Saltar a: navegación, buscar

Grupo Orígenes

Grupo Orígenes
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba
Grupo Origenes.jpg
De izquierda a derecha: Fina García-Marruz, Eliseo Diego, Bella García-Marruz, Collazo (linotipista), Cintio Vitier, el padre Ángel Gaztelu, Lorenzo García Vega, Alfredo Lozano, José Lezama Lima, Julián Orbón, Mariano Rodríguez y Octavio Smith, en Bauta, en las cercanías de La Habana, celebrando el Premio Nacional de Literatura 1952 otorgado a Lorenzo García Vega por su novela "Espirales del cuje".
Fundación:1944
País:Bandera de Cuba Cuba

Grupo Orígenes. Agrupación de intelectuales en la cultura cubana que se distinguió por la extraordinaria riqueza de sus aportes y la diversidad de estilos dentro del formidable conjunto de ideas y búsquedas que le dan unidad.

Surgimiento

En el año 1944, lo que sería "Orígenes" como Grupo y Revista, circunstancia en un espacio tiempo, ya existía en la amistad y diálogo espiritual entre varios intelectuales, idea en su mayor puridad hecha forma explícita y material en la revista, la mejor concreción del espíritu moderno, modo de traspasar el ámbito del deseo a su satisfacción, visualización de los anhelos dado en los modos más terrenales por el acto del diálogo y la creación.

Definición

El proyecto origenista es "un rasguño en la piedra", una organización verdadera de un ente que, por tener raíces de profundidades ancestrales,no depende de los arrastres de vendavales coyunturales, del "tiempo" en tanto elemento que marca una caducidad, sino sumergimiento en un espacio donde la fluencia temporal permite los más largos desplazamientos.

Como mismo ante la banalidad de la circunstancia epocal marcada por la etapa republicana donde la consonancia política de todo acto (tanto causal como consecuente) estrechó los horizontes de valoración cultural se manifestara en Cuba, a través de la poesía, el desacuerdo ante la opresión social, unas veces en posturas de abierta denuncia (poesía social) y otras en explícita negación (poesía pura), "Orígenes", en su actitud de rechazo se constituyó en propugnador de un proyecto nacionalista de resistencia fraguada en lo implícito de la acción misma que lo llevó a un rompimiento del estrecho poliedro de lo circunstancial en un empeño no tanto de avanzar como de ir hasta los orígenes.

Idea central del grupo

La idea central, como centro de positividad y promotor de las futuras creaciones, partió del rechazo a las coyunturas circunstanciales de una epidermización de la cultura. Así pues el manifiesto sustentador del quehacer origenista se perpetuó en el punto medular de la cultura, entendida como defensa de la libertad del hombre, en su ser individual y participativo, entraña y raíz de sus formas de decir y actuar, ajenas a la imagen circunstancial requerida o deseada, en una "atemporalidad" como punto de partida que sacudiera de hojarascas innecesarias y adulterantes su propia condición.

De esta percepción de un mundo trascendido en la superficialidad y carencia de finalidad dados en el contexto epocal republicano, surge el fundamento de la visión teleológica y trascendental, basada en un sentido de "lo cubano" dado en los planos más subyacentes (ocultos, secretos, esenciales) de la realidad.

Parafraseando a José Ortega y Gasset, diríamos que fue la búsqueda de la esencialidad afianzamiento del hombre como el "yo" salvado de sus circunstancias para así, inocente, ofrecer la prístina visión de su rol en ellas. Es así que a "Orígenes" como manifestara con José Lezama Lima en su polémica con Jorge Mañach, en 1949 importan "las raíces protozoarias de la creación" como modo de limpiar de falsedades arcaizantes la obra cultural que agonizaba "en las vastas demostraciones del periodismo o en la ganga mundana de la política".

Revista Orígenes

Cuatro intentos válidos por sí mismos fueron los precedentes más ilustrativos que derivarían, en consecuente maduración estética, en la creación de la Revista Orígenes. No puede entenderse ni su impronta ni su significado esencial dentro del ámbito de la cultura cubana e hispanoamericana, desconociendo las formas de un pensamiento mismo que fue perfilando sus preceptos desde la publicación del primer número.

  • Verbum (1937)
  • Espuela de Plata (1939 - 1941)
  • Clavileño (1941 - 1943)
  • Nadie Parecía ( 1942 - 1944)
  • Poeta ( 1942 - 1943)

Hasta la salida a la luz de Orígenes en el año de 1944, dando fe a una ilación que asomaba desde entonces de manera grupal , cuya conciencia cohesionaría como ser fundacional.

Ya en el segundo número de Verbum, en un artículo crítico sobre la plástica cubana (donde presentaban ocho pintores cubanos: Arístides Fernández, Amelia Peláez, Antonio Gattorno Águila, Carlos Enríquez, Víctor Manuel, Jorge Arche Silva y Abela), Guy Pérez Cisneros|Guy Pérez Cisneros expone orgánicamente un programa de acción cultural que como manifiesto traducía la plataforma subyacente del quehacer de los integrantes de aquel primer núcleo, entre los que se contaba José Lezama Lima. Sus primero y cuarto punto decían:

  • Primero: Derrocar todo intento artístico de tendencia política, pues en este momento toda tendencia política que no sea estrictamente nacional, está forzosamente equivocada y sólo nos puede conducir a una desaparición total.
  • Cuarto: Alentar con celo todo lo que sea capaz de crear la sensibilidad nacional y desarrollar una cultura.
Más adelante agregaba:
(...)Y este deber, por minúsculos que sean nuestros medios y nuestras fuerzas, trataremos de cumplirlo para que por fin, estas paredes históricas que nos rodean y que quizás avergüencen mis palabras, lleguen a ser: la fragua de la nacionalidad cubana(...)

La misma idea de este "secreto de salvación" expone Lezama Lima en su Coloquio con Juan Ramón Jiménez en 1937, en el deseo de concretar "El mito de la insularidad" e integrarlo como aporte a la personalidad social y cultural de la nación. Es pues que en consonancia con los presupuestos ideoestéticos del grupo y en idéntica sintonía espiritual se funda Orígenes.

Dirigida desde su creación por José Lezama Lima y José Rodríguez Feo, tuvo también como editores iniciales a Mariano Rodríguez y Alfredo Lozano Peiruga. Publicación trimestral, aparecía en cada estación del año y así permaneció hasta 1956 en que por una disputa entre sus directores (Lezama y Rodríguez Feo) fruto de una disparidades de criterios y quizás de una ya erosionada relación y luego de que los números 35 y 36 aparecieran dobles, lo que motivara una desmedida tirantez entre ambos, desapareció la revista.

Es de comprender, sin referirnos particularmente a los contenidos poéticos de la revista, expresados como organicidad subyacente de propósitos y formas de aprehender la realidad cualesquiera que hayan sido los géneros de expresión: poesía, narrativa, crítica literaria y artística, estética y filosófica la especial connotación cultural que debió resultar para el momento la conjunción de talento literario y artístico de tan alta calidad y, en este sentido, la amplia repercusión y aporte de la revista como signo de la cultura cubana de la época. Orígenes, como revista, materializó un espíritu poético que reivindicaría otra dimensión de la realidad cubana. De este modo esa realidad no sólo es expresada, recreada, valorizada, sino asumida en su carnalidad. Orígenes no sólo fue un espacio para cultivar y publicar de   poesía, sino fue el espacio mismo de ella, el cuerpo que expresó el espíritu devenido forma expresa de una nacionalidad defendida a toda costa, visionada más allá de su significante para ser el solo significado.

Integrantes

Fuentes