Saltar a: navegación, buscar

Conejo

Conejo
Información sobre la plantilla
Conejo20.jpeg
Otros nombresConejo común, conejo europeo
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Subfilo:Vertebrata
SuperclaseTetrapoda
Clase:Mammalia
Subclase:Theria
Infraclase:Placentalia
Orden:Lagomorpha
Familia:Leporidae
Género:Oryctolagus
Especie:Oryctolagus cuniculus Linnaeus, 1758

Conejo común, conejo europeo o simplemente conejo, es una especie de mamífero lagomorfo de la familia de los lepóridos, y el único miembro del género Oryctolagus. Es de mediano tamaño, pieza clave en la fauna.

Descripción de la Especie

Popular mamífero de mediano tamaño, pelo suave y corto, orejas largas y rabo corto, es una especie fundamentalmente crepuscular y nocturna que constituye pieza clave en nuestra fauna y que hasta 1912 (J. W. Gridley) se incluía dentro de los roedores, por su similitud con los mismos, si bien a partir de esta fecha se incluyó taxonómicamente dentro del grupo de los lagomorfos, al ser evidentes las diferencias ente uno y otro orden: los roedores tienen un par de incisivos en la mandíbula superior que encajan perfectamente con el par correspondiente de la mandíbula inferior; mientras que los lagomorfos tienen más desarrollados los dientes de la mandíbula superior que no encajan con los de la inferior (de aquí que se llame a este tipo de dientes tan característicos de la especie como “dientes de conejo”).

El conejo es una especie muy antigua, de modo que por los estudios fósiles se ha podido determinar que antes de la última glaciación abundaban en una amplia zona de Europa, que incluía a países como Francia, Bélgica, Alemania o la isla de Gran Bretaña. El posterior enfriamiento del continente los fue desplazando hasta el sur, quedando acantonados en la Península Ibérica y Norte de África, de donde volvió a extenderse hasta el norte. En el Siglo III los romanos los llevaron a Italia, pero en el Siglo XVI todavía no existían en Alemania, aunque sí han sido citados en algunos conventos, como animales de corral de las comunidades religiosas. En la antigüedad España tenía fama como país de conejos, hasta el punto de que se considera que el nombre de Hispana, de origen fenicio y del que procede la palabra España, deriva del nombre de este animal.

Cátulo, llamaba a esta península “Cuniculosa Celtiberia” y en las monedas hispanorromanas de Adriano el conejo figuraba como uno de los símbolos de Iberia (W.G. Foster, 1972). Otra cita histórica curiosa nos viene de la mano de Estrabón, el que refiere la introducción de Hurones en las Islas Baleares, para combatir a los conejos que allí proliferaban, tras fracasar las mismas tropas romanas en su exterminio.

Características

Ubicación del Oryctolagus en la pradera

El conejo de campo tiene un pelaje espeso y lanudo, pardo pálido a gris sobre el dorso y blanquecino en su vientre. Su cabeza es redonda y sus ojos grandes y marrones. Se caracteriza sobre todo por sus largas orejas, de hasta 7 cm (más cortas que las de la liebre común). Su cola es muy corta y carece de una mancha negra en el dorso que sí posee la Liebre, y cuyo color blanco se distingue fácilmente cuando el conejo huye. Las patas anteriores son más cortas que las posteriores. No presenta dimorfismo sexual.

Una manera fácil de distinguir al conejo de la liebre, aparte de su menor tamaño, es plegando las orejas hacia delante: en el caso del conejo no sobrepasan el borde del hocico. Mide de 33 a 40 cm entre la cabeza y el cuerpo, y tiene una cola de 4 a 6 cm. Su peso es de 1,5 kg aproximadamente.

Distribución

Vive en praderas secas, linderos de bosques, parques, etc. En montañas llega a vivir hasta los 1.500 m de altura, aunque es más bien una especie típica del monte y matorral mediterráneo, sobre todo el encinar y el coscojar. Es muy adaptable, aunque evita los grandes bosques. Requiere un suelo donde pueda excavar.

Está distribuido por toda la Península Ibérica y las Islas Baleares. El conejo es de costumbres casi siempre crepusculares; sin embargo, los días calurosos es frecuente encontrarle desde el mediodía o incluso durante toda la mañana. Vive en colonias que suelen construir laberínticas galerías subterráneas, llamadas conejeras.


