Hala

Hala
Información sobre la plantilla
Pandanus tectorius.jpg
Nombre Científico:Pandanus tectorius Parkinson ex Du Roi
Reino:Plantae
Subreino:Tracheobionta
División:Magnoliophyta
Clase:Liliopsida
Orden:Pandanales
Familia:Pandanaceae
Género:Pandanus
Especie:Pandanus tectorius

Hala (Pandanus tectorius). Especie botánica perteneciente al género Pandanus, está presente en el norteño estado de Queensland, Australia, en Indonesia y al este de las islas tropicales del Océano Pacífico, incluido Hawái (donde se conoce localmente como el árbol de hala).

Taxonomía

Nombre científico

Autores

Antiguos autores

Sinonimia

Nombre común

  • Hala.

Distribución

Se distribuye desde Filipinas hacia el Pacífico.[10]

Hábitat

Su lugar de origen exacto es desconocido debido a la amplia difusión de su cultivo entre el sudeste de Asia, el norte de Australia y varias islas del Océano Pacífico, incluyendo Hawái, entre el nivel del mar y los 600 metros de altitud.

Descripción

Raíces
El Árbol de Hala, cuyo nombre científico es Pandanus tectorius, es un árbol de porte bajo que rara vez supera los seis metros de altura; pertenece a la familia Pandanaceae.

Su tronco presenta espinas y tiende a bifurcarse. La corteza es grisácea o de color marrón-rojizo. Su sistema radicular es grueso y surge de la base troncal, de allí las raíces penetran en el terreno pero de forma superficial, distribuyéndose por las capas superiores de la tierra y anclando el árbol a la misma.

Posee largas hojas de hasta un metro de longitud, pero con un ancho no mayor a diez centímetros, con afiladas púas en sus bordes; se las empleaba antiguamente para la confección de cestería trenzándolas y como tejados para las viviendas.

Por ser una especie dioica tiene flores masculinas y femeninas; las primeras son pequeñas y muy perfumadas, se reúnen en una inflorescencia de tipo racimo pendular y sólo duran 24 horas; las segundas se agrupan formando una especie de piña.

Los frutos, de color entre anaranjado y rojo, están compuestos por numerosas drupas, son grandes (de alrededor de veinte centímetros de diámetro) con forma globosa u ovoide, y comestibles (tanto frescos como luego de cocidos); una gruesa cáscara fibrosa los recubre. Sus semillas son transportadas a través del agua y es así que se fueron diseminando por toda la Polinesia, gracias también a que mantienen su poder germinativo durante mucho tiempo; las plántulas crecen rápidamente en un medio cálido, húmedo y con exposición parcial a la luz solar (casi siempre a la sombra de árboles de mayor porte).

Provee de alimento a muchos nativos que también usan las hojas de la planta como condimento de platos dulces y se le atribuyen varias características medicinales. Hay muchas variedades, las cuales se diferencian por el tamaño y forma de sus hojas y frutos, pero a pesar de ser de fácil cultivo está en peligro de desaparecer debido a la deforestación de amplias zonas en las que se han establecido urbanizaciones

Usos

Frutos verdes
La fruta del árbol de hala es redonda y comestible. Las cabezas de la fruta son aproximadamente de 20 cm de diámetro y los pedazos separados (falanges) están apiñados, con una cáscara fibrosa externa. Puede tener una o varias semillas y se propagan fácilmente gracias a que son transportadas por las corrientes oceánicas y durante bastantes meses se mantienen viables. Además, también son cultivados por la población local para granjas y huertos familiares, ya que crece bastante rápido.

La fruta resulta saludable y puede ser comida cruda, o cocinada. Es una fuente importante del alimento en Micronesia, especialmente en los atolones.

La naturaleza fibrosa de la fruta también sirve como seda dental natural. Las hojas del árbol se utilizan a menudo para condimentar los platos dulces, por ejemplo el kaya, y también se dicen que posee características medicinales. En épocas antiguas, las hojas fueron utilizadas para hacer tejados de paja de las casas y las faldas de hojas de las mujeres.

Hay cientos de variedades conocidas por sus nombres específicos según las características particulares de sus frutos y hojas. Sin embargo, en la actualidad esta diversidad está en decrecimiento, siendo difícil encontrar algunas variedades por motivos como la deforestación, el fuego, el abandono de las replantaciones y el aumento de la población, que han llevado a la urbanización de su área natural de cultivo.

Referencias

Fuentes