Saltar a: navegación, buscar

Agencia de Seguridad Nacional

Agencia de Seguridad Nacional
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Nsrrrrra.jpg
Siglas o Acrónimo:NSA
Fundación:4 de noviembre de 1952
Tipo de unidad:Militar
Director/a :Keith Alexander
Propietario/a:Departamento de Defensa de Estados Unidos
Capacidad:Se estima entre 30.000 y 40.000 funcionarios espectadores
Equipo Local:Matemáticos, criptógrafos, lingüistas, operadores de polígrafos, programadores y 'hackers' operadores de puestos de escucha para espionaje
País:Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Dirección:Fort Meade, Maryland, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos

Agencia de Seguridad Nacional. La Agencia de Seguridad Nacional, National Security Agency (NSA) en inglés, tiene su cuartel general en Fort Meade, Maryland, Estados Unidos. Es una organización criptológica encargada de resguardar los sistemas de información del Gobierno de los Estados Unidos y analizar las comunicaciones internacionales en función de los intereses vitales de la nación. Es una de las agencias más poderosas del mundo por su capacidad y recursos. Ha ganado fama como el mayor espía digital tanto de los mismos estadounidenses, como de millones de personas por todo el mundo, incluyendo a varios líderes mundiales.

Historia

La NSA es una agencia de inteligencia adscrita al Departamento de Defensa y fundada por el presidente Harry Truman el 4 de noviembre de 1952 con el objetivo de interceptar las comunicaciones de otros países y asegurar las comunicaciones del Gobierno de Estados Unidos, tanto internas como con sus aliados[1], para dar alertas tempranas ante ataques potenciales como el de Pearl Harbor.[2]

El gobierno no reconoció su existencia hasta más tarde, lo que llevó a que recibiera el apodo de "No existe tal agencia". Creada en plena Guerra Fría (su documento fundacional fue secreto durante muchos años), incidentes como los del USS Liberty y el USS Pueblo fueron algunas de las trazas que revelaron la existencia de esta agencia. Sin embargo, el paso de los años, la desclasificación de documentos y el control por parte del Congreso han arrojado algunas de sus actividades.

Sobre la NSA siempre ha circulado un halo de misterio sobre sus actividades y proyectos secretos. El número exacto de empleados es información clasificada, Sus empleados son, entre otros, matemáticos, criptógrafos, lingüistas, operadores de polígrafos, programadores y 'hackers' operadores de puestos de escucha para espionaje. Los especialistas de la NSA suelen infiltrar redes de comunicación enemigas y líneas telefónicas en el extranjero[3].

Su presupuesto anual es clasificado y sus ubicaciones, además de la sede central de Fort Meade, junto a una base del ejército de Estados Unidos, entre Baltimore y Washington DC., tiene oficinas en Colorado, Georgia, Hawái y Texas (el Centro Criptológico en San Antonio), además de puestos de escucha y registro de información dentro y fuera de EE.UU. También se construyó una central de datos en Camp Williams, Utah, esas instalaciones, de más de 90.000 metros cuadrados, se han convertido en la central de almacenamiento de información de la NSA y otras agencias de inteligencia.

Brinda servicio al Departamento de Defensa, agencias gubernamentales, contratistas del sector privado que trabajan para el Estado, y aliados de EE.UU., además de otras agencias de inteligencia. Trabaja en conjunto con el Servicio Central de Seguridad (SCS), organismo establecido en 1972 para coordinar las actividades de la NSA con otras agencias militares que desarrollan tareas de criptografía.

Su director debe ser un alto cargo militar, de tres estrellas al menos. Desde 2005 está al frente de la agencia, también como jefe del SCS, el general Keith B. Alexander, con larga trayectoria en inteligencia militar[4].

La elección del puesto corre por cuenta de la Secretaría de Defensa, de la que depende la NSA, y requiere aprobación del presidente.

Como forma parte de la Comunidad de Inteligencia de EE.UU., también depende de la Oficina del Director de Inteligencia Nacional.

Definición

Se define como una organización criptológica encargada de resguardar los sistemas de información del Gobierno de los Estados Unidos y analizar las comunicaciones internacionales en función de los intereses vitales de la nación. La NSA es una de las agencias más poderosas del mundo por su capacidad y recursos, con unas 30 a 40 mil personas a su servicio y un presupuesto superior al de la CIA.