Reproducción

Posición del conejo para huir cuando presiente el peligro

Para la reproducción construyen una cámara especial de 150 cm de longitud, excavada a una profundidad de 50 cm.

En la naturaleza, el período de acoplamiento se extiende desde marzo a septiembre, durando la gestación unos 30 días. Con 3 a 4 partos por año, dan a luz a 4 ó 5 crías. La madre amamanta a los conejitos durante unas tres semanas, tras las cuales éstos abandonan el nido o conejera a las cuatro semanas. La madurez sexual la alcanzan a la edad de tres o cuatro meses. El número de partos puede verse aumentado si la colonia de conejos de una determinada zona es lo suficientemente densa.

Cría de conejos domésticos.

Este pequeño animal mamífero, de la familia de los roedores, tiene un habito de roer todo lo que está a su alrededor y llegue a su alcance y así permitir desgastar sus dientes superiores e inferiores, regulando su crecimiento. Un pelaje que le permite tolerar al frio, el cual puede ser denso de variados colores y de distintas contexturas, cortos, largos según la raza, sus orejas son largas como la cabeza y patas posteriores más largas que las anteriores, con una cola corta o rabo. Es capaz de duplicar su peso de nacimiento en seis días, la leche de la coneja posee 5 veces más proteínas que la de vaca, el doble de sólidos totales, 4 veces más de grasas y 3 veces más de minerales, puede amamantar una camada al tiempo que gesta la siguiente, concebir hoy y comenzar a gestar una nueva camada a las 24 horas. Esta coneja es capaz de amamantar a una cantidad de gazapos mayor a la cantidad de pezones que tiene que son 8, que posee y hasta de recibir algunos gazapos de otra coneja cuando las camadas es muy desproporcionada o son malas madres. Como animal de producción es sumamente conveniente por su fácil manejo, proliferación y rentabilidad en el uso de su carne, piel, patas, sangre, orina, estiércol y uso experimental. El conejo es un mamífero roedor que en libertad se alimenta exclusivamente de hierbas y granos. Como otros animales herbívoros tiene la facultad de utilizar las fibras vegetales y residuos de cosecha y de la cocina, transformándolos en productos valiosos como la carne. Existen diferentes razas que pueden producir carne, piel o pelo. El conejo doméstico tiene el potencial de convertirse en una de las especies más explotadas con el fin de producción de carne, debido al incremento de la población mundial y sus necesidades de alimento de origen animal, pues como fuente de alimento posee varios atributos y resultan aventajados en comparación con otras crianzas. Para satisfacer el alto ritmo de crecimiento de la población y el aumento en la demanda de proteína, se debe incrementar la producción de carne con animales herbívoros de ciclo de vida corto, como los conejos que pueden criarse con dietas de forrajes y subproductos agrícolas, tienen rápido crecimiento, son prolíficos y su carne es de muy buena calidad Cualquier producción de carne tiene como razón de ser la transformación de proteínas vegetales, que el hombre consume poco o nada, en proteína animal de alto valor biológico. La capacidad del conejo de asimilar parte de la proteína contenida en las plantas ricas en celulosa, hace factible su alimentación con subproductos vegetales e industriales de todo tipo, mientras que los pollos y pavos, únicos animales con mayor rendimiento no pueden ser rentables cuando se alimentan con alimentos fibrosos. Por otra parte el consumo de alimentos clásicos por estos animales (cereales, torta de soya) compite con el consumo humano, por lo que para los países donde no existen excedentes de cereales la producción de conejos resulta particularmente importante. Los rendimientos productivos que se obtienen actualmente en conejas reproductoras criadas en condiciones intensivas son similares a los que se consiguen en otras especies de animales domésticos, debido a los avances existentes en genética, manejo, instalaciones, condiciones sanitarias y alimentación. Como consecuencia de la intensificación de la producción, en las conejas se eleva la necesidad nutritiva y el consumo por unidad de peso vivo, sobre todo teniendo en cuenta que en la cría intensiva se solapan la lactación y la gestación. Por lo que es muy importante suministrar una alimentación adecuada y equilibrada que estimule el consumo de alimento y que cubra todas las exigencias nutritivas de los animales, para así alcanzar el máximo potencial productivo de las conejas. La cría de conejos se practica en sistemas bien adaptados al pequeño agricultor, con o sin tierras, sus ventajas están estrechamente vinculadas al comportamiento alimentario y productivo del conejo, así como su fácil integración social y a su rentabilidad económica. Los factores que mejor definen el potencial productivo de la explotación y su beneficio son: la capacidad reproductiva de las hembras de la explotación y el comportamiento de los animales en el período de ceba (velocidad de crecimiento e índice de conversión).

