Saltar a: navegación, buscar

Cuencas hidrográficas de Cuba

Cuencas hidrográficas de Cuba
Información sobre la plantilla
Cuancacuyaguateje.jpeg
Concepto:En Cuba, entre los criterios de manejo de los recursos naturales, se considera a la cuenca hidrográfica como unidad básica funcional y ámbito de aplicación de los programas y planes de manejo integral de los recursos naturales, en su vínculo con el desarrollo económico y social.

Cuenca hidrográfica. La forma alargada y estrecha, la compleja geología y la disposición de los macizos orográficos determinan las características del drenaje superficial en la isla de Cuba.

Cuencas hidrográficas de Cuba

Cuenca del río Cuyaguateje

Situada en el centro y sur occidente de la provincia de Pinar del Río. Superficie total: 795 km2. Población: 20 211 habitantes (0,38% del total del país). El sistema de asentamientos está compuesto por cuatro núcleos urbanos: Guane, Isabel Rubio, Sumidero y El Moncada y 34 lugares habitados rurales. El sistema hidrográfico está representado por el río Cuyaguateje y sus afluentes principales: Guasimal (89 km2), Frío (62,3 km2), Portales (57,2 km2) y El Junco (46,6 km2). Entre los principales factores limitantes presenta erosión de los suelos (44%), salinidad (0,4%) y mal drenaje (6%). Predominan los sistemas boscosos, aunque se observa deforestación en las márgenes del río y sus afluentes, incluyendo prácticas de desmonte y sobrepastoreo en sus inmediaciones. En la cuenca existen dos presas: El Mulo, ubicada en el curso superior y Cuyaguateje, construida aprovechando la existencia de una zona lacustre cercana a la desembocadura del río y conectadas a éste mediante una derivadora y varios canales. Las redes hidrológicas en la cuenca del río Cuyaguateje se componen de 3 estaciones de aforos, todas sobre el propio río: cursos superior, medio y medio inferior. Cuenta, además, con 40 pluviómetros, distribuidos por toda la cuenca, de forma general. La lluvia media de la cuenca oscila entre 1100 mm en la desembocadura y 2400 en las partes más altas: Alturas Cársicas (mogotes) y Alturas Pizarrozas del Sur.

Cuencas Ariguanabo y Almendares-Vento

Cuenca del Almendares

La cuenca hidrográfica del río Almendares incluye en su territorio a la cuenca subterránea Vento. A pesar de su nombre oficial (Almendares-Vento), esta importante cuenca está muy relacionada con la vecina Ariguanabo; pues Vento está representada por una estructura hidrogeológica única, que a pesar de estar dividida en dos subcuencas (Ariguanabo y Vento), ambas tienen una estrecha interrelación hidráulica a través de un área común de descarga que son los manantiales de Vento; aun cuando la subcuenca Ariguanabo presenta una segunda descarga, de menor importancia, por el río de igual nombre o San Antonio, que nace a partir de la laguna Ariguanabo.

  • Cuenca Almendares - Vento. Superficie total: 402 km2. El 53 % de su cuenca corresponde a la provincia Ciudad de La Habana y el 47% al de La Habana. Población: 570 000 habitantes. El río Almendares es el más importante de estas provincias, con una longitud de 49,8 km; su red hidrográfica la constituyen números arroyos de carácter intermitente, secos en época no lluviosa por la infiltración de las aguas al manto subterráneo, lo que se debe a las condiciones cársicas, característica hidrogeológica predominante en los cursos alto y medio. La contaminación del río es el problema ambiental más serio que presenta la cuenca. La erosión se manifiesta fuertemente en el 16% del área. Posee un patrimonio forestal muy bajo (3,2 % del área total), pero la deforestación es muy alta y puede considerar como una afectación sensible. Las entregas de agua subterránea de buena calidad a la Ciudad de La Habana constituye el 47% del abasto de agua planificado a la ciudad, lo que caracteriza la importancia de sus recursos hídricos aprovechables, estimados en unos 287 millones de m3/año.
  • Cuenca Ariguanabo. Superficie total: 188 km2. Población: 90 000 habitantes. Se ubica en la porción centro-oeste de la provincia La Habana. El volumen anual de extracción de las aguas subterráneas en el territorio es de 155 millones de m3, con un alto peso relativo destinado al uso doméstico y fuente principale de suministro de agua potable a las provincias habaneras, en especial a Ciudad de La Habana. La cuenca presenta una situación ambiental compleja debido a la contaminación de sus aguas por el vertimiento de residuales industriales y urbanos. La deforestación es uno de los problemas más importantes ya que el 54,5 % del patrimonio forestal se encuentra afectado. Presentan drenaje deficiente el 28 % del territorio. El río San Antonio, que constituye la corriente superficial más importante por su vinculación al poblado de San Antonio de los Baños y sus altos valores de recreación, se encuentra contaminado, en especial en su parte urbana. La calidad de las aguas que se recargan al acuífero a través de la Cueva del Sumidero es mala, en especial en su calidad microbiológica.

