Saltar a: navegación, buscar

Aborígenes de Australia

(Redirigido desde «Aborígenes australianos»)
Aborígenes australianos
Información sobre la plantilla
250px-Bathurst Island men.jpg
Concepto:Descendientes de los primeros habitantes conocidos del continente australiano y las islas que lo rodean

Aborígenes australianos. Son los descendientes de los primeros habitantes conocidos del continente australiano y las islas que lo rodean. El término incluye tanto a las tribus aborígenes como a los isleños del Estrecho de Torres, entre Australia y Nueva Guinea. Juntos agrupan alrededor del 2.4% de la población actual de Australia. Se cree que antes del desembarco de los europeos en Australia, la población aborígen era de entre 318,000 y 750,000 en el continente y estos se concentraban en su mayoría en la costa australiana.

Historia

Las teorías más fiables dicen que los primeros pobladores llegaron a Australia desde el Sudeste Asiático hace más de 40.000 años, cuando en nivel del mar era más bajo y el tránsito era más fácil para unas gentes que desconocían las artes de navegación. Se tiende a pensar que una vez volvió a subir el nivel del mar quedaron aislados del mundo, formando un grupo aparte de la humanidad. El único contacto conocido con el mundo exterior del que se tiene certeza fue el que tuvieron con los pescadores de la isla indonesia de Sulawesi a partir del siglo XVI, ya que éstos se instalaban temporalmente en las costas del norte de Australia durante sus campañas de pesca.

Los pueblos aborígenes eran cazadores recolectores nómadas que no conocían ni la agricultura ni la ganadería, ni la metalurgia ni el tejido, ni la escritura, pero habían alcanzado un equilibrio con el entorno que les permitió sobrevivir durante miles de años. Cada grupo de entre 40 y 50 personas se adaptaban al medio que conocía. Así, los habitantes de las desérticas zonas central y occidental se alimentaban de grano de gramíneas silvestres; los del norte tropical de frutos y tubérculos, y los del sureste se dedicaban más a la pesca.

Aclaraciones sobre la terminología

Si el sentido primero de la palabra "aborígen" define a los habitantes nativos de cualquier país, ese término se aplica preferentemente a los habitantes nativos de Australia.

El adjetivo "aborigen" (aboriginal en inglés) aparece en inglés desde al menos el siglo XVII y significa "desde el origen" (ab-origine), derivado del latín. Ha sido usado en Australia para describir a sus pobladores indígenas ya desde el año 1789. Pronto se convirtió en un nombre propio y se empleó para referirse a todos los indígenas australianos.

Hay que hacer notar que en inglés, el uso de aboriginal como nombre ha adquirido connotaciones negativas, incluso despectivas entre algunos sectores de la comunidad, que lo ven como poco sensible e incluso ofensivo, y tiende a evitarse por las asociaciones históricas hechas con el colonialismo. También el uso de la palabra "nativo", que era común en la literatura antes de los años 60, actualmente se suele considerar ofensivo. El término más aceptado es el sustantivo aborigines. Esta distinción no se aprecia en castellano, que traduce ambos términos por "aborigen".

Algunos aborígenes a su vez reivindican el uso del término inglés aborigines (aborigen), para diferenciarse de los aborígenes de otras partes del mundo y que se les reconozca como un pueblo específico. Este uso de la mayúscula, propio del inglés, no se puede aplicar sin embargo al castellano.Ver artículo de Eve D. Fesi en la revista Aboriginal Law Bulletin, nº 39, 1986.

Con motivo de los debates sobre la posible inclusión en la Constitución australiana de los derechos territoriales ancestrales de los aborígenes, la política aborigen Lowitja O'Donoghue abogó a favor del término "aborigen", y rechazó el término "indígena" para referirse a su pueblo, por ser demasiado general.

El gobierno australiano, de acuerdo con las comunidades autóctonas, emplea desde los años 80 del siglo XX la expresión "indígenas australianos" (Indigenous Australians) para referirse conjuntamente a los Aborígenes y a los Isleños del estrecho de Torres, y distinguirles de los pobladores coloniales y de otros orígenes.

