Saltar a: navegación, buscar

Frank Marshall

Frank Marshall
Información sobre la plantilla
Foto Marshall.jpg
Ajedrecista Estadounidense
NombreFrank James Marshall
Nacimiento10 de agosto de 1877
Brooklyn, (Nueva York), Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Fallecimiento10 de noviembre de 1944
Nueva Jersey, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
NacionalidadEstadounidense
OcupaciónAjedrecista
CónyugeCaroline
HijosFrank
PadresAlfred
Resultados deportivos
Títulos obtenidosGran Maestro

Frank Marshall. Su nombre completo era Frank James Marshall. Ajedrecista estadounidense que se enfrentó a Emmanuel Lasker por el título de Campeón Mundial

Síntesis biográfica

Infancia y juventud

Nació el 21 de agosto de 1877, en New York, Estados Unidos. A pesar de ser norteamericano pasó su infancia en tierras canadienses, en Montreal. Allí fue donde aprendió a jugar al ajedrez a la temprana edad de 9 años, enseñado por su padre Alfred. Con 16 años ya era un jugador bastante fuerte y consiguió ganar el Campeonato del Club de ajedrez de Montreal. Vuelve a Nueva York a los 19 años y decidió dedicarse profesionalmente al ajedrez.

Trayectoria deportiva

A los 19 años llegó ese importante momento en la vida de todo ajedrecista: elegir entre ser jugador profesional o buscar un trabajo más 'respetable' (en aquella época ser jugador de ajedrez no estaba demasiado bien considerado). Evidentemente se decantó por su gran pasión: el ajedrez. Regresó a New York en 1895, afiliándose al Club de ajedrez de Brooklyn. Sus éxitos no se hicieron esperar y consiguió ganar el Campeonato junior de New York. Sus comienzos no fueron un camino de rosas, era complicado alcanzar cierta relevancia en un mundo donde había tanta competencia y tuvo que conformarse con jugar en simultaneas para poder competir contra maestros, como las dadas por Steinitz y David Janovsky, y en otras a la ciega dadas por Pillsbury (al que logró derrotar).

En 1899 continuó con su particular ascensión venciendo en el Campeonato absoluto de los Estados Unidos, al derrotar a Napier. El siguiente eslabón de la cadena fue elevar un poco más sus miras, por lo que decidió cruzar el charco para jugar en los torneos europeos. Su primera aparición se produjo en el Torneo de Londres, pero al ser un completo desconocido sólo se le permitió jugar en el torneo "B". Como era de esperar obtuvo la victoria con facilidad y se quedó a la espera de una oportunidad para jugar un torneo importante.

Ésta le llegó en el torneo de París de 1900 y consiguió sorprender a todos quedando en 3er lugar por delante de jugadores consagrados como Tchigorin, Maroczy, Burn o Schlechter, además fue el único jugador que consiguió ganar una partida a Lasker; pero lo que de verdad entusiasmó al público francés fue el agresivo estilo que mostró, lleno de sacrificios y ataques contra el enroque rival. Los aficionados franceses le apodaron por esto: "Le petit marechal".

En 1904 se organizó el Campeonato de Estados Unidos en Saint Louis, se invitó a los mejores jugadores del país y el ganador final fue Marshall. Además de dar claras muestras de ser un excepcional jugador, también demostró ser una gran persona ya que rechazó el título de campeón estadounidense, el motivo fue que Harry Pillsbury (que era el campeón oficial del país) no pudo asistir al torneo por estar gravemente enfermo de tuberculosis y Marshall decidió que no podía ser campeón si no había derrotado al jugador que ostentaba ese título.

Tras la muerte de Pillsbury en 1906 la Federación le volvió a conceder el título de campeón estadounidense, pero Marshall lo volvió a rechazar... ya no existen caballeros así.

Ese mismo año consiguió una meritoria victoria en el Torneo de Cambridge-Springs, por delante del campeón mundial Lasker. En el mundo del ajedrez se empezó a considerar que Marshall podía ser el aspirante perfecto para arrebatar el título al eterno campeón del mundo. Pero Marshall sufrió un duro revés al ser derrotado estrepitosamente por Tarrasch en un match amistoso (8-1). Como es lógico, surgieron muchas dudas sobre su capacidad para jugar largos matches contra un mismo jugador y no fueron pocos los que vaticinaron que sólo podía aspirar a ser un gran jugador de torneos.

A pesar de esto, Marshall no podía dejar de intentar ser campeón del mundo y lanzó un reto que Lasker no dudo en aceptar. Como era de esperar, Lasker venció en el match y lo hizo de forma aplastante con un tanteo final de 11'5-3'5; Marshall jugó muy por debajo de su nivel, fue incapaz de ganar una sola partida y terminó totalmente desmoralizado. Marshall era temible en los torneos, capaz de ganar a cualquier rival (incluido Lasker), pero en los match su juego perdía parte de su agresividad y no podía pelear contra la solidez de sus rivales.