Cuenca Hanabanilla

Presa Hanabanilla

Está localizada en la vertiente sur del sistema montañoso Escambray. Superficie total: 192 km2, de los cuales 142 pertenecen a la provincia de Villa Clara, que administra la presa Hanabanilla y su Central Hidroeléctrica. Población: 5 953 habitantes. Entre sus elementos más significativos se presenta la presencia del lago artificial Hanabanilla. Las aguas de la cuenca presentan buen estado de conservación, la salinización es baja y acumulan poca cantidad de nutrientes. Las aguas se emplean para diferentes usos: el abastecimiento de agua potable en las provincias de Cienfuegos y Villa Clara. Sin embargo, el 42% de los suelos están afectados por la erosión. Existe una cobertura boscosa actual de 43%, degradadas por efecto antrópico. Las especies forestales propias de la zona han sido sustituidas por otras, en busca de beneficios económicos a corto plazo. Está compuesta por dos subcuencas fluviales pertenecientes a sendos ríos principales independientes: curso alto del río Hanabanilla (hasta la presa Hanabanilla) y curso alto de los ríos Negro y Guanayara, hasta su unión en la presa Jibacoa. En las inmediaciones de la presa Hanabanilla se realizan observaciones sobre varios elementos climáticos y en la cuenca hay un total de 14 pluviómetros.

Cuenca Zaza

Comprende el 13% del territorio de la provincia de Villa Clara y el 87% de Sancti Spíritus. Superficie total: 2 413 km2 (2,2% del territorio nacional). Población: 264 148 habitantes (2,4% del total del país). Se estima que el 93% de los suelos presentan diferentes grados de afectación, 4,5% está muy fuertemente erosionado y 16% se ha clasificado como fuertemente erosionado. La deforestación es extensa, sólo 2,4% del área está cubierta de bosques. De los 94 focos contaminantes existentes, 64 vierten sus residuales la las aguas superficiales y de ellos 80% carecen de sistemas de tratamiento. Los más problemáticos pertenecen a la Industria Azucarera y al Ministerio de la Agricultura. La cuenca del río Zaza es una de las priorizadas en la atención por parte del INRH, debido a la importancia estratégica de sus recursos hidráulicos y al hecho de que las grandes crecidas que suele presentar este río afectan a varios poblados pequeños, entre los cuales se destaca Tunas de Zaza, ubicado en la desembocadura del río y dedicado a la camaronicultura, fundamentalmente. Actualmente, se instrumenta un complejo sistema de previsión hidrológica, para reducir el impacto por inundaciones. La cuenca del río Zaza dispone de observaciones hidrométrica de dos estaciones Paso Ventura, sobre el río Zaza y Bernerdo Areas sobre el afluente Yayabo, el cual atravieza a la ciudad de Sancti Spiritus. La cuenca presenta la particularidad de que las precipitaciones en su curso alto son equiparables con las del curso bajo; presentando la mayor pluviosidad en el curso medio, influenciado por las Alturas de Sancti Spiritus.

Cuenca Mayarí

cuenca del río Mayarí

Comprende un área de 1 261 km² (población de 106 145 habitantes, para un 86.22 hab/km²) que se localiza entre las regiones físico-geográficas Alturas de Mayarí y Montañas de Nipe-Cristal. Su naciente se ubica en las alturas de la Sierra de Mícara y Alto de San Fernando en el Municipio II Frente. Abarca las vertientes NE y SE de la subregión Sierra de Nipe y las vertientes NO y SO de la subregión Sierra del Cristal. La orientación del cauce es de Sur a Norte. Esta cuenca abarca territorios de tres municipios de la provincia Santiago de Cuba, donde tiene su nacimiento el río principal, siendo estos el II Frente, con la mayor área en esta provincia, San Luís y Songo-La Maya, que en conjunto abarcan el 60.7% del área de la cuenca. El 39,3 % restante del área total se encuentra en el municipio de Mayarì, de la provincia Holguín. Las características hidrológicas de la cuenca del río Mayarí están condicionadas por la geología, el relieve y el clima. En la cuenca, debido al régimen de precipitación del territorio, el potencial hidráulico subterráneo es de 10.7 hm³/año, y el superficial está caracterizada por un gasto medio hiperanual de 13 m3/s y un volumen de 407.2 hm3, siendo el potencial hidráulico de 417.9 hm3, lo que constituye un valioso recurso, tanto para la economía como para el medio ambiente. En la cuenca se encuentra la Presa de Mícara con capacidad de 4.41 millones de metros cúbicos y 2 micro presas. El agua es utilizada por la población y para el uso en la ganadería. La erosión fluvial es notable en las pendientes de la altiplanicie, donde además del caudaloso río Mayarí, aportan sedimentos una gran cantidad de ríos y arroyos. En lo referente a la erosión antrópica inducida, los mayores riesgos se encuentran en las áreas potenciales de la minería a cielo abierto y en aquellas sujetas actualmente a esa explotación, así como en la infraestructura vial relacionada con esta actividad productiva. El río Mayarí, en su desembocadura en la bahía de Nipe, ha formado un extenso delta, que presenta una superficie de 3 336 ha, de las cuales 484 son estrictamente marinas. Este humedal presenta una fuerte influencia marina por lo que puede ser clasificado como de agua salada a pesar de la presencia del río Mayarí. Presenta además, un sistema de lagunas salobres.

