Saltar a: navegación, buscar

Antonio Gómez González

Antonio Gómez González
Información sobre la plantilla
Antonio Gómez Glez.jpg
Uno de los 12 campesinos que integraron la primera miliacia cubana conocida por Los Malagones
NombreAntonio Gómez González
Nacimiento28 de junio de 1932
Viñales, Pinar del Río Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
Conocido porEl Negro
Antonio Gómez González, (el Negro). Combatiente que formó parte de la primera patrulla campesina denominada Los Malagones, quienes cumplieron la misión de exterminar las bandas contrarrevolucionarias alzadas en Pinar del Río.

Síntesis biográfica

Nació el 28 de junio de 1932 en la finca Santo Tomás en el municipio Viñales, en la provincia de Pinar del Río. Por aquella época las cosas en aquella zona no iban nada bien. Tanto fue así, que dos años más tarde se vieron obligados a abandonar el lugar por problemas políticos y la familia, con sus cuatro hijos varones, fue parar a la finca Peña Blanca, cuyos terrenos pedregosos, de muy mala calidad, apenas les permitían sobrevivir.

La actitud intransigente de su padre Anastasio frente a los gobiernos que imperaban en la República fue toda una lección cívica. Y no porque el viejo tuviera una preparación cultural ni mucho menos -muy por el contrario, era totalmente analfabeto- , sino por su manera peculiar de criticar sin miedo los atropellos de los que estaban en el poder.

Hay una imagen del padre que resulta imborrable para siempre de la memoria de Antonio y sus hermanos, la de aquel 30 de noviembre de 1954 cuando el viejo cayó preso por acusársele injustamente de haberle dado candela al chalet del alcalde de Pinar del Río.

En la cárcel del Cuartel 19 lo golpearon con tal brutalidad que cuando lo devolvieron a su casa, al mismo sitio de donde se lo habían llevado mientras estaba arando, las ropas eran tiras que a duras penas cubrían el cuerpo amoratado por los golpes.

Fueron tiempos muy duros. Los muchachos emigraban de una finca a otra según les garantizaran participar en las zafras de tabaco, con cuyas ganancias intentaban subsistir.

Triunfo de la Revolución

Llegó el 1 de enero de 1959 y Antonio, en particular, tuvo el mayor honor de su vida, al pedirle a Leandro Rodríguez Malagón formar parte del grupo que cumpliría una misión encomendada, por el Comandante en Jefe Fidel Castro, capturar en un plazo de 90 días a Luis Lara Crespo, el Cabo Lara, un ex – cabo de la recién derrocada tiranía batistiana que junto a otros como él se encontraba alzado en las montañas de la Sierra de los Órganos sembrando el terror en el campesinado pinareño con el objetivo de dañar a la naciente Revolución cubana.

Fue el negro el primero en darse cuenta del escondite del Cabo Lara, con a penas un comentario hecho enfrente suyo, dedujo el sitio en el que se encontraba escondido el criminal, y allí fueron Los Malagones fusil en mano. No hizo falta los 90 días, 18 fueron suficientes para que la misión fuera cumplida.

Así surgieron las Milicias Nacionales Revolucionarias que exterminaron no solo el bandidísmo en Pinar del Río, sino en toda Cuba.

Encuentro con Camilo Cienfuegos

El negro y Camilo se conocieron el 19 de octubre de 1959, un día después de haber cumplido la misión que le encomendara Fidel a la patrulla campesina, en el recibimiento que les dieron en Ciudad Libertad, donde se encontraban los principales dirigentes de la Revolución. Del Señor de la Vanguardia recuerda el negro:
"Camilo estaba muy contento con lo que habíamos logrado en tan poco tiempo, no hacía más que comentar lo acertada de la idea de Fidel al confiarnos a un grupo de campesinos la captura de la banda del ex cabo Lara.

"Nos impresionó mucho su sencillez, la forma amable con que trataba a todo el mundo, su admiración por Fidel, su confianza en el pueblo, no olvide que fue él quien calificó al Ejército Rebelde como pueblo uniformado." [1]

Para Antonio Gómez haber conocido personalmente a Camilo y haber departido con él en varias oportunidades hasta aproximadamente 24 horas antes de su desaparición física, ocupa un lugar privilegiado en su vida.

Muerte

Murió el 25 de diciembre de 2005 en Viñales, Pinar del Río. Sus restos reposan en la obra escultórico-monumentaria de carácter nacional erigida en los alrededores de la Gran Caverna de Santo Tomás, en la comunidad El Moncada del municipio Viñales en la provincia Pinar del Río. Monumento edificado con el objetivo de rendir homenaje a los primeros 12 milicianos de Cuba.

Véase también

Enlaces externos

Referencia

  1. Los 12 revólveres que Camilo entregó a Los Malagones

Fuentes