Francisco Villamil

Francisco Villamil
Información sobre la plantilla
Mayor General
LealtadEjército Libertador Bandera de Cuba
Participó enGuerra de los Diez Años

Nacimiento1833
Galicia, Bandera de España España
FallecimientoAgosto de 1873
Camagüey, Bandera de Cuba Cuba

Francisco Villamil. Mayor General del Ejército Libertador cubano. Natural de Galicia, España.

Principales acciones

Se alzó el 6 de febrero de 1869 en el Cafetal de González, Las Villas. Ya al amanecer del día 7 del mismo mes, un contingente bajo sus órdenes ocupó el pueblo de Esperanza, importante nudo ferroviario situado a unos 14 kilómetros de Santa Clara, convirtiendo a ese poblado en el primero en caer en poder de los insurrectos en esa jurisdicción. Con el grado de coronel y al frente de la división San Diego ocupa, junto con Guillermo Lorda, el poblado de Ranchuelo y combate en Santa Elena, en las inmediaciones de Lajas.

En ese año combatió, junto con el Mayor General Carlos Roloff, en Potrerillo, el 16 de marzo, y el 21 de abril acompañó al Mayor General Federico Fernández Cavada en el ataque a Trinidad y tras la toma de esa ciudad, a pocos kilómetros, inflingió una costosa derrota al brigadier español Báscones que intentaba cortarle la retirada y arrebatarle la carga obtenida.

Bajo las órdenes del General de Brigada Honorato del Castillo, durante los meses de mayo y junio participa en varios combates por zonas de Sancti Spíritus, Morón y Ciego de Ávila, entre ellos, la famosa feroz machetea en el Ingenio San José.

En julio aparece como General de Brigada, en la relación de los más altos oficiales mambises de las fuerzas insurrectas de Las Villas, convirtiéndose en el primer y único hispano que alcanzó los grados de general en la Guerra de los Diez Años.

Entre noviembre y diciembre se mueve constantemente por la geografía villareña, convirtiéndose en un verdadero azote para el enemigo. Sostiene el combate de Lomas de Banao en la primera quincena de noviembre, infligiéndole una costosísima derrota a uno de los más renombrados generales españoles, el mariscal de campo Juan Lesca, recién designado al frente de las operaciones militares en Las Villas, lo que provocó su destitución y envío de retorno a España.

Junto a los también generales Guillermo Lorda y Salomé Hernández combate en Lomas del Magüey y Loma del Suazo, a fines de ese mes de noviembre.

En diciembre libra el combate de Jiquibú, cerca de la ciudad de Remedios y los de Jobosí, Trilladeras, El Jobo, Mijalito y Palmarito, en Sancti Spíritus; de allí retorna al Cafetal González, entre Santa Clara y Cienfuegos, donde entabla combate con una tropa del coronel Menduiñas, ocasionándole más de cien bajas. Antes de retirarse de la zona ocupa una vez más el poblado de Ranchuelo; ya nuevamente en territorio espirituano combate en El Roble.

Inicia 1870 con los combates de Naranjo y Limones. A fines de febrero, en los límites de Las Villas y Camagüey y bajo el mando de Federico Fernández Cavada sostiene un combate contra una columna de las tres armas dirigida por el brigadier Zacarías Goyeneche; las tropas de caballería, comandadas por Villamil, contribuyeron en mucho a la aplastante victoria de las huestes mambisas.

Es designado, en el mes de abril, para encargarse en territorio camagüeyano de todos los combatientes que se retiraban de Las Villas por carecer de armas para enfrentar la fuerte ofensiva española. Con esa encomienda se mantuvo al frente de una columna volante que operó en Sancti Spíritus e incursionó en Camagüey.

A principios de 1871 fue designado jefe de la División de Sancti Spíritus. El 28 de febrero penetró en la ciudad de Ciego de Ávila y al amanecer del primero de marzo se batió en Monte Oscuro contra tres columnas españolas que intentaron cortarle el paso, tras la sorpresa del día anterior.

Ya en territorio espirituano, en el mismo mes de marzo, libró el combate de La Ceniza, en que una columna española de más de 700 hombres fue barrida, puesta en desbandada y sufrió numerosas bajas. También en marzo, tendió una emboscada en las cercanías de la ciudad de Sancti Spíritus a la guerrilla de Barrabás, famosa por sus crueldades, con un saldo de 80 cadáveres dejados sobre el terreno y la precipitada huida hacia la ciudad. Ante la carencia de recursos para resistir la ofensiva española, los jefes de las fuerzas mambisas en Las Villas decidieron dirigirse a Camagüey en busca de pertrechos. Así a fines de marzo, cruzó la trocha de Júcaro a Morón en dirección a territorio camagüeyano.

Allí fue jefe del contingente de villareños que se subordinó al Mayor General Ignacio Agramonte. En territorio camagüeyano trabajó incansablemente para convertir a aquellos villareños que llegaron hambrientos y prácticamente desnudos, en la aguerrida y bien organizada infantería villareña que se preparaba para el retorno a su tierra.

Según algunas fuentes en el mes de junio y según otras en julio de 1871, resultó gravemente herido en la cadera cuando combatía a una columna en Trinidad de Olano, cerca de Ciego de Najasa; específicamente el 14 de junio, tropas bajo su mando, escenificaron el combate de La Artemisa, línea avanzada de la Trocha en la actual provincia de Ciego de Ávila.

Ya con el rango de Mayor General, el 8 de agosto de 1872 inicia una provocativa campaña en las mismas líneas de avanzada de la Trocha, con el combate de El Quemado, seis kilómetro al norte de Morón; el día 10 combate en La Vega y el 11 en Miraflores. El 31 ataca el fuerte de Urabo, a 14 kilómetros del poblado de Florida.

Ascensos

Ascensos El 1ro. de mayo de 1872 fue ascendido por el Presidente de la República, Carlos Manuel de Céspedes, a Mayor General, al mando superior de las fuerzas de Las Villas. Ese mismo día la Cámara de Representantes ratificó ese nombramiento y posteriormente como segundo jefe en Las Villas, subordinado al también mayor General Ignacio Agramonte, comandante en jefe de Camagüey, con igual cargo en Las Villas.

Muerte

Murió en agosto de 1873, en un campamento ubicado en los límites de Camagüey y Oriente, tras una larga enfermedad provocada por la herida recibida en Trinidad de Olano.

Fuentes

  • Diccionario Enciclopédico de Historia Militar de Cuba. Tomo I. Ediciones Verde Olivo
  • Jiménez Pérez, Eddy E. Mayor general Francisco Villamil: gallego y cubano. Biblioteca galego-cubana Herminio Barreiro. Rua Cánovas del Castillo 10-1º, Vigo, Galicia. 1ª edición 2024.