Saltar a: navegación, buscar

Himno nacional

Himno nacional
Información sobre la plantilla
Himno nacional.jpg
Concepto:Composición musical emblemática que identifica a un pais (en la imagen: notas iniciales de algunos himnos nacionales).

Himno Nacional. Composición musical emblemática y solemne que identifica a un pais.

Historia

Durante los siglos XIV al XX, con el crecimiento del número de países independientes, muchos de ellos adoptaron Himnos Nacionales.

La mayoria de los primeros Himnos Nacionales fueron basados en canciones populares o fáciles de memorizar, pero se les daba cierto caracter "Patriótico". Normalmente tratan de reflejar la unión de la nación, su riqueza, amistad, alabanza de personajes, cosas o sucesos extraordinarios y otros aspectos positivos.

Himnos nacionales oficiales

El himno de los Países Bajos, titulado Wilhelmus, es sin duda el más antiguo del mundo del que existe partitura, que data de 1568. Curiosamente, este himno proviene de una canción soldadesca cuya letra hace referencia al príncipe Guillermo, que huyó de los Países Bajos a Nassau en 1567 con varios miles de otros adversarios de la dominación española. Los versos detallan su oposición a la tiranía del rey de España, Felipe II, al que juró fidelidad. Aunque el Wilhelmus sonó en muchos actos patrióticos en Holanda a lo largo de su historia, no fue himno oficial del país hasta el 10 de mayo de 1932. A diferencia de la generalidad de los himnos nacionales que se refieren al país, este himno se refiere al monarca.

Los himnos nacionales florecieron en Europa en un estilo musical típico del siglo XIX, que fue usado en la creación de nuevos himnos. Aún en África y Asia, donde la música orquestal occidental no proliferaba, sus himnos nacionales adquirieron el mismo género musical. Solo en aquellos países donde no hubo colonialismo europeo, permanecieron sus estilos característicos, como Japón, con su himno nacional Kimi Ga Yo, Irán, Sri Lanka y Birmania.

La mayoría de los himnos nacionales son marchas militares o poemas líricos. Los países de Iberoamérica tienen tendencia al estilo lírico, mientras una gran parte de los países utilizan marchas. Debido a su brevedad y relativa simplicidad, muchos himnos nacionales tienen poca complejidad musical.

Algunos himnos nacionales se cantan en ferias o fiestas y han venido a establecer también una fuerte relación con eventos deportivos, como los Juegos Olímpicos. En los partidos oficiales de fútbol, el himno se canta antes de comenzar, generalmente en versiones reducidas.

En algunos países, el himno es tocado todos los días, antes de comenzar las clases en las escuelas, y en otros es interpretado antes de una pieza teatral o una función de cine; en algunos países incluso se interpreta en contextos religiosos (por ejemplo, en procesiones). Determinados canales de televisión utilizan el himno nacional para iniciar y finalizar sus programaciones diarias.

En general, se interpreta la primera estrofa exclusivamente, salvo en los casos de Ecuador, que utiliza la segunda; Alemania, que interpreta la tercera; Chile, que interpreta la quinta; Perú, que interpreta la sexta desde 2009; Eslovenia y Honduras, que interpretan la séptima. Algunos himnos nacionales carecen de letra y se componen sólo de melodía, siendo el caso más conocido el de España, cuya Marcha Real o Marcha Granadera es una marcha militar de la época de Carlos III.

Existen muchos países en los cuales existen himnos no oficiales, ya sean el himno real, el himno presidencial, un himno histórico o incluso el himno de una región del país, reconocidos oficialmente. Por ejemplo, el himno de Azores o el de Madeira en el caso de Portugal.

La única nación sin himno nacional propio es Chipre, que en 1960 adoptó el de Grecia. Hay también naciones que comparten la misma música de su himno nacional:

Himnos más antiguos del mundo

Galería

Fuente

  • Artículo sobre Himno nacional. Disponible en: Melcior, Carlos José (1859). Diccionario enciclopédico de música.