Ventajas de la cría de conejos domésticos.

  1. Como alimento directo, al ser los conejos de un tamaño idóneo para una comida familiar, y como forma de mejorar la economía familiar, al poderse vender más fácilmente que animales más grandes. No precisan sistemas de conservación. Alguien denominó a los conejos como " refrigerador biológico "... (solo comparable con los pollos, los curies o cobayas, y con los peces tilapias).
  2. Tienen la ventaja de ocupar poco, y en espacios infrautilizados, e incluso pueden instalarse los conejos al aire libre, bajo sencillos tejadillos, por lo que su cria requiere inversiones mínimas, solo inicialmente las jaulas y los primeros reproductores.
  3. Los conejos domésticos, ( el europeo, o ibérico, denominado científicamente Oryctolagus cuniculus ) son animales interesantes y agradecidos, tanto para quien tenga cuatro conejas como para quien tenga varios centenares, y dan altísimas producciones a quien los trata bien y los quiere.
  4. Cada coneja puede producir 50 o 60 conejos al año, como promedio, que es la producción objetivo en las mejores operaciones industriales, pero en minifundio y con unas normas mínimas de manejo podemos esperar de 25 a 30, que sacrificados a dos Kg de peso vivo, o 1,100 Kg en canal limpia, (con cabeza) son unos 30 Kg de carne por cada coneja y año.
  5. Además son animales que no molestan con ruidos ni malos olores, pueden cuidarlos muchachos o muchachas jóvenes, lo que les inicia hacia una mayor responsabilidad, o pueden hacerlo personas ancianas, o con minusvalías, lo que les ayuda y les hace sentirse útiles, o puede cuidarlos cualquiera en tiempo de ocio, ya que es incluso divertido...
  6. Son muy fáciles de multiplicar, ya que con un pequeño núcleo inicial, en una comarca o región, de 12 - 14 conejas, y un par de machos, seleccionando a las mejores hijas, pueden ser más de TRES MIL reproductoras, a los tres años de haberse iniciado.
  7. Para el consumidor, la carne no tiene ningún inconveniente sanitario, al contrario, es la de mayor contenido proteico, comparado con otras carnes, por lo que interesa en lugares donde convenga aumentar el consumo de proteína de origen animal. Por cada mil calorías la canal de conejo tiene tres veces más proteína que si es canal de rumiantes engordados...
  8. Se alimentan de productos y subproductos del país, con mínimos o nulos consumos de cereales calóricos, o leguminosas, como el grano de cereal, o torta de soja, alimentos que sería preferible fuesen consumidos directamente por las personas.
  • Nota: Las 3.000 conejas fácilmente llegan a producir los 100.000 Kg de carne limpia al año, y fáciles de repartir y conservar....
  • Nota: Una sola coneja tiene una producción parecida a la que se obtiene con TRES ovejas o cabras, con un cordero o cabrito al año, cada uno de 10 Kg canal....

Límites de Terrenos

Los límites de sus territorios son marcados con precisión a través de las heces, existiendo además, al parecer, un preciso estamento jerárquico entre los machos de la colonia.

Desplazamientos

Se desplaza a pequeños saltos. En caso de alerta, el conejo se levanta sobre sus patas traseras (consigue una visión de 360º), con las orejas erguidas, preparado para la huida.

Alimentación

El hecho de que se coman sus propios excrementos durante la noche se interpreta como una actividad rentable para su propia economía, ya que así puede aprovechar las sustancias producidas por las bacterias de su intestino. Se alimenta de plantas de todas clases, preferentemente sus yemas, hojas, cortezas, frutos y bayas silvestres, que son consumidos con avidez, así como de hongos. En ocasiones ingiere materia animal como dieta suplementaria.

Comportamiento

El conejo europeo es un animal gregario y territorial (territorios de menos de 15 m², en ocasiones solo 1 ó 2). En óptimas condiciones de terreno y alimento prefieren vivir en largas y complejas conejeras. En ellas habitan de 6 a 10 individuos adultos de ambos sexos. La jerarquía de dominancia es importante en machos ya que establece quién tiene prioridad para el apareamiento.