Los habitantes de las Islas del Estrecho de Torres poseen una herencia e historia cultural y social que les diferencia de los aborígenes. Los habitantes de esas islas, en particular de la parte este, se relacionan concretamente con el pueblo papuano de Nueva Guinea, y hablan lenguas papúes. Por ello no se incluyen bajo la designación de "aborígenes australianos". Éste ha sido uno de los factores que han llevado hacia el término, más genérico, de "indígenas australianos".

Definición del Gobierno australiano

Después de numerosos debates, el gobierno australiano ha adoptado la siguiente definición: Un Aborigen o un Isleño del Estrecho de Torres es una persona descendiente de los Aborígenes o de los Isleños del Estrecho de Torres, que se identifica como Aborigen o Isleño del Estrecho de Torres y es aceptado como tal por la comunidad en la que vive.

El color de la piel no se considera un criterio válido para determinar la pertenencia a cualquiera de los grupos indígenas, dado que muchos son blancos. Se toman en cuenta exclusivamente criterios culturales y sociales. Se prohíben también matizaciones basadas en el mestizaje. Uno es o no es aborigen, pero no puede ser "medio aborigen".

Los diversos pueblos aborígenes

Existen más de 400 pueblos aborígenes australianos, cada uno con rasgos culturales diferenciados y una localización geográfica propia. Se les identifica por el nombre de su lengua indígena o por la palabra con la que ellos se autodenominan. Entre los principales tenemos:

  • Koori (o Koorie) y Guringai en Nueva Gales del Sur y Victoria (Australia)
  • Murri en Queensland
  • Noongar en el sur de la Australia Occidental
  • Yamatji en la Australia Occidental central
  • Wangkai en los Campos Dorados de la Australia Occidental
  • Nunga al sur de la Australia Meridional
  • Anangu en la parte norte de la Australia Meridional y en las partes vecinas de la Australia Occidental y del Territorio del Norte
  • Arrente en la cordillera MacDonnell
  • Yapa en el territorio del noroeste central
  • Yolngu en el este en la Tierra de Arnhem (NT)
  • Palawah]' (o Pallawah) en Tasmania

Esos grupos pueden ser a su vez divididos en subgrupos. Por ejemplo, los Anangu (que significa 'persona de la región del desierto de la Australia central') incluye las subdivisiones locales Yankunytjatjara, Pitjantjatjara, Ngaanyatjara, Luritja y Antikirinya.

Lenguas

Aunque existen más de 250 dialectos diferentes, menos de 200 de estas lenguas aún están vigentes y todas menos 20 están en peligro de extinción. Algunos lingüistas consideran que casi todas las lenguas aborígenes están emparentadas, aunque lejanamente y las clasifican en dos grandes familias: las lenguas pama-ñunganas, habladas en la mayor parte de Australia, y las lenguas no pama-ñunganas, habladas en el norte del país.

Pero debido a la dificultad de establecer una filogenia clara, otros estiman que las lenguas aborígenes no forman verdaderas familias lingüísticas, sino que constituyen un Sprachbund, a saber un grupo de idiomas parecidos debido a su proximidad geográfica y a los contactos frecuentes. Robert Malcolm Ward Dixon, The rise and fall of languages, Cambridge University Press, 1997.

Algunas lenguas aborígenes son consideradas como lenguas aisladas, como es el caso de la lengua tiwi hablada en la isla del mismo nombre, en el Territorio del Norte. Respecto a las lenguas de los aborígenes de Tasmania, se conocen demasiado poco para relacionarlas.

Cultura

La cultura aborigen se desarrolló de manera autárquica, dando lugar a una gran variedad de lenguas y culturas con rasgos comunes, y es la cultura viva más antigua del planeta. Los aborígenes llevaban una vida de cazadores-recolectores, y vivían en grupos semi nómadas que recorrían amplios territorios cazando con lanzas y búmeran, pescando en canoas y recolectando frutos y plantas. Al no tener lengua escrita, transmitían su conocimiento por medio de relatos y canciones.

