Saltar a: navegación, buscar

Francisco Largo Caballero

Francisco Largo Caballero
Información sobre la plantilla
Francisco largo caballero 1.jpg
Francisco Largo Caballero
Escudo de la Segunda República Española.png
Presidente del Consejo de Ministros de España
4 de septiembre de 1936 - 17 de mayo de 1937
PredecesorJulián Besteiro
SucesorJuan Negrín
Datos Personales
NombreFrancisco Largo Caballero
Nacimiento15 de octubre de 1869
Madrid, Bandera de España España
Fallecimiento23 de marzo de 1946
París, Bandera de Francia Francia
OcupaciónLíder sindical y político

Francisco Largo Caballero. Líder político y sindical español. Presidió la II República Española entre 1936 y 1937. Después de la Guerra Civil Española se exilió en Francia, donde fue encerrado en un campo de concentración por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Síntesis biográfica

Nació en Madrid el 15 de octubre de 1869. Realizó sus estudios primarios en un colegio de los Padres Escolapios de Granada y en la escuela de San Antón de Madrid. La precariedad económica de su familia le obligó a trabajar desde los siete años en los más diversos oficios: recadero, aprendiz de encuadernador, cordelero y estuquista.

Siendo muy joven ingresó en la UGT y en el PSOE, siendo uno de los más eficaces colaboradores de Pablo Iglesias. Posteriormente, su trayectoria sindical y política le llevó a ocupar cargos de dirección en ambas organizaciones.

En 1909 fue deportado por su campaña contra la guerra de Marruecos. Más tarde fue designado vocal obrero del Instituto de Reformas Sociales, formando parte en 1917 del Comité Revolucionario que organizó la huelga general que convulsionó al país, por lo que, junto con los otros miembros del citado comité, fue condenado a reclusión perpetua, pena que se le remitió al año siguiente, al salir elegido diputado a Cortes por Barcelona.

Trayectoria Política

Elegido presidente del PSOE y reelegido Secretario General de la UGT, hubo de enfrentarse, en más de una ocasión, dada su radical forma de plantear y resolver los principales problemas políticos del momento, con el sector intelectualista del partido representado por Julián Besteiro y Fernando de los Ríos, saliendo airoso de la prueba y fortaleciendo su figura entre la mayoría de sus correligionarios.

A los 64 años empezó a ser aclamado por sus seguidores al grito de ¡Viva el Lenin español!. Este calificativo sugería una identificación profunda con la Unión Soviética, especialmente durante los críticos años de la guerra civil.

En el 1934 fue considerado como uno de los máximos responsables de la Revolución de Asturias. El balance de los enfrentamientos fue entonces de 1 400 muertos en 26 provincias. La insurrección no triunfó finalmente y el líder socialista fue procesado y reducido a prisión, donde aprovechó para estudiar a Carlos Marx. Fue absuelto de los cargos que se le imputaban y recobró la libertad algunos meses después.

Guerra Civil

Al estallar la guerra civil se abstuvo, como todo el PSOE, de colaborar con el Gobierno republicano, pero el 5 de septiembre de 1936 accedió a presidir un gabinete en el que, además de la jefatura, se reservó la cartera de Guerra, hasta que tras los sucesos de mayo de 1937 en Barcelona, se vio obligado a presentar la dimisión, siendo sustituido en el cargo por el socialista Juan Negrín.

Durante su mandato como jefe del Gobierno republicano en guerra procedió con rectitud y honestidad, anteponiendo el concepto de Estado a cualquier idea política que supusiese menoscabo de éste. Disciplinó, en lo que pudo, a las milicias armadas de los partidos políticos y de las organizaciones sindicales obreras, que habían actuado con un comportamiento anárquico, e indisciplinado, hasta convertirlas en unidades militares organizadas, de las cuales nacería el Ejército Popular.

En otoño de 1937 fue expulsado de la UGT, acusado de no pagar las cuotas. Fue detenido por los guardias de asalto.

Exilio y muerte

Apartado de la política desde su cese como presidente del Gobierno huyó de España poco antes de concluir la contienda, fijando su residencia en Francia, donde fue capturado por los alemanes, durante la Segunda Guerra Mundial, e internado en el Campo de concentración de Oraniemburg hasta su liberación, por el ejército polaco en abril de 1945.

Poco tiempo después de ser liberado, a los 77 años de edad y tras serle amputada una pierna en un intento de salvar su vida, Largo Caballero moría en la clínica de Lyautey, París el 23 de marzo de 1945. Murió pobre, como había vivido, incluso cuando era Jefe del Gobierno.

Fuentes