Saltar a: navegación, buscar

Hugo Capeto

Hugo Capeto
Información sobre la plantilla
Rey de Francia
210px-Hugues capet.jpg
Reinado 3 de julio de 98724 de octubre de 996
Coronación 3 de julio de 987 (¿catedral de Noyon?)
Nombre real Hugo Capeto
Nacimiento hacia 940
Bandera de Francia Francia
Fallecimiento 24 de octubre de 996
Les Juifs, Chartres, Bandera de Francia Francia
Predecesor Luis V de Francia
Sucesor Roberto II de Francia
Cónyuge/s Adelaida de Aquitania
Descendencia Gisela (9701000)

Edwige (9691013) Roberto el Piadoso (9721031) Adelaida (9731068).

Dinastía Dinastía de los Capetos
Padre Hugo el Grande
Madre Hedwige de Sajonia


Hugo Capeto. Rey de Francia y fundador de la dinastía de los Capetos, hijo del conde de París y duque de Francia, Hugo el Grande y de Eduvigis. Nacido en el año 940 en lugar desconocido y muerto en París en el 996.

Datos biográficos

Nacimiento

Nació hacia el 940, en Francia. Durante el reinado de Hugo Capeto y debido a las luchas internas en Francia, los territorios hispanos que anteriormente habían estado bajo el poder de los Carolingios, territorio conocido como Marca Hispánica, lograron una casi total independencia. El mayor beneficiado de esto fue Borrell II.

Fijó la capital en París, y contraviniendo la costumbre electiva de la monarquía franca asoció al trono a su hijo Roberto, el futuro Roberto II el Piadoso, en 988, con lo que convirtió a la monarquía en hereditaria. Esto provocó el descontento y el escándalo de muchos nobles, lo que fue aprovechado por el pretendiente Carlos de Lorena para hacerse proclamar rey en Laon. Estalló entonces la guerra entre ambos contendientes, y se produjeron algunas hostilidades de poca importancia.

Las posesiones del rey

Los historiadores se han preguntado durante mucho tiempo por qué Hugo sólo había recuperado, tras su coronación, un minúsculo territorio que iba a constituir el dominio real. Parece que su elección había sido más un reconocimiento afectivo que un reconocimiento de su poder frente a los grandes señores. En efecto, sus vecinos más cercanos (el duque de Normandía o el conde de Anjou) eran más ricos que él en tierras y en hombres. Las posesiones del nuevo rey se reducían a trozos del antiguo ducado robertiniano, antaño consolidado por su padre. Estas amputaciones no se debían en absoluto a pérdidas territoriales ligadas a la reclamación de un hermano menor del rey

Génesis de una renovación económica

En el año 1000 hubo una crisis económica que tuvo su apogeo en los siglos XII y XIII. Desde mediados del siglo X, se dio una primera fase de crecimiento agrario. Parece como si «la angustia del hambre» hubiese impulsado a los campesinos a producir más y mejor. Así, los campesinos se adaptaron: mejor conocimiento del suelo, adaptación de los trabajos según el medio, evolución del método de tiro (collera y herradura) y desarrollo de la micro-hidráulica (foso de drenaje e irrigación.

Los rendimientos de las tierras cultivadas pudieron llegar hasta a cinco o seis por uno. Este progreso liberó mano de obra para otras actividades. Pierre Bonnassie ha demostrado que, después de las hambrunas de 10051006 y de 10321033, la población cada vez estuvo menos expuesta a los desarreglos alimentarios y, en consecuencia, a las epidemias, disminuyendo la tasa de mortalidad. No deberíamos sobrestimar esta época de renovación económica y social, ya que el cambio está en sus comienzos y el campesinado es aún víctima de las malas cosechas, como, bajo el reinado de Roberto el Piadoso, donde asistimos, según Rodolfus Glaber, a hambrunas terribles donde el canibalismo fue común en determinadas regiones (10051006 y 10321033). El crecimiento demográfico y el aumento de la producción agrícola se entretejieron en un círculo virtuoso: Fueron la llave de la renovación medieval.

Fuente