El ensueño ' o ' dreaming

El Sueño' tiene diferentes aplicaciones. El tótem de un aborigen es conocido como su sueño. También las canciones de la creación de los antepasados se mantienen en la memoria de los aborígenes, cada uno de ellos recibe, al nacer, algunos compases de toda la creación, de esta forma la canción se perpetúa. Estos compases de la canción son los que se denominan 'Ensueños'.

Cuando un aborigen hereda un 'Ensueño', también hereda la tierra que esa canción creó, no en el sentido de posesión personal tal, sino como una responsabilidad de mantener la tierra en la forma en la que los Antepasados la cantaron en el Dreamtiem. Las canciones se pueden compartir, pedir prestadas o alquilarlas pero no se pueden vender o deshacerse de ellas de ninguna otra manera; son un compromiso de por vida.

Astronomía

Dado que la cultura aborigen australiana es la más antigua de las civilizaciones aún continuadas, se ha dicho que los aborígenes autralianos bien podrían haber sido los primeros astrónomos de la historia. Ray Norris, en el programa ABC Message Algunos grupos de aborígenes autralianos utilizan los movimientos de los cuerpos celestiales como calendario. A menudo se le atribuyen significados religiosos o mitológicos a los fenómenos astronómicos y a los cuerpos celestiales. Hay mucha diversidad de tradiciones astronómicas en Australia, cada una con su particular expresión cosmológica. Sin embargo, parece haber líneas comunes entre los distintos grupos, como son el Emú en el firmamento o la Canoa de Orión.

Música

El más conocido de los instrumentos musicales aborígenes es el didgeridoo, o yidaki, tocado tradicionalmente por los hombres de la Tierra de Arnhem y de la región de Kimberley, en el norte de Australia. Este instrumento se ha divulgado en el mundo entero, y goza de una creciente popularidad entre músicos tanto de música tradicional como de Rock, Pop y Jazz.

Pintura

La pintura aborigen es un arte de tradición milenaria. Los motivos representados suelen relatar las leyendas del "Tiempo del Sueño", por lo que se ha asimilado a veces a una forma de escritura. Se realiza mayoritariamente sobre rocas, cortezas y telas. Con excepción de las pinturas rupestres, se trataba tradicionalmente de un arte efímero: dibujos en la arena y pinturas corporales.

Deportes

El lanzamiento del Búmerang es la práctica deportiva favorita de los aborígenes australianos, seguida por el fútbol australiano, el rugby y el críquet. Desde la década de 1960, se ha ido incrementando el número de deportistas aborígenes olímpicos en distintas disciplinas.

Cocina aborigen

Las bayas constituyen la base de la alimentación tradicional de los aborígenes australianos. El bush tucker designa el conjunto de las especies animales y vegetales australianas que permiten al hombre sobrevivir en la naturaleza, y su conocimiento es parte integral de la cultura aborigen. Los alimentos pueden ser asados sobre brasas, o envueltos en cortezas para ser cocidos en hornos excavados en el suelo.

Desde finales del siglo XVIII, la pérdida de sus territorios tradicionales de caza y recolecta impidió que los aborígenes conservaran sus tradiciones alimentarias. Por otro lado, el desprecio manifiesto de los colonos europeos hacia este tipo de alimentación, y la introducción de alimentos nuevos no aborígenes condujo a la progresiva desaparición del bush tucker, especialmente en las zonas altamente pobladas del sureste australiano.

En los años 1970, varios estudios de botánica y horticultura avivaron el interés por la alimentación tradicional aborigen y la pusieron de moda. A partir de los años 1990, fue renombrada bushfood y empezó a aparecer en la carta de algunos restaurantes gastronómicos de Sídney, en libros de cocina y en programas culinarios de televisión.

La creciente demanda en ingredientes silvestres australianos impulsó entonces la creación de cultivos industriales basados en los conocimientos de los aborígenes, sin que éstos participaran de este nuevo y próspero negocio. Desde principios del siglo XXI, algunos organismos australianos están promoviendo la incorporación de las comunidades aborígenes a la producción y comercialización de alimentos tradicionales aborígenes.

Fuentes