internet, aunque en redes internas, donde se sabe que todos los clientes van a emplear este navegador, sí es aceptable su empleo.

El JavaScript fue creado por Netscape para diseñar aplicaciones que ejecutan en el entorno de Internet, y por su universalidad es el más recomendable para la creación de programas en modo cliente en Web. Las Líneas de un script se incluyen directamente dentro del código HTML de un documento Web y es interpretado por el navegador en tiempo de ejecución.

Cuando el navegador pide una página, el servidor envía el contenido completo del documento, incluyendo además del HTML, las instrucciones JavaScript por la red al cliente, quien lee la página, muestra su contenido y ejecuta las instrucciones de programa propuestas.

Estas instrucciones pueden responder a eventos del receptor, tales como: un clic del ratón, entrada de información mediante un formulario y navegación entre páginas. Los principales navegadores que soportan el lenguaje JavaScript son: el Netscape, a partir de su versión 2.0 y el Internet Explorer, a partir de su versión 3.0. Microsoft posee su propia versión de JavaScript, denominada Jscript, pero como ya se expuso, también admite la codificación de JavaScript. A diferencia de otros lenguajes clásicos de programación, los scripts tienen características particulares, como las siguientes:

  • Son lenguajes concebidos y orientados solo para el Web. Hasta el momento es así.
  • Permiten extender las capacidades del HTML. Las instrucciones escritas en un script e insertadas a un documento html, provocan la obtención de efectos y posibilidades que el código HTML no tiene resueltos.
  • Funcionan solo dentro de la aplicación para la que han sido creados. Estos lenguajes disponen de una serie de variables, métodos y (u) objetos predefinidos que les permiten interactuar con dicha aplicación.
  • Son lenguajes interpretados, no compilados. Esto significa que la aplicación se va decodificando y ejecutando línea a línea, según va leyendo el código, en lugar de pasarlo previamente a código máquina. Esto puede repercutir en una menor velocidad de ejecución, aunque en muchos casos es salvable, pues se ejecuta en la máquina receptora y no necesita de la lectura e interpretación a distancia, desde el servidor.
  • Son lenguajes orientados a objeto. Esta es una moderna forma de programación, que ofrece una mayor concentración en 1a programación de rutinas parciales que solucionan pequeñas situaciones particulares, lo que da al conjunto un resultado final integrado.
  • Procuran que la programación sea sencilla y cómoda. No obstante, en ocasiones esto va en detrimento de las prestaciones o la legitimidad del código. La facilidad de programación permite que cualquier persona con buen sentido común, sin necesidad de ser una especialista en la materia de informática, pueda preparar sus propias rutinas programables para el mejoramiento de la calidad de efectos en sus páginas, pero esto puede repercutir en que la programación no sea tan rigurosa y exacta como sucede con otros lenguajes para especialistas.

A la combinación de eventos con rutinas que se ejecutan en el modo cliente, se les denominan comportamientos. Cuando se inserta un comportamiento a un elemento de una página Web se especifican tanto las acciones a realizar, como el evento al cual están asociadas; también se puede especificar el orden en que se desea que esas acciones se ejecuten.

Programas en el servidor

Para la ejecución de programas en el servidor desde una página Web puede utilizarse la técnica del CGI (Common Gateway Interface).

El CGI es una interfaz implementada para la comunicación entre un servidor Web y un programa ejecutable que se encuentra almacenado y se ejecuta en el propio servidor. Esta información se comunica en ambos sentidos: desde la página Web hacia el programa, en forma de parámetros, y desde el programa hacia la página, en forma de resultados.

Una de las maneras de pedir los datos al receptor para enviarlos como parámetros al CGI es el uso de formularios. El CGI entonces llama al programa que se encuentra en el servidor y se encarga del procesamiento de la información, y los resultados obtenidos los envía nuevamente a la página Web para que sean recibidos por el cliente en su navegador.

De esta manera el programa es ejecutado en tiempo real y así se genera información dinámica. El formulario que se propone al receptor está escrito en HTML y este llama a un programa compilado o a un script que se encuentra ubicado en el servidor y, a su vez, devuelve la respuesta o información ya procesada hacía una nueva página Web que recibe el receptor.

Los programas que se ejecutan en el servidor se almacenan en una carpeta creada dentro de la estructura del sitio, que se denomina cgi-bin. Para crear estos programas puede utilizarse cualquier lenguaje de programación como Visual Basic, Clipper, C, entre otros, que generan códigos de máquina después de compilarlos.

Sin embargo, se han diseñado lenguajes de programación dirigidos fundamentalmente hacia e| trabajo de la red, como son: el ASP (Active Server Pages), el PERL (Practical Extraction and Reporting Language) o el PHP (Hypertext Preprocessor), que son en realidad intérpretes y no compiladores, por lo tanto, cada script escrito en alguno de estos lenguajes no se compila y almacena como un documento con extensión (.exe), sino que se interpreta y ejecuta cada instrucción en tiempo real cuando son llamados.

