Saltar a: navegación, buscar

Crecimiento

Crecimiento
Información sobre la plantilla
Crecimiento.jpg
Concepto:El crecimiento es la acción y efecto de crecer. Este verbo, a su vez, hace referencia a tomar aumento natural, a producir aumento por añadir una nueva materia o a adquirir aumento en sentido simbólico.

Se define como crecimiento al aumento continuo del tamaño en un organismo consecuencia de la proliferación celular que conduce al desarrollo de estructuras más especializadas del mismo. Este aumento comienza por las propias células, pasando por tejidos, hasta llegar a órganos y sistemas. Estas estructuras, más desarrolladas, se hacen cargo de realizar el trabajo biológico más importante.

Introducción

El crecimiento también se define como el aumento en el número de células de un organismo, lo que conlleva el aumento de tamaño. Es medible y cuantificable. El crecimiento se consigue por una doble acción: un aumento en el tamaño de las células del cuerpo, y un aumento en su número real.

Tanto el crecimiento como la división celular dependen de la capacidad de las mismas para asimilar los nutrientes que encuentran en el ambiente en que se desarrollan. Así, los alimentos son degradados y a partir de la energía que ellos brindan el cuerpo la utiliza para construir nuevas estructuras celulares.

El crecimiento es el proceso mediante el cual los seres vivos aumentan su tamaño y se desarrollan hasta alcanzar la forma y la fisiología propias de su estado de madurez (edad adulta). Crecimiento es, también, el proceso cuantitativo expresado en los valores de las dimensiones corporales.

Qué se considera normal

El primer año de la vida de un infante es el año del cambio impresionante. Durante este período, el bebé crecerá rápidamente. Como promedio, los bebes crecen 10 pulgadas (25 centímetros) de altura y triplican su peso cuando llegan a su primer cumpleaños. En vista de todo el crecimiento que ocurre durante el primer año de vida, los padres primerizos puede que se preocupen si su hijo(a) no continua creciendo vertiginosamente.

Pero ningún niño(a) continúa durante la niñez el ritmo de crecimiento que experimentó en su primer año como infante. Después del primer año de edad, el crecimiento del bebé no continúa con la misma rapidez, y al llegar a los dos años, el crecimiento en cuanto a la altura se refiere sigue un ritmo sostenido de aproximadamente 2 1/2 pulgadas (6 centímetros) por año hasta llegar a la adolescencia.

Ningún niño crece a un ritmo perfectamente sostenido a través de este período de la infancia. Semanas y meses de crecimiento lento se alternan con pequeños "arranques de crecimiento" en los niños normales. ¡Los niños suelen crecer a un ritmo más rápido durante la primavera que durante otras estaciones del año! Un punto de crecimiento importante ocurre cuando llega la pubertad. Los niños generalmente experimentan la pubertad entre los 8 y los 13 años de edad en las niñas, y entre los 10 y los 15 años de edad en los niños. La pubertad dura aproximadamente de dos a cinco años. Este momento de crecimiento está asociado con el desarrollo sexual, el cual incluye la apariencia del vello público y axilar, el crecimiento y desarrollo de los órganos sexuales, y en la niñas el comienzo de la menstruación.

Cuando las niñas alcanzan los 15 años y los niños los 16 o los 17 años, el crecimiento asociado con la pubertad habrá terminado para la mayor parte de los adolescentes y habrán alcanzado entonces la madurez física.

  • Procesos que producen el crecimiento
  • El crecimiento de los organismos se produce, en general, por medio de diferentes procesos, entre los que están:
  • El aumento en el número de células del cuerpo.
  • La adición de nuevas estructuras en el organismo.
  • La renovación del tejido que recubre al cuerpo, como el cambio o muda de piel en las víboras, el de plumaje en las aves o el de pelo en los mamíferos.
  • La modificación de estructuras ya existentes (crecimiento del cuerno en un rinoceronte o astas de un venado).

Factores internos que lo afectan

Hay factores internos que pueden afectar a la célula en su crecimiento. Entre éstos se encuentran las hormonas, que aceleran o inhiben la división celular.

Cada especie tiene diversas características de crecimiento, dependiendo de la información genética e inclusive de la edad. En otras palabras, los vegetales y animales tienen un crecimiento limitado por la especie a la que pertenecen.

El crecimiento es una de las varias funciones reguladas por hormonas HG.

Factores del crecimiento

El crecimiento se consigue por una doble acción: el aumento del tamaño y número de las células del cuerpo.

Tanto el crecimiento como la división celular depende de la capacidad de las mismas para asimilar los nutrientes que encuentran en el ambiente en que se desarrollan. Así, los alimentos son usados por el cuerpo para construir nuevas estructuras celulares.

