Saltar a: navegación, buscar

Cofradía de los Hermanos de la Costa

Cofradía de los Hermanos de la Costa
Información sobre la plantilla
Cofradia hermanos de la costa.JPG
Fecha:1620
Descripción:
Comunidad integrada por gente de todos los países, las religiones y todos los colores
País(es) involucrado(s)
Bandera de la República Dominicana República Dominicana, Bandera de Haití Haití
Cofradía de los Hermanos de la Costa. También conocida como Hermandad de la Costa o Confederación de los Hermanos de la Costa. Tenían unas reglas y un código del honor simples, pero estrictos. No importaba el origen de la persona, ni su religión, ni su color. Convivían gentes de todos los países, todas las religiones, y todos los colores.

Historia

No se conoce quién dio nombre a "La Cofradía de los Hermanos de la Costa" ni tampoco quién la fundó. Lo que recoge la leyenda es que empezó a existir después de que fueran expulsados los bucaneros de La Española en 1620. Se potenciaron en la isla Tortuga.

Normas

Como toda sociedad, la Cofradía tenía sus leyes, pero no eran normas escritas, sino más bien un acuerdo general al que los piratas miembros se sometían precisamente para proteger su libertad individual. Estaban ligados únicamente por su rapacidad, la conciencia de su hermandad y de sus enemigos comunes, y su desprecio por el orden establecido en la Europa monárquica. No había jueces ni tribunales, únicamente una asamblea formada por los más viejos de ellos.

Las principales normas eran:

  1. Se prohibía manifestar todo prejuicio de patria o de religión.
  2. Quedaba prohibida la propiedad privada de la tierra en la isla de La Tortuga.
  3. La Cofradía no podía inmiscuirse en la libertad personal de cada uno.
  4. Las cuestiones individuales se resolvían personalmente.
  5. No se obligaba a nadie a partir en una expedición pirata.
  6. Se podía abandonar la Hermandad en cualquier momento.
  7. No se admitían mujeres blancas libres en la isla para evitar celos, riñas, discusiones y odios. Solo podían vivir en la isla mujeres negras y esclavas.

Tabla de indemnizaciones

Todos los "hermanos" eran aparentemente iguales entre sí e incluso disponían de una "Tabla de Indemnizaciones" para compensar a quienes resultaban mutilados. Por ejemplo, el octavo punto del Código de a bordo del Revenge, del capitán John Phillips, establecía:

"El que pierda parte de un brazo o pierna en un combate, recibirá 400 piezas de a ocho; si pierde el miembro entero, 800"
John Phillips

Fraternidad

Era tal la fraternidad existente entre los hermanos de la costa que, antes de entrar en combate, generalmente cada uno de ellos se conjuraba con un compañero y en el caso de que uno resultase muerto en la lucha, el otro se convertía en su "heredero".

El tesoro

Los piratas no enterraban sus tesoros. Arriesgaban el pellejo para conseguir el botín y se guardaban mucho de dejarlo enterrado en algún lugar donde cualquiera lo podría encontrar. Normalmente dilapidaban sus ganancias en el menor tiempo posible o hasta que pudieran emprender una nueva expedición. Antes de zarpar quedaba fijado cuál sería la parte proporcional del botín que correspondería a cada uno, siempre en función de su rango en la expedición.

Quedaba claramente establecido que, una vez conseguido, el botín sería puesto en común para proceder al reparto.

Los castigos

Se estipulaban duros castigos para aquellos que osaban quedarse alguna parte para sí. También se preveían premios para el primero en avistar una presa o en pisar la cubierta del barco abordado. Normalmente, el premio era la posibilidad de elegir una pieza del botín. Las pistolas eran de las piezas más codiciadas por su valor en combate (Barbanegra portaba ocho de ellas en combate, bien cebadas y colocadas en sendas cartucheras cruzadas sobre su pecho).

Fuente