Saltar a: navegación, buscar

Joaquín Infante Infante

Joaquín
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo

Abogado cubano
NombreJoaquín Infante Infante
NacimientoBayamo, Granma, Cuba
Bandera de Cuba Cuba
Fallecimientoenero de 1775

Joaquín Infante Infante. Abogado cubano, autor de la primera constitución independentista para Cuba. Fue autor de textos masónicos, de varios poemas y de una biografía de Francisco Javier Mina.

Síntesis biográfica

Nació en Bayamo en enero de 1775 y realizó estudios en Santo Domingo, donde se graduó como bachiller en 1796. Al regresar a Cuba se doctoró en Derecho, en 1799. Estuvo en la Isla de León, cerca de Cádiz, en 1810, y a su vuelta a la tierra natal llegó a ser uno de los principales integrantes de la conspiración de 1810, que dirigieron Román de la Luz y Juan Francisco Bassave –la cual agrupó desde algunos hacendados hasta negros y mulatos libres como José Antonio Aponte, quien fuera después el jefe de la llamada Conspiración de Aponte. Aprehendidos los conspiradores, Infante pudo escapar a Estados Unidos.

Trayectoria independentista

Luego se estableció en Venezuela, donde se unió a la Primera República que liderara Francisco de Miranda. En el año 1812 publicó en Caracas un proyecto de Constitución para Cuba de carácter independentista, primer texto conocido de su clase. La Constitución de Infante establecía cuatro poderes en el Estado: legislativo, ejecutivo, judicial y militar; limitaba los derechos de la población no blanca y mantenía la esclavitud. Entre mayo y junio de 1812, Infante fue auditor de Guerra y Marina en Puerto Cabello, a las órdenes del entonces coronel Simón Bolívar, y se le conoció por los realistas como el segundo Robespierre, por ser implacable en su persecución. Capturado el 7 de julio de ese año cuando abandonaba Puerto Cabello en una embarcación, fue encarcelado y juzgado en la fortaleza de esa ciudad, y se le remitió prisionero a La Habana en octubre del año siguiente, por la causa pendiente de la conspiración de 1810. Para entonces, las autoridades españolas de la Isla lo calificaban como «El mayor revolucionario que puede pisar el territorio cubano».

Logros obtenidos

Liberado a poco se supone que por alguna amnistía-, publicó en la prensa habanera sus experiencias en Venezuela. Al ocurrir el retorno del absolutismo en España fue perseguido por el delito de masonería, por lo cual marchó a Cartagena de Indias, donde trabajó como abogado. Durante los años 1814 y 1815 fue miembro del Colegio Electoral de la ciudad neogranadina. Allí restableció sus contactos con Bolívar, a quien seguiría, y luego recorrió varias islas del Caribe. En 1816 se encontraba en Estados Unidos, donde contactó con los venezolanos Juan Germán Roscio, Mariano Montilla y José Rafael Revenga, activos luchadores contra el colonialismo español. Enrolado en la expedición de Francisco Javier Mina como auditor de Guerra, estuvo en Haití y desembarcó en México en abril de 1817. Hecho prisionero, fue encarcelado en San Juan de Ulúa, y luego guardó prisión en La Habana, en Cádiz y, por último, en Ceuta.

Desde entonces, el mayor misterio envuelve su azarosa vida de conspirador. Salió de prisión tras la revolución de Rafael Riego, publicó un libro en el cual abogaba por el reconocimiento de la independencia da Hispanoamérica por España, y, al parecer, entre 1822 y 1823 estuvo de nuevo en Cuba, de donde debió expatriarse tras el restablecimiento del absolutismo, aunque se afirma también que en 1825 se introdujo clandestinamente en la Isla. En diciembre de ese año escribió desde Cartagena de Indias una carta a Bolívar, quien le respondió desde Lima en marzo de 1826. Se desconocen la fecha y el lugar de su muerte.

Fuentes