Saltar a: navegación, buscar

Esquizofrenia

Esquizofrenia
Información sobre la plantilla
Esquizofrenia.jpg
Clasificación:Ideas delirantes, que son pensamientos extraños que la persona percibe como reales
Región más común:Cerebro
Forma de propagación:No se propaga

La esquizofrenia es una enfermedad psicológica que aparece generalmente en la adolescencia y cuyo curso suele ser variable. El prefijo “esquizo” en griego significa “hendidura o división”. Así podemos decir que el trastorno asemeja a una “división, separación o escisión de la personalidad”.    

Síntomas principales

Ideas delirantes, que son pensamientos extraños que la persona percibe como reales. Algunos ejemplos son, pensar que hay un extraterrestre en casa, otras ideas son creerse que se es un personaje histórico como Napoleón Bonaparte o incluso Dios.

Alucinaciones principalmente sensaciones visuales y auditivas. Pueden oír voces que les incitan para hacer algo en concreto, pueden ver un objeto que no existe en realidad.

Lenguaje desorganizado con incoherencias e incluso verborrea. Una persona que está teniendo un episodio agudo de esquizofrenia puede verbalizar sonidos o palabras ininteligibles para las personas que le rodean.

Comportamiento igualmente desorganizado, los movimientos carecen de una finalidad objetiva. Por el contrario, en ocasiones la persona puede llegar a padecer parálisis muscular o catatonia.
Síntomas negativos como aplanamiento afectivo o frialdad emocional.

Clasificación de los síntomas

  • Tipo I - Síntomas positivos: condición reversible, está presente en la fase activa del trastorno y desaparecen con el tratamiento; delirios, alucinaciones, trastornos del pensamiento y conducta extraña.
  • Tipo II - Síntomas negativos: pérdida neuronal irreversible en un cerebro anormal, funcionamiento social premórbido inferior y un pronóstico peor; afecto abatido, pobreza de lenguaje, anhedonía, apatía y abolición.

Tipos de esquizofrenia

Desde el inicio de la alteración, una o más áreas importantes de actividad, como son los estudios, el trabajo, las relaciones interpersonales o el cuidado de uno mismo, están claramente por debajo de la normalidad. Otro rasgo característico de la esquizofrenia es que el que la sufre no tiene conciencia de enfermedad, puesto que las ideas extrañas que tiene las siente reales. Este hecho causa un gran dolor al paciente y a las personas que le quieren. La Esquizofrenia puede ser de varios tipos:

Por lo general son reconocidos 5 tipos de trastornos esquizofrénicos: paranoide, desorganizado, catatónico, undiferenciado y residual. A pesar que algunos clínicos cuestionan el intentar identificar tipos diferentes para el tipo de esquizofrenia, la investigación ha encontrado apoyo para el tipo de paranoide. Existe poca información acerca del tipo catatónico debido a que es raro.

-Esquizofrenia paranoide: es la más común de todos los tipos de esquizofrenia; y se caracteriza por delirios y alucinaciones auditivas frecuentes. No son evidentes otros síntomas tales como habla y conducta desorganizada o afecto abatido. Los delirios de persecución son los más comunes, sus interpretaciones de la conducta y nocivos de los demás están distorsionados, por ejemplo: un conductor de autobús que sonríe con amabilidad es visto como alguien que se ríe de ellos en forma burlona. Los individuos con este tipo de esquizofrenia son propensos al enojo, ya que muchos se sienten perseguidos.

- Esquizofrenia desorganizada: este tipo de esquizofrenia se caracteriza por desintegración grave y conductas regresivas que comienzan a una edad temprana. Incluyen incoherencia o habla desorganizada frecuentes y afecto abatido o inapropiado. Estas personas actúan de una manera absurda, incoherente muy extraña "loca". Las respuestas emocionales ante situaciones de la vida real son típicas, pero una sonrisa boba y una risa infantil pueden mostrarse en momentos inapropiados. También tienden a cambiar de tema en lugar de seguir una idea. Debido a la gravedad del trastorno, muchas personas son incapaces de cuidarse por sí mismas.

- Esquizofrenia catatónica: la perturbación en la actividad motora es la principal característica de este tipo de esquizofrenia. Los catatónicos excitados son inquietos e hiperactivos.