Animal de hábitos nocturnos y crepusculares, se alimenta desde que anochece hasta que amanece y pasa la mayor parte del día en sus madrigueras. Habitualmente son muy silenciosos pero emiten fuertes chillidos cuando están asustados o lastimados. Otros tipos de comunicación son los olores y el contacto físico.

Ante la presencia de un potencial depredador permanece inmóvil intentando pasar desapercibido antes de huir a la carrera hasta un refugio. Este comportamiento provoca muchos atropellamientos, especialmente durante la noche. Golpean el suelo con sus patas traseras, y lo pueden hacer varias veces dependiendo de cuan exaltados estén, cuando se enfadan, tienen miedo o las hembras no se dejan cubrir durante la reproducción.

Situación y problemáticas de la crianza de conejos.

La habilidad de conversión que muestra el conejo con forraje cobra especial significación en los países desarrollados donde la densidad poblacional y las demandas de alimento son las mayores. En muchos casos hay abundante vegetación local que no puede ser consumida directamente por las personas pero que si puede alimentar a estos animales. El potencial productivo de esta especie le permite competir en condiciones de explotación intensiva con otros monogástricos como el cerdo. En cuanto a su potencial de crecimiento el conejo muestra un crecimiento inferior al pollo pero superior al cerdo. Un conejo es capaz de multiplicar por 40 su peso al nacimiento en 10 semanas, mientras que un pollo necesitaría la mitad de tiempo y un cerdo 6 semanas más. En cuanto a la capacidad reproductiva, la situación es similar a la expuesta para el crecimiento. Una coneja de 4 kg de peso vivo desteta al año 48-50 gazapos (de 7 a 8 veces su peso), mientras que una cerda (230 kg de peso vivo) desteta la mitad de lechones (21-22 lechones/ hembra y año) con un peso total que supone un 60% de su peso. Así, mientras que en pollos la velocidad de crecimiento casi se ha triplicado y el índice de conversión se ha reducido a la mitad, en conejos estas mejoras sólo suponen entorno a un 20-30%. Respecto a la reproducción, en cerdos casi se ha duplicado la producción de lechones destetados por cerda y año, mientras que en conejos este parámetro sólo se ha incrementado en un 50%. Una parte importante de estas mejoras se deben a cambios en el manejo de la explotación, pero otra se debe a la mejora genética de los animales que están presentes en la granja. Al contrario de lo que ha ocurrido en otras especies, en conejos, la creación de poblaciones especializadas en distintos caracteres productivos es relativamente reciente. Esto justifica, en parte, los menores incrementos en productividad comentados para el conejo. Los factores que mejor definen el potencial productivo de la explotación y su beneficio son: la capacidad reproductiva de las hembras de la explotación y el comportamiento de los animales en el periodo de cebo (velocidad de crecimiento e índice de conversión). La evolución que han sufrido estos parámetros en el conejo ha sido importante pero inferior a la mejora observada en otras especies. En investigaciones recientes se demuestra que el normal crecimiento y la reproducción adecuada pueden ser alcanzadas con dietas pobres en granos. La competencia entre el humano y las crianzas animales por los granos aumenta, la cría de conejos posee ventajas sobre la de cerdos o aves pues estos animales no pueden criarse con dietas de alto contenido de fibra o dietas que no contengan granos. La conversión del forraje en carne es más eficiente que los rumiantes como el ovino y el bovino. El gasto más importante de la explotación intensiva, tanto en conejos como en cerdos, es el que se deriva de la alimentación de los animales. Esto justifica que un objetivo a mejorar sea el índice de conversión. Sin embargo, dada la dificultad para medir esta variable y la elevada correlación genética que presenta el índice de conversión, es en la práctica, ésta última variable la que se considera como objetivo de la mejora. El principal ingreso de la explotación es la venta de animales para el matadero, cuyo precio es único y se paga por kg de peso vivo. Debido a que el peso al sacrificio dentro de cada país es constante, el ingreso que tiene el ganadero va a depender fundamentalmente del número de animales vendidos el cual va a depender del tamaño de camada, del número de partos al año (intervalo entre partos) y de la mortalidad. En 1992 se estimaron la producción de 1.5 millones de toneladas de canales de conejo en el mundo, lo que daría un consumo anual por habitantes estimado en 280 g de carne pero este cálculo es teórico puesto que, en gran número de países, el consumo es nulo para la mayoría de los habitantes mientras que alcanza casi 10 kg por año entre los campesinos franceses y 15 kg por año entre los habitantes de Nápoles. Europa aporta el 75 % de la producción mundial. La segunda fuente de producción mundial esta situada en china aunque existen criaderos en algunas regiones de África, América central o en el Asia sudoriental (Indonesia). En los países latinos, tradicionalmente consumidores de conejo, la aceptación de la carne de este animal no plantea problemas. Dicha carne está situada entre las carnes más buscadas, se consume en familia los días de fiesta. En los países anglosajones, tradicionalmente no se consume conejo, esta asociado a la carne de la guerra, la de los periodos de escasez alimentaria

