Saltar a: navegación, buscar

Jesús Padilla González

Jesús Padilla González
Información sobre la plantilla
Jesús Padilla González.jpg
NombreJesús Padilla González
Nacimiento19 de noviembre de 1919
Viñales, Pinar del Río, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento25 de diciembre del 2000
Viñales, Pinar del Río, Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muerteMuerte natural
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
OcupaciónCampesino

Jesús Padilla González. Uno de los 12 hombres que integró la primera milicia campesina en Cuba conocidos legendariamente como Los Malagones.

Biografía

Infancia y juventud

Nació el 19 de noviembre de 1919, en la finca de Santo Tomás, municipio Viñales en la más occidental de las provincias cubanas, Pinar del Río. Solo pudo alcanzar el cuarto grado en una escuelita muy pobre donde con increíbles esfuerzos existía un maestro empeñado en enseñar.

En el año 1932, la familia con sus nueve hijos se mudó para Quemado de Pineda, buscando una mejoría económica, pero la crisis de 1933 los azotó sin piedad alguna. Esos difíciles tiempos hicieron de Padilla y sus hermanos unos niños tristes.

Nunca pudo olvidar aquella vez en que uno de sus hermanos se enfermó y tras recorrer 25 kilómetros buscando un médico, este, antes de atender al enfermo y en medio de la desesperación de la familia, se preocupó por la garantía del pago de los tres pesos que costaba la consulta.

Al triunfo de la Revolución

Así transcurrió toda aquella etapa de su vida. Por eso cuando en 1959 triunfó la Revolución, él y su familia sin dudarlo un segundo se pusieron a disposición de las fuerzas revolucionaria.

Corrían los días en los cuales germinaba la Ley de los campos de Cuba, la de la Reforma Agraria, la que hizo verdaderos propietarios a la familia padilla de la finquita que entre todos habían levantado poco a poco, y con ella las múltiples transformaciones que se sucedían para aquellos hombres curtidos de tierra y sudor.

Jesús Padilla comprendió que nuevas formas de existencia se abrían paso ante él. No dudó, entonces en decidirse a defender junto a otros campesinos el proceso que los enemigos amenazaban porque, entre otras muchas cosas, había tomado en cuenta a hombres como él.

Uno de los Malagones

Cuando Fidel visitó la Sierra de los Órganos en agosto de 1959 y recorrió la Gran Caverna de Santo Tomás, conoció por campesinos del lugar, los desmanes que en aquella zona estaba cometiendo Luis Lara Crespo y su banda. El Cabo Lara, como era conocido era un ex – esbirro, torturador y asesino de la recién derrocada tiranía batistiana, que había adquirido siniestra celebridad por sus crímenes en la más occidental de las provincias cubanas, y se hallaba prófugo de la justicia, este había organizado a unos cuantos como él para sembrar el terror entre las familias campesinas.

El líder de la Revolución cubana tuvo entonces la idea de crear una milicia encabezada por Leandro Rodríguez Malagón, a la que le dio la tarea de capturar al cabo Lara y sus cómplices. El viejo Malagón reunió a once hombres para conformar una patrulla de doce humildes campesinos, dentro de ellos estaba Jesús, quien se enorgulleció hasta el último de sus días, de haber sido partícipe de aquella misión.

La tarea fue cumplida en un espacio de 18 días, el asesino fue puesto en manos de la justicia revolucionaria y esta le aplicó la pena de muerte. Jesús junto a los demás fue reconocido públicamente en el acto celebrado en el otrora Palacio Presidencial, hoy Museo de la Revolución, el 26 de octubre de 1959, día en que quedaron constituidas las Milicias Nacionales Revolucionarias, en aquel momento Fidel expresó:
“(…) puesto que se han envalentonado, es bueno que digamos al mundo que el pueblo cubano está dispuesto a defenderse; que el pueblo cubano, antes de que lo aniquilen, ¡está dispuesto a aniquilar a cuantos enemigos se pongan en nuestro camino!; que el pueblo cubano, antes de que lo asesinen, ¡está dispuesto a morir peleando! (…).”[1]

Muerte

Falleció el 25 de diciembre del 2000 a la edad de 81 años. Sus restos reposan en la obra escultórico-monumentaria de carácter nacional erigida en los alrededores de la Gran Caverna de Santo Tomás, en la comunidad El Moncada del municipio de Viñales en la provincia de Pinar del Río. Monumento edificado con el objetivo de rendir homenaje a los primeros 12 milicianos de Cuba

Véase también

Enlaces externos

Referencias

  1. Palabras de Fidel en acto de constitución de las Milicias Nacionales Revolucionarias, el 26 de octubre de 1959 [1]

Fuentes