Saltar a: navegación, buscar

Albúmina humana

Albúmina humana
Información sobre la plantilla
Albumina.jpg
Presentación farmacéuticaFrasco
Grupo TerapéuticoFracciones plasmáticas
Albúmina humana . Eleva el nivel de la albúmina del suero y de la presión coloidosmótica.

Descripción

Como consecuencia, aumenta la volemia por deshidratación de los tejidos, se eleva la presión sanguínea y se reducen la hemoconcentración y la viscosidad de la sangre.

Indicaciones

Pérdida aguda o subaguda de volumen plasmático, pancreatitis, shock traumático, complicaciones de la cirugía. Hipoalbuminemia severa asociada con edema generalizado. Contraindicación o intolerancia al uso de coloides sintéticos, o cuando la reposición de la volemia con cristaloides o coloides es inadecuada y la albúmina sérica es menor que 20 g/L, o las proteínas totales menor que 35 g/L. Neonatos en exanguinotransfusión por hiperbilirrubinemia. Pacientes hemodializados con hipotensión que tienen sobrecarga de líquidos y no pueden tolerar soluciones salinas. Pacientes quemados. Insuficiencia hepática posoperatoria tras resección hepática y trasplante de hígado. Expansión vascular en la mujer gestante.

Contraindicaciones

Antecedentes de reacción de hipersensibilidad a esta proteína. Alteraciones graves de la circulación pulmonar. Asistolias. Insuficiencia cardíaca congestiva. Anemia severa.

Precauciones

En casos donde exista pérdida de sangre, la administración de grandes cantidades de albúmina se debe complementar con concentrados globulares, para combatir la anemia relativa que pudiera presentarse. La administración acelerada de albúmina concentrada puede generar rápida respuesta en la presión sanguínea.

Debe ser administrada con cuidado en pacientes con baja reserva cardíaca o sin deficiencia de albúmina; si existe deshidratación, se pueden administrar otros fluidos de manera conjunta o inmediatamente después de la administración de solución de albúmina al 20 %.

Vigilar función cardiovascular y respiratoria. No debe ser utilizado el producto si se presenta turbio o con flóculos, ni 1 h luego de ser perforado el vial. A pesar de la hipoalbuminemia, la presencia de síntomas que impliquen lesión endotelial (lesión capilar pulmonar con síndrome de distrés respiratorio agudo o síndrome séptico) desaconsejan el empleo de albúmina hasta que los síntomas sean controlados.

En su condición de hemoderivado, el uso de la albúmina humana en cualquiera de sus acepciones no elimina el riesgo de infección por agentes biológicos causantes de enfermedades como SIDA, hepatitis viral, sífilis, citomegalovirus y la enfermedad de Creuzfeldt-Jacobs. Se ha demostrado que existe pobre correlación entre albuminemia y presión coloidosmótica (PCO), para elevar esta última la albúmina humana no debe ser la primera droga de elección, es preferible usar expansores de volumen combinados con diuréticos. No debe ser usado como suplemento nutricional. No contiene preservativos. Almacenar a temperatura inferior a 30 oC. Protéjase de la luz.

Reacciones adversas

ocasionales: urticaria, dolor de leve a moderado en el sitio de la aplicación, reacciones de hipersensibilidad, con náusea, vómito, incremento de la salivación, fiebre, taquicardia, hipotensión, escalofríos y anafilaxia, sangrado por disminución de la agregación plaquetaria. Raras: muerte súbita por empleo de albúmina exógena en pacientes críticos, cambios en la presión sanguínea, pulso y respiración.

Interacciones

Se recomienda no suministrar otras soluciones por la misma vía de administración de la albúmina.

Posología

Debe administrarse solo por vía IV; puede suministrarse sin diluir o diluirse en solución glucosada al 5 % o salina, si el paciente requiere mayor aporte de líquidos. La dosis media de 0,5 a 1 g/kg/día (2 a 4 mL/kg/día). No debe administrarse más de 6 g/kg en 24 h. La velocidad de infusión no debe exceder de 20 gotas por minuto (1 mL/min.). Hipertensión o insuficiencia cardíaca: es recomendable administrar albúmina a baja velocidad, se diluye la albúmina con la misma cantidad de solución de dextrosa al 5-10 %, administrar 1 mL/min.

Shock hipovolémico agudo: 25 g al inicio. Si a los 15-30 min no existe respuesta, la dosis puede ser repetida. Las dosis siguientes serán determinadas por las condiciones del paciente, solo hasta 250 g de albúmina deben ser administrados en 48 h. En niños 600 mg/kg.

Hipoproteinemia: dosis máxima diaria 2 g/kg. Hiperbilirrubinemia neonatal: 1 g/kg. Antes de la exanguinotranfusión una dosis de 1,5 a 2,5 g/100 mL de sangre a recambiar puede ser agregada durante la exanguinotransfusión. La experiencia clínica recomienda 10 g (1 frasco de 50 mL al 20 %) cada 8 o 12 h durante 48 a 96 h es suficiente para la mayoría de los pacientes, siempre que reciban un apoyo alimentario y nutricional adecuado.

Propiedades farmacocinéticas

La concentración orgánica de albúmina es 4-5 g/kg, de los cuales 40-45 % está en el espacio intravascular y 55-60 % en el espacio extravascular. En determinados casos puede suceder una distribución anormal (durante las 24 h siguientes a quemaduras graves, durante un shock séptico, etc.). La semivida plasmática es 19 días.

Su síntesis y catabolismo están regulados por retroalimentación. La eliminación es principalmente intracelular mediante proteasas lisosómicas. Durante las 2 h siguientes a la infusión, menos de 10 % del volumen infundido abandona el espacio intravascular, como consecuencia, aumentará el volumen de la primera a la tercera hora después de la administración.

Fuentes