Negocio Crianza de Conejos o Cunicultura.

Actualmente existen aproximadamente 150 razas de conejos, las que se agrupan según su piel, forma del cuerpo y longitud de pelo. Entre los alimentos más consumidos por los conejos están la alfalfa, zacates, hortalizas, legumbres, raíces, frutas y melazas El conejo pertenece a la llamada ganadería menor y es objeto de estudio por parte de una ciencia llamada cunicultura. El conejo se explota en el medio occidental desde hace más de 2000 años, los países que consumen grandes cantidad de este producto son: Francia Italia, España, china, EE.UU. Muchos de estos países no cubren los requisitos de demanda de su consumo interno. Se apunta a desarrollar la cunicultura porque es una fuente muy importante de alimentación, sus valores nutricionales son excelentes, su rapidez en la obtención de volúmenes, fácil manejo, calidad de carne, utilización de pieles y pelo. A esto se le suma que su estiércol deshidratado sirve como alimento para cerdos y pollos, como también su función como abono o fertilizante de gran calidad, se usa su sangre y orina en laboratorios para la fabricación de varios productos, en el caso de la orina se usa para estabilizadores del cabello. Por estas razones y por la demanda a nivel mundial del conejo, como un producto de calidad debemos de esperar un futuro muy prospero de su producción.

¿Cuáles son las razas de conejos?

Se pueden citar la Raza Angora Raza, Castor Rex y la Raza Californiano

¿Cómo iniciar la crianza de conejos?

Detalles a tener en cuenta:

  1. Conocimientos básicos sobre el animal: raza, tipo de habitat para su cria, alimentación, reproducción, enfermedades comunes, etc.
  2. Definir número de animales a producción, donde adquirirlos, como construir su vivienda y de que material, etc.
  3. Determinar la inversión inicial, evaluar el mercado a quien vender, el precio, como vender, si tiene salida al mercado externo o interno.

¿Porque criar conejo?

Por la mínima inversión a realizar. Ocupa mano de obra familiar. Por tener un ciclo reproductivo corto. Por la alta reproducción del conejo. Por consumir productos no competitivos. Por su tamaño en canal. Por ser fuente de proteína. Por ser todo carne blanca.

Promover conejeras como negocio familiar.

El especialista explica que para establecer una conejera familiar (de cuatro a ocho hembras y un macho) se debe saber que hay que prepararles una dieta tal que deben de consumir carne de cuatro a cinco veces por semana ininterrumpidamente. Todo aquel que se quiera dedicar a la crianza de conejos debe contar con un mínimo de ocho hembras, cada una en su jaula, y un macho reproductor, el que también debe tener una jaula adicional, y debe mantener tres jaulas adicionales con capacidad para veinte conejos cada una. Se calcula que para iniciar una conejera familiar se puede gastar aproximadamente unos 400 dólares. Para el especialista el mantener una conejera es ventajoso puesto que con unos nueve reproductores, se puede obtener unos 230 conejos para engorde anualmente. De igual manera, “resulta ventajoso el tener su propia conejera porque la familia puede utilizar la carne para su propio consumo, pudiendo consumir entre tres y cuatro libras a la semana”. Para el establecimiento de una conejera industrial, se debe tener un mínimo de 180 reproductores, a los que se le llama, “unidad económica mínima rentable” en cunicultura. Sin embargo, los costos para la implementación de la misma son demasiado altos, aseguró el entrevistado.

Referencias

Fuentes