Duermen poco y están en marcha en forma continua hasta que caen exhaustos. Sin embargo; los actos violentos son frecuentes. Los catatónicos son represivos a la actividad motora. Muestran prolongados períodos de estupor y mucismo, a pesar de percatarse de todo lo que sucede a su alrededor. Algunos pueden adoptar posturas extrañas, sin querer cambiar de posición. Otros exhiben una "flexibilidad cérea", permitiéndose ser arreglados y luego permanecen así por largos períodos. Durante las etapas de retraimiento extremo, pueden no comer ni controlar sus funciones de vejiga e intestino. Pueden alternar la actividad motora excitada y el retraimiento.

- Esquizofrenia indiferencial y residual: la esquizofrenia indiferencial es diagnosticada cuando los síntomas de la persona son obviamente esquizofrénicos pero mixtos o indiferenciados. Estos síntomas pueden incluir perturbación del pensamiento, delirios, alucinaciones, incoherencia y conducta deteriorada gravemente. En ocasiones resulta ser una etapa previa de otro subtipo.

El diagnóstico de esquizofrenia residual se reserva para personas que han experimentado al menos un episodio de esquizofrenia en el pasado, pero que en el presente no exhiben señales prominentes para la clasificación como uno de los tipos de esquizofrenia.

-Trastornos psicóticos considerados antes como esquizofrenia: En el DSM-II se consideraba que los episodios psicóticos breves representaban formas agudas de esquizofrenia. Con el DSM-III-R y el DSM-IV, las personas que tienen episodios "esquizofrénicos" que duran menos de 6 meses son diagnosticadas ahora con "trastorno psíquico breve" (hasta un mes) o "trastorno esquizofreniforme" (más de un mes y menos de 6 meses). Hay evidencia de que las personas con síntomas generales a los de la esquizofrenia con duración de menos de 6 meses tienen mejor pronóstico que los que tienen una perturbación más prolongada. Los trastornos, a menudo son de características similares. El DSM-IV recomienda que el diagnóstico de trastorno psíquico breve y trastorno esquizofrénico sean provisionales. Debido a que la duración es el único medio preciso de distinguir entre los trastornos.

Tipos de síntomas

Delirios: creencias personales falsas, sostenidas de manera firme y consistente a pesar de la evidencia que las desmiente o de la lógica. Pueden tener distinta intensidad.

Tipos de delirios:
- De grandeza: la creencia del individuo de que es una persona famosa o poderosa. Los esquizofrénicos asumen identidades de otras personas.

- De control: la creencia del individuo de que otras personas, animales u objetos están tratando de influir o tomar control de él.
- De transmisión del pensamiento: creencia de que otros pueden escuchar los pensamientos del individuo.
- De persecución: la creencia del individuo de que otros están planeando un complot, maltratando, e incluso tratando de matarlo.
- De referencia: la creencia de la persona de que siempre es el centro de atención, o de que todo lo que sucede se vuelve contra ella.
- Retiro del pensamiento: la creencia del individuo de que los pensamientos están siendo eliminados de su mente por otras personas.
- Síndrome de Capgras: convencimiento en la existencia de "dobles" idénticos.

Formas de tratamiento

En la actualidad existe una gran alarma social debido al caso reciente de la doctora que presuntamente ha matado a seis personas en un hospital de Madrid. Dicha doctora padecía esquizofrenia pero no tomaba la medicación y por tanto los síntomas se presentaban en un nivel extremo. Las formas de tratamiento recomendadas son:

Tratamiento farmacológico encaminado a controlar los síntomas y a prevenir nuevos episodios. La medicación hay que tomarla desde que se descubre la enfermedad de forma continua y para toda la vida, ya que es una enfermedad mental crónica.
Tratamiento psicológico, fundamentalmente desarrollo de habilidades sociales y asunción de la enfermedad. En la mayoría de los casos las familias requieren también de apoyo emocional.

A parte de los síntomas arriba descritos, hay que poner en relieve que en la mayoría de los casos las personas que sufren esquizofrenia no suelen ser agresivas ni peligrosas. Si siguen los tratamientos, sus actividades sociales y relacionales se pueden ver menguadas, pero en general, pueden llevar una vida bastante normal.

Fuentes