Objetivo

Se dedica a la inteligencia de señales electromagnéticas (SIGINT); que incluye: inteligencia de las comunicaciones (COMINT); inteligencia de telemetría (TELINT); inteligencia electrónica no comunicacional pero que capta emisiones de radares u otros (ELINT); inteligencia mediante el uso de fotos e imágenes desde aviones y sistemas satelitales; aunado al criptoanálisis y a la seguridad de las comunicaciones (IMINT) . Si hay una entidad de inteligencia que pueda ejercer una cobertura mundial, esta es sin duda la NSA. Dentro de ella hay una subagencia: el Servicio Central de Seguridad, que articula las operaciones de la NSA con las fuerzas armadas.

Proyectos

Además del espionaje y descifrado de comunicaciones, la agencia también se encarga de la seguridad de los sistemas de información del Gobierno de Estados Unidos y del cifrado de sus comunicaciones, en coordinación con otras agencias y con el Cibercomando de Estados Unidos, entre sus proyectos se encuentran:

SELinux

Dentro de esta labor con foco en la seguridad de los sistemas de información, la NSA ha hecho algunas aportaciones a Linux y es la impulsora de SELinux (Security-Enhanced Linux), un paquete de utilidades y complementos que mejoran la seguridad de los sistemas GNU/Linux. De hecho, también es autora de guías con configuraciones seguras para dispositivos iOS (han llegado a iOS 5 solamente), Mac OS X 10.6, servidores con Red Hat Enterprise Linux 5 o sistemas basados en Windows (tanto para escritorio como para servidores).

SE Android

También son curiosos sus aportes a Android, concretamente, con una distribución propia llamada SE Android que toma como base el trabajo de SELinux y lo porta a Android para obtener una versión mejorada y, según dicen, mucho más segura.

ECHELON

Es, quizás, uno de los nombres más conocidos desde que su nombre salió a la luz en 1976; una gran red de sistemas de escucha e interceptación capaz de capturar comunicaciones por radio y satélite, llamadas telefónicas, faxes y correos electrónicos de todo el mundo. Esta gran red, operada por una alianza formada por Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda se creó con la idea de interceptar comunicaciones de la antigua Unión Soviética durante la Guerra Fría aunque tras el fin de este período siguió en activo operándose desde la NSA y usando alrededor de 120 estaciones de escucha y satélites espía. Este es el famoso sistema que dicen que busca palabras clave en las comunicaciones y que es capaz de comparar patrones de voz para identificar personas.

SHAMROCK y MINARET

Son dos proyectos similares, el primero comenzó en 1945, antes de la fundación de la NSA que tenían como objetivo inspeccionar comunicaciones entrantes y salientes en Estados Unidos. En SHAMROCK, la NSA y su antecesora, la Agencia de Seguridad de las Fuerzas Armadas inspeccionaban todos los telegramas que cursaba Western Union con destinos fuera del país o bien los telegramas entrantes para extraer información relevante que luego se pasaba al FBI, la CIA, el Servicio Secreto o las Agencias Anti-Drogas. En MINARET, que se desarrolló entre 1967 y 1973, se interceptaron comunicaciones de alrededor de 5.925 ciudadanos extranjeros y 1690 organizaciones y ciudadanos de Estados Unidos por contener "palabras clave" o nombres propios de alrededor de 3.900 personas sujetas a vigilancia especial por la comunidad de inteligencia. Cuando MINARET se hizo público a finales de los años 70, se desarrolló la ley Foreign Intelligence Surveillance Act o también conocida como FISA que intentaba poner límite a los poderes de la NSA pero los acontecimientos del 11 de septiembre volverían a cambiar las cosas.

Trailblazer

Proyecto del que se llegó a filtrar algún documento, fue un programa de la NSA del año 2005 que, al final, no llegó a ejecutarse pero que se hizo famoso porque tenía como objetivo la inspección profunda de los paquetes de datos que viajaban por las redes de comunicaciones para interceptar llamadas o cualquier otro tipo de comunicaciones. Este programa en concreto no llegó a implantarse pero se hizo conocido cuando tres empleados de la NSA pusieron una queja ante el Inspector General del Departamento de Defensa por el despilfarro de fondos en este programa; una queja que cancelaría el proyecto pero que casi los lleva al banquillo de los acusados de un juicio por divulgar información clasificada, por este hecho casi acusan de espionaje a Thomas A. Drake por aportar a la investigación información clasificada.