Tras sus desastrosos resultados en los matches contra Tarrasch y Lasker, Marshall trató de cambiar su estilo para ser más sólido. Por supuesto, no lo consiguió, él era un jugador amante del ataque y cada vez que trató de jugar de una forma más tranquila obtuvo malos resultados. A la vista de estos hechos no volvió a luchar por el Campeonato del Mundo y se dedicó a jugar torneos por todo el mundo obteniendo excelentes resultados. Como muestra del gran nivel de Marshall tenemos dos torneos en los que logró quedar por delante del imbatible Capablanca: en New York 1911 y en La Habana 1913.

Fue campeón de los Estados Unidos durante 27 años, aunque sólo disputó dos matches por este título: el primero en 1909 donde venció a Jackson Showalter por 8'5-3'5 y el segundo, en 1923, donde derrotó a Edward Lasker por 9'5-8'5. En 1936 decidió no disputar el torneo por el Campeonato de los Estados Unidos para dejar paso a los jóvenes jugadores estadounidenses, en este torneo venció Samuel Reshevsky. También ganó 4 Olimpiadas con los Estados Unidos: en 1931, 1933, 1935 y 1937. Una demostración del espectacular estilo de Marshall se dio en la partida Lewitky-Marshall, jugada en Breslau en 1912.

En el último movimiento de la partida Marshall situó su Dama en una casilla controlada por ¡¡2 peones de su rival!!, tras esto el público se puso en pie y en medio de una estruendosa ovación comenzó a lanzar monedas de oro en el tablero: En 1914, durante el Torneo de San Petersburgo, se concedió por primera vez en la historia el título de Gran Maestro de ajedrez. Este honor recayó en los 5 primeros clasificados del torneo: Lasker, Capablanca, Alekhine, Tarrasch y ... Marshall. El título fue entregado por el Zar Nicolás II. En 1922 consiguió un hito sólo al alcance de una mente privilegiada: batió el record mundial de partidas en unas simultaneas, esto ocurrió en Canadá donde jugó 155 partidas, ganando 126, haciendo tablas en 21 y perdiendo sólo 8 (durante 7 horas de juego).

La carrera profesional de Marshall finalizó en el año 1931, a partir de esa fecha solo participó como capitán de los Estados Unidos en las Olimpiadas y jugó ajedrez por correspondencia durante la Segunda Guerra Mundial. Su carrera ajedrecística duró 57 años y casi ningún día de su vida lo pasó sin disputar al menos una partida. De hecho Marshall contó en más de una ocasión que dormía con un ajedrez de bolsillo al lado de la cama por si soñaba con alguna posición o partida, así al despertarse podía reproducirla y no perder lo que había soñado.

Resultados

Las estadísticas de Marshall son:

  • 503 victorias.
  • 400 tablas.
  • 315 derrotas.

Con un promedio de 57'7% (el promedio se saca de sumar victorias y tablas, y dividirlo por las partidas totales).

Estilo de juego

Marshall definía su estilo de juego de la siguiente manera:
"Creo que juego tal vez como boxeaba Jack Dempsey. Nada más sonar el gong en el primer round, Dempsey empezaba a golpear a su adversario, y ya no le dejaba recobrar el conocimiento".

Sus partidas, lo convierten en uno de los grandes jugadores de ataque de la historia. Desde el comienzo de su carrera, hasta que decidió abandonar la competición, su estilo de juego fue combinativo y agresivo, manteniéndose siempre fiel a esta filosofía. Cuando Marshall se sentaba frente al tablero sólo le preocupaba hostigar al rey contrario, aunque se quedase sólo con las piezas justas para dar mate.

Algunas de sus combinaciones no eran del todo correctas y recibieron el nombre de "estafas". Lo que Marshall pretendía con ellas era desconcertar a su adversario, que se veía sorprendido y desorientado. Esto, unido a la gran fama que le precedía, hacia que sus rivales jugaran erráticamente y Marshall terminase apuntándose la victoria.

Cuando jugaba se transformaba y buscaba la victoria incansablemente, en posiciones de clara igualdad no firmaba tablas y seguía luchando. Siempre solía decir:
"Cuando aprenderé que unas tablas valen más que una derrota".

Siempre que un rival habló de él fue para alabar su buen carácter y amabilidad, es recordado por jugar siempre con un cigarro en la boca y por sus corbatas excesivamente grandes.

Muerte

Falleció el 9 de noviembre de 1944, en New Jersey, Estados Unidos.

Aportes realizados

Ayudó a fundar instituciones donde se ayudase a jóvenes jugadores de ajedrez. En el año 1922 creó un club que llevó su nombre: Marshall Chess Club, en New York, es uno de los clubes de ajedrez más famosos del Mundo y uno de los más antiguos, todavía existe hoy en día. Cuando Marshall falleció, en 1944, el club pasó a ser dirigido por su mujer Caroline, con la ayuda de su hijo Frankie estuvo regentándolo hasta 1960, año en que tuvo que abandonar su cargo por problemas de salud.

También hizo su aportación a la teoría de aperturas, sobre todo en los gambitos, que como todo el mundo sabe eran las aperturas preferidas de los jugadores románticos. Además, fue el creador de la línea más aguda y arriesgada de la apertura española: el ataque Marshall, que es jugada hoy en día por muchos GM.

