Saltar a: navegación, buscar

Laringitis

Laringitis
Información sobre la plantilla
00015108ic laryngitis1.JPG

Laringitis es una inflamación de la laringe, con inicio típicamente por la noche. La laringe es una estructura que se encuentra en la entrada del aparato respiratorio y que permite el paso del aire desde la faringe hasta la tráquea. En ella se ubican las cuerdas vocales. La laringitis se considera aguda si dura un par de días. Se considera crónica si dura más de dos semanas.

Causas

La laringitis, salvo muy raras excepciones, es causada por virus. Suele haber epidemias anuales entre los meses de noviembre y marzo, (en el Hemisferio Norte), así como también puede haber casos medianamente aislados.

Esta enfermedad puede ser causada por:

  • Infección vírica (un virus).
  • Un agente patógeno bacteriano o fúngico.
  • Inflamación de las cuerdas vocales por estrés (voz muy alta, gritos...)
  • Presencia de nódulos
  • Reflujo gastroesofágico

Síntomas

Los síntomas de la laringitis pueden variar dependiendo de la gravedad y de las causas que la provocan. El síntoma más común y obvio es el deterioro de la voz, que puede ser desde una ronquera áspera a la pérdida total de la capacidad de hablar (la voz sale como un susurro). Otros síntomas pueden ser:

  • Fiebre
  • Garganta seca y dolorida.
  • Dificultad para respirar (sobre todo en niños).
  • Dificultad al tragar.
  • Pérdida de apetito.
  • Tos (que puede ser además de síntoma, también la causa).
  • Todos los síntomas de un catarro o una gripe (que también pueden ser la causa).
  • Malestar, sensación de hinchazón en la zona de la laringe.
  • Inflamación de ganglios linfáticos en el cuello, el pecho o la cara.
  • Se marcan las costillas al respirar.
  • Tos constante

Formas de Presentación

Un niño presenta durante varios días un cuadro catarral leve (mucosidad nasal, tos escasa, quizás algo de fiebre). De manera progresiva, en unas horas, y típicamente por la noche, la tos comienza a cambiar, haciéndose más ruda y metálica ("tos de perro") y el niño puede presentar sensación de agobio y, en ocasiones, "marca" las costillas al respirar (retracción o "tiraje" intercostal). Asimismo los niños presentan disfonía (están roncos), ya que en la laringe se encuentran las cuerdas vocales.

En otras ocasiones, el inicio es más repentino, también de noche y encontrándose el niño previamente bien. Esta forma de presentación puede repetirse varias veces en el mismo niño. Es el llamado "croup espasmódico".

No es necesario realizar ninguna prueba complementaria para el diagnóstico ya que éste se basa en la exploración física del paciente (diagnóstico de tipo clínico).

Tratamientos

En la mayoría de los casos, los síntomas que acompañan la laringitis están relacionados con el factor causal, como la infección respiratoria.

En los casos causados por el abuso de la voz, puede que no haya otros síntomas más que la pérdida de voz. La laringitis crónica, o ronquera que dura más de dos semanas, puede indicar un trastorno de la voz que debería ser observado por un especialista de Foniatría o Logopedia.

El tratamiento correcto depende de un tratamiento diagnóstico sobre la causa de la laringitis. Para recibir tratamiento o un diagnóstico se debe de ir a un otorrinolaringólogo (médico de oido, nariz y garganta). Este diagnóstico también puede detectar la presencia de nódulos en la cuerda vocal.

Fuentes