El ASP de Microsoft es un conjunto de secuencias de órdenes (scripts) que se ejecutan en el servidor para crear y ejecutar aplicaciones Web dinámicas e interactivas, por lo tanto, una página ASP es un archivo de texto con extensión (.asp) que contiene y combina textos, etiquetas HTML, órdenes y componentes ActiveX que se ejecutan en el servidor.

El PERL es un lenguaje disponible para casi todas las plataformas y está basado, fundamentalmente, en el tratamiento de cadenas de caracteres para su implementación. Es un lenguaje hecho para "escanear" archivos de textos e imprimir reportes basados en la información.

Es muy útil para muchas tareas de administración de sistemas. Este lenguaje combina algunas de las mejores características de C y otros lenguajes de alto nivel. Utiliza técnicas sofisticadas para encontrar patrones, lo que le permite revisar grandes cantidades de datos de forma rápida y también puede trabajar con información binaria.

El PHP es un lenguaje de alto nivel, cuyo código se incluye en páginas HTML y es ejecutado en el servidor. Luego, en vez de escribir un programa con muchas órdenes para crear una salida en HTML, se escribe el código HTML con cierto código PHP introducido en él, que produce un documento html como salida. Utiliza también etiquetas especiales de comienzo y final que permiten entrar y salir del modo PHP.

La razón fundamental que justifica el uso de los CGI en la implementación de un sitio Web es la necesidad de manipular bases de datos, para complementar el trabajo de comunicación e intercambio de información entre los generadores y administradores del sitio y los visitantes y, en general, para obtener información que no es accesible directamente por el receptor; ya sea por razones de seguridad o de concepción, a partir de los intereses del webmaster del sitio. Los programas que se ejecutan con la técnica de CGI, tienen las siguientes características:

  • Se ejecutan en la computadora del servidor.
  • Son capaces de leer algunas variables del entorno ofrecidas por el receptor o como efectos de acciones realizadas por el cliente, que se introducen por la entrada estándar del sistema operativo.
  • Escriben la salida en el formato estándar del sistema operativo (archivos html).
  • El CGI está universalmente soportado, por lo tanto, cada programa puede volverse a compilar o interpretar para funcionar en cualquier entorno.

Como los CGI se implementan en el servidor, antes de la concepción del sistema informático que va a garantizar el dinamismo y la interacción de un DHTML, es necesario establecer un acuerdo entre el (la) webmaster del sitio y los administradores del proveedor, pues estos últimos deben asegurar todo el soporte técnico que permita el buen fun¬cionamiento y ejecución de cada programa en el servidor.

Otra manera de implementar aplicaciones que se ejecutan en modo servidor consiste en incluir, de alguna manera, las instrucciones dentro del propio código HTML, como puede ocurrir con el PHP, donde algunas instrucciones o sentencias pueden escribirse dentro de etiquetas en el código de la página Web.

Otros lenguajes

El lenguaje HTML, a pesar de sus limitaciones, resulta un excelente sistema para la presentación de documentos por su sencillez y amplias posibilidades para el tráfico de información a grandes distancias por la red. Por las crecientes exigencias y necesidades de mejorar cada vez más las condiciones de Internet, este lenguaje ha evolucionado rápidamente, pero como se conoce, aún resulta insuficiente.

Por tales razones, en vez de desarrollar nuevas versiones de HTML, se ha creado un nuevo lenguaje denominado XML (Extensible Markup Language), que toma las ventajas del HTML y agrega nuevas posibilidades, que permiten realizar muchas cosas más.

Tanto el XML, como el HTML, tienen su base en el SGML (Standard Generalizad Makup Language, ISO- 8879), que es el estándar internacional para la definición de la estructura y el contenido de diferentes tipos de documentos electrónicos. Sin embargo, aún XML no tiene la suficiente fuerza o desarrollo para eliminar el HTML, pues las versiones actuales de los navegadores todavía no soportan este lenguaje en todo su potencial.

Pero es indiscutible que en los próximos años habrá un cambio radical en la forma de elaborar las páginas Web, si el desarrollo tecnológico continúa por esta vía. A diferencia del HTML, el XML permite describir la información que muestra; además, con el uso de este lenguaje para la creación de páginas Web se obtienen muchas ventajas, tales como:

  • Posibilita un acceso más rápido y eficiente a la información.
  • Realiza motores de búsqueda mucho más eficaces.
  • Facilita el intercambio de información y la cooperación entre las empresas, así como el comercio electrónico.
  • No solo permite una comunicación entre las personas, sino que, por la manera en que está concebido, tiene una mayor facilidad de comunicación e intercambio entre las propias máquinas.

Con las versiones actuales de Dreamweaver es posible importar documentos en XML y, de esta manera, lograr archivos que combinen en su programación ambos lenguajes. También es posible agregar applets y otras rutinas y programas, que enriquecen las posibilidades de las pá¬ginas Web de un sitio.

Fuentes

  • Aprenda Web Dinámico, Aimée Vega Belmonte. Edit. Científico-Técnica.
  • Programación Web Avanzada, Marcelo Hernán Ruiz. Edit. Félix Varela.