Partidas importantes

Jugadores: Lewitzky con piezas blancas - Marshall con piezas negras
Lugar: Breslau
Fecha: 1912
Resultado: Lewitzky 0 - Marshall 1
1. d4 e6 2. e4 d5 3. Cc3 c5 4. Cf3 Cc6 5. exd5 exd5 6. Ae2 Cf 7. 0-0 Ae7 8. Ag5 0-0 9. dxc5 Ae6 10. Cd4 Axc5 11. Cxe6 fxe6 12. Ag4 Dd6 13. Ah3 Tae8 14. Dd2 Ab4 15. Axf6 Txf6 16. Tad1 Dc5 17. De2 Axc3 18. bxc3 Dxc3 19. Txd5 Cd4 20. Dh5 Tef8 21. Te5 Th6 22. Dg5 Txh3 23. Tc5 Dg3 24. Abandono ( Lewitzky ).
Después de 22.Dg5
Posición Final

La posición final es realmente curiosa, con la dama y la torre situadas 'sobre' el enroque, todo gracias a la fértil imaginación de un jugador que siempre se movió a la perfección en las dificultades tácticas.

Por aquel entonces Breslau ya pertenecía a Polonia y no a Alemania, por lo que Lewitzky jugaba entre su público, que le apoyaba en todo momento. A pesar de ello, cuando Marshall hizo su último movimiento el publico reaccionó con entusiasmo. Tras unos instantes de silencio, los aficionados polacos se pusieron en pie y brindaron una gran ovación al estadounidense, rindiéndole un curioso homenaje al empezar a lanzar monedas de oro sobre el tablero (rublos de oro y marcos y coronas austriacas). Por tanto, Marshall, además de haber creado una partida que transcendería la barrera del tiempo, se embolsó una considerable suma de dinero.

Esta es una de las jugadas más geniales de la historia del ajedrez, Marshall tenía otras opciones que conducían a la victoria, pero eligió la más bella, lo que demuestra que tenía alma de artista, porque no lo olviden, el ajedrez es un deporte rebosante de arte.

Jugadores: Capablanca con piezas blancas - Marshall con piezas negras
Lugar: New York
Fecha: 1918
Resultado: Capablanca 1 - Marshall 0
1. e4 e5 2. Cf3 Cc6 3. Ab5 a6 4. Aa4 Cf6 5. 0-0 Ae7 6. Te1 b5 7. Ab3 0-0 8. c3 d5 9. exd5 Cxd5 10. Cxe5 Cxe5 11. Txe5 Cf6 12. Te1 Ad6 13. h3 Cg4 14. Df3 Dh4 15. d4 Cxf2 16. Te2 Ag4 17. hxg4 Ah2+ 18. Rf1 Ag3 19. Txf2 Dh1+ 20. Re2 Axf2 21. Ad2 Ah4 22. Dh3 Tae8+ 23. Rd3 Df1+ 24. Rc2 Af2 25. Df3 Dg1 26. Ad5 c5 27. dxc5 Axc5 28. b4 Ad6 29. a4 a5 30. axb5 axb4 31. Ta6 bxc3 32. Cxc3 Ab4 33. b6 Axc3 34. Axc3 h6 35. b7 Te3 36. Dxf7+ Txf7 37. b8=D+ Rh7 38. Txh6+ Abandono ( Marshall ).
Después de 37...Rh7

Hay partidas famosas que han pasado a la historia del ajedrez, bien por su belleza u originalidad, o simplemente por su importancia. En esta partida se mezclan varios de estos ingredientes.

Marshall destacó por su capacidad creativa y su desatada imaginación. Cuando ideó la jugada 8...d5, no creo que imaginara la repercusión que tendría en un futuro. Esta jugada dio lugar a una de las variante más agudas y emocionantes de la apertura Ruy López: el ataque Marshall. El estadounidense quiso sorprender con esta novedad al campeón del mundo, Capablanca, en el torneo que organizó el Manhattan Chess Club en el año 1918. Marshall lanzó un feroz ataque (13...Cg4 y 16...Ag4) del que Capablanca supo zafarse con habilidad. Al final el cubano controló la situación y remató la partida con una brillante combinación. Una preciosa y espectacular partida, para dar nombre a una apertura que tendría justa fama.

Marshall volvió a utilizar esta jugada en el mismo torneo, ante Morrison, y logró una victoria en 84 movimientos. Pero no debió de quedar muy contento con el experimento, ya que no volvió a usarla nunca más en toda su carrera. Por fortuna, hubo otros jugadores que consideraron interesante esta variante y la estudiaron en profundidad, como muchos integrantes de la escuela soviética. Hoy en día se sigue usando y hay muchos GM que cuentan con el ataque Marshall en su repertorio. Sea como fuere, hay que aplaudir la valentía de Marshall. De su mente salieron las jugadas de una nueva apertura y se atrevió a ponerla a prueba ni más ni menos que ante Capablanca el imbatible.

Véase también

Enlaces externos

Fuentes