Terrorist Surveillance Program

Es el nombre oficial del programa de vigilancia de la NSA que forma parte del proyecto global de vigilancia que dibujaría el gabinete de George Bush tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. Sin mandatos judiciales que velen por la privacidad de los ciudadanos y vulnerando la FISA y los derechos constitucionales de los ciudadanos, teóricamente la NSA solamente vigilaría conversaciones de sospechosos con algún interlocutor extranjero pero, al final, el programa se terminó convirtiendo en una "grabadora masiva" de conversaciones de todos los ciudadanos con la intromisión en las redes de AT&T, Verizon y Bell South y, con PRISM también en los players de la red como Google o Facebook.

El 17 de diciembre del 2005, George W. Bush, reconoció que él mismo autorizó las escuchas secretas a sus propios ciudadanos después de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

En una alocución directa desde la Casa Blanca por radio y televisión, Bush se refirió así a la información publicada el día antes por el diario The New York Times, según las cuales autorizó sin el debido permiso judicial el espionaje de comunicaciones de ciudadanos de EE.UU. y extranjeros en su territorio tras los atentados.

El periódico británico The Observer citó el 3 de marzo del 2003 un memorando escrito por un oficial de la NSA que describió las órdenes enviadas al personal de la agencia para aumentar las operaciones de vigilancia "especialmente dirigidas a (...) miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (excepto Estados Unidos y Reino Unido)", para obtener información actualizada sobre la intención de voto de estas delegaciones respecto a una posible intervención militar en Irak.

Este documento filtrado deja claro que el objetivo de estos esfuerzos de vigilancia serían las oficinas en el edificio de Naciones Unidas, en Nueva York, de las delegaciones de Angola, Camerún, México, Guinea y Pakistán, las delegaciones que aún no se han decantado a favor o en contra de esta intervención y cuyos votos están intentando atraer los partidarios de una intervención, encabezados por Estados Unidos, Reino Unido y España.

El memorándum, dirigido a altos oficiales de la NSA les advierte de que el dispositivo montado por la agencia no sólo les orientará sobre el sentido de su voto, sino que también les facilitará información sobre las "políticas", "posiciones negociadoras", "alianzas" y "dependencias", la "gama total de información" que podría dar a Estados Unidos la capacidad de obtener "resultados favorables a las metas de Estados Unidos y evitar sorpresas".

Con fecha del 31 de enero de 2003, el memorando comenzó a circular cuatro días después de que el jefe de inspectores de Naciones Unidas, el sueco Hans Blix, entregase su informe sobre el cumplimiento por parte de Irak de la resolución 1441 de Naciones Unidas.

Según el The Observer, dicho texto está firmado por Frank Koza, jefe de la sección de "Objetivos Regionales" de la NSA, que espía los países considerados de importancia estratégica para los intereses estadounidenses. Koza especifica que la información será usada para tener capacidad rápida de respuesta "contra" las delegaciones clave.

PRISM

Programa de vigilancia electrónica considerado confidencial, pero revelado por Edward Snowden. Afectó a millones de personas por todo el mundo, incluso a unos 35 líderes mundiales.

Big data

Programa de acumulación masiva de datos, que se enmarca en el sector de las tecnologías de la información y la comunicación.

Críticas y escándalos

Resulta casi imposible establecer con certeza y precisión su actividad y las consecuencias durante las décadas de su existencia. No obstante, numerosas desclasificaciones y filtraciones en diferentes momentos de la historia han sido motivo de críticas y controversias por los hechos de espionaje y vigilancia masiva y en su mayoría, ilegal[5].

Las primeras revelaciones comenzaron en mayo de 2013 por parte de Edward Snowden, ex-empleado de la CIA y de la NSA. Las mismas trataron sobre las actividades de espionaje masivas de esa agencia. Desde entonces, EE.UU. es denominado como un Estado de vigilancia, por destruir la privacidad, la libertad en internet y las libertades básicas de la gente en todo el mundo.

Enlaces externos

Referencias

Fuente