El crecimiento no puede seguir manteniendo los valores tan elevados del primer año de vida. De hecho el crecimiento de un individuo sufre cambios previsibles a lo largo de la vida. Un modelo predeterminado de crecimiento puede considerarse en ocho etapas: prenatal infancia niñez pubertad adolescencia juventud adultez senectud Hormona del crecimiento y otras hormonas Adrenalina o epinefrina. Se produce en la médula suprarrenal. Está muy ligada a la actividad del sistema nervioso. Actúa sobre el aparato circulatorio (acelera el ritmo del corazón y aumenta la presión arterial) y sobre el respiratorio (aumenta la frecuencia de las respiraciones).

También tiene diversas acciones metabólicas; la más importante de éstas es que aumenta el nivel de glucosa circulante en la sangre. Esta hormona se produce por lo regular en estados de excitación (sustos, principalmente). Aldosterona. Se produce también en las glándulas suprarrenales. Aumenta Ia retención general de sodio y agua en el organismo.

Corticosterona. Se produce en la corteza de las glándulas suprarrenales. Su función es acelerar el metabolismo general, estimulando Ia transformación de carbohidratos en glucosa. Estrógeno.

Se produce en los ovarios de la mujer. Tiene varias funciones, entre las que se encuentran el funcionamiento cíclico normal de los órganos sexuales femeninos y favorece el desarrollo de las glándulas mamarias y de las características femeninas generales.

Hormona adrenocorticotrópica u hormona adrenocorticotrófica o adrenocorticotropina o adrenocorticotrofina. Se produce en la hipófisis. Su función es estimular Ia producción de Ia hormona corticosterona o cortisona en la corteza suprarrenal.

Hormona del crecimiento o somatotropina o somatotrofina. Se produce en la hipófisis. Controla el desarrollo corporal y el crecimiento de los huesos.

Hormona folículo-estimulante u hormona estimulante del folículo (HFE). Se produce en la hipófisis. En los ovarios de la mujer estimula la ovulación y la producción de la hormona femenina llamada estrógeno. En los testículos, la acción de esta hormona favorece la producción de espermatozoides.

Hormona luteinizante (HL). Se produce en la hipófisis. Su función consiste en lograr que los ovarios produzcan la hormona progesterona, y en el varón impulsa que los testículos produzcan Ia hormona llamada testosterona.

Hormona paratiroidea o parathormona. Se produce en la paratiroides. Su función es mantener en la sangre las concentraciones normales de calcio y fósforo.

Hormona tirotrópica u hormona tirotrófica o tirotrofina o tirotropina. Se produce en Ia hipófisis. Su función es estimular la producción de la hormona tiroidea en la glándula tiroides.

Hormona tiroidea. Se conoce también como tiroxina. Se produce en la glándula tiroides y su función es acelerar el metabolismo nutritivo. Esto lo hace al estimular la velocidad de oxidación de Ia glucosa y, en las grasas, al disminuir su descomposición.

Insulina. Es producida por el páncreas. Su función consiste en mantener la concentración normal de la glucosa en la sangre, pues regula el metabolismo de los carbohidratos.

Noradrenalina o norepinefrina. También se produce en las glándulas suprarrenales. Está muy ligada a la actividad del sistema nervioso. Actúa sobre los aparatos circulatorio y respiratorio. También tiene diversos efectos metabólicos.

Oxitócica. Se produce en la hipófisis. Es la hormona que marca el final de la gestación, provocando contracciones uterinas en el parto. También estimula la contracción de la glándula mamaria para la salida de la leche.

Progesterona. Se produce en los ovarios y ayuda a la preparación y sostenimiento del útero durante el embarazo.

Testosterona. Se produce en los testículos; es la encargada de activar y mantener los caracteres sexuales externos masculinos.

Vasopresina. Se produce esta hormona en la hipófisis. Esta hormona aumenta la tensión en las arteriolas y la retención de agua en los riñones.

Existen muchas enfermedades producidas por deficiencia o exceso de hormonas en el organismo. Por ejemplo: la diabetes, el bocio, el enanismo, el gigantismo, la obesidad.

Si usted sospecha que hay un problema

Los padres algunas veces se preocupan sobre el crecimiento y el desarrollo de sus hijos, pero puede ser reconfortante saber que la mayoría de los niños de corta estatura o con retrasos de este tipo en su desarrollo corporal son sanos y normales. Por ejemplo, los padres de poca estatura tienden a tener hijos de poca estatura, y no todos los niños se desarrollan al mismo ritmo.

Si usted está preocupado sobre el desarrollo de su hijo, el primer paso es consultar con el médico de su hijo(a) quien podrá evaluar exhaustivamente a su hijo(a), estudiar la historia médica de la familia, y si es necesario, pedir ciertos tipos de exámenes básicos de laboratorio para detectar si existe una condición que esté afectando el crecimiento. Su médico puede que escoja chequear el crecimiento de su hijo periódicamente mediante una planilla de crecimiento o puede que lo(a) refiera a un endocrinólogo pediatra (un medico especialista en trastornos del crecimiento).

Fuentes