Cuenca Cauto

Superficie total: 9 540 km2 (8,1% del territorio nacional). Población: 1 167 400 habitantes (10% del total del país). Potencial de recursos hidráulicos: 2 676,9 hm3, Aprovechables: 1 972 hm3 (aproximadamente el 70% del potencial). Los suelos presentan una afectación potencial de 68% por erosión, 51% por mal drenaje en diversos grados y 38% por salinidad. La superficie cubierta de bosques representa el 16% del área total de la cuenca. Existen 652 focos contaminantes, de ellos se han identificado 140 como los más agresivos y problemáticos, ocasionados por residuales de los centrales azucareros, despulpadoras de café, otras industrias y residuales domésticos. Su carga contaminante estimada es de 99,89 ton DBO5/día, equivalente a una población de 2 378 332 habitantes, lo que representa el 203% de su población actual.

Cuenca Guantánamo-Guaso

Está constituida por las cuencas de los ríos Guantánamo (con su afluente Jaibo), Guaso (con su afluente Bano), Hondo, Seco y otros más que constituyen la totalidad del Valle de Guantánamo y de la cuenca de la bahía homónima. Incluye cinco municipios de la provincia y el municipio Songo La Maya de la provincia de Santiago de Cuba. Superficie total: 2 347 km2. Población: 410 000 habitantes. El Per Cápita de recursos hídricos es de sólo 1 623 m3/ha/año, lo que reafirma su escasez en gran parte de este territorio. Las principales manifestaciones de degradación de los suelos son la salinidad, fenómeno asociado fundamentalmente a las condiciones climáticas. Unas 10 000 ha se han identificado con problemas ligeros de salinidad, 8 000 ha medianamente salinas y 8 000 con afectaciones fuertes, para un total de 26 000 ha afectadas, a las que se suman otras 3 000 con peligro potencial, 875 de los suelos de la cuenca son improductivos.La erosión es otro de los elementos que influyen en la degradación de los suelos; se estiman unas 207 000 ha afectadas, categorizadas de la manera siguiente: 89 700 con erosión débil, 43 500 con erosión moderada, 145 200 con erosión fuerte y 207 100 con erosión muy fuerte. La cuenca de la Bahía de Guantánamo, presenta la particularidad de ser el mayor ambiente más seco de Cuba. En la zona de Caimanera hay años en los que llueve menos de 100 mm.

Cuenca Toa

Se ubica en las provincias de Holguín y de Guantánamo. Superficie total: 1 061 km2. Población: 12 373 habitantes. Ocupa alrededor del 70% de la Reserva de la Biosfera que lleva el nombre de "Cuchillas del Toa". Constituye una de las regiones más importantes del país y del Caribe, debido a los valores de su diversidad biológica, la variedad de sus paisajes, la unicidad de sus ecosistemas y el elevado endemismo, tanto en flora como en fauna: las Cuchillas son el refugio y centro de especiación más antiguo de Cuba. Presenta una altura media de 488 msnm y una alta densidad del drenaje superficial (0,85 km/km2). La precipitación media de 2 630 mm/año, resultando la más alta de Cuba. Su corriente superficial principal es el río Toa, que posee una longitud de 131 km y un elevado escurrimiento anual cercano a los 60 m3/s. Con una densidad poblacional de 12 hab/km2, se distribuye en 42 asentamientos. Los principales problemas ambientales de la cuenca detectados en su diagnóstico son los siguientes: Deforestación a consecuencia de la tala y la quema indiscriminada, aunque no se considera crítica, contaminación debido a la existencia de 29 fuentes contaminantes principales, degradación de los suelos, por alta erosión potencial que presenta una buena parte del territorio. Presenta además la particularidad de que su escurrimiento relativo (aportes desde cada km2) crece con el aumento del área: la parte alta es la menos favorecida por las lluvias y la más antropizada. Es la principal reserva hídrica de Cuba. Sus posibilidades para la generación hidroeléctrica son enormes. Permanece casi en condiciones naturales: sólo se ha construido una pequeña derivadora (Arroyón, con capacidad para 100 mil m3) que permite el trasvase de caudales desde el Toa hacia lael Valle de Caujerí en el Sur de Guantánamo. Allí, antes de servir para el riego de viandas y hortalizas, pone a funcionar las turbinas de dos centrales hidroeléctricas.

Fuentes