Saltar a: navegación, buscar

José María Pérez Capote

José María Pérez Capote
Información sobre la plantilla
José María Pérez.jpg
Líder sindical cubano
NombreJosé María Pérez Capote
Nacimiento29 de septiembre de 1911
San Antonio de los Baños, La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento20 de noviembre de 1957
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muerteAsesinato
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
OcupaciónObrero ferroviario

José María Pérez Capote. Líder sindical cubano del sector del transporte. Militante del Partido Comunista, participó en la huelga que derrocó la dictadura de Gerardo Machado y luego fue representante a la Cámara de Representantes. Fue asesinado en 1957 por las fuerzas represivas del régimen de Fulgencio Batista.

Síntesis biográfica

Nació en una familia campesina en San Antonio de los Baños el 29 de septiembre de 1911. Sus padres se mudaron a la barriadas de Jacomino en la capital, intentando mejorar la situación económica.

Desde entonces comienza a relacionarse con un gran número de obreros que influyeron desde temprano en la formación proletaria del futuro líder de los trabajadores del transporte. Identificado desde su adolescencia con todas las causas populares, obreras y estudiantiles, participó en manifestaciones antimachadistas en ocasiones del asesinato de Rafael Trejo y en otras acciones. Se sumergió en la lucha clandestina y se incorporó como trabajador de la terminal de Palatino de las rutas 16, 17 y 18. Por las noches estudiaba en el Centro de Dependientes del Comercio.

Trayectoria revolucionaria

Su andar revolucionario comenzó en la década de los años 30 durante las luchas contra la dictadura de Gerardo Machado.

En 1932, José María Pérez, sin pertenecer aún al sector del transporte, organizó como miembro de la Liga Juvenil Comunista la huelga de choferes de la Empresa de Ómnibus Cuba SA, la cual arbitrariamente lanzó a la desocupación a más de 700 empleados.

Al año siguiente toma parte en un movimiento huelguístico de la citada empresa cuya magnitud sumó a trabajadores de otros sectores, paralizó la vida económica del país y derrocó por último al régimen machadista.

Las demandas planteadas por José María Pérez, en representación de sus hermanos de clase, fueron conquistadas en su mayoría: la reposición de los desplazados, la creación del escalafón laboral y la pareja de chofer y cobrador para cada carro, así como aumentos salariales y supresión del despido arbitrario por parte de la patronal.

En el 1935 consiguió formar el primer sindicato de transporte y en el 1936 pasó a la Secretaria General de Empleados y Obreros de Ómnibus Alidos. En 1938 lideró la fundación de la Federación de Trabajadores de la Provincia de la Habana y participó al siguiente año en la constitución de la Confederación de Trabajadores de Cuba.

Pronto sus compañeros en la terminal de ómnibus donde laboraba en La Habana lo nombran miembro del comité sindical y forma parte del Departamento Juvenil de la Confederación Nacional Obrera de Cuba (CNOC).

Trabajó en el establecimiento del Centro Benéfico Jurídico. Fomentó en Lawton una escuela para 200 niños hijos de trabajadores y promovió centros culturales en los paraderos de varia rutas.

En 1940 lo eligieron suplente a la Asamblea Constituyente y poco mas tarde Representante a la Cámara. Al producirse en 1947 la división del movimiento obrero por parte de gangsters sindicales amparados por el gobierno, el líder José María Pérez se enfrentó resueltamente al asalto de los sindicatos y a la imposición de falsos dirigentes.

Combate a la dictadura impuesta después del golpe de Estado del 10 de marzo.

Muerte

El 20 de noviembre de 1957, cuando conducía un auto por las calles Reina y Galiano, en La Habana, fue arrestado por agentes a las órdenes del coronel Conrado Carratalá Ugalde, jefe del Departamento de Dirección de la Policía Nacional; llevado a la décima estación de la policía y después de ser torturado salvajemente fue entregado a los hombres del teniente de navío Julio Stelio Laurent, quienes lo torturan y asesinan y hacen desaparecer su cadáver en el mar.

La máxima distinción que entrega hoy el sindicato de los transportistas cubanos lleva su nombre.

Fuentes