Saltar a: navegación, buscar

Enheduanna

Enheduanna
Información sobre la plantilla
Enheduanna 1.jpg
La primera y más antigua escritora del mundo
NombreEnheduanna
Nacimiento2354 a.C
Ur
Otros nombresSacerdotisa
OcupaciónSacerdotisa
Conocido porPoeta, cronista
PadresRey Sargón de Akkad I y Tashlultum

Enheduanna. Princesa y poetisa Lunar de Acadia, hija del rey Sargón de Akkad. Fue la autora más antigua de la que se tenga conocimiento alguno, y la primera mujer en formar parte de la historia técnica. Conocida como la gran sacerdotisa de Nanna, también fue músico y considerada como la primera cronista, ya que fue ella quien escribió la crónica del derrocamiento de su padre y el destierro de su familia. Su existencia histórica está demostrada por un disco de alabastro hallado en la zona más secreta del templo de Nanna en Ur, y por otras piezas de joyería.

Etimología

Cada sílaba del nombre de Enheduanna tiene un sentido: “En” quiere decir “alta sacerdotisa”, “hedu” “ornamento” y “anna” significa “cielo”, según una investigación realizada por Ale Mendé en el 2014.

Historia

Enheduanna o Enkheduanna fue una poeta acadia de finales del siglo XXIV a. C. Nació en la ciudad de Ur hija del rey Sargón I, también conocido como “El Grande”, fue el primer rey que bajo su mandato en la ciudad de Ur, unificó las ciudades Estado de la Alta y Baja Mesopotamia en un único imperio, controlando una vasta región desde el Mediterráneo al Mar Rojo hasta su muerte en 2215 a.C. La madre de Enheduanna fue Tashlultum quien se casó con Sargón y tuvieron muchos hijos.

Célebre en Mesopotamia por haber sido una poetisa brillante. La más célebre de sus obras es un himno dedicado a Inanna de Ur (a veces llamado Exaltación de Inanna), y otros cinco poemas le son igualmente atribuidos. Sus temas son religiosos: himnos al dios Nanna y a su templo de Ur, más también a la diosa Inanna, protectora de la dinastía de Akkad. Enheduanna es la autora más antigua de la Historia, porque escribió los primeros textos que se pueden atribuir a un autor. Es también la única mujer entre los grandes autores de la literatura mesopotámica.

Sumeria y Babilonia fueron las primeras ciudades en establecer astronomía y matemáticas. Estas disciplinas fueron creadas y controladas por los sacerdotes y sacerdotizas de las ciudades. Por esto, Enhendu era la principal regente de la astronomía y matemáticas.

Sacerdotisa

Fue nombrada por su padre Gran Sacerdotisa del Dios de la Luna Nanna o también llamado como Sin, el puesto era sumamente poderoso ya que era la única que podía nombrar a cualquiera de los mandatarios de la ciudad por lo cual sus funciones en este puesto fueron marcados sobre la religión y la política.

Vivió en un templo cercano a lo que hoy es el Golfo Pérsico, mantuvo el puesto de Gran Sacerdotisa hasta la fecha de su muerte, la cual aún no se tiene una fecha exacta, al reverso de una tabletas aparecidas con su nombre del temprano primer milenio, contiene un texto el cual podría estar haciendo referencia a su nacimiento según la traducción

Poetisa, músico y compositora

A lo largo de la vida de Enheduanna y principalmente durante su cargo como sacerdotisa, escribió una gran variedad de poemas e himnos religiosos en su mayoría escritos para el Dios de la Luna Nanna y a la Diosa Sumeria, Inanna del Amor. A través de sus poderosos conjuros a Inanna, la diosa del amor y de guerra, ella cambió el curso de la historia y fue recordado por siglos después de su muerte. Su escritura es tan compleja, los estudiosos la llaman la "Shakespeare de la literatura sumeria." Sus himnos funcionan como conjuros de varias capas, entretejiendo aspectos políticos, personales, rituales, teológicos, históricos y jurídicos.

Pepe Cervera, -periodista y biólogo español- en el 2013 manifestó que:
“en la actualidad se conservan 42 himnos que enaltecen diferentes ciudades de Sumeria y Acadia como Eridu, Sipary Esnunna”.

Composiciones de la poetisa

  • Nin-me-sara, "La exaltación de Inanna", 153 versos, editado y traducido primero por Hallo y van Dijk (1968), más tarde por Annette Zgoll (1997) en alemán. Los primeros 65 versos se dirigen a la diosa con una serie de epítetos, comparándola con An, el dios supremo del panteón. Luego, En-hedu-ana speaks en primera persona expresa su infelicidad por estar exiliada del templo y las ciudades de Ur y Uruk. En-hedu-ana pide la intercesión de Nanna. Los versos 122–135 recitan atributos divinos de Inanna.
  • In-nin sa-gur-ra (nombrada por incipit), 274 versos (incompleto), editado por Sjoberg (1976) usando 29 fragmentos.
  • In-nin me-hus-a, "Inanna y Ebih", primero traducido por Limet (1969).
  • Los himnos del templo, editados por Sjoberg y Bergmann (1969): 42 himnos de longitud variada, dirigidas a los templos.
  • Himno a Nanna, editado por Westenholz.

Los eruditos históricos y literarios la consideran como posiblemente el autor y poeta más antiguo cuyo nombre se conoce. Escribió los primeros textos que se pueden atribuir a un autor. Es también la única mujer entre los grandes autores de la literatura mesopotámica.

Enlaces relacionados

Fuentes