Saltar a: navegación, buscar

Fabio Grobart

Fabio Grobart
Información sobre la plantilla
Fabio3.jpg
Comunista de origen polaco
Nacimiento30 de agosto de 1905
Polonia Bandera de Polonia
Fallecimiento21 de octubre de 1994
La Habana Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
Otros nombresYunger, Otto, Fabio
Partido políticoPartido Comunista de Cuba
Fabio Grobart. Comunista de origen polaco. Perseguido por sus actividades revolucionarias en su país, razón por la cual tuvo que emigrar hacia Cuba. Fue uno de los fundadores del Primer Partido Comunista de Cuba, protagonista y testigo de relevantes acontecimientos acaecidos en la isla durante el siglo XX.

Síntesis biográfica

Primera etapa de la vida

A los 13 años en su natal Polonia
Nació el 30 de agosto de 1905 en Polonia. Desde temprana edad fundió su vida a las ideas comunistas. Natural de la aldea de Bialystok, se vio obligado a abandonar la escuela desde que era un adolescente, para ganarse el sustento como aprendiz de sastre. Desde ese tiempo fueron fortaleciéndose sus convicciones políticas.

En 1922 se vinculó a la lucha revolucionaria al ingresar en la Liga Juvenil Comunista, por  sus actividades realizadas dentro de la misma le fue impuesta una condena a muerte que lo obligó a alejarse de su patria.

Muerte

Falleció en La Habana el 21 de octubre de 1994 a los 89 años de edad.

Llegada a Cuba

Fue Cuba el país que escogió para exiliarse. Llegó en 1924 a La Habana como emigrado político, su nombre legítimo era Abraham Grobart, aunque en Cuba adoptó varios seudónimos: Yunger, Otto, Fabio. Con este último es por el que mas se le conoce.

Se vinculó de inmediato al proletariado de la isla y ayudado por los compañeros del Centro Obrero, en La Habana, comenzó a trabajar en una sastrería, se integró al sindicato del ramo y a las luchas sindicales.

Acciones emprendidas por los trabajadores contra el régimen del presidente Gerardo Machado, contaron con la participación y apoyo del joven polaco, a quien lo unió una entrañable amistad con el joven comunista Rubén Martínez Villena. De él expresó:

"A finales de 1932 me encontré con Rubén en Berlín. No volví a verlo hasta después de la caída de Machado, aquí en La Habana. Ya estaba físicamente extenuado. Pero se resistía a ingresar en el sanatorio. Cuando lo hizo, en diciembre, ya era demasiado tarde. Blas y yo fuimos a visitarlo, nos recibió con la misma sonrisa de siempre. A pesar de su extrema debilidad, mantenía un vivo interés por los asuntos del Partido, expresaba criterios, hacía recomendaciones. No le oímos ninguna queja, hasta bromeó con nosotros. Esa fue la última vez que lo vi."

Fue miembro fundador del Partido Comunista de Cuba en agosto de 1925, fue designado por ese organismo para crear tres años después y junto al líder estudiantil Julio Antonio Mella, la Liga Juvenil Comunista, y con varios de sus integrantes y del propio Partido emprendió la organización de los más de 250 mil trabajadores azucareros en ingenios y colonias cañeras.

Cayó preso en los días posteriores a las manifestaciones del primero de mayo de 1930. Confinado en el Castillo del Príncipe, allí conoció a Blas Roca.

Durante muchos años, Fabio desempeñó importantes responsabilidades en la dirección del Partido, incluyendo la secretaría de Organización. La política de Guerra Fría, desatada por Estados Unidos a partir de 1946, tuvo su eco en Cuba con el asesinato y persecución de dirigentes comunistas perpetrados por los gobiernos auténticos. Por tal motivo, el Partido orientó a Fabio abandonar el país en 1951.

Durante este exilio forzoso, representó a los trabajadores cubanos en la Federación Sindical Mundial. Desde su cargo, promovió la solidaridad internacional con los revolucionarios cubanos que combatían la tiranía batistiana.

Radicó indistintamente en las ciudades de Budapest, Praga y Viena y trabajó algún tiempo en la revista "Por una paz duradera, por una democracia popular", de los partidos comunistas. En 1952 fue designado para atender a los sindicatos de América Latina en la Federación Sindical Mundial.

Bajo el seudónimo de Alberto Blanco y durante nueve años realizó ese trabajo, que le permitió relacionarse estrechamente con los problemas de los sindicalistas de la región y mantener contacto permanente con sus más prominentes líderes obreros latinoamericanos.

Labor a partir del Triunfo de la Revolución

Después del triunfo de la Revolución cubana en enero de 1959, fue visitado en Praga por dirigentes cubanos, entre ellos los comandantes Ernesto Guevara y Raúl Castro, quienes le propusieron regresar a Cuba y apoyar el proceso social en marcha.

De la Revolución cubana expresó:

"Yo pensaba en fechas del movimiento revolucionario, de la historia del Partido soviético, las revoluciones rusas de 1905 y 1917, pero esto era algo que no se parecía a los acontecimientos históricos conocidos, porque era consecuencia de una lucha militar, una insurrección popular armada de revolucionarios encabezados por Fidel."

Sus responsabilidades en la Federación Sindical Mundial no le permitieron regresar a Cuba inmediatamente. Ya en el segundo año de la Revolución, se incorporó al trabajo como miembro del Comité Nacional del Partido Socialista Popular. Asimismo, se le nombró director de Fundamentos, la revista teórica del partido. En los primeros meses de 1961, conoció personalmente a Fidel.

"Antes había conocido a Raúl, cuando visitó mi casa en Checoslovaquia en 1960. De Fidel, pude darme cuenta la extraordinaria y atractiva personalidad que era. Le tomé una gran simpatía, me sentí con él como si hubiera hablado con un viejo amigo, un hermano que hacía años no veía."

En esos mismos años conoció al Che.

"Igual que con Fidel y Raúl, no hubo nada que me hiciera sentir como alguien ajeno cuando conversaba con él, sino como viejos compañeros de lucha. Hablamos mucho de la situación de la India, las horas se nos iban agradables. No siempre teníamos las mismas opiniones, pero él discutía fraternalmente."

En el Partido Comunista de Cuba

Presentando a Fidel como secretario del Comité Central del PCC.
Fundador del actual Partido Comunista de Cuba, fue miembro de su Comité Central desde su constitución en 1965 hasta su IV Congreso en 1992. Diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, Miembro del Consejo de Dirección de la Revista Cuba Socialista, Director del Instituto de Historia del Movimiento Comunista. Fabio tuvo el honor de presentar a Fidel como Primer Secretario en los tres primeros congresos partidistas.

Fuentes